Estados Unidos

Doble rasero en el tratamiento a los derechos humanos en Cuba desde el Parlamento Europeo

Posted on

En tres de las últimas seis sesiones plenarias de la Eurocámara se ha debatido sobre Cuba. Es el único país de América Latina y el Caribe sobre el que se ha discutido tanto en ese lapso de tiempo. Foto: Minrex.

La derecha en el Parlamento Europeo ha promovido, una vez más, un debate sobre “la situación en Cuba”, el cual ha sido agendado para el próximo jueves 16 de diciembre como parte de la sesión plenaria del mes de diciembre.

Como pretexto, se utiliza la presunta situación de un grupo de ciudadanos que no son defensores de los derechos humanos en Cuba, ni representan a la mayoría de la población cubana. Se trata de personas que responden a los intereses explícitamente enunciados por el gobierno de los Estados Unidos. Sus acciones tienen como principal objetivo lograr un “cambio de régimen” en Cuba; subvertir el orden interno y desestabilizar el país a cualquier precio.


En tres de las últimas seis sesiones plenarias de la Eurocámara se ha debatido sobre Cuba. Es el único país de América Latina y el Caribe sobre el que se ha discutido tanto en ese lapso de tiempo, muestra de la singularización, la manipulación del tema de los derechos humanos y el doble rasero de quienes lo utilizan con un trasfondo marcadamente político. Con semejante actitud se desacredita, aún más, la imagen de la llamada casa de la democracia europea.

En ninguna de las últimas resoluciones aprobadas sobre Cuba se tiene la decencia mínima de mencionar los impactos del criminal bloqueo económico, comercial y financiero, impuesto por el gobierno de los Estados Unidos desde hace más de seis décadas y que ha sido recrudecido de manera genocida y premeditada en medio de esta pandemia.

Si los eurodiputados que han promovido esta nueva maniobra anticubana estuvieran realmente interesados en los derechos humanos del pueblo de Cuba, denunciarían en primer lugar la flagrante y sistemática violación que representa la implementación del bloqueo. Sus efectos extraterritoriales afectan, de igual forma, los intereses de las empresas y ciudadanos europeos que deben representar los miembros de la Eurocámara.

A pesar de los impactos de esa política hostil que asfixia y mata, y de los escasos recursos con que cuenta el país, Cuba ha gestionado de manera exitosa el control sobre la pandemia y ha sido capaz de producir sus propias vacunas; gracias a lo cual ya se ha inmunizado a más del 90% de nuestra población y nos convertimos en el primer país del mundo en vacunar a los infantes mayores de dos años. Esta y otras muchas realidades serán omitidas, una vez más, por la derecha en el debate sobre Cuba.

Queda claro que con esta maniobra anticubana se pretende nuevamente entorpecer las relaciones bilaterales entre Cuba y la Unión Europea, y socavar la implementación del Acuerdo de Diálogo Político y de Cooperación entre Cuba, la Unión Europea y sus Estados miembros. El diálogo en igualdad de condiciones, bajo el principio de respeto mutuo, la no injerencia, y la cooperación constituyen las bases apropiadas para fomentar los lazos entre ambas partes.

Como ha expresado nuestro Canciller: “Ni amenazas ni chantajes nos arrancarán la menor concesión política”. Solo el pueblo cubano puede decidir sobre su destino.

(Tomado de Minrex)Compartir en FacebookCompartir en TwitterCompartir en WhatsAppCompartir en Telegram

Rodríguez Parrilla denuncia campaña para desestabilizar la paz y la soberanía en Cuba

Posted on

El ministro de Relaciones Exteriores de Cuba, Bruno Rodríguez Parrilla, señaló este miércoles que no se permitirá que la agresión persistente del gobierno de Estados Unidos y sus intentos de alterar la tranquilidad ciudadana y dañar la paz social del país, atenten contra el regreso paulatino a la normalidad.

En una presentación ante el Cuerpo Diplomático acreditado en la Isla, el canciller destacó que la agresión se organiza desde el exterior con el empleo de agentes internos, al tiempo que subrayó que el pueblo defenderá el orden constitucional por el que votó en 2019.

“El eje central de esta operación organizada desde centros de poder en Estados Unidos, en ejercicio de la política oficial del gobierno de EE.UU., con intervención de altos funcionarios de la Casa Blanca, el Departamento de Estado y otras agencias, con la intervención permanente de senadores y congresistas anticubanos, conducen a consecuencias que en otros países han provocado conflictos y guerras militares”, afirmó.

Rodríguez Parrilla destacó que el gobierno de Estados Unidos intenta mostrar a Cuba como un Estado fallido, lo que catalogó de “infructuoso, desesperado y tonto”. Ello resulta un pretexto para el recrudecimiento del bloqueo y la aplicación de las 243 sanciones de Trump, que se mantienen vigentes bajo la administración de Biden.

“El gobierno de Estados Unidos sabe perfectamente que, con las campañas que arreció en los últimos meses, intenta provocar situaciones de sufrimiento en nuestro pueblo, en la esperanza de que generen condiciones para un estallido social”.

El ministro cubano denunció que, para desestabilizar el país, se utiliza una poderosa maquinaria comunicacional: “Intentan construir, desde la mentira y la irrealidad, un escenario virtual inexistente en la esperanza de convertirlo en un escenario real”.

Rodríguez Parrilla sentenció que se trata de “una operación que se organiza desde el punto de vista material y práctico, en lo fundamental, desde terriotorio de los Estados Unidos, que conecta con grupos violentos con pasado y presente de acciones terroristas contra nuestro pueblo”.

En Facebook –afirmó– existen grupos privados que realizan actividades ilegales, y desde donde se alteran mecanismos de geolocalización para simular la presencia masiva en Cuba de personas que radican en otro país, fundamentalmente en EE.UU.

“Facebook podría ser perfectamente, con estricto apego a la ley, demandada por estas prácticas contra Cuba”, subrayó.


“En estos acontecimientos se dirime el derecho de un Estado soberano, de un pueblo en ejercicio de la libre determinación, frente al intento de una superpotencia de intervenir en sus asuntos internos, forzar un cambio de régimen, destruir el orden constitucional, por motivaciones estrictamente políticas”, sentenció.

Bruno Rodríguez Parrilla, canciller de Cuba. Foto: Cubadebate.

El ministro de Relaciones Exteriores de Cuba informó que desde el 22 de septiembre último se han producido un total de 29 declaraciones del gobierno de Estados Unidos y de figuras influyentes del Congreso de ese país, con el objetivo de instigar a acciones de desestabilización en la Isla.

“Cuba jamás permitirá acciones de un gobierno extranjero en nuestro territorio, tratando de desestabilizar el país”, destacó y añadió que en dichas declaraciones solicitan a algunos gobiernos a que se sumen a estas acciones contra Cuba.

Rodríguez Parrilla informó que, solo durante el mes de octubre, la embajada de Estados Unidos en La Habana, ha publicado en Twitter un total de 59 mensajes, 36 de los cuales están relacionados con un intento de alterar la estabilidad interna de Cuba: “De una manera desvergonzada, tres de esos tuits, se refieren a la supuesta ayuda del gobierno de Estados Unidos al pueblo cubano en estas circunstancias, incluyendo las garantías a un mayor acceso a alimentos, medicinas y suministros médicos”.

“Mienten desvergonzadamente, no ha habido ningún ofrecimiento de ayuda del gobierno de Estados Unidos, ni humanitaria ni de ninguna índole a lo largo de toda la pandemia; ni siquiera cuando se produjo la avería de la planta productora de oxígeno se concedieron licencias específicas para enviar oxígeno a Cuba”, afirmó y agregó que no se ha enviado una sola tonelada de medicamentos ni alimentos a la Isla por parte del gobierno norteamericano.

El canciller denunció que Washington continúa aplicando medidas que impiden la reunificación familiar, los viajes, el otorgamiento de visado, y no permiten que, ciudadanos cubanos residentes en terceros países con doble ciudadanía, puedan entrar a territorio estadounidense con esos pasaportes.

De manera más reciente –dijo– exigen a los ciudadanos cubanos que deseen viajar a Estados Unidos un certificado de vacunación con inmunógenos reconocidos por la autoridad regulatoria estadounidense o la OMS: “Espero que la OMS actúe en apego a sus propias normas y tomando en cuenta las circunstancias de emergencia que se viven hoy en el planeta”.

“No deja de ser discriminatorio que no se permita a los cubanos entrar a territorio estaounidense portando certificados con pleno valor legal de haber sido vacunados con vacunas cubanas, cuya eficacia ha quedado totalmente demostrado”, aseveró.

Bruno Rodríguez Parrilla, ministro de Relaciones Exteriores de Cuba. Foto: Irene Pérez/ Cubadebate.

Rodríguez Parrilla subrayó que, durante los dos años de pandemia, el gobierno de Estados Unidos ha sido incapaz de ofrecer ayuda humanitaria a Cuba: “Ha roto la tradición de gobierno republicanos o demócratas que lo hicieron ante huracanes y desastres naturales en el pasado”.

Solo ahora –informó el ministro– Washington tiene el propósito de enviar un millón de dosis de una de sus vacunas a Cuba, en un momento donde casi toda la población está vacunada y se celebra el control de la pandemia en el país. https://platform.twitter.com/embed/Tweet.html?creatorScreenName=cubadebatecu&dnt=false&embedId=twitter-widget-2&features=eyJ0ZndfZXhwZXJpbWVudHNfY29va2llX2V4cGlyYXRpb24iOnsiYnVja2V0IjoxMjA5NjAwLCJ2ZXJzaW9uIjpudWxsfSwidGZ3X2hvcml6b25fdHdlZXRfZW1iZWRfOTU1NSI6eyJidWNrZXQiOiJodGUiLCJ2ZXJzaW9uIjpudWxsfSwidGZ3X3NwYWNlX2NhcmQiOnsiYnVja2V0Ijoib2ZmIiwidmVyc2lvbiI6bnVsbH19&frame=false&hideCard=false&hideThread=false&id=1458473952985165826&lang=es&origin=http%3A%2F%2Fwww.cubadebate.cu%2Fnoticias%2F2021%2F11%2F10%2Frealizara-canciller-cubano-presentacion-ante-el-cuerpo-diplomatico-acreditado-en-nuestro-pais%2F&sessionId=8fda023516924496e9bee2c8de487da5009f88a3&siteScreenName=cubadebatecu&theme=light&widgetsVersion=f001879%3A1634581029404&width=550px

“Están ofreciendo vacunas a una población ya vacunada, incluso, cuando está avanzando el programa de la dosis de refuerzo, pero además plantean requisitos estrictos e injerencistas, como la obligación de realizar estudios clínicos en Cuba con esas vacunas”, afirmó.

Agregó que, además, exigen responsabilidad legal de compensación por efectos secundarios, estudios clínicos para cerciorarse que sean compatibles con los inmunógenos cubanos y monitoreo por agencias norteamericanas del destino final de la aplicación de las vacunas.

