Cuba

Dos guerreros que la historia unio

Posted on

Poco cuentan las distancias –en tiempo y kilómetros– si dos nombres han de eternizarse en la memoria de un país, fundidos como un mismo referente de integridad y arrojo. Dos gigantes que la historia ha hermanado más allá de una fecha y un ideal común. Dos hombres que, en épocas diferentes, dignificaron por igual nuestro pasado patrio para alumbrarnos el presente y el futuro. Dos héroes que son «hijos» de junio, y de la Revolución. 

En Santiago de Cuba nació el primero. Era 1845 cuando la familia de los Maceo bautizó con el nombre de Antonio al niño que se convertiría en un descomunal jefe mambí.

El segundo llegó al mundo exactamente 83 años después de aquel alumbramiento insigne. Le llamaron Ernesto, aunque su memorable vida le ganaría otro calificativo internacional, pues ese pequeño, nacido en 1928, desde muy joven partiría de su natal Rosario, en Argentina, para ir a curarle las «heridas» a la América ultrajada.

Ambos se elevaron al universo del sacrificio más hermoso –que es defender con su propia sangre la verdad de los humildes–, y desde allí sus extraordinarias existencias se siguen entrelazando como si fueran solo una. Es algo asombroso y casi mítico. Las virtudes de uno parecen renacer en el actuar del otro; y así, juntos, vuelven a crecerse en sus dimensiones humanas, si es que eso es posible.

Porque si el Titán de Bronce era firme en su pensamiento y su valor temerario, el Guerrillero Heroico era un soldado integral con la disposición siempre lista para asumir la misión más peligrosa.

Porque si el Mayor General tenía la palabra sedosa y el brazo como el acero, el Comandante Guevara era también de hablar pausado y de acción insuperable. No hubo nunca, para uno ni para el otro, vida fácil, espacio para el regocijo pueril o senderos sin escollos. 

Más de 600 acciones combativas y un cuerpo marcado por 26 cicatrices de guerra encumbraron la trayectoria del hijo de Mariana Grajales; mientras que el varón Guevara hizo muy suyas las epopeyas del yate Granma, de la Sierra Maestra y de la Revolución Cubana, antes de irse a luchar por la libertad del Congo y de Bolivia.

Los dos amaban la literatura como a la Patria misma. Los dos eran antimperialistas. Los dos protagonizaron invasiones de Oriente a Occidente, y los dos sembraron huellas de respeto y cariño. 

Por ello San Pedro no fue el final para Maceo, como no lo fue La Higuera para el Che. A aquel que alzó su voz enérgica en Baraguá con un «no, no nos entendemos» ante un enemigo que nos quiso mellar el decoro; y a aquel otro que frente a su ejecutor ordenó: «dispare, que aquí hay un hombre», Cuba los contempla orgullosa.

Hoy, a 177 años del natalicio del Titán de Bronce, y a 94 del Guerrillero Heroico, una frase de Fidel nos recuerda que, a pesar de la necesaria evocación, siguen siendo muchas las certezas que los unen siempre; porque «si uno afirmó que quien intentara apropiarse de Cuba recogería el polvo de su suelo anegado en sangre si no perecía en la lucha, el otro anegó con su sangre el suelo de Bolivia tratando de impedir que el imperio se apoderara de América».

Tomado de Granma

Díaz-Canel denuncia carácter exclusivo de la Cumbre de las Américas: Puedo asegurar que en ningún caso asistiré

Posted on

El Primer Secretario del Comité Central del Partido Comunista y Presidente de la República, Miguel Díaz-Canel Bermúdez, al intervenir este miércoles en el contexto del Consejo de Ministros, ratificó posiciones y principios de Cuba con relación a la IX Cumbre de las Américas, que tendrá lugar entre los días 6 y 10 de junio, en la ciudad norteamericana de Los Ángeles.

Todos conocemos —enfatizó– que el Gobierno de los Estados Unidos concibió, desde un inicio, esta Cumbre de las Américas de manera no inclusiva. “Desde el diseño original por parte del Gobierno de los Estados Unidos, desde su pretensión inicial, estaba planteado que la Cumbre no fuera inclusiva. Y era su intención excluir a varios países, entre ellos Cuba, a pesar del fuerte reclamo regional existente de que se le pusiera fin a las exclusiones en este tipo de eventos”, explicó.

En tal sentido, destacó que “los Estados Unidos han estado realizando intensas gestiones y han ejercido brutales presiones para desmovilizar los justos y firmes reclamos de la mayoría de los países de la región de que la Cumbre debería ser inclusiva”.

“Esa es la situación en la cual se ha estado desarrollando toda esta convocatoria de la Cumbre, todo el reclamo desde los países de la región, y la manera en que los Estados Unidos ha estado actuando”, subrayó.

En el contexto de la reunión del máximo órgano de Gobierno cubano, el Presidente de la República agradeció “la valiente y digna posición de los países que han levantado su voz contra las exclusiones en la Cumbre de la Américas”.

Queremos destacar —dijo— que nosotros compartimos la posición de los líderes de la región que han reclamado con firmeza que todos tienen que ser invitados en pie de igualdad.

“En las condiciones en que se han producido todos estos procesos relacionados con la Cumbre y por la actitud mantenida por el Gobierno de los Estados Unidos, les puedo asegurar que yo no asistiré, en ningún caso, a la Cumbre de las Américas”, afirmó el Primer Secretario del Comité Central del Partido Comunista.

Como siempre, y como ha ocurrido en el pasado —concluyó— estamos conscientes, tenemos la convicción, de que la voz de Cuba se hará escuchar en la IX Cumbre de las Américas.

Tres apuestas cubanas para promover el comercio electrónico en el país

Posted on

Durante la pandemia de covid-19, ha sido apreciable en Cuba el auge de las plataformas en línea para impulsar el comercio electrónico.

Buscar nuevas alternativas de comercialización, que evitaran las aglomeraciones y el movimiento innecesario de personas, así como facilitar en gran medida la adquisición de bienes y servicios de manera más expedita, han sido algunos de los objetivos de los servicios creados o ampliados en los últimos dos años.

En este camino, no exento de dificultades, se han fortalecido las pasarelas de pagos nacionales (EnZona y Transfermóvil), y se han abierto nuevos espacios de comercialización digital.

La inestabilidad de los suministros y la escasez de productos, problemas en el aseguramiento logístico y la trasportación y la insuficiente cultura institucional para hacer un mayor uso de estos canales de ventas, son algunos de los factores que inciden negativamente en los propósitos del país de extender estos servicios.

Aunque para muchos el comercio electrónico solo se circunscribe a la plataforma TuEnvío, hoy te proponemos otras alternativas cubanas, nacidas del empeño estatal y privado.


Cubamodela: Emprender con manos propias una tienda en línea para Cuba

En el entorno cubano actual, las acciones de compraventa en línea se manifiestan sobre todo en grupos en redes sociales (Facebook, WhatsApp, Telegram…) y en plataformas populares como Revolico.

Tras la promoción de nuevos actores económicos en la nación, no son pocos los que apuestan por el comercio electrónico como una forma de dinamizar las ventas.

Si escribimos en Google términos como “vinos cubanos” o “tienda de joyas Cuba”, inmediatamente saldrá Cubamodela entre los primeros resultados. ¿En qué consiste esta web que engloba aristas tan diversas?

Es un sitio nacido en 2015 para propiciar el intercambio de intereses en torno al modelaje y socializar propuestas de trabajo entre modelos, fotógrafos y otras personas relacionadas con ese ámbito.

Con los años, la plataforma fue evolucionando a otro tipo de negocio y se consolidó como un estudio fotográfico en el entorno físico, con presencia digital en el mismo sitio web. Allí promocionaban el emprendimiento, compartían experiencias y buscaban nuevos clientes.

“El trabajo constante de un equipo experto en el área del marketing digital hizo que poco a poco ganáramos visibilidad en internet”, comenta su director general, Alejandro Peñalver, graduado de Economía en 2015.

Ese posicionamiento –que ha hecho de Cubamodela un sitio relevante en casi todas las áreas que promociona– y la idea de su director de convertir el negocio, más que en un estudio fotográfico con presencia digital, en una suerte de “Amazon cubano”, llevaron a que desde diciembre de 2021 el emprendimiento se asociara con otros cuentapropistas, que aprovecharon la visibilidad del sitio en internet para dar a conocer también sus productos y servicios.

“Actualmente, nuestra mipyme está vinculada a unos 18 emprendimientos locales, desde talabartería, joyas, juguetes, muebles y vinos artesanales hasta servicios de fotografía y renta de vestuario para bodas”, explica Peñalver.

Con una amplia y bien posicionada plataforma de comercio electrónico, que ofrece a los clientes productos nacionales diversos a partir de la creatividad de emprendedores cubanos, los proveedores de Cubamodela han visto cómo crecen sus ventas de manera exponencial.

Pero, ¿cómo logró esta tienda en línea ese posicionamiento privilegiado?

“El trabajo con las herramientas SEO (encargadas de la visibilidad en buscadores y orientadas al marketing digital) es uno de los pilares claves de nuestro negocio”, señala David Pérez, director de Información y Tecnología de la empresa.

Las estrategias SEO tienen, por lo general, dos objetivos básicos. Por una parte, atraer clientes potenciales para que se conviertan en clientes efectivos y luego desarrollar estrategias de remarketing para que vuelvan a comprar. Por otra, potenciar la reputación de la marca en el entorno digital.

Al entrar al sitio de Cubamodela, sale a la vista una página atractiva y actualizada. Se publica información de cada negocio, hay una tienda virtual donde el cliente puede acceder a todos los productos disponibles, se puede consultar un blog que contiene experiencias y consejos vinculados con los 18 emprendimientos y existe la posibilidad de reservar servicios como el estudio fotográfico y la escalada deportiva.

Según David Pérez, entre las acciones que desarrolla la empresa para mejorar su posicionamiento se destacan la optimización de velocidad de carga del sitio, el estudio de las palabras claves, la corrección de problemas técnicos, la generación de contenido fresco, original y de calidad y el trabajo con influencers que promocionan la marca.

