¿El sonido de una época?

Posted on

El premio en Viña es el punto culminante de una época en que Gente de Zona ha cimentado su popularidad internacional.El dúo de música urbana arrasó en el balneario chileno al alcanzar las Gaviotas de Plata y de Oro.

El festival chileno Viña del Mar finalizó este domingo y tuvo entre sus grandes vencedores al dúo cubano Gente de Zona. El grupo, integrado por Alexander Delgado y Randy Malcom, alcanzó las gaviotas de Oro y de Plata, las máximas distinciones que otorga este prestigioso evento en el balneario chileno.

El premio en Viña es el punto culminante de una época en que Gente de Zona ha cimentado su popularidad internacional después de entrar por la puerta grande a la industria gracias al espaldarazo del español Enrique Iglesias, con quien obtuvieron una amplia visibilidad mundial por el tema Bailando, firmado por Descemer Bueno. El video, realizado por Alejandro Pérez, alcanzó más de 1 300 millones de visitas en la red social YouTube.

Luego de ese momento el dúo ha colaborado con varias de las principales figuras de la música latina, como Marc Anthony y Jennifer López, entre muchas más. Gente de Zona se ha convertido en un verdadero fenómeno de la música cubana a escala internacional. Han girado por casi todos los continentes, ofrecido conciertos en numerosos escenarios de Estados Unidos y conseguido que una zona de la música cubana alcance una exposición mediática nunca antes vista en las últimas cinco décadas.

El grupo entró al mercado con una variante de reguetón estilizado que fue desembocando en una propuesta sonora más amplia que agrupa varios de los estilos en auge dentro de la escena musical latina. Gente de Zona ha logrado, gracias al perfecto engranaje de las transnacionales de la música y a figuras como Enrique Iglesias y Marc Anthony, incorporarse a una plataforma mediática cerrada históricamente para muchos músicos cubanos con una obra con otros atributos y búsquedas sonoras realmente notables.

En su caso han optado por hacer una música festiva, sin complejidades, con la que se identifican no solo una parte importante del público latino, sino también muchos jóvenes cubanos, que además tienen entre sus ídolos a exponentes del género urbano como Jacob Forever y otros artistas nacidos bajo la sombrilla de esta escena que obtuvo resonancias a partir del éxito mundial de Alexander Delgado y Randy Malcom.

Ha existido un cambio en los intereses sonoros de una generación en la Isla y Gente de Zona se ha convertido en el pionero de esa transición, relacionada también con la insuficiente efectividad que han tenido los medios nacionales en ofrecerle al público la posibilidad de elegir entre varias opciones en relación con el universo musical en el sentido más amplio del concepto.

A Gente de Zona hay que adjudicarle el mérito de haber llamado la atención de la industria y los productores de rango internacional sobre una parte de la música cubana, lo que finalmente puede favorecer a exponentes de una escena más amplia y a la música cubana en general. Han sido también, como otros artistas, el puente de comunicación entre muchos cubanos radicados fuera de la isla con las coordenadas espirituales con las que asumen su país y en sus canciones han reconocido su identidad, la nostalgia por lo que dejaron atrás o su propia interpretación de la realidad cubana.

El dúo, en mi opinión, nunca será un fenómeno que revolucione la música cubana contemporánea como lo hizo en su momento Orishas, que emigró a Francia para vivir en las sombras antes de publicar ese tremendo disco que es A lo cubano, pero sí es el ejemplo de una época en Cuba en la que se han implantado nuevos paradigmas entre una atendible franja de jóvenes que han cambiado sus formas de asumir e interpretar el éxito.

No es el caso precisamente de Gente de Zona, pero no se pueden silenciar las fórmulas musicales que calan ahora mismo en el seno de la sociedad cubana. Llámense Yomi y el Dany, El Chacal, Los Cuatro, o el Micha, son artistas con un amplio poder de convocatoria que no deben ser obviados del panorama insular ni bajados bruscamente de los medios, sino que su propuesta debe ser tomada en consideración y abordada sin temores, de forma crítica en toda la amplitud del concepto y sobre todo adentrarse en las razones por las cuales tienen esa enorme popularidad especialmente entre los adolescentes y jóvenes de esta Cuba del siglo XXI.

Por otro lado, si bien la obra de estos músicos no es muy divulgada en los medios está redimensionada en varias instalaciones estatales y privadas del ámbito del entretenimiento, adonde deberían acceder con mayor frecuencia los artistas con una propuesta más creativa, aunque ya se están realizando importantes esfuerzos para cambiar ese panorama.

Gente de Zona ha evidenciado efectivamente que la música cubana tiene potencial para entrar en muchas zonas de la industria, por su calidad y posibilidad de adaptarse desde lo propio a las nuevas tendencias, pero hay mucha creación que no se visibiliza y que tampoco le interesa llegar al mercado de esa manera, algo que representa otro reto para las instituciones y disqueras cubanas que no se han actualizado con la rapidez que exigen los tiempos y no han podido promover todo el desarrollo musical y cultural de un vasto universo donde Gente de Zona es solo una parte y donde también aparecen artistas del jazz, el rap u otros estilos que apenas se conocen en Cuba, sin embargo, ya captan el interés de las empresas internacionales.

Cuba necesita insertarse en este el circuito de la música latina como ya está pasando, pero también diversificarse.

Porque ese no es el único territorio posible para la música cubana y por eso, por ser espacios menos visibles también a nivel internacional, apenas se conoce en la Isla sobre las estrategias individuales de músicos que han decidido de alguna manera mantenerse al margen de la industria para colocar su obra en circuitos alternativos que no los obliguen a hacer concesiones.

En cuanto a Gente de Zona es un grupo que siempre ha declarado su admiración por Cuba, su apoyo a todos los cubanos donde quiera que vivan y regresan continuamente a la Isla para colaborar con artistas de diversos géneros. Su carrera hay que seguirla en los medios locales sin complejos y ver hasta dónde pueden llegar con esos sonidos pegajosos que han hecho bailar al mundo.

Por cierto, Cuba gana por segundo año consecutivo los máximos galardones en Viña del Mar con esta actuación de Gente de Zona. En la pasada edición Danay Suárez hizo historia en el Festival con su gaviota de Plata. O sea, Viña ha sido el mostrador donde se ha visto también lo que sucede en un segmento de la música cubana.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s