“¿Qué sentido tiene esa oferta oportunista a última hora, cuando ya no tendría efecto práctico alguno? ¿Por qué el oxígeno no, y vacunas ahora sí? ¿Por qué vacunas no, cuando más falta nos hubieran hecho? ¿Por qué no facilitar la importación de los insumos imprescindibles para el enfrentamiento a la pandemia y para el desarrollo y el escalado industrial de las vacunas?”, se preguntó el ministro.

Sin embargo, Rodríguez Parrilla declaró al gobierno de Estados Unidos que si esa oferta es seria, sincera y responsable, Cuba la reconoce y la apreciaría como un acto en la dirección correcta: “Hemos respondido al gobierno de Estados Unidos con una explicación respetuosa y estrictamente apegada a la verdad, con las razones por las cuales esa donación no contribuiría a mejorar la salud de los cubanos ni tendría impacto epidemiológico alguno”.

El canciller cubano informó que la Isla ofreció a la administración Biden que utilice esa donación de conjunto con otra donación de vacunas cubanas para la inmunización en algún país altamente necesitado de ellas.

“Reitero hoy el ofrecimiento que hicimos antes de manera privada al gobierno de Estados Unidos, de una operación triangular, conjunta, y estamos en contacto con algunos gobiernos de países que reúnen estas condiciones”.

Por otro lado, el diplomático informó que solo en septiembre de 2021, se asignó un paquete de seis millones de dólares de subsidios por parte de la agencia federal USAID, destinados a 12 organizaciones que operan en Florida, Washington y Madrid en el negocio de la industria anticubana. https://platform.twitter.com/embed/Tweet.html?creatorScreenName=cubadebatecu&dnt=false&embedId=twitter-widget-3&features=eyJ0ZndfZXhwZXJpbWVudHNfY29va2llX2V4cGlyYXRpb24iOnsiYnVja2V0IjoxMjA5NjAwLCJ2ZXJzaW9uIjpudWxsfSwidGZ3X2hvcml6b25fdHdlZXRfZW1iZWRfOTU1NSI6eyJidWNrZXQiOiJodGUiLCJ2ZXJzaW9uIjpudWxsfSwidGZ3X3NwYWNlX2NhcmQiOnsiYnVja2V0Ijoib2ZmIiwidmVyc2lvbiI6bnVsbH19&frame=false&hideCard=false&hideThread=false&id=1458486404359630856&lang=es&origin=http%3A%2F%2Fwww.cubadebate.cu%2Fnoticias%2F2021%2F11%2F10%2Frealizara-canciller-cubano-presentacion-ante-el-cuerpo-diplomatico-acreditado-en-nuestro-pais%2F&sessionId=8fda023516924496e9bee2c8de487da5009f88a3&siteScreenName=cubadebatecu&theme=light&widgetsVersion=f001879%3A1634581029404&width=550px

Asimismo, el ministro denunció que existe una operación de toxicidad en la comunicación y las redes digitales: “Es una política de aliento al odio, incitación a la violencia e instigación al delito”.

“El gobierno de Cuba, estrechamente unido a nuestro pueblo y en respuesta al consenso ampliamente mayoritario que existe en nuestro país, impedirá cualquier ensayo de acciones anticonstitucionales, dirigidas a un cambio de régimen en Cuba”, afirmó.

Rodríguez Parrilla señaló que no se permitirá que se invoque a la Constitución para violentarla, ignorarla o destruirla.

“Nuestro pueblo continuará haciendo los mayores esfuerzos para sortear las dificultades económicas que padecen todas las familias cubanas, y lo haremos con nuestro trabajo y pensando en nuestros propios recursos”, añadió.

El ministro cubano enfatizó que se impedirá cualquier tentativa de injerencia e intervención contra la independecia y la soberanía de Cuba.

“La política de Estados Unidos contra Cuba está condenada al fracaso, es inviable, no ha funcionado durante 60 años, no funciona ahora ni lo hará en lo adelante. Despejen ese sueño, despierten de ese espejismo, no va a ocurrir”, aseveró.

Rodríguez Parrilla reiteró que la política de Washington hacia la Isla es disfuncional, obsoleta, anclada en el pasado, ineficaz y costosa para los contribuyentes estodounidense.

En ese sentido, el ministro solicitó la solidaridad de la comunidad internacional, de la Asamblea General de las Naciones Unidas, y agradeció las muestras solidarias de muchas personas en todo el mundo hacia la Mayor de las Antillas.

Denunció, además, que existen amenazas contra embajadas cubanas y contra corresponsales de la prensa extranjera acreditados en La Habana.

“Reclamo al gobierno de Estados Unidos que cese las acciones desde territorio estadounidense de acoso contra periodistas”.

El canciller cubano llamó a defender el derecho internacional, y el derecho de los pueblos a la libre determinación.

“Nuestro pueblo va a ejercer su derecho a la paz”, concluyó.

En video, presentación del canciller cubano

https://www.facebook.com/plugins/video.php?height=314&href=https%3A%2F%2Fwww.facebook.com%2Fcubadebate%2Fvideos%2F429687425259535%2F&show_text=false&width=560&t=0

Los premios, fórmula de pago a la contrarrevolución

Posted on


En un intento por evadir las denuncias de Cuba y el término de asalariados, empleado para aquellos que históricamente han vendido su alma a los yanquis como forma de vivir sin trabajar, en los últimos años especialistas de la CIA buscaron la fórmula de entregar dinero mediante premios internacionales, algunos muy reconocidos, para enmascarar el pago a sus lacayos por los servicios prestados.

Ante contundentes denuncias cubanas realizadas, con la publicación de los recibos de pago que entregaban los diplomáticos yanquis, estos hicieron un cambio brusco de actuación y por eso el financiamiento les llega a los contrarrevolucionarios mediante premios, muchos de ellos con miles de dólares o euros, como es el caso de Yoani Sánchez Cordero, convertida en bloguera después de ser reclutada en España en el 2004, por el agente CIA Carlos Alberto Montaner.

En ese momento la CIA había diseñado el trabajo subversivo hacia los jóvenes cubanos a través de las redes sociales, y convirtieron en bloguera a esa emigrada cubana, apoyada después por varias sedes diplomáticas en La Habana, facilitándole acceso a Internet.


Con el propósito de posicionarla internacionalmente, a solo un año de la salida de su blog, la revista TIME la seleccionó en el 2008, entre las 100 personas más influyentes del mundo, hecho repetido en el 2021 con el contrarrevolucionario Luis Manuel Otero Alcántara. Al año siguiente, la revista People, la eligió entre las 25 personas más destacadas de América Latina, acciones que sirvieron de base para iniciar una precipitada cascada de premios, algo sin parangón en la historia de la intelectualidad latinoamericana.

En el 2008, a propuesta del diario español El País, recibió el Premio Ortega y Gasset, de periodismo digital, con 15 mil euros. Así nacía la “estrella fulgurante” del momento, hecho que respaldaron varias agencias de prensa y diarios, los que evidenciaron su servicio a la CIA, como parte de la Operación Mockingbird, entre ellos la CNN, Deutsche Welle de Alemania, Gatopardo y Editorial Perfil de Argentina y la revista yanqui Foreign Policy que la denominó en 2008, como una de las 10 intelectuales más influyentes de Latinoamérica, sin tener obra alguna que la respaldara.

En 2009 recibió el premio María Moors Cabot, de la universidad norteamericana de Columbia, con 5 mil dólares y la TV Azteca le otorgó el tercer lugar en un concurso de ensayo Caminos de la Libertad, con 5 mil dólares; El Foro Económico Mundial de Suiza con el Premio Jóvenes Líderes Globales, y la organización pantalla de la CIA, Fundación Panamericana para el Desarrollo, FUPAD, el Premio Héroes del Hemisferio del 2009, estos últimos con una suma de dinero no publicada.

El 2010 fue relevante en los planes subversivos diseñados por la CIA con su blog Generación Y. Por eso el Centro Danés de Investigación Independiente le entregó el Premio a la Libertad CEPOS, avalado con 40 mil euros; la Fundación Príncipe Claus de Holanda, entregó el Premio Príncipe Claus de periodismo, con 25 mil euros; la Universidad pública de Navarra, España, con el Premio Internacional Jaime Brunet, con 36 mil euros. El programa español 20 Minutos, la seleccionó la Mujer más valiente de la tierra, gracias a las campañas fabricadas contra Cuba.

En el 2011 el Congreso Internacional Iberoamericano sobre Redes Sociales, le entregó el Premio iRedes en categoría individual, con 6 mil euros, colocándola como la cubana que más premios ha recibido sin tener obra intelectual, sólo gracias a su accionar subversivo. En el 2012 el partido español Unión Progreso y Democracia, llegó a proponerla para el Premio Nobel de la Paz, hecho absurdo e irracional.

Bajo el mismo diseño de financiamiento a la contrarrevolución, el 30 de octubre, la Fundación Oxi Day de Washington, adjudicó el Premio Oxi al Coraje 2021, a Luis Manuel Otero Alcántara, cabecilla del grupúsculo San Isidro, respaldado con 5 mil dólares. En el acto, el senador Bob Menéndez expresó: “el coraje, el espíritu indomable y liderazgo de Luis Manuel Otero, continúan inspirando a muchos”.

Otra que también entró en la etapa de los premios es Rosa María Paya Acevedo, ahijada de la mafia terrorista anticubana, en especial del senador Marco Rubio, quien fuera galardonada en la Cena de Gala Anual 2019, con el más alto reconocimiento que entrega la organización UN Watch, por ser “activista” por los Derechos Humanos. Igualmente recibió el “Premio Internacional de Liderazgo Ileana Ros-Lehtinen” del año 2020, concedido por el Congressional Hispanic Leadership Institute, premio que igualmente recibiera Luis Almagro, Secretario General de la OEA.

Para seguir esa rima, la misión diplomática del Reino de Noruega en La Habana, acaba de premiar al director de cine Carlos Lechuga, de posiciones híper críticas hacia la Revolución y al cabecilla contrarrevolucionario Yúnior García, con el Fondo Noruego para el Cine Cubano del 2021.

El dinero entregado pretende impulsar la producción de películas de realizadores independientes cubanos y aporta entre 250 mil CUP, (10 mil 417 dólares) y 100 mil CUP, (4 mil 17 dólares).

Tania Brugueras no podía quedar fuera de esto y el 04 de noviembre 2021 recibió el Premio Velázquez de Artes Plásticas, entregado anualmente por el Ministerio de Cultura español, acompañado de 100 mil euros, evidente entrega por todas sus actividades encomendadas mientras permaneció en Cuba.

Este nuevo método para sufragar las acciones subversivas se inició con el conocido Premio Sajarov, promovido por el Parlamento europeo a la “Libertad de Conciencia”, adjudicado a “opositores” de países con gobiernos no aceptados por Estados Unidos, y se respalda con una dotación de 50 mil euros.

El primero en la lista fue Oswaldo Payá Sardiñas, en 2002, seguido por el grupúsculo Damas de Blanco en el 2005 y en el 2010 por Guillermo Fariñas.

Esta práctica ofrece a los yanquis la posibilidad de asignar altas sumas de dinero, justificándolas por supuestos actos de “lucha por los derechos humanos”, enmascarando que es para financiar sus actividades subversivas contra la Revolución socialista cubana. Por eso se afirma que ser contrarrevolucionario ofrece más ventajas económicas que ser un profesional de las ciencias.