Protección de datos del consumidor

Si bien las ventas en Cubamodela se realizan aún de forma presencial, los compradores pueden ofrecer información personal durante la transacción, con datos como el número de teléfono y la dirección, que son imprescindibles para completar los pedidos y asegurar las entregas.

En un contexto internacional en el que la ciberseguridad se ha convertido en un aspecto medular para las empresas vinculadas con el comercio electrónico, la línea de negocios cubana tiene claro que debe proteger la información de sus clientes y estar a la altura de la confianza que depositan en ella.

El director de Información y Tecnología aclara que Cubamodela cumple con la normativa internacional de la política de cookies y de seguridad (la GDPR) y asegura que el sitio web se encuentra protegido de ataques de ciberseguridad con certificados SSL, sistemas antispam, sistemas de Google captcha, firewall de Cloudflare y sistemas de antihack proporcionados por el hosting.

Aunque Cubamodela está presente en redes sociales y buena parte de sus clientes llegan por esa vía, para su equipo lo más importante es que las personas visiten el sitio web y se relacionen con las ofertas desde allí.

Mirar al futuro

Si se le pregunta a Alejandro Peñalver por el comercio electrónico a nivel macro, el joven considera que la economía cubana necesita establecerlo de forma plena y que para ello cuenta con pasarelas impulsadas por el Estado (como Transfermóvil o EnZona) que se han perfeccionado y son de fácil empleo.

“¡Qué alivio supondría para la familia cubana tomar decisiones de compra con unos pocos clics! ¡Cuánto tiempo ahorraría! Eso, sin contar la reducción de los costos del transporte y la posibilidad de escoger entre diversos artículos sustitutos en un mismo lugar, según la relación calidad-precio”, dice.

Para ir construyendo esa realidad desde el presente, la mipyme pretende aportar desde su espacio al desarrollo nacional. El equipo de Cubamodela se propone establecer relaciones contractuales con emprendimientos privados y, sobre todo, con empresas estatales que puedan hallar en la plataforma un nicho para agilizar sus ventas.

Peñalver informa que han dado los primeros pasos para ofrecer asesoría en temas como posicionamiento web y diseño en línea a algunas empresas estatales.

La palabra clave para el equipo artífice de la línea de negocios es “crecimiento”, aunque su director reconoce que el auge de iniciativas como la suya pasa, ineludiblemente, por la estabilidad de la oferta, en momentos en que la escasez de productos supone un riesgo.

No obstante, las ganas de hacer prevalecen. “Esperemos que en el futuro se nos incorporen nuevos negocios, tanto privados como estatales. Queremos cubrir la mayor cantidad posible de productos y servicios para fortalecer la plataforma”, afirma.

Como parte de ese crecimiento, el director general de Cubamodela adelanta que ya está casi lista la nueva versión de la tienda, la cual permitirá automatizar todo el proceso de comercialización, a tono con los estándares de calidad internacionales.

“Creemos que el comercio electrónico, como han reconocido las autoridades del país, llegó para quedarse, y es por ello que ampliar este tipo de servicios es fundamental. Todo lo que podamos hacer para dinamizar la economía y facilitar la vida de las personas debe ser bienvenido”, sostiene Peñalver.

Citmatel: Los primeros en mover las piedras

Si se habla de comercio electrónico en el país, no puede dejar de mencionarse la Empresa de Tecnologías de la Información y Servicios Telemáticos Avanzados (Citmatel).

Pionera en esta actividad en la nación, la entidad acumula más de dos décadas de experiencia en este campo.

“Citmatel es una empresa de naturaleza innovadora. Hace más de 20 años, observamos el estado del arte mundial en materia de comercio electrónico y pensamos que podía ser una oportunidad para el desarrollo de un nuevo negocio tecnológico”, dice la ingeniera Elena Grimany  Lòpez, directora de Operaciones Internet y presidenta del Consejo Técnico Asesor

Para ese entonces –recuerda la especialista– el comercio electrónico ya se había convertido en un canal exitoso, no solo para el suministro de bienes y productos a nivel mundial, sino también para brindar servicios con resultado económico.

“Identificamos que para una empresa del sector de la ciencia y la tecnología como Citmatel el comercio electrónico sería un reto importante. Sentimos la responsabilidad de introducir en Cuba nuevas modalidades de comercialización utilizando las tecnologías de la información y las comunicaciones como parte de un proceso de innovación tecnológica”, añade.

Para Grimany, una de sus fortalezas es tener la experiencia de haber asimilado, con éxito y muy temprano en Cuba, las tecnologías asociadas a internet y contar con un grupo de especialistas capacitados, que ya habían incorporado enfoques y métodos de desarrollo científico e innovador.

“Identificamos el comercio electrónico como una oportunidad para aplicar en la práctica el concepto de trabajo a ciclo completo para una empresa de tecnologías, lo que abarca desde la investigación aplicada y el desarrollo de los modelos de negocios hasta la obtención de resultados por la comercialización”, señala.

Con ese objetivo, en 2018 nació el Centro Comercial SuperFácil, una pasarela que cuenta actualmente con alrededor de 40 tiendas virtuales en las que los diferentes actores económicos, en su papel de proveedores, comercializan diversos servicios y productos.

“Contamos con una librería virtual para la venta de libros, e-books, audiolibros, películas, APK, juegos, libros animados, audiovisuales en diferentes formatos e idiomas… La característica distintiva es que provienen de editoriales, entidades y autores cubanos”, informa Yalili Rodríguez Delgado, administradora del Centro Comercial SuperFácil.

Según la especialista, la tienda Segurshop de licencias del antivirus cubano Segurmática tiene una creciente demanda, que ha facilitado la compra e instalación de software de protección contra virus informáticos para diferentes dispositivos electrónicos: celulares, tabletas, laptops y computadoras personales.

SuperFácil cuenta con dos tiendas destinadas a la venta de sistemas informáticos para la administración integral de negocios de los diferentes actores económicos, desde grandes empresas y entidades estatales hasta pymes y trabajadores por cuenta propia.

“Tenemos, además, una tienda de Correos de Cuba, otra del Jardín Zoológico de La Habana, donde es posible reservar una visita al Zoológico y disfrutar de los servicios que allí se ofrecen”, precisa la funcionaria.

Las nuevas formas de gestión económica y las industrias locales tienen una presencia creciente en SuperFácil. Comercializan arte y manualidades, cerámicas, artesanías, lámparas de PVC, artículos decorativos para el hogar y la cocina, materiales para la construcción, aditivos para alimento animal y fertilizantes orgánicos, entre otros productos.

“Se han incorporado varias tiendas para la venta de materiales reciclables, productos de aseo y limpieza, partes y piezas, accesorios electrónicos y diferentes tipos de productos. Esta modalidad de comercio ha resultado muy útil para reducir los inventarios ociosos y de lento movimiento en empresas estatales, por la demanda que estos tienen entre las nuevas formas de gestión económica y la población en general”, destaca Rodríguez Delgado.

Salirse de los moldes del comercio tradicional

El comercio en línea es una actividad muy diferente con relación al comercio tradicional. Para lograr una gestión efectiva, hay que tomar en cuenta múltiples factores y tener presente su característica distintiva: se realiza en plataformas virtuales conectadas en internet, comenta Carlos Mar Rodríguez, jefe del grupo de programación de comercio electrónico.

Por esta razón, los especialistas de Citmatel reconocen que ha sido decisivo tener una plataforma propia, adaptativa y en constante perfeccionamiento. “A lo largo de estos años, hemos ido produciendo transformaciones en los aspectos tecnológicos, de seguridad, de logística y de los enfoques comerciales.

“Debemos reconocer que la administración de este tipo de comercio es un desafío por su gran complejidad. No nos sentimos conformes con los resultados alcanzados. Se necesita un aprendizaje constante, tanto de quienes prestan el servicio como de quienes lo reciben, porque el comercio electrónico tiene una naturaleza interdisciplinaria donde las TIC son un elemento transversal”, considera Fidel Santana Cruz, director de Servicios Web.

El servicio de atención a clientes de Citmatel ha evolucionado hacia un centro de contactos activo las 24 horas, los siete días de la semana y los 365 días del año.

“Se trabaja en múltiples canales: redes sociales, teléfono y correo electrónico para atender dudas, opiniones, quejas y sugerencias. Se toman en cuenta las experiencias de los usuarios mediante monitoreos diarios y análisis sistemáticos, y la capacidad de reacción rápida de los procesos del sistema ante contingencias de diversa índole o quejas. Todo con el objetivo de mejorar continuamente nuestros servicios”, apunta Santana Cruz.

El sistema de administración de las tiendas virtuales está operado por personal calificado y experimentado desde el punto de vista comercial y del empleo efectivo de las TIC.

El especialista señala que “de manera paulatina hemos ido extendiendo las tiendas virtuales más allá de la capital, a partir de la incorporación de proveedores locales y la ampliación de las capacidades de distribución en y entre los territorios”.

Para subir al cielo se necesita

Para ser cliente de SuperFácil, se necesita un teléfono celular, tableta o PC y conectarse al sitio web a través de internet . El proceso de registro es muy simple y se realiza una sola vez.

Este paso garantiza al cliente la posibilidad de realizar cualquier compra de manera rápida y segura y recibir el servicio en las condiciones, lugar y plazos pactados en el momento de su compra. Como el pago se hace de forma virtual, es necesario contar con una tarjeta de banco en CUP asociada a los servicios de Transfermóvil ó EnZona.

“Si la intención es ser un proveedor de productos y servicios para comercializar a través de SuperFácil, el interesado puede dirigirse a la sede de la empresa Citmatel, o a cualquiera de sus representaciones provinciales y firmar un contrato comercial”, aclara Martha Blanco Castillo, directora de comercio electrónico.