Es así como muchos han vivido y aún viven del cuento de ser “disidentes”, pero como alertó José Martí:

“El dinero se ha de ver desde la raíz, porque si nace impuro no da frutos buenos”.

cómo se paga a un mercenario


El contrarrevolucionarios cubano Luis Manuel Otero Alcántara, líder del Movimiento San Isidro (MSI), se le otorgó en la víspera, la nominación a la categoría de Artes Visuales a una de las becas de 2021 de la Fundación CINTAS.

Qué es la Fundación Cintas:

“La Fundación CINTAS es una fundación que otorga becas a artistas creativos de ciudadanía cubana o linaje cubano, en los Estados Unidos”, pero Luis Manuel no está en los EEUU, sino detenido en Cuba.

“A lo largo de seis décadas, la Fundación CINTAS ha otorgado silenciosamente sus becas y su prestigioso reconocimiento a artistas cubanos. Desde 1963 se han concedido más de 325 becas en los campos de la arquitectura, la escritura creativa, la composición musical y las artes visuales”.

“Las dotaciones (dinero) ofrecerían al donante una asociación permanente con una institución reconocida internacionalmente y administrada de forma independiente, la oportunidad de apoyar a artistas…”.

Por si no lo entendiste, aquí la parte más importante:

PREMIOS ANUALES DE BECAS – $20,000 (Promesa pagadera por adelantado)

“Esta subvención financiaría una beca anual … por un monto de $ 20,000 pagadera por adelantado y un compromiso por 5 años”. Lo que sumaría unos 100 mil dólares en 5 años.

¿Quiénes son los Patrocinadores de la Fundación Cintas?

JP Morgan; Chase; MBA; Bacardí, Diario de las Américas; rbb; El Nuevo Herald.

Anterior a este premio, Otero Alcántara recibió de la Fundación Oxi en Washington, el pasado 28 de octubre, el premio al Coraje con un abono en metálico de 5 mil dólares. Este fue recogido por la contrarrevolucionaria y miembro del Movimiento San Isidro, Anamelys Ramos González, quien viajó desde México a Washington para recoger el premio posterior a las palabras de introducción del Senador Bob Menéndez.

Entre los miembros honorarios que apadrinan la Fundación Oxi se encuentran Carl Greshman, ex presidente de la Fundación Nacional para la Democracia (NED); Andrés Natsios, ex administrador de la USAID y el archiconocido Juan Negroponte; Ex director de Inteligencia Nacional de los EEUU y sub secretario de Estado.

https://www.cintasfoundation.org/

(Tomado de Razones de Cuba)

Miles de millones de dólares para recolonizar a Cuba: Una obsesión de Estados Unidos que perdura en el tiempo

Posted on

Nuevamente suenan los tambores de la Guerra No Convencional de Estados Unidos contra Cuba, con la organización y financiamiento de una marcha contrarrevolucionaria por las calles del país el próximo 15 de noviembre. Forma parte de la misma operación político-comunicacional que tuvo su máxima expresión en los hechos del 11 de julio y que emplea como principal plataforma las redes sociales en internet.

¿Quién financia las acciones subversivas y a cuánto ascienden las sumas invertidas?

Recientemente el gobierno del presidente estadounidense Joe Biden solicitó al Congreso para su presupuesto de 2022 la cifra de 20 millones de dólares para los denominados programas dirigidos a «promover la democracia en Cuba», y casi 13 millones para las transmisiones ilegales de radio y televisión, mal llamadas Radio y TV Martí. Exactamente el mismo monto que para el 2021 solicitó la Administración de Donald Trump.

Desde 1996 y hasta el 2021, el Congreso norteamericano asignó alrededor de 404 millones de dólares para los programas de «democracia» [1] Estos fondos se han ejecutado a través del Departamento de Estado, la Agencia de Estados Unidos para el Desarrollo Internacional (USAID, por sus siglas en inglés) y la Fundación Nacional para la Democracia (NED, por sus siglas en inglés).

Con la «Ley de Libertad y Solidaridad Democrática con Cuba», conocida como Ley Helms Burton de 1996, para provocar el cambio del sistema político y económico cubano, se internacionalizó el bloqueo y codificó los programas subversivos contra la nación, al establecer la obligación de otorgar financiamiento para su ejecución. En el documento se declaran abiertamente dos componentes fundamentales de su estrategia de Guerra No Convencional: la guerra económica y la guerra ideológica.

Desde entonces, cada gobierno estadounidense -sea republicano o demócrata- han empleado esos fondos, que como promedio se mueve entre los diez y 20 millones de dólares anuales. Los programas los opera bajo la Sección 109 de la Ley Helms-Burton, que «autoriza al Presidente a prestar asistencia y otros tipos de apoyo a personas y organizaciones no gubernamentales independientes en favor de los esfuerzos de democratización de Cuba».

A lo apuntado en la Sección 109, se le añade la Sección 115 donde se declaran «lícitas las acciones de inteligencia contra Cuba, para cumplir los propósitos del bloqueo». Por tanto, los millones de dólares invertidos para la subversión interna, no incluye los gastos de la Comunidad de Inteligencia contra Cuba, que se calcula también son millonarios.

Asimismo, desde 1984 y hasta el 2021, el Congreso estadounidense asignó cerca de 945 millones de dólares para las transmisiones ilegales de Radio y TV Martí. [2] Por tanto, si lo sumamos a los 404 millones invertidos en los programas «democracia», se puede asegurar que en los últimos 35 años el presupuesto del gobierno de Estados Unidos contra Cuba en materia de Subversión Política e Ideológica suma 1 349 millones de dólares, y si agregamos las partidas de la Comunidad de Inteligencia que tienen carácter secreto, se puede aseverar que los gastos ascienden a miles de millones de dólares para destruir la Revolución Cubana.

¿Cuáles son los orígenes de la subversión norteamericana contra Cuba?

Hace más de dos siglos de forma sostenida, la Mayor de las Antillas ha sido utilizada por los grupos de poder estadounidenses como «balón de ensayo» de sus proyectos hegemónicos, expansionistas y subversivos. Un precedente importante lo constituye el pensamiento geopolítico de los principales exponentes de los grupos de poder, destacándose entre ellos los primeros gobernantes conocidos como los «Padres Fundadores».

Uno de los precursores de esa posición fue Thomas Jefferson, quien había redactado la Declaración de Independencia y fue el tercer presidente estadounidense. Se reconoce como el primer gobernante que ideó la anexión de Cuba a Estados Unidos, cuyo testimonio resulta bastante revelador:

«Aunque con alguna dificultad (España), consentirá también en que se agregue Cuba a nuestra Unión, a fin de que no ayudemos a Méjico y las demás provincias. Eso sería un buen precio. Entonces yo haría levantar en la parte más remota al sur de la Isla una columna que llevase la inscripción NE PLUS ULTRA (no más allá), como para indicar que allí estaría el límite, de donde no podía pasarse, de nuestras adquisiciones en ese rumbo […] Yo estoy persuadido de que nunca ha habido una Constitución tan bien calculada como la nuestra para poner en armonía un extenso imperio con el principio del gobierno propio». [3]

Esa proyección se mantuvo invariablemente en el tiempo y aplicaron diversas fórmulas para apoderarse de Cuba–desde la compra de la Isla a España ofreciendo millones de dólares hasta la intervención militar. En 1898 lograron materializar por la fuerza sus ambiciones sobre el Archipiélago, sometido posteriormente durante 60 años al dominio imperial que intentó americanizar la sociedad cubana.

El triunfo de la Revolución en 1959 y su posterior carácter socialista, constituyó un duro golpe a la geopolítica estadounidense, al verse afectada por primera vez en la historia la hegemonía hacia América Latina y el Caribe, considerada despectivamente como su «patio trasero». A partir de entonces, los programas subversivos adquirieron otro carácter, que incluía acciones terroristas, como planes de atentados y acciones violentas en las ciudades cubanas. Millones y millones de dólares han empleado para recolonizar a Cuba.

Las evidencias históricas así lo confirman: intentos de compra y anexión; intervención armada y ocupación militar; imposición de un apéndice de la Constitución; usurpación de su territorio e instalación de una base militar permanente; establecimiento de regímenes dictatoriales; realización de acciones de sabotajes; introducción de plagas y enfermedades; organización de atentados contra sus principales dirigentes; múltiples acciones terroristas con un saldo de miles de víctimas mortales e incapacitados; aislamiento político internacional y regional; bloqueo económico, comercial y financiero; ruptura de las relaciones diplomáticas; creación y apoyo a bandas armadas; transmisiones radiales y televisivas ilegales; ejecución de programas subversivos financiados con miles de millones de dólares, los que invierten en la actualidad en las redes sociales de internet para sembrar el odio y la división entre los cubanos.

¿Se puede valorar la pretendida marcha del 15 de noviembre como un hecho aislado?

Existen evidencias denunciadas por Cuba de la complicidad del gobierno de Estados Unidos en la preparación y financiamiento de los promotores de la marcha, como parte de sus programas de «democracia». Persisten algunos factores que indican su organización y la certeza que será otro proyecto subversivo destinado al fracaso, entre ellos:

1. Es declarada ilegal por las autoridades cubanas porque viola varios artículos de la Constitución de la República.

2. Ante la insistencia de los operadores políticos de ejecutarla, se realiza un apercibimiento de la Fiscalía donde advierte las consecuencias legales para sus promotores.

3. Existe una conexión entre los promotores y la extrema derecha anticubana radicada en Estados Unidos, con el objetivo de generar disturbios al igual que el 11 de julio.

4. Quieren desarrollarla cuando el país está controlando la pandemia de la COVID-19, decide abrir sus fronteras internacionales y los niños iniciarán el curso escolar.

5. De manera abierta el gobierno estadounidense amenazó con sancionar a Cuba si sus autoridades actúan sobre los promotores de esta marcha, lo que demuestra su complicidad en la organización y financiamiento.

Pero más allá de esos factores, se debe tener encuenta que la obsesión de Estados Unidos para establecer el NE PLUS ULTRA y recolonizar a Cuba perdura en el tiempo. La esencia del conflicto bilateral entre ambos países se mantiene invariable: recuperar la dominación sobre la Isla y transformar su sistema político, económico y social, contra la voluntad soberana del pueblo cubano de defender su independencia y mantener el Socialismo.


Tomar distancia de todo lo inhumano

Posted on

La estrategia de Obama para mí siempre estuvo clara: “no le combatas, acercate a tu enemigo e inflúyelo”. Podremos ponerle los epítetos que queramos, pero sin dudas fue la política más pacífica, la menos cruenta de todos los presidentes norteamericanos que nos tocaron después de 1959. Por otra parte, de la misma forma que becar y hospedar en casas de personas de nivel medio, en los Estados Unidos, puede hacer pensar diferente a un joven que desde niño sólo conoce nuestra realidad –de ventajas sociales y carencias materiales–, visitar a Cuba, para un joven norteamericano, puede significar un gran cambio de mentalidad respecto a lo que desde niño oyó y leyó sobre nosotros.

Por eso siempre he dicho que, en el intercambio de influencias pueblo a pueblo, teníamos las de ganar. El porqué es sencillo. Por nuestra parte siempre hemos sabido que en los Estados Unidos materialmente se vive mucho mejor que en Cuba. En tal sentido no hay sorpresas para el ciudadano nuestro que pase por allá. Pero para los que sí habría sorpresas, y muchas, sería para los ciudadanos norteamericanos, cuando descubrieran la calidad solidaria de nuestro pueblo, a pesar de sus carencias. Y no iban a tener que leer editoriales que pululan en nuestra prensa, escrita o televisiva; bastaría vivir un poco entre nosotros para enterarse de los efectos del bloqueo al que sus dirigentes nos someten desde hace más de seis décadas.


La CIA, la USAID, Soros y el copón bendito anglosajón saben eso, y se lo vienen advirtiendo a todos los presidentes norteamericanos: si nos abrimos con Cuba, la perdemos. Los primeros que lo saben son los ultraderechosos políticos de la Florida, herederos de los esbirros de Batista. Por eso han creado el monstruo propagandístico que re-edita, generación tras generación, una feroz ideología anticastrista, hija del anticomunismo macarthista. Este monstruo, alimentado durante 6 décadas, ya es un factor electoral a veces determinante, como se ha comprobado. Por todo esto se recrudecen las presiones a Cuba. Mucho más cuando, a pesar de nuestra lamentable realidad económica, somos el único país del tercer mundo que ha creado sus propias vacunas contra la Covid19.

Respecto a nuestra realidad interna, siempre he dicho que no fuimos lo que íbamos a ser, fuera eso lo que fuera, sino lo que el conglomerado de presiones externas y capacidades propias nos ha permitido.

No tiene sentido llorar o lamentarse. La realidad es la realidad. Y si la queremos mejor no se puede empezar ignorándola o sacando conclusiones parciales. La justicia social, la ejemplaridad moral y cívica también pasa por comprender y asumir lo que genera lo complejo. No olvidemos el resultado de las presiones y/o represiones que atentan contra la impaciencia –virtud o defecto, según desde dónde se mire–. Hace 62 años que los más poderosos pretenden asfixiarnos. La mejor razón para tomar distancia de todo lo inhumano.

(Comentario Tomado de su blog Segunda Cita)

Gobierno de Biden confirma oportunismo cínico de su política hacia Cuba

Posted on

Jake Sullivan, el asesor de seguridad nacional del presidente estadounidense, Joe Biden, consideró este domingo que las «circunstancias cambiaron» en la política hacia Cuba tras las protestas del 11 de julio y, por ello, Estados Unidos está reconsiderando sus opciones.

Sullivan hizo esas declaraciones este domingo durante una entrevista en la CNN con el periodista Fareed Zakaria, quien le preguntó sobre la promesa electoral de Biden para reiniciar el deshielo con Cuba, algo que no ha cumplido y a lo que se opone el electorado más conservador de EE.UU.


En respuesta, Sullivan dijo que las decisiones del gobernante no se guían por políticas electorales.

«Sobre Cuba, las cosas cambiaron un poco este año. En julio vimos unas protestas substanciales, las más significativas en mucho tiempo, dijo Sullivan.

«Por tanto, las circunstancias han cambiado y eso requiere que el presidente evalúe cuál es el mejor camino para ir hacia adelante y apoyar al pueblo cubano», añadió.

El Gobierno de Biden apostó por la inacción desde antes del 11 de julio, haciendo el cálculo oportunista de que el pico pandémico y la difícil situación económica en Cuba llevarían a una estallido social que provocaría el derrocamiento del Gobierno. Lejos de sus promesas electorales de cambiar la política hacia Cuba, el inquilino actual de la Casa Blanca ha mantenido intactas las 243 medidas adoptadas por Trump para reforzar el bloqueo contra la nación caribeña.

(Con información de EFE)

Cadal: La ONG obsesionada con Cuba y financiada con aportes de Estados Unidos

Posted on

Cadal es una fundación que está obsesionada con Cuba y la caída de su modelo socialista. Su activismo va dirigido a potenciar el llamado 15-N. No es una ONG anticastrista con sede en Miami, ni una surgida en España, el país donde se realizará la mayor cantidad de actos el lunes 15 de noviembre contra el gobierno de la isla.

Opera desde la calle Basabilvaso 1350, en CABA, a una cuadra de Plaza Retiro. Es una organización civil creada el 6 de mayo de 2003 durante la presidencia de Eduardo Duhalde que creció gracias a considerables aportes económicos provenientes de Estados Unidos. Sus fondos, declarados por el propio Centro para la Apertura y el Desarrollo de América Latina (Cadal), han sido pagados por el Departamento de Estado, la NED, la Red Atlas Network, el Directorio Democrático Cubano y otras ONG con una visión unidireccional del mundo: la que abre los ojos solo para ver lo que ocurre en los países que no se someten a las políticas de Washington.

A lo largo de sus casi 19 años de existencia no cambió casi nada su obstinada prédica anticubana. En 2012 – cuando Página/12 publicó la primera nota sobre esta fundación – llevaba editados dieciséis libros. Nueve habían sido escritos con denuncias contra La Habana. En 2021 lleva organizados veintidós eventos virtuales, de los cuales quince fueron sobre Cuba. El 21 de enero arrancaron con uno titulado: ¿Es la Celac un organismo regional creado para avalar el autoritarismo? Cadal se respondía sola: “Es decir, vale igual una democracia como la de Costa Rica, Chile y Uruguay que una autocracia como la de Venezuela y una dictadura de partido único como Cuba”.


Siguieron haciéndose preguntas el 16 de febrero en una segunda conferencia: “¿Hasta cuándo la criminalización de la libertad de asociación, expresión y reunión en Cuba?” “¿Hasta cuándo los derechos fundamentales serán considerados delitos en Cuba?”

El 7 de abril convocaron al foro “Cuba, un país sin libertad de expresión”. En meses sucesivos siguieron con “Experiencias y desafíos del relevamiento de datos en Cuba”; “Diásporas en América Latina: Cuba y Venezuela”; “La izquierda democrática y los derechos humanos en Cuba”. Tampoco estuvo ausente el tema “La pandemia en sociedades cerradas. Los casos de Corea del Norte, Cuba y Guinea Ecuatorial”, entre otros.

Plan en marcha

En la isla denunciaron a Cadal en su sistema público de medios. El gobierno de Miguel Díaz Canel sabe que hay un plan en marcha para desestabilizarlo el 15-N en el que juegan un rol clave esta ONG y varias más desde el exterior. La fundación tiene nuevas autoridades y el consabido respaldo económico obtenido básicamente en EE.UU.

El plan consiste en repetir y amplificar los efectos de las marchas del 11 de julio pasado en varias ciudades cubanas, con epicentro en La Habana. Esas protestas serán acompañadas por diferentes actos en casi medio centenar de ciudades de 23 países. Una reducida cantidad de Estados si se la compara con las naciones que se pronuncian cada año contra el bloqueo de EE.UU en la ONU. En 2021 fueron 184 votos a favor de Cuba, dos en contra (Estados Unidos e Israel) y tres abstenciones (Colombia, Brasil y Ucrania). La solidaridad internacional con Cuba es inversamente proporcional a la convocatoria del 15-N.

Cadal, que según registros de la Inspección General de Justicia (IGJ) cambió sus autoridades el 23 de abril de este año en una asamblea virtual, se volvió casi monotemática. Cuba y en menor medida Venezuela y Nicaragua, son los objetos de estudio permanente de esta asociación civil. Su dependencia de EE.UU no permite encontrar demasiados documentos o artículos de su staff con comentarios críticos a la represión contra el movimiento Black Lives Matter, las violaciones a los derechos humanos que se cometen en sus calles o el racismo irrespirable de sus fuerzas policiales.

En su sitio digital apenas son visibles dos notas sobre el asesinato del joven negro George Floyd. Una de ellas es de su presidenta, Sybil Rhodes. El crimen cometido por la policía de Minneapolis fue un tema dominante de la política mundial en 2020. Marcó el inicio de movilizaciones por todo EE.UU y en ciudades como París, Berlín, Ámsterdam, Toronto y Sidney. El 11 de abril de este año y otra vez en Minneapolis, fue asesinado Daunte Wright, de 20 años. No fue por asfixia como sucedió con Floyd y sí por un balazo policial. También era un joven afroamericano. Hubo protestas otra vez y represión como respuesta.

Rhodes, la máxima autoridad de Cadal, es una ciudadana estadounidense doctorada en Ciencia Política por la Universidad de Stanford que vive en la Argentina. La acompaña desde la vicepresidencia la periodista y directora del Observatorio de Derechos Humanos del Senado, Norma Morandini. El Consejo de Administración lo completan el consultor Carlos Fara, el abogado Bernabé García Hamilton y el ingeniero José Montaldo.

Cadal tiene además un comité ejecutivo. Lo dirige Gabriel Constancio Salvia, uno de sus fundadores en 2003. Le gusta definirse como periodista itinerante y activista internacional de DD.HH. Es el integrante de perfil más alto, un activista que viajó a Cuba en 2014 y se le impidió la entrada cuando intentaba boicotear la cumbre de la Celac con un foro paralelo. Su prédica contra Cuba coincide con ataques contra el movimiento de DD.HH de nuestro país. El 24 de marzo del 2020 se preguntó: “Qué tan defensoras de los Derechos Humanos son las organizaciones argentinas”.

Esa conducta de doble rasero es muy común en la fundación. No suele ocuparse de la política sanitaria de Jair Bolsonaro en Brasil que causó 609.060 muertos hasta hoy, ni de las denuncias contra el presidente por crímenes contra la humanidad. La última fue hace menos de un mes ante la Corte Penal Internacional (CPI). La realizó la ONG austríaca AllRise. Es la cuarta que acumula el político ultraderechista por delitos medioambientales. Las múltiples violaciones a los DD.HH de su régimen militarizado no entrarían en esta nota.

La lista de muertes provocadas por las fuerzas de seguridad o parapoliciales de países modélicos para Cadal (Estados Unidos, Chile y Colombia) no tiene demasiado espacio en sus denuncias. Las masacres del estado colombiano comenzaron en 1928 con la llamada Masacre de las bananeras. El hecho lo retrató Gabriel García Márquez en Cien años de soledad. Una huelga de los obreros de la United Fruit Company estadounidense fue sofocada con el ejército. Nunca se supo bien la cantidad de víctimas. La historia es circular. Hoy los asesinatos de líderes sociales se cuentan por centenares. El gobierno de Iván Duque es tan cómplice como ineficaz para frenarlos.

Aportes

Cadal, una entidad que se declara a favor del desarrollo de América Latina, dice que se financia con “fundaciones privadas, agencias públicas y embajadas de países democráticos. También recibimos contribuciones de empresas e individuos”. En su nómina de aportantes se destaca el Bureau por la Democracia, Derechos Humanos y Trabajo (DRL) que funciona dentro del Departamento de Estado de EE.UU.