Como incentivo para el comercio electrónico, los actores económicos que se afilian a SuperFácil no tienen que correr con los costos iniciales de la puesta en línea de su tienda virtual. El esquema financiero aplicado y el pronto pago garantizan al proveedor la liquidez necesaria para su reaprovisionamiento y la continuidad de las operaciones

Por su parte, Dania Molina Pimienta, directora comercial apunta que la entrega de los productos a los clientes es un reto, debido a que la plataforma recibe y procesa un volumen considerable de compras, a distribuir en destinos muy diversos, con disímiles productos y en la modalidad de entrega seleccionada por el cliente.

“Para garantizar que los clientes reciban sus compras en el tiempo pactado, SuperFácil utiliza el sistema de distribución TeEntrego, que optimiza los recorridos de entrega y pone a disposición de los mensajeros una APK que facilita el proceso y registra en tiempo real las entregas efectuadas. Este proceso también está sujeto a una mejora continua enfocada en la satisfacción de los clientes”, precisa.

Entre tanto, la directora de comercio electrónico de la entidad comenta que la experiencia con las pasarelas cubanas Transfermóvil y EnZona ha sido positiva, porque ambas han hecho posible realizar las operaciones bancarias de manera virtual entre los clientes y SuperFácil, eliminando en la práctica el uso del dinero en efectivo.

“Esto ha permitido un cambio revolucionario y contribuido notablemente a que la población cubana participe mucho más en el comercio electrónico, de forma similar a como está ocurriendo en el mundo”.

Un paso más seguro

Uno de los puntos escenciales en el comercio electrónico es la seguridad. SuperFácil cuenta con un certificado de seguridad de tipo SSL, que garantiza que el intercambio de información con el sitio web esté protegido mediante tecnología encriptada e impide la suplantación de la identidad del cliente y de SuperFácil.

Gracias a esto –resalta Grimany López–, los clientes pueden hacer sus pagos de forma segura mediante EnZona o Transfermóvil, encargadas de garantizar la seguridad de la información bancaria utilizada por los clientes en sus compras.

El centro de contactos opera con un equipo de operadores capacitados técnica y éticamente. Está disponible las 24 horas para recibir inquietudes, reclamaciones y recomendaciones.

Para los trabajadores de Citmatel, el impulso del comercio electrónico ofrece muchas ventajas pues facilita la adquisición de productos y servicios por la población y optimiza el tiempo que esta emplea en adquirirlos.

La directora comercial destaca que durante la etapa de enfrentamiento a la pandemia de covid, esta modalidad “ha contribuido a mitigar el riesgo de contagio, al no tener los usuarios que asistir a los comercios y entrar en contacto con otras personas.

“También ha reducido el manejo de dinero en efectivo por todos los actores que participan en esta actividad, por lo se que agiliza el proceso de compra. Ofrece a todos los actores de la economía una alternativa novedosa y viable para la comercialización de sus productos y servicios”.

Molina Pimienta asegura que “trabajamos de manera permanente en la ampliación de las ofertas y la incorporación de nuevos actores económicos. Estamos enfrascados en mejorar la infraestructura tecnológica y logística que soporta el comercio electrónico, en particular los medios de transporte, para hacer llegar con calidad y rapidez los productos a su destino final, el cliente”.

Charcutería Estrella: Cambiar la forma, sin perder la esencia

Charcutería Estrella es un negocio abierto en 2014 en la modalidad de punto de venta. “Abastecíamos diferentes lugares donde se comercializaban productos del agro. No vendíamos directamente al público”, dice a Cubadebate Yuniet Fagundo Socarrás, propietario del negocio.

A raíz de la pandemia de la covid-19, los establecimientos con los cuales tenían vínculos de negocios cerraron. Fue entonces que decidieron adoptar la modalidad de venta a domicilio.

El punto fuerte de la Charcutería Estrella son los productos cárnicos que se venden empaquetados por peso. Además comercializan viandas,  hortalizas, panes y quesos.

“Nos adaptamos a las nuevas condiciones que imponía la covid-19, apoyando el llamado de no salir a las calles que hacía el Ministerio de Salud Pública.  Llegábamos hasta las puertas de muchos cubanos, algunos de ellos vulnerables por su edad o por padecimientos asociados a otras enfermedades”, recuerda.

Al cambiar su forma de llegar a los clientes, desarrollaron una página web y se insertaron en el comercio en línea. En la tienda virtual colocan fotos de los productos, con pesos y precios.

Yuniet apunta que “si la persona quiere convertirse en cliente nuestro, antiguamente se creaba una cuenta y podía comprar. En estos momentos no es así, al llegar a la cifra de 4 500 clientes cerramos las inscripciones. Ahora convertimos a todos estos usuarios en clientes VIP y creamos la posibilidad de que en su panel de usuario tengan la posibilidad de tener referidos”.

Ello quiere decir que pueden crear cuentas a otras personas que deseen comprar en la página web y se les dará el 5% de lo que compren sus referidos.

Según Fagundo Socarrás, una de las características de este negocio es el trato diferenciado con los clientes desde el entorno digital. “Tenemos varios grupos de WhatsApp en los que interactuamos con nuestros clientes, escuchamos sus críticas y damos respuesta a sus inquietudes”.

El propietario de la Charcutería Estrella señala que aún no se puede pagar en línea de manera automática desde la página web, sino que cobran en efectivo o por transferencia en el momento de la entrega del producto

“Cuando se pueda implementar el pago desde la misma plataforma, lo haremos, sería una gran ventaja para nosotros”, afirma.

El abastecimiento de los productos que comercializan es uno de las principales áreas que deben atender en el negocio. “Nos apoyamos –dice Yuniet– en la compra del cerdo a criadores particulares, los llevamos a sacrificar a la losa sanitaria, donde se emite un certificado de sanidad de cada animal. Allí se expone si el animal está acto para el consumo humano o no”.

En cuanto a condimentos, especias y otros productos, los obtienen por vía de las empresas importadoras en MLC.

Compartir en FacebookCompartir en TwitterCompartir en WhatsAppCompartir en Telegram

«Cuando uno analiza las razones para la política imperial contra Cuba, no hay ninguna, solo hay sinrazones»: Díaz-Canel es entrevistado por Atilio Borón

Posted on

Nosotros no nos vamos a doblegar, nosotros vamos a seguir resistiendo, pero con un concepto de resistencia creativa, que es precisamente la manera en que enfrentamos la (pandemia de) COVID-19; o sea, resistimos, pero en esa resistencia, con talento, esfuerzo e inteligencia, crecemos también, y en medio de esa resistencia somos capaces de avanzar”.

Fue esta una de las ideas que desarrolló el Primer Secretario del Partido Comunista y presidente de la República, Miguel Díaz-Canel Bermúdez, en entrevista concedida al destacado intelectual latinoamericano Atilio Borón, para las radios argentinas Madres de la Plaza de Mayo y de la Universidad Nacional de Avellaneda, y que también fue reproducida en varias radios comunitarias de Venezuela, Argentina, Ecuador y otros países.

Cubadebate la reproduce íntegramente:

Entrevista radial concedida por Miguel Díaz-Canel Bermúdez, Primer Secretario del Comité Central del Partido Comunista de Cuba y Presidente de la República, al periodista argentino Atilio Borón, el 23 de abril de 2022, “Año 64 de la Revolución”.

(Versiones Taquigráficas – Presidencia de la República)

Atilio Borón.- Para nosotros es un honor en Radio Madres de la Plaza de Mayo, en Radio Universidad Nacional de Avellaneda dar la bienvenida nada menos que al Presidente de Cuba Miguel Díaz-Canel Bermúdez.

Presidente, muchas gracias por esta entrevista, una enorme satisfacción contar con su presencia en nuestras radios.

Miguel M. Díaz-Canel.– Gracias a ustedes, Atilio. Nosotros somos los agradecidos de que ustedes nos den esta oportunidad de comunicarnos contigo, con el pueblo argentino, con los amigos que tenemos allá y con ese pueblo hermano.

Atilio Borón.- Bueno. ¡Muy bien, muy bien!

Presidente, una primera pregunta inevitable, porque nosotros estamos siguiendo muy de cerca qué es lo que pasa con el bloqueo, y hemos visto que con el cambio de Presidente en los Estados Unidos acá había alguna gente que suponía que con Biden y los demócratas ahora iba a haber una revisión, que Biden había sido el vice de Obama y esto y lo otro; pero nada de eso ha ocurrido. ¿Por qué no nos plantea un poquito cuál es el panorama que enfrenta Cuba, que sigue bajo ese bloqueo de seis décadas ya?

Miguel M. Díaz-Canel.- De acuerdo, Atilio.

Para hablar y comprender el tema del bloqueo en los momentos actuales hay que ubicarse también en el contexto complejo que hay a nivel internacional y en el papel que está desempeñando el Gobierno de los Estados Unidos en ese afán hegemónico que tiene.

Primero, hoy hay un escenario de disputa simbólica, de poder, de guerra cultural y comunicacional que el propio Gobierno de los Estados Unidos ha venido pregonando desde hace años y que hoy deja inertes, indefensas, en desventaja a varias sociedades en el mundo.

Hay un grupo de factores, de crisis multidimensional que se ha acelerado por la pandemia y esto ha llevado a la enajenación social y a la despolitización de determinadas sociedades, y donde están presente, incluso, situaciones a favor de una derecha ultraconservadora, donde también hay matices ya de neofascismo.

Entonces, el bloqueo a Cuba hoy hay que verlo como un bloqueo con apellido, y ese apellido es: recrudecido. No es el bloqueo que nosotros veníamos enfrentando y resistiendo en todos estos años; es un bloqueo que se ha recrudecido y que ha tenido un impacto severo sobre la economía y la vida de la población. Se ha recrudecido, en primer lugar, por las 243 medidas que aplicó la administración Trump y que ha mantenido de manera inalterable la administración Biden, independientemente de que las aprobó una administración republicana y que ahora continuó una administración demócrata, lo que demuestra la hipocresía, el doble rasero que hay en toda la política imperial, en esa falsedad de democracia que tanto pulula en los Estados Unidos, en sus comentarios y en sus exhortaciones.