Además, la Red Atlas Network, que dispone de enormes recursos y fue presidida hasta 2017 a escala global por un argentino, Alejandro Chafuen. Se trata de un personaje con dilatada trayectoria en el mundo económico de EEUU. En nuestro país dejó su huella en la liquidación de la financiera Coimpro y fue condenado en 2005 por la Cámara Nacional de Apelaciones en lo Contencioso Administrativo Federal. Otros apoyos de Cadal son la Fundación Panamericana para el Desarrollo (PADF, por sus siglas en inglés) creada por la OEA en 1962; el Directorio Democrático Cubano, una de las principales organizaciones de la diáspora; el Fondo Nacional para la Democracia (NED), una iniciativa del gobierno de Ronald Reagan que nació en 1983 y la inefable Fundación Ford.

(Tomado de Página 12)

Las redes globales de la extrema derecha 2.0

Posted on

Los que siguen pensando que la nueva ultraderecha es un fenómeno nacional o limitado solo a algunos países están muy equivocados. Vale la pena aclararlo una vez más: la extrema derecha 2.0 es una gran familia global con lazos transatlánticos y un sinfín de think tanks, fundaciones, institutos y asociaciones que en las últimas dos décadas han ido tejiendo una tupida red que promueve una agenda compartida, además de mover sumas ingentes de dinero.

Desde Washington a Budapest, desde Moscú a Bruselas, desde Brasilia a Lisboa, desde Roma a París, desde Madrid a Lima, desde Varsovia a Liubliana. Existe una especie de Internacional reaccionaria que reúne a la crème de la crèmede las formaciones del conservadurismo radical y del ultraderechismo a escala global. Eso sí, hay divergencias entre varios de sus miembros, no faltan roces y fricciones, a veces chocan e incluso algunos no se pueden ni ver, pero al final colaboran, intercambian informaciones, discursos, prácticas y conocimientos porque es más lo que comparten que lo que les diferencia.


En Bruselas se cuecen habas

No es nada fácil trazar un mapa a nivel internacional de estas redes, también por su opacidad, pero podemos intentar apuntar un primer esbozo. Empecemos por el ámbito europeo porque es en Bruselas donde se cuecen muchas habas. Las conexiones facilitadas por la presencia en la capital comunitaria de los diputados de las formaciones de extrema derecha de prácticamente todos los países de la UE ha permitido, paulatinamente, desde finales de los ochenta, la construcción de unas relaciones que hoy en día son más que estables. La existencia de los grupos parlamentarios de Identidad y Democracia (ID) y de los Conservadores y Reformistas Europeos (ECR) ofrece unos lugares donde compartir ideas y experiencias, además de elaborar una agenda común. Sin contar la financiación de la cual disponen. ID está liderado por la Liga –el presidente es el salviniano Marco Zanni– y cuenta, entre otros, con la Agrupación Nacional de Le Pen, Alternativa para Alemania y los Partidos de la Libertad austriaco y holandés, mientras que ECR está liderado por los polacos de Ley y Justicia y tiene entre sus miembros a muchas formaciones del este, además de Vox, los Demócratas de Suecia y Hermanos de Italia, cuya líder, Giorgia Meloni, ocupa actualmente la presidencia del grupo.

Es cierto que ni en el pasado ni en la actualidad la extrema derecha ha conseguido unificarse en un solo grupo en el Europarlamento, ni en un solo partido de ámbito comunitario, pero, aunque es difícil, no lo podemos descartar en el futuro. La reciente expulsión de Fidesz del Partido Popular Europeo, sumada a la salida de los eurodiputados británicos, tanto los del brexit Party de Nigel Farage como de los Toriesultraderechizados de Boris Johnson, ha removido las aguas. Llevamos meses donde unos más que otros –empezando por el líder de la Liga, Matteo Salvini– intentan llegar a un acuerdo para convertir a los euroescépticos en el tercer grupo de la Eurocámara, justo por detrás de los socialdemócratas. En julio pasado, una buena parte de estas formaciones, con Orbán, Le Pen, Abascal y Salvini a la cabeza, firmaron un manifiesto en defensa de una Europa cristiana donde la soberanía nacional debería prevalecer sobre la comunitaria, que apuntaba maneras.

Conservadores con la camisa parda

Ahora bien, más allá de las relaciones entre los diferentes partidos de la galaxia ultraderechista en Bruselas o de forma bilateral –Abascal visitó a Orbán en mayo, Meloni estuvo en la fiesta de Vox en Madrid hace unas semanas, Salvini participó en el congreso de los portugueses de Chega en primavera–, cobran más importancia las redes globales tejidas por fundaciones y think tanks que se presentan, en muchos casos, como independientes. Una de estas es la renombrada Conferencia de Acción Política Conservadora (CPAC), que reúne el Gotha del mundo conservador norteamericano y que, además de invitar cada año a algún líder europeo (Marion Maréchal-Le Pen en 2018, Giorgia Meloni en 2020), tiene tentáculos en Australia, Japón y Brasil. En el país latinoamericano, por ejemplo, organiza desde 2019, gracias al apoyo que le ofrece el presidente Jair Bolsonaro, una conferencia anual.

En la que se ha celebrado a principio de septiembre en Brasilia, además de las élites bolsonaristas, estaba también una delegación estadounidense. La lideraban Donald Trump junior, Jason Miller, exportavoz de Trump y actual CEO de Gettr, la nueva plataforma social lanzada por el expresidente norteamericano tras su exclusión de las redes sociales tradicionales, y Matthew Tyrmand que, tras sus pinitos en Breitbart News de la mano de Steve Bannon, es una de las figuras clave del Proyecto Veritas, una ONG ultraderechista que acosa a periodistas y docentes difundiendo vídeos fake grabados con cámaras escondidas.

Asimismo, encontramos la Fundación Edmund Burke, fundada en 2019 y vinculada a sectores ultraconservadores israelíes, estadounidenses y europeos. Una de las figuras clave es el filósofo israelí Yoram Hazony, autor del libro La virtud del nacionalismo y presidente del Instituto Herzl. En uno de los primeros encuentros organizados por la fundación –la Conferencia Nacional de Conservadurismo celebrada en Roma en febrero de 2020 y dedicada, no se lo pierdan, a Juan Pablo II y Ronald Reagan–, Hazony consiguió reunir, entre otros, a Meloni, Orbán, Abascal y Marion Maréchal.

Atención: no se trata aquí solo de sacarse la foto de rito, ni de estrechar lazos, que también, sino de elaborar una propuesta ideológica compartida y construir hegemonía. Que se le cite o no, la extrema derecha ha aprendido la lección de Gramsci, como explicó y puso en práctica con éxito hace décadas Alain de Benoist para revitalizar y transformar el neofascismo galo y, a la postre, europeo. Y la izquierda, en eso, debería aprender ahora de la ultraderecha. Evitemos malentendidos: no debería aprender en el sentido de copiar sus ideas como defienden los rojipardos o algún izquierdista despistado, sino en el sentido de reforzarse ideológicamente y entender que la batalla cultural es crucial ahora más que nunca.

Gladiadores y guerreros culturales

Lo mismo puede decirse para las escuelas de formación. Ya se sabe, los partidos no son lo que eran. Cierto. Pero la ultraderecha parece haber entendido que sin unas escuelas donde se forman cuadros –o, como los llaman ellos, líderes del futuro– no se va muy lejos en política. Y la extrema derecha 2.0 lo está haciendo ya a escala nacional y también global. Este es, por ejemplo, el objetivo del Instituto Superior de Sociología, Economía y Política fundado por Marion Maréchal en 2018: después de su sede francesa, ubicada en Lyon, hace un par de años se ha abierto también una sede en Madrid, presidida por Miguel Ángel Quintana Pérez y vinculada estrechamente, por más que lo desmientan, al entorno de Vox, a través de figuras como Kiko Méndez Monasterio y Gabriel Ariza, hijo del presidente de Intereconomía.

Sin embargo, ya antes, en los tiempos del gobierno nacionalpopulista italiano formado por la Liga y el Movimiento 5 Estrellas, el exconsejero de Donald Trump, Steve Bannon, había intentado algo similar en el monasterio de Trisulti, en las afueras de Roma. Con la colaboración del Instituto Católico Dignitatis Humanae, presidido por Benjamin Harnwell, Bannon se proponía crear una escuela populista que tenía como objetivo formar unos “guerreros culturales” y unos “gladiadores” para defender la cultura occidental judeo-cristiana. El caso de Trisulti, por más que haya fracasado, nos muestra la porosidad de estos ambientes: acérrimos ultraderechistas, miembros de la Alt-Right estadounidense, conservadores post-reaganianos, católicos integristas y un largo etcétera colaboran superando sus divergencias en proyectos transatlánticos, en este caso en la formación de nuevos cuadros.

Bannon, muchas veces presentado como una especie de genio del mal, ha estado a menudo vinculado con muchos de estos proyectos. Dejando de lado la capacidad para venderse a los medios de comunicación como un titiritero que mueve los hilos del guiñol, algo lejos de ser verdad, el exdirector de Breitbart News había también lanzado, allá por 2018, The Movement, una plataforma que se proponía unificar a la extrema derecha del viejo continente de cara a las elecciones europeas del año siguiente. O, como mínimo, ofrecerle apoyos y ayudas en análisis, estudios y propaganda. Es cierto que a Bannon la mayoría le cerró la puerta en la cara, excluidos Salvini, Meloni, Bolsonaro y el partido de oposición de Montenegro, pero no cabe duda de que a “Sloppy Steve” –“Steve el torpe”, como lo definió Trump en un memorable tuit– no le faltan ni recursos ni know-how. De hecho, más en la sombra que hace unos años, Bannon ha viajado recientemente a Madrid –no sabemos si para reunirse con Vox– y se ha movilizado para conseguir el éxito de la CPAC-Brasil (Conservative Political Action Conference).

Parece que en el último año Bannon ha ido reconduciendo sus desavenencias con Trump que, de hecho, le amnistió a última hora antes de dejar la Casa Blanca, imputado por defraudar a donantes para la construcción del muro en la frontera de México. Además, Bannon, siguiendo la voluntad del expresidente, se ha negado a comparecer ante el comité legislativo que está investigando el asalto al Capitolio el pasado 6 de enero, obligando a la Cámara de Representantes estadounidense a declararlo en desacato con la posibilidad –remota, pero existente– de que sea condenado a un año de cárcel.

Las lobbys integristas cristianas

De cara a las elecciones de finales de 2022, en las que Bolsonaro se juega la reelección, Brasil se ha convertido en una de las principales preocupaciones de la extrema derecha que quiere conservar uno de sus más importantes bastiones a nivel mundial. Asimismo, el interés en América Latina ha ido en aumento con el avance de una nueva ultraderecha en la región, entre el giro ultra de Keiko Fujimori en Perú; la aparición de un libertarismo de extrema derecha en Argentina, de la mano de Javier Milei; o la candidatura de José Antonio Kast en las presidenciales chilenas de este mes de noviembre. No es casualidad que Vox, a través de la Fundación Disenso, haya lanzado el Foro de Madrid, una comunidad que denomina Iberosfera y que se propone como la alternativa ultra a los progresistas Foro de Sao Paulo y Foro de Puebla. De ahí el activismo de Santiago Abascal y Hermann Tertsch que han visitado México y Perú para establecer contactos que han atraído también a políticos antes vinculados con el PP, como el exmandatario colombiano Andrés Pastrana.