Dentro de esas medidas hay cosas que son muy severas para Cuba: en primer lugar, la inclusión de Cuba en la lista de países patrocinadores del terrorismo, y, por otra parte, la aprobación del Título 3 de la Ley Helms-Burton que, como tú sabes, internacionaliza el bloqueo.

Por lo tanto, estas medidas nos han privado de combustibles, también de las remesas; han provocado un efecto muy dañino para el comercio exterior cubano, el acceso a financiamientos, el encarecimiento de las importaciones y la capacidad de atraer capital para el desarrollo. Repercute, además, en la disponibilidad energética, en la disponibilidad de abastecimiento de alimentos, medicinas, piezas de repuesto para el transporte, por lo tanto, también se afecta el transporte y el nivel adquisitivo de ingresos en nuestra población. Esto genera tensiones extraordinarias, sobre todo, en medio del esfuerzo del país para enfrentar la pandemia. O sea, esa política de máxima presión provoca a Cuba un daño con consecuencias sociales.

No podemos disponer de créditos a nivel de las instituciones financieras y bancarias a nivel internacional, se nos dificultan todas las operaciones financieras, es muy difícil exportar, es muy difícil importar. En esa historia de bloqueo recrudecido hay muchas historias de vida, hay muchos rostros en Cuba que tienen en su expresión esa afectación provocada por ese criminal bloqueo.

Atilio Borón.- Permítame una aclaración, Presidente, para el público que está escuchándonos, que le digo, además, que nos están escuchando en varias partes de América Latina, ¿no es cierto?

¿Hubo algún hecho desencadenante para que de repente Cuba vuelva a ser caracterizada como patrocinadora del terrorismo?, porque durante mucho tiempo no lo fue.

Miguel M. Díaz-Canel.- Por supuesto. Ya en épocas anteriores nos incluyeron en una lista de países terroristas, y en el propio Gobierno de Obama, cuando se comienzan a restablecer las relaciones con Cuba, se nos saca de esa lista.

Atilio Borón.- Así es.

Miguel M. Díaz-Canel.- Trump, de manera unilateral… Esta es una lista espuria que Estados Unidos le impone al mundo de manera hegemónica, es una cosa sumamente absurda. El mundo conoce cuál ha sido la política solidaria de Cuba, el mundo conoce cuáles son los conceptos que tenemos en Cuba sobre los derechos humanos, cómo somos fieles a la Carta de las Naciones Unidas, cómo somos fieles al Derecho Internacional. No hay una prueba por la que se pueda juzgar a Cuba como que patrocina el terrorismo; sin embargo, Cuba sí ha sido un país que ha sufrido el terrorismo, y precisamente ha sufrido el terrorismo que parte desde los propios Estados Unidos, y hay innumerables hechos en toda nuestra historia, Atilio.

Ese recrudecimiento del bloqueo se mezcla también, coincide, converge con una agresividad intensa del Gobierno de los Estados Unidos hacia Cuba hoy, a partir de una guerra no convencional, de una guerra mediática intensa donde hay todo un esfuerzo por desacreditar cualquier conquista, cualquier hecho, manipular cualquier decisión que se toma en Cuba o cualquier suceso que ocurra en nuestro país, desde laboratorios de intoxicación. Hay toda una red, que tenemos bien identificada, de laboratorios de intoxicación que tienen presupuesto de agencias y del propio Gobierno de los Estados Unidos para realizar la subversión ideológica hacia Cuba.

Todo esto se basa en campañas de mentiras, doble rasero, hipocresía, desinformación y atacando temas muy sensibles como el tema migratorio, atacando la democracia y los derechos humanos. Una conducta, además, provocadora de la embajada de los Estados Unidos en Cuba que se aleja groseramente del papel que debe desempeñar una misión diplomática; a tal punto que cuando uno se monta en las redes digitales se da cuenta de que hay una Cuba virtual que no tiene que ver nada con la realidad que está viviendo nuestro país, con el sentido de resistencia, la vocación humanista y solidaria, la dignidad y el heroísmo del pueblo cubano.

Fidel siempre nos decía que un mundo mejor era posible y nosotros siempre hemos compartido y hemos defendido esa máxima de Fidel; pero te digo que en las circunstancias actuales, para que un mundo mejor sea posible también tenemos que lograr que el mundo virtual mejore, porque realmente un mundo virtual cargado de banalidad, cargado de vulgaridad y cargado de odio y de mentiras no puede reflejar entonces ese mundo que todos queremos mejorar.

A esto, Atilio, también se suma y converge con esta situación la COVID-19.

Atilio Borón. Claro.

Miguel M. Díaz-Canel.- La COVID-19 ha llenado de incertidumbre al mundo entero, la COVID-19 ha demostrado las fracturas que tiene el modelo neoliberal, la COVID-19 ha demostrado cómo países del primer mundo con todos los recursos no tienen capacidad para llevar a cabo políticas públicas que realmente sean inclusivas, sean emancipadoras y permitan proteger la vida de la gente.
Diría que es muy contradictorio que un mundo que tendría que estar centrado hoy en que todos sus esfuerzos, en que todas sus voluntades estuvieran orientadas a salvar las vidas humanas sea un mundo que esté detenido atizando las guerras en diferentes lugares.

Con relación a la COVID-19, en los peores momentos Estados Unidos arreció el bloqueo y arreció también la campaña mediática contra Cuba, tratando de aplicar, como te decía anteriormente, los conceptos de la Guerra No Convencional y todo esto para provocar uno de los llamados golpes suaves en Cuba, que esos golpes no se dan con ninguna suavidad.

Atilio Borón.– Claro.

Miguel M. Díaz-Canel.- Recuerdo cómo el Gobierno de los Estados Unidos nos negó oxígeno en los momentos en que tuvimos escasez de oxígeno por una rotura de nuestras plantas, y eso fue criminal. Nos negó la entrada de ventiladores pulmonares y de insumos que necesitábamos para nuestro enfrentamiento a la COVID-19.

En Cuba, entonces, en esas circunstancias, lo primero que defendimos fue la vida de la gente y, en medio de todo ese rigor, los principales recursos que tenía el país los pusimos en función del enfrentamiento a la COVID-19.

En marzo del año 2020, cuando comprendimos que los mecanismos que el mundo había diseñado para las vacunas no nos iban a favorecer en ningún momento, no íbamos a disponer de divisas para comprar vacunas y no iba a haber posibilidades, por el bloqueo, de que nos donaran vacunas, yo les solicité a nuestros científicos, alrededor del 19 de mayo de ese año, que necesitábamos una vacuna cubana que nos diera soberanía. Siete semanas después aparecía el primer bulbo de un candidato vacunal cubano, que ya todos conocemos la historia: Cuba ha desarrollado tres vacunas efectivas y dos candidatos vacunales, que están dando muy buenos resultados.

Entonces, por esas circunstancias, nosotros llegamos tarde a la vacunación masiva, porque tuvimos primero que investigar para crear nuestras vacunas, después tuvimos que realizar ensayos clínicos, estudios de emergencia en población vulnerable y en comunidades en situación vulnerable, y cuando validamos todos esos datos entonces fuimos a la vacunación masiva; pero cuando entramos a la vacunación masiva fuimos el país que logró en ese momento la mayor velocidad de vacunación. Por lo tanto, en la segunda quincena de octubre de 2021, donde ya nosotros habíamos vacunado a más del 61 % de la población, comenzó a bajar de inmediato el pico pandémico de la cepa Delta que nos había durado casi un año, y por eso pudimos abrirnos al mundo nuevamente a finales de año, pudimos empezar a reanimar nuestra actividad económica y social.

Entró Ómicron, pero Ómicron entró de una manera muy suave, o sea, el pico de Ómicron en Cuba duró prácticamente el mes de enero y ya en febrero se había atenuado, y ahora hemos mantenido una meseta entre 400 y 500 casos diarios, con muy pocos fallecimientos, alrededor de dos o tres fallecimientos por semana.
Todo esto tiene que ver con lo siguiente, Atilio, y lo digo en datos: Cuba es hoy uno de los tres países con más población vacunada con al menos una dosis, con más de un 99 %; Cuba está hoy entre los seis o siete países que tienen más población vacunada con esquema completo, que en el caso nuestro son tres dosis y alcanza a más del 89,6 % de la población; ya nosotros tenemos más del 60 % de la población vacunada con otra dosis de refuerzo; Cuba fue el primer país en el mundo que vacunó poblaciones infanto-juveniles por encima de dos años de edad y ya hay investigaciones científicas que están dando posibilidades de empezar a vacunar a la población menor de dos años. Todo eso nos ha creado, indudablemente, una inmunidad a nivel poblacional que ha permitido que los efectos de Ómicron sean muy suaves; además, nuestras vacunas se probaron en presencia de la cepa Delta, por lo tanto, el pico de Ómicron en Cuba fue un tercio del pico pandémico más alto que fue el de Delta, cuando en el mundo la situación ha sido contraria. En el mundo los picos de Ómicron han sido más altos que el resto de los picos pandémicos.

Atilio Borón.- Realmente, Presidente, sí sabíamos del desempeño de Cuba, incluso, reconocido por la Universidad John Hopkins, que es la que está haciendo toda la recopilación de los datos internacionales; claramente, Cuba aparece en una posición de excelencia en cuanto a su capacidad de controlar la pandemia con vacunales propios. Lo que nosotros creíamos era que ustedes habían recibido al principio alguna cantidad de vacunas de Rusia o de China, pero parece que ese no fue el caso.

Miguel M. Díaz-Canel.- No fue el caso, no fue el caso, Atilio, tuvimos que desarrollar nuestras propias vacunas.

Y aquí entonces hay una situación de convergencia de esos tres elementos que te he dicho: bloqueo recrudecido, agresividad intensa con una campaña comunicacional de desacreditación de la Revolución por parte del Gobierno de los Estados Unidos y las complejidades de la pandemia.