El caso latinoamericano nos lleva a hablar de una de las más poderosas redes globales que sirven a la extrema derecha 2.0 para entablar relaciones, elaborar una agenda común y encontrar financiación: la integrista cristiana. Hablamos en este caso de un verdadero lobby, comparable al de las armas, representado en Estados Unidos por la Asociación Nacional del Rifle y con tentáculos también en Europa. El mundo integrista cristiano ha ido creando foros de debate, fundaciones, think tanks y asociaciones desde finales de los años noventa, como mínimo. Además, supera las fronteras de las diferentes iglesias existentes, englobando o, por lo menos, poniendo en relación tanto a católicos como a ortodoxos y evangélicos.

Un ejemplo de los más conocidos es el Congreso Mundial de las Familias (WCF), organización fundada en Estados Unidos en 1997. El último congreso, hace dos años, se celebró en Verona – cuando Salvini era ministro del Interior–, mientras que en 2012 se realizó en Madrid. El WCF defiende una agenda provida y pro-familia tradicional y se opone al aborto y los derechos al colectivo LGTBI, tanto que el South Poverty Law Center la ha incluido en su listado de grupos de odio anti-gay. Y no se trata solo de los sectores críticos con Bergoglio dentro de la Iglesia católica: hay una parte del mundo ortodoxo, especialmente cercano a Vladimir Putin, como el oligarca ruso Konstantin Malofeev, promotor de la fundación San Basilio el Grande, que es parte integrante de esta red. Estamos hablando de un laberinto infinito de decenas y decenas de pequeñas y grandes asociaciones, a veces vinculadas directamente con las otras, a veces solo indirectamente, como, la española HazteOír, fundada en 2001 por Ignacio Arsuaga y muy cercana a Vox, que en 2013 ha lanzado su lobby internacional, CitizenGo.

Budapest y Varsovia, los centros de operaciones europeos

En esta como en otras cuestiones, el mundo ultraconservador ruso y de la Europa oriental ha estado muy activo desde el minuto uno. Por un lado, Putin se ha convertido en un referente para muchos ultraderechistas europeos, empezando por Marine Le Pen o Matteo Salvini, que han incluso recibido o, como mínimo, buscado financiación en las latitudes del Kremlin. Por el otro, la existencia de dos gobiernos ultraderechistas en Varsovia y Budapest ha permitido tener dos bases desde donde actuar. Para mencionar solo dos de las iniciativas más recientes, en mayo se ha inaugurado en Varsovia la nueva universidad de los ultras polacos, el Colegio Intermarium, promovida por el think tank católico Ordo Iuris. En el acto inaugural participaron una numerosa delegación húngara, otra estadounidense –con el ya citado Matthew Tyrmand, el director del Acton Institute, Alejandro Chafuen, o el escritor católico ultraconservador Rod Dreher– y el joven meloniano Francesco Giubilei, presidente de la Federación Tatarella y del think tank Nazione Futura, vinculados a Hermanos de Italia.

A finales de septiembre también se celebró en Budapest la Cumbre Demográfica, organizada por el gobierno magiar de Viktor Orbán, que reunió al exvicepresidente norteamericano Mike Pence, a los presidentes de diferentes países de la Europa del este que miran con interés al modelo húngaro –el esloveno Janša, el checo Babiš, el serbio Vučić, el serbio-bosnio Dodik–, a los franceses Éric Zemmour y Marion Maréchal, al salviniano Lorenzo Fontana o Jaime Mayor Oreja, presidente de la Federación Europea antiaborto One of Us y vinculado en la actualidad al instituto fundado por la nieta de Jean-Marie Le Pen en Madrid. El tema de la demografía, que la ultraderecha y el mundo cristiano conservador conectan con la inmigración y las políticas favorable a los derechos civiles, es justamente una de las estrategias que permite a la extrema derecha salir de sus fronteras ideológicas y entablar relaciones con sectores de por sí no tan radicales.

La extrema derecha 2.0 lleva tiempo rearmándose a nivel discursivo e ideológico. Y para hacerlo ha ido creando un sinfín de asociaciones, fundaciones, organizaciones, think tanksy revistas. Las que he mencionado en este artículo son solo la punta del iceberg. Debajo de las olas del océano, sin que nos demos cuenta, hay una red inmensa, poderosa y bien financiada. Si no queremos que el mundo progresista acabe como el Titanic, al descubrir la entidad real de esta red, hay que hacer dos cosas: investigar más cómo se mueve la nueva extrema derecha a nivel internacional y rearmarse mejor que ellos para frenar su avance y vencerlos. El tiempo apremia. Pongámonos las pilas.

(Tomado de Contexto y Acción)

HuffPost: Cómo la radio en español de Miami siembra el odio, la desinformación y la desunión familiar

Posted on

Cubadebate reproduce para sus lectores este artículo publicado en inglés por The Huffington Post, que devela el ambiente de odio, desinformación y desunión familiar que siembra la radio en español de Miami, que está en manos de la misma «Mafia Cubana» que detenta el poder político y económico en esa ciudad del sur de Florida.

Cómo la radio en español ayudó a radicalizar una generación de abuelos de Miami

La crisis de desinformación entre las comunidades hispanas del sur de Florida está alterando la comprensión de la realidad de algunos residentes y, como resultado, está tensionando los lazos familiares.

Por Lautaro Grinspan

MIAMI – La madre de Virginia repitió varias mentiras durante el último año: las elecciones presidenciales de 2020 «fueron robadas, por supuesto». Antifa y Black Lives Matter comparten la responsabilidad del motín del 6 de enero en el Capitolio. Joe Biden es un pedófilo.

¿Discrepar? Entonces la madre de Virginia diría que probablemente eres comunista.

Virginia, una inmigrante cubana de 58 años que vive en el condado de Broward, al norte de Miami, dice que muchas de las opiniones radicales de su madre provienen de la misma fuente: información errónea en la radio regional en español. Para su creciente consternación, Virginia dice que su mamá , de 79 años, es una ávida oyente, con una lealtad particularmente fuerte a los comentaristas de derecha de Radio Mambí, la principal estación de exiliados cubanos de Miami.

“Ella sigue a estas personas con lealtad y todo lo que dicen es palabra de Dios”, dijo Virginia. “Creo que hemos permitido que la radio en español aquí se salga con la suya durante mucho tiempo. No hay responsabilidad «.


La desinformación dirigida a los latinos proviene de diferentes fuentes, desde chats en plataformas de mensajería populares como WhatsApp hasta páginas de Facebook y canales de YouTube latinoamericanos. Muchas de estas plataformas traducen las teorías de la conspiración que se originaron en inglés al español. Pero cuando esa información errónea, desde afirmaciones infundadas sobre fraude electoral hasta propaganda contra las vacunas y todo lo demás, da el salto a la radio en español de Miami (un espacio dominado por cubanoamericanos, un electorado republicano clave en Florida), recibe un sello de aprobación de corriente principal de estaciones que, en algunos casos, han sido parte de la rutina diaria de las personas durante décadas.

Entre ellos se encuentran Radio Mambí y Actualidad Radio, las dos estaciones de radio AM con los índices de audiencia más altos en Miami, según Nielsen , y La Poderosa. Mambí ha estado al aire desde 1985 y es propiedad de Univision, la cadena de televisión nacional en español con sede en el suburbio de Doral en Miami. Incluso Radio Caracol, una cuarta estación local y un raro ejemplo de moderación en las ondas de radio en español de Miami, fue criticada el año pasado cuando emitió una perorata racista y antisemita, a través de una programación pagada por un empresario local. En respuesta, la estación excluyó al empresario de las ondas de radio y se disculpó de inmediato .

El análisis político de este fenómeno se ha centrado en el papel que la desinformación podría haber jugado para ayudar a condenar las perspectivas de los demócratas con los votantes latinos en 2020, incluido el de Biden, así como los de las titulares del Congreso del sur de Florida, Donna Shalala y Debbie Mucarsel-Powell . Sin embargo, las consecuencias más íntimas continúan resonando en todo el sur de Florida a medida que los miembros de la familia, muchos de ellos cubanoamericanos de segunda o tercera generación, luchan con lo que describen como la radicalización cada vez más profunda de los seres queridos mayores.

Un partidario del expresidente Donald Trump con una mascara protectora asiste a un mitin frente al evento Latinos for Trump Roundtable en Doral, Florida, el 25 de septiembre de 2020.Foto: Marco Bello, a través de GETTY IMAGES.jpg

«Las consecuencias más íntimas continúan resonando en todo el sur de Florida a medida que los miembros de la familia, muchos de ellos cubanoamericanos de segunda o tercera generación, luchan con lo que describen como la radicalización cada vez más profunda de los seres queridos mayores.»

Para comprender mejor la tensión que las teorías de la conspiración ejercen sobre los lazos familiares locales, HuffPost habló con los residentes del sur de la Florida que dicen que han perdido a sus parientes mayores debido a la desinformación en español de la derecha. Todos los entrevistados señalaron a los programas de radio como la vía de acceso al extremismo, con teorías de conspiración difundidas en las ondas de radio reforzadas posteriormente en línea y fuera de línea, a través de algoritmos de redes sociales y en cámaras de eco en los enclaves cubanos de Miami-Dade. Al tratar de rechazar la información errónea, descubrieron muchos miembros de la familia, la conversación tiende a terminar con la misma respuesta: «¡Comunista!»

La susceptibilidad de los cubanoamericanos a la propaganda de la derecha y las tácticas de miedo rojo se ve impulsada por una cultura política que presume lealtad al Partido Republicano, que muchos han visto durante mucho tiempo como la antítesis ideológica del gobierno comunista del que huyeron. Las encuestas muestran que el apoyo al Partido Republicano es más fuerte entre los cubanos mayores, para quienes las heridas de la revolución de Fidel Castro de 1959 son profundas. Incluso después de décadas en los EE. UU., El espectro del socialismo todavía desencadena sus reacciones más viscerales, y en el sur de Florida, los políticos republicanos se han alegrado de hacer el detonante. El dominio de Trump entre los cubanos en 2020 fue producto de un acercamiento persistente a la comunidad de exiliados cubanos, en el que se posicionó como un baluarte contra las ideas socialistas.

«Esto ha destruido a mi familia».

Contribuir al poder persuasivo de la radio en español es la presencia en las ondas de altos funcionarios públicos, que a menudo aparecen como invitados en una variedad de transmisiones televisivas, que van desde aquellas dirigidas por periodistas responsables hasta otras con reputaciones más notorias por difundir información errónea. En ocasiones, esos mismos políticos desempeñan un papel activo en la amplificación de las conspiraciones.

Maria Elvira Salazar, entonces candidata republicana por el distrito 27 del Congreso de Florida, habla con los votantes en una instalación de viviendas del condado de Miami-Dade el 6 de noviembre de 2018. Tom Williams a través de GETTY IMAGES

El 11 de enero, durante una aparición en el programa diario de Ninoska Pérez en Radio Mambí, la representante Maria Elvira Salazar, una republicana que representa a Miami-Dade e hija de inmigrantes cubanos, compartió una afirmación falsa sobre la integridad del voto en Pensilvania, una de los estados más disputados de las elecciones presidenciales de 2020.