Entonces, ahí sería bueno decir: Bueno, ¿qué hace Cuba en esa situación? Porque, indudablemente, el Gobierno de los Estados Unidos apostó a que en esta situación la Revolución Cubana se caía, incluso alentó que hubiera un “golpe suave” en Cuba el 11 de julio, que todos conocemos que ocurrieron un grupo de hechos vandálicos –después podemos hablar sobre eso, ampliar–, y también preparó toda una “obra de teatro” ante el mundo suponiendo que el 15 de noviembre, y así lo anunciaron, el mundo amanecía con una Revolución Cubana caída. ¡Pero nada de eso!

Nosotros no nos vamos a doblegar, nosotros vamos a seguir resistiendo pero con un concepto de resistencia creativa, que es precisamente la manera en que enfrentamos la COVID-19, o sea, resistimos, pero en esa resistencia, con talento, esfuerzo e inteligencia, crecemos también, y en medio de esa resistencia somos capaces de avanzar, y así lo hicimos con la COVID-19: pudimos vencer la COVID-19, pero le estamos dando, y para compartirlo con el mundo, si el mundo lo necesita, vacunas altamente eficaces. Pero Cuba, en medio de esa resistencia, fue el país que envió brigadas médicas a varios países para enfrentar la COVID-19, incluso, cuando la COVID-19 era el epicentro en ciudades, por ejemplo, italianas, en ciudades europeas.

Por otra parte, nosotros seguimos ratificando el reconocimiento y defensa de nuestras esencias a las que no vamos a renunciar: la independencia, la soberanía, la democracia socialista, la paz, la eficiencia económica, que tenemos que seguir construyendo y perfeccionando, y la seguridad en las conquistas de justicia social, que eso es precisamente el socialismo que defendemos en Cuba. Y estamos, en medio de toda esta situación, perfeccionando nuestros mecanismos de democracia, nuestros mecanismos participativos, nuestros mecanismos de control popular.

A eso sumamos una lucha por la prosperidad que abarque desde la alimentación hasta la recreación, que incluye el desarrollo científico, y esa ha sido una de las apuestas que hemos planteado como uno los pilares de la gestión de Gobierno; a una riqueza espiritual superior, porque el tema no es resolver solo problemas materiales, hay que crecerse también en lo espiritual, en lo sentimental, en lo emocional; al bienestar que empodere tanto el diseño de lo funcional como lo bello en las cosas que se hacen.

Por lo tanto, hay que partir de que estamos reconociendo un reto enorme de perfeccionamiento de nuestra sociedad y lo hacemos mirándonos por dentro, y por eso estamos abordando en la actualidad temas como los valores, los cambios que se han ido originando en nuestra sociedad, la heterogeneidad que tenemos en nuestra sociedad; cómo ha ido creciendo el sector no estatal; cómo hay muchos intentos de penetración en las ideas de nuestra gente y, en particular, de nuestros jóvenes, con las estrategias de subversión ideológica del enemigo; cómo se garantiza la continuidad; cuál es el papel real y efectivo que tiene la población con su participación en nuestro proceso. Esto lo hacemos combinando algunos elementos fundamentales, en primer lugar, la cultura, y cuando me refiero a la cultura, estoy refiriéndome, Atilio, a la cultura no reducida a la creación artística y literaria, sino a la cultura en sentido general.

En Cuba históricamente, desde los procesos de fundación de la nación cubana, ha habido una enorme coincidencia del pensamiento más independentista, del pensamiento más revolucionario con el pensamiento también científico, y eso está planteado desde el Padre Félix Varela, pasando por José de la Luz y Caballero, pasando por José Martí, el pensamiento martiano con toda su vigencia, pasando por los comunistas de los años treinta y, por supuesto, el legado de Fidel. En esa cultura ha estado siempre presente la aspiración a la justicia social, a la máxima justicia social posible.

Recordemos que como un hecho particular de las guerras de independencia de Cuba, Carlos Manuel de Céspedes cuando está dando el grito de independencia está planteando el levantamiento por la independencia, pero les está dando libertad a los esclavos, ya ahí hay un hecho inclusivo, ya ahí hay un hecho de emancipación, ya ahí hay un hecho de reconocer también a los oprimidos en materia de derecho, y el primer derecho que les está dando es el derecho de participar en la independencia.

Y como se ha planteado, hay también en esa continuidad histórica una vocación de servicio a la patria, a la Revolución, y por eso siempre salen, como lo abordamos en el Octavo Congreso del Partido, los conceptos de unidad y de continuidad en la Revolución Cubana.

El otro elemento es la ética, y tiene que ver con los valores que se han fundado en ese decursar histórico en nuestra nacionalidad y dentro de esos valores el antimperialismo, Atilio. Yo creo que el que no sea antimperialista no puede entender hoy por qué el Gobierno de los Estados Unidos actúa de esta forma, por qué el capitalismo actúa de esa forma, por qué fue la perversidad manifiesta del Gobierno de Estados Unidos hacia Cuba en medio de la COVID-19, dónde está el oportunismo y el doble rasero en el actual conflicto europeo que existe por parte del Gobierno de Estados Unidos, dónde está el cinismo cuando se habla, se manipula y se tergiversa el tema migratorio en Cuba.

No se puede entender el mundo, no se puede entender por qué Cuba sigue defendiendo el socialismo si no se es antimperialista.

Y está el elemento del derecho, el derecho de lo justo, el derecho a la defensa de la dignidad humana, como plantea nuestra Constitución, la democracia y la participación socialista, todo eso también converge a la justicia social, y no podemos perder de vista que todo eso en Cuba se desarrolla desde una política, desde una base solidaria. Nosotros somos solidarios a nivel de familia, a nivel de comunidad, a nivel de barrio, a nivel de sociedad y, además, somos capaces de ser solidarios con el mundo. Creo que ahí hacemos también un homenaje, damos una respuesta coherente a esa prédica martiana de: “Con todos y para el bien de todos”.

Todo esto lo estamos haciendo apoyándonos en tres pilares fundamentales en la gestión de Gobierno: la ciencia y la innovación, la informatización de la sociedad y la comunicación social.

Atilio Borón.- Presidente, en función de todo lo que usted está diciendo, donde mencionó el tema de la guerra, el doble rasero y la agresión del imperialismo, que para nosotros es la agresión en contra de un país que ha tenido unos éxitos extraordinarios pese a la condición de ser un país pequeño desde el punto de vista territorial, con un desarrollo económico que ha sido tradicionalmente frenado justamente por las presiones imperialistas y pese a lo cual el desempeño de Cuba en numerosas áreas, no solo en salud, en educación, cultura e investigación científica es un ejemplo para el mundo y es lo que el imperialismo no puede tolerar, por eso la virulencia del ataque en contra de Cuba hoy, que a veces lo vemos, con indignación, en las redes sociales y grandes eventos que se hacen en España fundamentalmente, dirigidos en contra de Cuba.

Pero Cuba ha resistido, e incluso, en los últimos tiempos ha habido reformas económicas muy, muy importantes que en algunos casos generaron algunas reacciones violentas. Usted se refería al 11-J, ¿pudiera iluminarnos un poquito en ese tema?, porque acá la información llegó totalmente tergiversada. Cuénteme un poquito cómo está ese tema.

Miguel M. Díaz-Canel.- Bueno, Atilio, indudablemente la convergencia de los factores que habíamos planteado anteriormente crearon una situación compleja en lo económico y lo social; por otra parte, se atizó mucho.

Bruno, nuestro canciller, en una intervención posterior a los sucesos del 11 de julio demostró que se montó toda una campaña de inteligencia para provocar el anhelado estallido social en Cuba que fracturara la unidad y que diera al traste con la Revolución, y esto lo tenemos que ver en antecedentes históricos.

Siempre se debe recordar algo que muchas veces se omite, y es para qué es el bloqueo a Cuba y qué sentido tiene para el Gobierno de los Estados Unidos el bloqueo a Cuba. La respuesta está en los propios documentos oficiales de ese gobierno cuando codificó esa política en un famoso memorando que decía: “La mayoría de los cubanos apoyan a Castro (…) el único modo previsible de restarle apoyo interno es mediante el desencanto y la insatisfacción que surjan del malestar económico y las dificultades materiales (…) hay que emplear rápidamente todos los medios posibles para debilitar la vida económica de Cuba (…) una línea de acción que, siendo lo más habilidosa y discreta posible, logre los mayores avances en la privación a Cuba de dinero y suministros, para reducirle sus recursos financieros y los salarios reales, provocar hambre, desesperación y derrocamiento del Gobierno”.

Ahí en esa historia está el cinismo con relación…

Atilio Borón.- Este es un documento oficial, ¿verdad, Presidente?

Miguel M. Díaz-Canel.- Oficial, son fundamentos escritos por un subsecretario de Estado, Lester Mallory, y así se ha venido aplicando esta política durante más de 60 años.

Precisamente eso se recrudece en el peor momento, cuando el país estaba atravesando su peor pico pandémico. Recordemos la crueldad con la que se convocó en las redes sociales a una supuesta campaña de SOS, primero Matanzas, después Ciego de Ávila, después Holguín, que eran las ciudades y las provincias que entraban en una situación pandémica más compleja. Después se convocó al SOS Cuba.

Yo te digo hoy, haciendo un análisis retrospectivo de todas las causas, las consecuencias y todos los análisis posibles, que si alguien merece en el mundo una campaña de SOS es la sociedad norteamericana. Pero, bueno, en esas condiciones indudablemente se produjeron un grupo de hechos. Esto estaba llevando un guión de Guerra No Convencional, un guion de “golpe suave”, y estaban preparados todos los elementos de ese guion. Los que salieron a las calles no fueron manifestaciones pacíficas, como se ha tratado de manipular; incluso, algo que demuestra eso es que en las redes tuvieron que acudir a fotos y a noticias falsas para poner las supuestas manifestaciones pacíficas.