“¿Cómo es posible que en Pensilvania haya 200.000 votos más el día de las elecciones que [votantes] en las listas electorales? Eso no es posible ”, dijo, refiriéndose a una teoría de la conspiración repetidamente desacreditada basada en datos incompletos.

En marzo, durante una entrevista sobre inmigración en Actualidad Radio, el representante Carlos Giménez, un cubanoamericano y republicano que representa a partes del sur de Florida, no rechazó cuando los conductores afirmaron que la administración Biden está permitiendo la entrada de miles de inmigrantes no autorizados como parte de un «plan maquiavélico» para convertirlos en votantes demócratas. En cambio, como informó WLRN , respondió » no te lo dudo «, que se traduce como «No lo dudo».

Republicanos de Miami como Salazar o Giménez «podrían cerrarlo», dijo Guillermo Grenier, profesor de sociología en la Universidad Internacional de Florida y uno de los investigadores principales de la muy vista Encuesta de Cuba de la escuela, que rastrea las opiniones de la comunidad cubanoamericana en el sur. Florida. “Lo que da este jugo, lo que institucionaliza la desinformación es que [los funcionarios electos] van a estas estaciones y les dan credibilidad”.

Ambos republicanos aparentemente han aceptado a Biden como presidente, a menudo presionando para que la administración brinde más apoyo a Cuba y su pueblo . Las oficinas de Salazar y Giménez no respondieron a las solicitudes de comentarios.

“Lo que da este jugo, lo que institucionaliza la desinformación es que [los funcionarios electos] van a estas estaciones y les dan credibilidad”. Guillermo Grenier, profesor de sociología en la Universidad Internacional de Florida

Los padres de Sandra comenzaron a escuchar Radio Mambí tan pronto como la familia emigró de Cuba al sur de la Florida en 1993. Nunca pararon.

“Si vas a la casa de mi mamá y mi papá en Hialeah, seguramente estarán escuchando esa radio. Está encendido constantemente ”, dijo Sandra, de 52 años, quien pidió ser identificada solo por su nombre de pila. “Si están en casa, eso es lo que están haciendo. Son bombardeados las 24 horas del día por esas estaciones ”.

Ella dijo que sus padres, ambos de alrededor de 70 años, descartan las noticias más populares en español, como Telemundo o Univisión, por considerarlas «comunistas». Sienten mucha más afinidad por la corriente del anti-castrismo de línea dura – narrativas enraizadas en oposición a Castro – que recorre las ondas de radio de AM en español.

“Todo lo que dicen en esos programas de noticias está realmente dirigido a personas como mis padres. Conocen muy bien la cultura ”, dijo Sandra. “Para mis padres, es como una droga. Le hace algo a su cerebro «.

En cierto modo, la experiencia de Sandra con sus padres está lejos de ser única: las investigaciones han demostrado que los adultos mayores generalmente son más propensos a enamorarse y difundir información errónea. Pero Grenier dice que algo específico está funcionando con los cubanos mayores y la radio, lo que les dio a muchos su primer sentido de pertenencia como una comunidad de exiliados, años antes de que las oleadas posteriores de inmigrantes transformaran a Miami en la ciudad cubana que es hoy.

“La radio siempre ha sido una especie de cabildo en América Latina”, dijo. “Los viejos inmigrantes cubanos dieron forma a estas estaciones. Son sus estaciones; es su voz la que se escucha allí. Están muy influenciados por ella. Están vinculados a él de una manera que realmente no podemos entender «.

En opinión de Sandra, la desinformación en la radio comenzó a volverse más extrema en el momento de las elecciones de 2016, cuando sus padres transmitían información que habían escuchado sobre, por ejemplo, viajes sospechosos que Hillary Clinton supuestamente había hecho a Cuba en el pasado.

“Todo lo que dicen en esos programas de noticias está realmente dirigido a personas como mis padres. Conocen muy bien la cultura ”, dijo Sandra. “Para mis padres, es como una droga. Le hace algo a su cerebro «.

«No soy fan de Hillary Clinton», dijo Sandra, «pero le diría: ‘Mamá, ¿no te das cuenta de que todo eso son mentiras?'»

Ahora, le preocupa que las teorías de la conspiración difundidas en el aire sobre las elecciones de 2020 y el supuesto deseo de los demócratas de implementar el comunismo en los EE. UU. Estén deformando la comprensión de la realidad de sus padres.

Esa es una preocupación que otros probablemente comparten: hasta el 40% de los cubanoamericanos en Florida rechazan la legitimidad del resultado electoral que certificó a Biden como el ganador, según una encuesta de Bendixen & Amandi International, una firma consultora con sede en Miami .

“Sé lo que significa estar escuchando estas cosas constantemente. Es como una sesión de hipnosis, y luego, después de un tiempo, eres parte de ese culto ”, dijo Sandra. “Para mí, esas estaciones han sido horribles. Mi papá se ha convertido en otra persona. Mi mamá se ha convertido en otra persona, por completo. Esto ha destruido a mi familia «.

En un comunicado, la empresa matriz de Radio Mambí, Univision, dijo: “Radio Mambí tiene una larga historia de brindar al sur de Florida un foro donde todas las opiniones y el debate abierto son bienvenidos a través de los programas de opinión en vivo que conforman la mayor parte de la programación de Mambí. Univision se toma muy en serio la desinformación y nos esforzamos por garantizar que nuestra audiencia tenga acceso a diversas perspectivas y puntos de vista ”. La gerencia de La Poderosa y Actualidad Radio no respondió a las solicitudes de comentarios.

«Nuestras verdades son opuestas».

Después de crecer escuchando Radio Mambí, Amore Rodríguez, de 28 años, dijo que todavía se le queda pegado el tintineo de la estación en la cabeza.

Rodríguez es el primer miembro nacido en Miami de su familia cubanoamericana. Su primera exposición a la programación de radio local en español provino de su abuela, una ex profesora de la Universidad de La Habana que se convirtió en una prisionera política en la isla.

“Ha sido su fuente de noticias desde que nací”, dijo Rodríguez. “Aprendió a poner Radio Mambí en su teléfono para que se despierte y esté encendida, como a todo volumen. Eso es todo lo que escucha … Fox había sido su fuente de noticias en inglés, pero los excomulgó después de que convocaron las elecciones para Biden «.

La abuela de Rodríguez ha estado escuchando programas de radio en español durante tanto tiempo, y se toma muy en serio las opiniones de los presentadores y comentaristas, porque hacerlo refuerza una parte clave de su identidad en el exilio.

“Hay un nivel de confianza que se ha construido allí durante años, y creo que los mejores medios y la mejor comunicación ocurren entre personas que confían entre sí. Y algunos de estos comentaristas son las mismas personas, solo que mayores. Crecí con esta gente. Mi abuela llama, tiene sus números de teléfono, se siente conectada con ellos ”, dijo Rodríguez. “Estos son los programas que han hecho sentir a mi abuela como en casa, o que no está sola como exiliada cubana”.

Rodríguez dice que su abuela cree, entre otras mentiras, que la elección fue robada por Biden debido a un fraude en lugares como Arizona y que los demócratas tienen redes sexuales, como han sugerido los seguidores de QAnon. La madre de Rodríguez, que escucha menos radio y consume más medios digitales, tiene opiniones similares.

“Es tan impactante para mí que crean estas cosas y no hay ningún lugar adonde ir porque piensan que yo soy el que le han lavado el cerebro”, dijo Rodríguez.

Si bien Grenier dice que la desinformación ha sido durante mucho tiempo una característica de muchos programas de radio en español del sur de Florida, la presión comenzó a aumentar con más fuerza a raíz de los disturbios en el Capitolio, que fueron alimentados por afirmaciones infundadas sobre fraude electoral y otras conspiraciones.

En enero, los líderes latinos de más de 20 grupos de defensa locales pidieron a las estaciones en español que implementaran procesos de verificación de datos más rigurosos para frenar la difusión de información falsa, advirtiendo en una carta abierta que «la retórica del odio puede tener consecuencias mortales». A principios de este año, un informe de agencias de comunicación latinas y organizaciones sin fines de lucro de tendencia progresista catalogó la programación de una semana en dos estaciones populares en español en Miami. Aparte de las acusaciones de fraude electoral generalizado y las afirmaciones de que Biden marcaría el comienzo del comunismo, el informe dijo que las estaciones afirmaron que la representante Ilhan Omar (D-Minn.) Cometió un fraude de inmigración y se casó con su hermano, y que los «comunistas chinos» estaban detrás. la pandemia.

La presión también proviene de los legisladores latinos a nivel federal. En el período previo a las elecciones de 2020, el representante Joaquín Castro (D-Texas), entonces presidente del Caucus Hispano del Congreso, y Mucarsel-Powell (quien perdió su candidatura a la reelección ante Giménez en 2020), solicitaron una investigación del FBI sobre la desinformación dirigida a Comunidades hispanas. Los miembros del Caucus Hispano también se movilizaron en abril para presionar a la Comisión Federal de Comunicaciones para que rechazara la venta de Radio Caracol por preocupaciones de que su nuevo propietario allanaría el camino para una mayor desinformación de extrema derecha .

A pesar del mayor escrutinio, sigue existiendo una percepción ampliamente compartida de que las emisoras locales no enfrentan consecuencias cuando circulan conspiraciones en español, en parte debido a las idiosincrasias lingüísticas del área de Miami.

Phillip M. Carter, sociolingüista de la Universidad Internacional de Florida, donde centra su trabajo en las comunidades latinas en los Estados Unidos, dijo que es muy probable que ocurran distorsiones de la verdad en los medios de comunicación en inglés, pero la diferencia es que, en español, el contenido problemático «pasa desapercibido».

“Eso no es nada inherente al idioma español, se trata de la dinámica del idioma y la dinámica política en el sur de Florida”, dijo al Miami Herald a principios de este año. “Hay un sentido en el que decir cosas en español no está sujeto a críticas porque el español se construye aquí como un idioma minoritario, aunque en cierto modo es el idioma mayoritario”.

Miami-Dade, el condado más poblado de Florida, es casi un 70% hispano , según datos de la Oficina del Censo de EE. UU. Casi tres cuartas partes de los residentes del condado hablan un idioma diferente al inglés en casa, una proporción más alta que en lugares como Los Ángeles o El Paso.

Aunque Rodríguez y los miembros de su familia siguen siendo cercanos, las relaciones se han deteriorado.

“No hay conversación que pueda suceder porque nuestras verdades son opuestas. Es como si viviéramos en un universo paralelo … Pero he aceptado que esto no es que ellos sean malvados. Son ellos los que están siendo manipulados, y ha sido muy difícil para mí, como hija y nieta, ver que eso suceda «.

Paranoia

Uno de los efectos más dolorosos del diluvio de desinformación ha sido ver a los seres queridos perturbarse visceralmente por las declaraciones alarmistas sobre el supuesto impulso del Partido Demócrata para llevar el comunismo a los EE. UU.

La retórica engañosa sobre el comunismo y el socialismo no se limita a los medios en español, por supuesto. Los republicanos de todo el país han acusado durante mucho tiempo incluso a los demócratas más centristas de abrazar el socialismo, popularizando la noción de que los demócratas quieren convertir a Estados Unidos en un gobierno socialista al estilo venezolano.

“Me enojo mirando hacia atrás y pensando en eso … Estas son personas que llegaron a los 90 y sobrevivieron a la revolución. Simplemente parece abusivo para ellos que se les alimente con un montón de mentiras de las que preocuparse y tirar de los hilos de todas las cosas a las que son sensibles, las cosas que los han lastimado en el pasado «.

– Armando García, cuyo abuelo cubano murió en 2020

Pero para los exiliados cubanos de primera generación en Miami, hablar del comunismo como si fuera una fuerza ascendente en los Estados Unidos puede traer a colación un trauma pasado relacionado con sus experiencias en la isla, poniendo en riesgo su salud mental.

“Creo que mi abuela ha tenido la peor ansiedad que ha tenido desde que estuvo aquí, porque nunca sintió que estuviera tan cerca de volver a suceder”, dijo Rodríguez. «Ella luchó tan duro y perdió todo para alejarse del comunismo y llegar a la tierra de la democracia y toda esta información errónea te hace sentir como si estuvieras en la punta de tu puerta de nuevo».

“Así que creo que mi familia casi ha comenzado a revivir su trauma. La táctica del miedo se ha hecho de manera tan brillante … Mi abuela siente que está luchando por su vida «.

Armando García, de 37 años, puede relacionarse. Su difunto abuelo, una vez pescador en Cuba, fue encarcelado por el régimen de Castro después de que lo atraparan tratando de salir de la isla después de la revolución. En sus últimos años, según García, estaba cada vez más preocupado por las operaciones comunistas encubiertas en los Estados Unidos, un miedo avivado en parte por la radio en español en Miami.

“Trataría de no entrar en estos temas, pero no pudo evitarlo. Se pondría muy agitado emocionalmente. Es como si hubiera dejado de ser el abuelo con el que crecí ”, dijo García. «Y todavía me mostró eso, pero en esas últimas visitas antes de fallecer, estaba cada vez más en este mundo de paranoia».

El abuelo de García murió a principios de 2020. Tenía unos 90 años.

“Me enojo mirando hacia atrás y pensando en eso… Estas son personas que llegaron a los 90 y sobrevivieron a la revolución. Simplemente parece abusivo para ellos que se les alimente con un montón de mentiras de las que preocuparse y tirar de los hilos de todas las cosas a las que son sensibles, las cosas que los han lastimado en el pasado ”, dijo García. “En esos momentos finales que tuve con él, si no los hubiera tomado él obsesionado con estas cosas políticas … ¿De qué podríamos haber hablado en su lugar? Eso es algo que me pregunto. Es una especie de crueldad hacerles a las personas «.

Para Grenier, la obsesión descrita por García podría ser indicativa de una mayor vulnerabilidad de los inmigrantes a la desinformación.

“Si no cree que Biden sea un presidente legítimo, entonces todo está en juego. Todo este país al que supuestamente viniste por sus instituciones democráticas no es lo que pensabas que era ”, dijo al HuffPost. “Así que puedo imaginarme que crea muchas [crisis] existenciales para mucha gente, probablemente más en el sur de Florida que en otras partes de los Estados Unidos. Entre las poblaciones de inmigrantes que compran esto, la angustia debe ser mucho mayor”.

No son solo las invocaciones del comunismo las que pueden inquietar profundamente a los radioescuchas. A raíz del asesinato de George Floyd en mayo de 2020, la cobertura de las manifestaciones de Black Lives Matter provocó ansiedades similares, y algunas personalidades de los medios de comunicación en español insinuaron repetidamente que quienes protestan contra la violencia no son dignos de confianza o son peligrosos. Los incluidos locutor de radio Cariñes Moncada, quien hizo noticias nacionales en octubre de 2020, cuando afirmó en Radio Actualidad que un co-fundador de Negro Vidas Materia practica “Brujería”, o la brujería.

“Entonces te preguntas, ‘¿Por qué son destructivos?’”, Dijo Moncada, refiriéndose a los manifestantes. “Porque están vibrando con el diablo. Están vibrando con negatividad. Están vibrando con la oscuridad «.

El verano pasado, cuando los padres de Sandra fueron a visitarla a Júpiter, su madre estaba «muy asustada».

“Fue mucho miedo y terror. Mi mamá decía: ‘Tenemos que irnos temprano porque si estamos en la carretera y [los manifestantes] bloquean la carretera, podrían matarnos. Esa gente es malvada ‘”, dijo Sandra. «Fue un miedo extremo».

García dice que el último abuelo que le quedaba, su abuela por parte de su madre, nunca había sido muy político. Pero para su sorpresa, en visitas recientes, ella ha comenzado a mencionar Black Lives Matter.

“Se trataba de cómo estos matones se están apoderando de las calles. Yo estaba como, ‘ Desde cuando tu le pones atención a todas estas cosas? ¿Desde cuándo prestas atención a estas cosas? … No me había dado cuenta de que este material venía de los medios de comunicación en español ”, dijo. “Le está causando estrés. Como, ‘Oh, ¿qué le está pasando a este país?’ «

Las narrativas falsas sobre las protestas de Black Lives Matter, que rara vez son violentas , han seguido siendo una característica frecuente en las ondas de radio. A raíz del asedio del 6 de enero al Capitolio de los Estados Unidos perpetrado por partidarios de Trump, los conductores de una variedad de estaciones, incluidas Radio Mambí, Actualidad Radio y La Poderosa , dieron crédito a la nación de que Black Lives Matter y «Antifa» compartían la responsabilidad. para el ataque.

En la primavera, luego de la conclusión del juicio de Derek Chauvin, la presentadora de Poderosa Lucy Pereda y el invitado frecuente Julio Shiling, un comentarista de derecha, dijeron que «las amenazas de las milicias Black Lives Matter» y «Black Lives Matter» presionaron al jurado para que condenara al primero. Oficial de policía de Minneapolis.

«Lo que gobernó en ese juicio fue la justicia popular, el terror de las calles», dijo Shiling. Añadió que la teoría crítica de la raza es parte de la agenda de la administración de Biden para defender la «supremacía negra».

Familias deshilachadas

Para estos floridanos, su deseo no es que sus padres o abuelos piensen como ellos. Después de todo, sus creencias políticas fundamentales ya son bastante similares. Sandra se llama a sí misma una de las “personas más anticomunistas que existen” y está orgullosa del activismo anticastrista que hizo que la expulsaran de la universidad en Cuba. Virginia fue republicana de toda la vida hasta que dejó el partido el año pasado.

Rodríguez es abiertamente liberal, es una de las cofundadoras de Cubanos Pa’lante, una alianza de cubanoamericanos progresistas, pero dijo que comparte plenamente el fervor de su abuela conservadora por la libertad, y señaló que lleva “el dolor de la historia cubana en mi alma.»

La línea de falla radica en la capacidad de las diferentes generaciones para determinar qué es verdadero y qué es falso, qué es un hecho y qué es una conspiración. La cosecha más joven quiere ayudar a sus parientes mayores, pero a pesar de su empatía, no han podido encontrar una estrategia confiable para desacreditar la información errónea.

Cuando Sandra intenta verificar algunas de las teorías de la conspiración de sus padres de manera directa, «comienzan a gritar».

“Mi papá grita. Mi mamá inmediatamente dice: ‘ No me hables . No me hables. Se pone agresiva ”, dijo. “Son una causa perdida. Y probablemente también me vean como una causa perdida «.

Los métodos de Virginia son más sutiles.

Tiene acceso a la cuenta de Facebook de su madre y se conecta «como un padre» para «dejar de seguir a algunos de sus amigos locos» y sacarla de los grupos conspiradores. Los grupos de Facebook son páginas privadas para usuarios con intereses similares y una gran fuente de información errónea en la plataforma, especialmente para los usuarios que interactúan con contenido en idiomas extranjeros. Según la serie Archivos de Facebook del Wall Street Journal , solo el 13% del trabajo de la compañía para abordar la desinformación en 2020 se ocupó de contenido fuera de los EE. UU.

Cuando su madre visita su casa, Virginia también enciende el televisor y lo pone en una estación de noticias convencional, que deja sonando de fondo.

“Tendré las noticias y le diré: ‘Mira, mamá, esto es lo que están diciendo aquí’”, dijo. “Ella no quiere escucharlo. Ella se apaga por completo «.

En cuanto a Rodríguez, aunque anteriormente sentía la «responsabilidad de verificar los hechos, de generar conciencia, de traer la verdad», dice que perdió algo de su impulso porque «ahora mismo todo es una mentira» y trata de explicar la inexactitud de algo que su abuela escuchó en la radio rara vez termina bien.

“Ella me dijo: ‘Nunca he estado más decepcionada de ti. No puedo creer que pienses que soy un mentiroso. Y le dije: ‘No creo que seas una mentirosa. Creo que estás siendo manipulado ‘”.

Una causa creciente de consternación para Rodríguez, especialmente a medida que aumentaron las hospitalizaciones debido al COVID-19 en Florida durante el verano, es que la información errónea sobre las vacunas ha impedido que muchos de sus familiares se pongan la vacuna.

“Mi abuela dice que ha escuchado a algunos médicos en la radio hablar sobre cómo la vacuna no era segura”, dijo. «Soy la única persona vacunada en mi familia … Todavía piensan que hay un chip».

En opinión de Rodríguez, el status quo solo podría mejorar si las personas en las que su abuela confía en la radio en español realmente dicen la verdad.

Pero Virginia no cree que sea probable que eso suceda en un futuro previsible.

“No tengo fe en absoluto”, dijo. «Desde que tengo memoria, no he tenido fe en la radio en español».

Instituto Roswell Park de Estados Unidos iniciará estudio clínico con vacuna cubana contra cáncer de pulmón

Posted on

El Instituto Roswell Park de Estados Unidos anunció el inicio de un estudio clínico con la vacuna cubana CIMAvax-EGF en la prevención del cáncer de pulmón.

El nuevo ensayo que se inicia en los Estados Unidos busca tratar a los pacientes fumadores con alto riesgo de desarrollar un cáncer de pulmón, así como pacientes con cáncer en estadios tempranos con riesgo de recaer con la enfermedad. El medicamento cubano CIMAvax-EGF, una inmunoterapia que logra reducir drásticamente los niveles de factor de crecimiento epidérmico (EGF) en la sangre, ha demostrado su eficacia en el tratamiento del cáncer de pulmón avanzado.


A partir de los resultados obtenidos en los dos países, los investigadores del Centro de Inmunología Molecular y el instituto Roswell Park, ubicado en el estado de Nueva York, comienzan a explorar su uso para prevenir la formación del cáncer de pulmón.

Este sería el segundo ensayo clínico en curso con CIMAvax-EGF en Roswell Park, donde se ha demostrado la seguridad de este medicamento, y se explora su uso combinado en varias indicaciones de cáncer.

En video, estudio con CIMAvax-EGF