Aquello fue ridículo, pusieron una foto en un bulevar de un país árabe, una foto de una celebración por la noche en Argentina de sus éxitos en un campeonato de fútbol, fotos del pueblo cubano que salió a defender en las calles a la Revolución como si fueran manifestaciones en contra y no de apoyo. Y sí ocurrieron un grupo de hechos vandálicos, y el guion estaba preestablecido: si se convocaba al pueblo a defender la constitucionalidad, a defender el orden interno y su seguridad, el montaje era el de una dictadura que estaba llamando a una guerra civil; si se llamaba a las fuerzas del orden interior a actuar, se hablaba entonces de represión por parte de las fuerzas militares, y después de esto, como ha sucedido, entonces toda una campaña alrededor de los juicios y alrededor de las sanciones.

Te puedo decir y les puedo comunicar a los que nos están oyendo que Cuba es un Estado socialista de derecho, donde no hay desaparecidos, donde no hay asesinatos, donde no hay represión policial, donde se reconoce el debido proceso, y solo se ha procesado judicialmente a los que cometieron delitos, fundamentalmente, violentos. No se ha procesado a ninguna persona por hablar en contra de la Revolución, ¡eso es una mentira!, aquí no hay nadie preso. Hubo un “lacayito” del Gobierno de los Estados Unidos que se prestó para todas estas acciones y en ningún momento estuvo preso, y todos sabemos cómo terminó la “obra de teatro” que quiso ensayar para el 15 de noviembre. Es una falacia decir que en Cuba hay gente presa por hablar en contra de la Revolución; además, nuestra sociedad es una sociedad totalmente crítica y tenemos varios espacios a nivel de participación popular donde la gente expresa sus planteamientos y todo el mundo no habla a favor de la Revolución. También dentro de la Revolución se critica todo un grupo de cosas que tenemos que perfeccionar, los primeros críticos con la propia Revolución somos nosotros mismos.

Los juicios se han llevado a cabo con pleno respeto a la ley, con todas las garantías y con total limpieza y transparencia. Las penas que están dictadas son competencia de los tribunales y se han hecho con toda racionalidad, incluso en estos momentos todavía por eso nosotros no anticipamos cifras ni información, porque hay personas que están en los procesos de recursos, de apelación, y todo eso hay que respetarlo, porque tú no puedes tampoco, por un problema de ética, a la opinión pública mostrarle una información que pueda atentar contra los derechos y las garantías que tienen todas estas personas en sus causas. Se actuó contra hechos vandálicos, hechos vandálicos que fueron de una enorme agresividad, ¡de una enorme agresividad!, que atentaron contra la seguridad ciudadana y el orden interior, como se juzgaría, Atilio, en cualquier lugar del mundo.

Atilio Borón.- Claro, como se hace en Estados Unidos con los acontecimientos del 6 de enero en el Capitolio, por ejemplo.

Miguel M. Díaz-Canel.– Como se juzgaría en cualquier lugar del mundo; pero aquí está el guion preestablecido que te decía de Guerra No Convencional, de “golpe suave”. Lo que habría que preguntarse es ¿por qué Cuba y no la condena por los desaparecidos, por los líderes sociales y periodistas asesinados diariamente? ¿Por qué no al abuso policial, a los centros de torturas clandestinos, a las fuerzas paramilitares que actúan reconocidas por gobiernos del mundo? ¿Por qué tienen que acudir a falsas noticias y a presiones a personas para que escriban cartas o se manifiesten públicamente? ¿Por qué se alienta a mensajes vulgares y cargados de odio? ¿Quiénes son los que realmente promueven la guerra en el mundo, desestabilizan gobiernos, dejan en crisis y en caos a los países en los que intervienen y planean asesinatos y atentados contra líderes de otros países y manipulan la opinión pública mundial? ¿Quiénes son realmente los mayores violadores de los derechos humanos y los que imponen medidas unilaterales y las internacionalizan? Recordemos que la historia de los Estados Unidos está llena de guerras y matanzas. Durante sus más de 240 años de historia solo en alrededor de 16 años Estados Unidos no estuvo involucrado en alguna guerra.

Atilio Borón.– Y eso lo dijo nada menos que Jimmy Carter.

Miguel M. Díaz-Canel.- Después de la Segunda Guerra Mundial Estados Unidos se convirtió en el país más poderoso del mundo, y la guerra entonces se convirtió en una herramienta importante para que Washington mantuviera su hegemonía.

Desde el final de la Segunda Guerra Mundial hasta el año 2001 Estados Unidos inició 201 de los 248 conflictos armados en todo el mundo en 153 lugares, lo que representa más del 80 % del total de los conflictos mundiales, entre ellos, las invasiones a Afganistán e Irak que todos sabemos cómo concluyeron.

Washington ha llevado a cabo acciones destinadas a derrocar a otros gobiernos en todo el mundo, solo en las últimas tres décadas: en Panamá, Yugoslavia, Irak, Afganistán, Honduras, Libia y Ucrania, entre otros, y estos derrocamientos condujeron al encarcelamiento y/o ejecución de los jefes de Estado en Panamá, Yugoslavia, Irak y Libia.

Entonces, ¿qué es lo que debe preocupar realmente al mundo? ¿Quién debe ser realmente condenado y quién merece realmente un SOS?

Te diría, además, Atilio, que una mínima cantidad de personas de las que participaron en los acontecimientos del 11 de julio fue sobre las que se actuó.
Pero, además, es mentira que haya alguien preso menor de 16 años. Los jóvenes entre 16 y 18 años que intervinieron en esto se han atendido con suma racionalidad judicial, y hay toda una cantidad de mentiras y de tergiversaciones sobre esa realidad. Se ha pretendido manipular la respuesta de Cuba, sobre todo, en la actuación policial, y la Policía actuó con toda profesionalidad para enfrentar el vandalismo y la violencia, fuera de comparación con cualquier otro país en el mundo en las mismas circunstancias, y su actuación para nada fue desmedida ni desproporcionada.

Ahora, ¿qué querían, que el pueblo cubano estuviera con las manos atadas y permitiera que se atentara contra su tranquilidad ciudadana y su seguridad que es uno de los paradigmas y es uno de los bastiones que tiene nuestra sociedad?

Atilio Borón.- ¡Claro que no!

Miguel M. Díaz-Canel.- Yo creo que ha sido muy manipulada y muy tergiversada esta situación, y, lamentablemente, Atilio, como tú mismo lo conoces, hay personas, desde la izquierda incluso, que se dejan intoxicar con lo que está en las redes sociales.

Uno a veces trata de entender que desde la izquierda o desde algunas posiciones donde esa izquierda no está en el poder ni está encabezando un proceso revolucionario tiene muchos recelos sobre las acciones que puedan tener los Estados y las políticas de Estado, porque ellos están en la oposición; pero ese no es el caso de Cuba. Creo que ante todo hay que entender y no soslayar ni mencionar para quedar bien cuando se hace un análisis con Cuba las verdaderas causas que provocan en Cuba un grupo de situaciones que pasan, entre otras cosas, por esa política de bloqueo cruel, que es la única que se ha aplicado en esas dimensiones a un país del mundo, y, por otra parte, en lo que tiene que ver con esa agresividad imperial que hay en materia de comunicación mediática hacia Cuba.

Yo siempre digo una cosa: Si somos tan ineficientes, si somos tan malos, si somos tan incapaces, quítame el bloqueo y vamos a ver a cómo tocamos, ¡y vamos a ver a cómo tocamos!

Atilio Borón.- Yo he escrito mucho sobre eso, digamos: justamente si le quitan el bloqueo, ahí se vería que si Cuba está tan mal se caería sola, pero, evidentemente, ellos saben que Cuba podría resistir y que sin el bloqueo sería realmente un país con una potencialidad económica, científica y cultural extraordinaria, por eso el empecinamiento.

Presidente, no hay un solo ejemplo en la historia universal, aunque nos remontemos al inicio de los grandes imperios asiáticos hace 5 000 años, donde un país haya sido sitiado por otro durante más de 60 años, y esto quiere decir que acá hay algo muy muy especial en Cuba.

Yo estoy abusando de su tiempo, ¿me permite una preguntica más que tiene que ver con el níquel cubano?, porque estamos viendo acá que las comodities famosas ahora con la guerra en Ucrania han subido enormemente el precio, y veía por ahí el otro día que el precio del níquel ha subido mucho. Eso es una buena noticia para Cuba, si es que le dejan exportar el níquel, ¿cómo está eso?

Miguel M. Díaz-Canel.- Es una buena noticia. Recordemos que nosotros hace muchos años, desde los años noventa, la explotación del níquel cubano una parte la hacemos en conjunto con una importante empresa canadiense, la Sherritt, donde tenemos un negocio de empresa mixta en una planta cubana y donde tenemos un negocio de empresa mixta en una refinadora de níquel en Alberta, Canadá, y realmente se nos abren un grupo de posibilidades con estos precios que está teniendo la producción de níquel.

De todas formas, el níquel cubano pasa por el bloqueo, y recuerda que una de las cláusulas del bloqueo plantea que no se pueden comercializar en el mundo productos que contengan un determinado por ciento de componentes fabricados con níquel cubano; pero de todas formas esto sí nos ofrece determinadas posibilidades de ingreso, como nos las está dando también ahora en esta reanimación, en esta supuesta nueva normalidad, que se empieza de nuevo a incrementar el turismo hacia Cuba, afectado también ahora por este conflicto europeo.

Ahí están, Atilio, los precios del níquel y también del cobalto, que acompaña toda la producción de níquel y que también es un elemento que tiene un importante valor en el mundo hoy porque tiene que ver con varios renglones económicos a nivel internacional.

Atilio Borón.– Perfecto.

Bueno, no sé si quisiera agregar algo más, Presidente, que no le hayamos preguntado, algún mensaje. Este programa está siendo reproducido en varias radios comunitarias en Venezuela, en Argentina, en Ecuador y en otros países, ¿quiere decir usted unas palabras finales?

Miguel M. Díaz-Canel.- En primer lugar, el agradecimiento a ti por esta oportunidad que nos has dado y estamos siempre prestos para cualquier cosa que se quiera conocer sobre Cuba, para discutirlo, para abordarlo desde la sinceridad, desde la honestidad y desde la transparencia.

El abrazo para todos los pueblos latinoamericanos, para todos los que en diferentes latitudes del mundo y en particular de nuestra América hacen de Cuba también una razón de sus vidas y por quienes constantemente nos sentimos apoyados.

Ratificarles que solo el Gobierno y el pueblo cubanos saben lo que significa enfrentar cada día las condiciones que impone ese cerco del bloqueo, no por un día, sino por 60 años, que es una política desproporcionada y abusiva de los Estado Unidos hacia Cuba; Estados Unidos, que es treinta veces mayor en población y territorio, que controla las finanzas y el comercio mundial y utiliza todo ese poderío contra una isla varias veces menor en proporción demográfica y territorial, pero no menor en dignidad y heroísmo.

Cuando uno analiza las razones para la política imperial contra Cuba, no hay ninguna, solo hay sinrazones.

Nosotros, en medio de esas circunstancias, también queremos expresarle al pueblo de Latinoamérica y el Caribe que la Revolución Cubana seguirá defendiendo sus conquistas, seguirá defendiendo el socialismo, que no se rendirá nunca, que no claudicará y que pueden contar con que Cuba siempre estará presente para las causas justas.

¡Gracias, Atilio!

¡Gracias, Latinoamérica!

Un abrazo también para nuestros amigos.

Atilio Borón.– Muchas gracias, Presidente.

Miguel M. Díaz-Canel.- Gracias a ustedes.

Reino Unido conspiró con la CIA para asesinar a Fidel Castro

Posted on

El histórico revolucionario y líder cubano Fidel Castro sobrevivió a más de un intento de asesinato durante su existencia. Fidel pasó la mayor parte de su larga vida en el punto de mira, sobreviviendo a medio siglo de planes de asesinato. Pero a pesar de los intentos desesperados de sus detractores, él murió por causas naturales a los 90 años.


Los 638 intentos de asesinato, según el registro de los servicios de inteligencia cubanos, fueron planificados y llevados a cabo por el gobierno de Estados Unidos a través de la CIA, así como de los opositores cubanos y grupos mafiosos instalados en Miami, descontentos porque Castro acabó con el negocio de los famosos casinos y burdeles de La Habana tras la victoria de la revolución.

Si bien las constantes amenazas de muerte formuladas por Estados Unidos contra el líder cubano son de conocimiento público, lo que no se conocía con exactitud era la colaboración del gobierno del Reino Unido en los planes, y sin embargo, no resulta ninguna sorpresa.

Diplomáticos británicos y la CIA conversaron la «desaparición» de Fidel

Recientemente, el periodista John McEvoy publicó en el sitio web Declassified UK un artículo investigativo que muestra la participación de diplomáticos británicos en las conspiraciones anticastristas de Washington. Indica que las pruebas vienen de un documento del Ministerio de Relaciones Exteriores del Reino Unido, desclasificado y publicado en los Archivos Nacionales.

El documento señala al diplomático británico Thomas Brimelow y su colega Alan Clark, que en ese momento tenía un puesto en la embajada británica en La Habana. Ambos se reunieron con servicios de inteligencia estadounidenses y conversaron sobre la «desaparición» del Comandante Fidel.

El encuentro ocurrió en noviembre de 1961, cuando la embajada de Estados Unidos ya se había retirado del país insular. Brimelow y Clark estuvieron con agentes de la CIA y estos le preguntaron directamente a Clark «si la desaparición del propio Fidel Castro tendría graves repercusiones» en Cuba.

Ninguno de los dos tuvo inconveniente con la insinuación de intento de asesinato. Según las actas de Brimelow sobre la reunión, marcadas como «personales y secretas», Clark respondió a la CIA que «Raúl Castro había sido nominado como sucesor de Fidel», y que «podría conseguir ocupar el lugar de Fidel si se le concedía el tiempo adecuado».

«Si Fidel fuera asesinado, entonces era menos seguro que hubiera una toma de posesión sin problemas. El aparato [estatal], que aparentemente era lo suficientemente fuerte como para hacer frente a un cambio gradual, podría no hacer frente a una crisis repentina», dijo después con más detalle.

Para dar más contexto, McEvoy agrega que las conversaciones se dieron unos días antes de que el presidente John F. Kennedy autorizara la Operación Mangosta, cuyo objetivo era derrocar el gobierno de Fidel Castro por cualquier medio.

Brimelow y Clark fueron bien recompensados por sus tareas. Al primero le asignaron la dirección del Ministerio de Asuntos Exteriores bajo la condición de cargo vitalicio y al segundo le dieron el cargo de primer secretario de la embajada británica en Washington.

A Reino Unido le celebran sus labores en los planes de sicariato

El intercambio secreto de información entre Londres y Washington respecto al gobierno revolucionario de Cuba no quedó allí. Los documentos desclasificados indican que, en 1962, Reino Unido entregó un informe al Pentágono con numerosos bocetos del aparato militar cubano en un desfile militar realizado en La Habana.

Según un cable británico, la información provenía en gran medida en las observaciones directas del personal de la embajada de Londres: «Teníamos al embajador y al jefe de la cancillería en las gradas, a tres miembros del personal en la multitud que se alineaba en la ruta y a dos más viendo el procedimiento por televisión», señala el telegrama.

Estados Unidos se mostró satisfecho por la colaboración y expresó su gratitud a los británicos. «Esto es solo para decir lo agradecido que está el Pentágono por los excelentes informes… sobre el desfile militar. Están muy impresionados por el esfuerzo realizado y por los resultados detallados que han obtenido», dice el telegrama citado en el artículo de Declassified UK.

Al año siguiente, en marzo de 1962, el Departamento de Defensa reiteró lo agradecido que estaba por toda la información anterior sobre la situación militar en Cuba.

Unos meses después, el gobierno estadounidense compartió con Reino Unido una lista de «objetivos prioritarios» para la recolección de información militar en Cuba. Un funcionario británico que participó en una reunión secreta con el Pentágono, escribió que casi todos esos «objetivos» estaban «en el área de La Habana, y han sido seleccionados porque están casi todos en áreas que los miembros de la Embajada podrían visitar».

Este es el tipo de noticias que no ayudan en un momento en que los países que representan culturalmente a Occidente andan sermoneando y castigando sin fundamento al resto del mundo para hacer cumplir los «principios» de la democracia liberal.

Por otro lado, el papel proactivo de Gran Bretaña en uno de los seiscientos y tantos intentos fallidos de Estados Unidos para asesinar al entonces Jefe de Estado de Cuba dice mucho sobre su participación en los conflictos a escala internacional. ¿Cuántas décadas más tendremos que esperar para que documentos desclasificados confirmen tareas de sicariato político u otras conspiraciones que probablemente los británicos estén cometiendo actualmente fuera de las fronteras del Reino Unido?

«El crimen de #Cuba es su exitoso desacato a las políticas estadounidenses»: Noam Chomsky, en The Belmarsh Tribunal

Posted on

– En contra de décadas de evasivas, hay una ilustración dramática de la tortura a Cuba durante sesenta años, incluyendo la guerra terrorista de John F. Kennedy contra Cuba, que casi desemboca en una guerra nuclear en 1962 y el aplastante bloqueo, al que fuertemente se opone prácticamente todo el mundo, incluso la gran mayoría de los estadounidenses.

Cuando la Unión Soviética se derrumbó y retiró su limitado apoyo a Cuba, la ilusión errónea se derrumbó con ella, y Estados Unidos impuso medidas aún más brutales para aplastar a Cuba con Clinton y Bush.

Las falsas justificaciones fueron diseñadas para convencer al público en general y se encuentran en documentos internos, que son admirablemente francos sobre las razones reales de la tortura a Cuba, las cuales se explican en los documentos clasificados de los años 1960 de Kennedy y Johnson.

El crimen de Cuba se llama «su exitoso desacato a las políticas estadounidenses que se remontan a la Doctrina Monroe de 1823», la cual declaró el derecho de Washington a dominar el hemisferio, un principio que se extendió mucho más luego de la Segunda Guerra Mundial.

Acabamos de conmemorar el 20 aniversario de uno de los mecanismos utilizados para estrangular a Cuba, el control de las instalaciones navales de la Bahía de Guantánamo, vitales para el desarrollo de Cuba. Guantánamo fue robada a Cuba a punta de pistola en 1903 como parte del sistema para mantenerla como una colonia virtual, luego de que Estados Unidos interviniera para impedir la liberación de Cuba del dominio español.

Los esfuerzos de Cuba por recuperar Guantánamo han sido ignorados. Durante muchos años, se utilizó de forma ilegal para retener a los asiáticos que huían del terror y la miseria generada por Estados Unidos. Hace veinte años, la Administración Bush lo convirtió en una de las cámaras de tortura más horrendas del mundo, que sigue reteniendo a víctimas torturadas y sin cargos.

La información sobre todo esto y otros innumerables asuntos fue proporcionada a los estadounidenses y al público mundial por WikiLeaks, un crimen que no será perdonado, ya que el poder empieza a evaporarse cuando se expone a la luz del sol.

Miami dinero sucio: Un libro sin cuentos de ficción (+Fotos)

Posted on

El Instituto Cubano del Libro presentó este sábado “Miami dinero sucio”, obra literaria del destacado periodista e investigador cubano Hedelberto López Blanch.


Presentaron esta publicación de la Editorial Ciencias Sociales, Gerardo Hernández Nordelo, Coordinador Nacional de los CDR, exprisionero en los EEUU y Héroe de la República de Cuba; Ernesto Soberón Guzmán, Director General de Asuntos Consulares y Atención a los cubanos en el exterior; y Hedelberto López Blanch, autor de “Miami dinero sucio”.

El libro narra historias reales y “recoge diversas formas y vías utilizadas por los emigrados cubanos en EEUU, sobre todo de las primeras generaciones llegadas a la Florida después del triunfo de la Revolución, para conformar fortunas personales, por vías ilegales en la mayoría de los casos”, destacó Ernesto Soberón.

De “especial relevancia” -calificó Soberón-, «la información centrada en los miles de millones de dólares del gobierno de EEUU, puestos en manos de la contrarrevolución, directamente o a través de la CIA, o agencias como la USAID y la NED”. Expuso como ejemplo la creación por parte de la CIA de más de 50 empresas en la Florida durante la Operación Mangosta puestas en manos de la contrarrevolución cubana.

El intelectual consideró necesaria y oportuna la lectura de este libro para los jóvenes cubanos en el contexto actual. “Brinda elementos desde una perspectiva histórica, que permite explicar aspectos que caracterizan las relaciones actuales entre Cuba y EEUU”, como también expone los nexos de un pequeño pero muy poderoso grupo de cubanos en ese país con los principales activistas de la oposición en la isla.

López Blanch en “Miami dinero sucio”, teje con pluma de oro conversaciones con exiliados cubanos, largas horas de estudio e investigación en el corazón de las bibliotecas estadounidenses, una exquisita colección de diarios y archivos de las Cortes Civil y Penal de Miami.

La exhaustiva y larga investigación en suelo norteamericano permite que esta obra destape el oscuro final que adquieren muchos de los “patrimonios familiares”. Forjados del narcotráfico y negocios turbios (corrupción), esta fortuna cubano-americana que en no pocas ocasiones conduce a su antojo desde la elección de un senador u otro alto cargo político, como la política exterior de los Estados Unidos hacia Cuba.

A los Cinco Héroes Cubanos exprisioneros en los EEUU les tocó vivir más de 15 años de su vida dentro de la mafia que manipuló sus juicios y las infinitas sentencias que les aplicaron. Gerardo Hernández Nordelo, -quien escribió el prólogo de esta obra-, describió la coincidencia de estar prisión con algunos de los más famosos personajes que se mencionan en el libro, con la gran diferencia de que éstos salían impunes de causas como lavado de dinero, tráfico de drogas y corrupción, mientras que Gerardo cumplía injusta condena por evitar ataques terroristas a Cuba.

Reconoció Gerardo, que “Miami dinero sucio” es un Miami desconocido para muchas de las personas que sueñan con encontrar un mejor futuro por aquellas tierras, incluso desconocido para los propios estadounidenses. Donde un sector de su población se considera el ombligo del mundo y superior a inmigrantes de otras nacionalidades. 

Michel Torres Corona, director de la Editorial Nuevo Milenio y conductor del programa de TV Con Filo, -presente en el público-, consideró que lo más importante del libro es la reflexión que lleva a los lectores de que esa mafia de Miami es una suerte de espejo de lo que hubiese sido Cuba si no triunfara la Revolución en el 59.

Pues el texto retrata a la ultraderecha de origen cubano, enemigos del gobierno de la isla, entre éstos los tristemente célebres hermanos Días-Balart,  y la familia Mas, y cómo estos, los más extremistas de esa emigración. Desde los primeros momentos contaron con el apoyo de las distintas administraciones norteamericanas, y han influenciado en las relaciones  de EEUU contra Cuba a lo largo de la historia.

«Es innegable que el despegue económico de Miami y las grandes fortunas individuales se impulsaron por el tráfico de droga, el lavado de dinero y los robos de dinero federal que se entrega a hospitales, al Medicare y a otras obras sociales», -afirmó López Blanch. 

El Héroe Cubano Gerardo Nordelo describe al finalizar el prólogo:

«En ocasiones se nos ha criticado por emplear en Cuba el término «Mafia de Miami» para referirnos a algunos de los cubanoamericanos que ostentan el poder político y económico en esa urbe. En las paginas de este libro, que, por demás, está escrito con un lenguaje que hace muy amena y comprensible su lectura, se demuestra que no hay la mas mínima exageración en el uso de esa frase. «Miami dinero sucio» es una obra que debe ser leída por cubanos de aquí y de allá, e incluso por personas de otros países que se preguntan cómo esa ciudad de hermosas playas y mucha gente buena, puede también ser el epicentro del odio anticubano que durante más de medio siglo ha provocado a los habitantes de esta isla tantos sacrificios, dolor y pérdidas de vidas.»

En las páginas de «Miami dinero sucio» se encuentran muchas de las respuestas.

Ciudadanía cubana en el exterior contribuirá a la construcción colectiva del nuevo Código de las Familias

Posted on

Así trascendió en conferencia conferencia de prensa del director de Asuntos Consulares y Cubanos Residentes en el Exterior del Ministerio de Relaciones Exteriores, Ernesto Soberón Guzmán, realizada este miércoles en el Centro de Prensa Internacional.

En ese sentido, el funcionario informó que la Cancillería habilitó un portal en el sitio http://www.nacionyemigracion.cu, desde donde los ciudadanos cubanos que se encuentran por diversas razones fuera del país podrán expresar sus crietrios sobre el proyecto de Código de las familias y enviar sus propuestas de modificaciones al texto de la normativa.

A través de la interface habilitada en Nación y Emigración, los cubanos podrán acceder también al texto del proyecto de Código de las familias, para su estudio e interpretación.

Soberón puntualizó que no se limita la cantidad de veces que la persona pueda acceder al sitio y plasmar su criterio, y para ello tampoco se tendrá en cuenta su estatus migratorio, solo su condición de ciudadano cubano.

Reveló que se han realizado pruebas desde los 123 países donde existe representación consular cubana para comprobrar la efectividad de este mecanismo informático, y su accesibilidad desde computadoras de escritorio y desde todo tipo de dispositivos móviles, por lo que puede reafirmarse que “están creadas todas las condiciones para que los cubanos en el exterior participen en el proceso de consulta popular”, que se realiza hasta el 30 de abril próximo.

De acuerdo con Soberón, este ejercicio tiene como antecedente la participación de los cubanos residentes en el exterior en el debate sobre la nueva Constitución de la República efectuado en 2018, lo cual “ratifica el carácter democrático y participativo de ambos procesos de consulta popular”.

Para ilustrar esta afirmación, el directivo del Minrex dijo que en el 2018 se recibieron criterios de ciudadanos cubanos radicados en más de 130 países y el 40% de esas opiniones quedaron incluidas en el texto final de la Constitución que posteriormente se aprobó.

“Cuba cuenta con 140 consulados y oficinas consulares en 123 países, por tanto, en su momento, recibimos incluso opiniones de cubanos radicados en países donde no existe representación diplomática de la Isla”, añadió Soberón.

El director general de la DACCRE enfatizó que en aquel momento se cumplió con el objetivo de facilitar a los nacionales en el exterior su participación en el debate popular que se estaba desarrollando; objetivo que igualmente se pretende cumplir en esta oportunidad.

“La participación de los cubanos residentes en el exterior contribuirá a la creación colectiva del nuevo Código, cuyo objetivo fundamental es lograr la unidad de la célula fundamental de la sociedad que es la familia, siguiendo el precepto martiano de “Con todos y para el bien de todos”, sostuvo Soberón.

Explicó que este nuevo proyecto de Código “incluye la dimensión transnacional de la familia cubana, un elemento novedoso, a tono con políticas migratorias que favorecen los viajes de los cubanos en un sentido u otro, a partir del desarrollo de las nuevas tecnologías de la informática y las comunicaciones, del incremento de la conectividad y el acceso a internet en Cuba y el mundo”.

“Según las estadísticas, desde el 2013 —cuando se implementó la actualización más profunda de la política migratoria cubana— hasta la fecha, se registran más de cinco millones de salidas de cubanos al exterior y más de tres millones de viajes de cubanos en el exterior hacia Cuba. Durante estos diez años la tendencia en ambos casos ha sido al incremento de los viajes, con un impacto negativo en el periodo 2020-21 debido a la pandemia de covid-19.

“Esta presencia creciente de cubanos en el exterior por diferentes motivos y por diferentes periodos de tiempo hace aún más necesario que se creen las condiciones que faciliten a nuestros nacionales la participación en la consulta popular del Código de las familias”, afirmó.

¿Qué significado tiene para Cuba la participación de sus nacionales en el exterior en el proceso de consulta popular sobre el Código de las familias? 

A esta interrogante de Cubadebate, el director general de la DACCRE respondió que “la actualización de la política migratoria cubana ha tenido como objetivo estrechar los lazos entre Cuba y sus ciudadanos residentes en el exterior, como parte de un proceso continuo e irreversible. 

“Este proceso iniciado en 1978 no ha estado exento de complejidades a partir de la existencia aún hoy de un grupo minoritario de cubanos en el exterior que se oponen a la Revolución, con una capacidad de influencia y de poder real, sobre todo en el stablishment de EE.UU..

“Se ha trabajado en la creación de la confianza tras años de distanciamiento, en la solución de temas migratorios que posibiliten el flujo de viajeros cubanos en un sentido u otro, y en la actualización de normativas que contribuyen a que se creen mayores y más diversos vínculos entre Cuba y sus nacionales en el exterior, incluso en el ámbito económico y comercial.

“Se promueve la participación de los cubanos que residen en otros países en el desarrollo económico de la nación, y también en el desarrollo de procesos sociopolíticos como el debate sobre la nueva Constitución y, ahora, sobre el Código de las familias.

“Existe un interés creciente de los cubanos residentes en el exterior de participar en todos estos procesos”, subrayó.

Según Soberón, si se revisan las acciones tomadas en estos 44 años se pueden constatar los esfuerzos del Gobierno cubano para fortalecer y diversificar las relaciones con sus nacionales en el exterior, para facilitar los viajes de los cubanos en ambos sentidos y fortalecer la comunicación de acuerdo con las condiciones y posibilidades de cada momento.

“No cabe duda de que la participación de los cubanos en el exterior contribuirá a este ejercicio democrático para la elaboración de un Código de las familias más moderno, que aborda la dimensión transnacional de la familia cubana y busca de fortalecer el vínculo y la comunicación entre sus integrantes”, concluyó.

Firman contrato para producción de fertilizantes con tecnología cubana Universidad de La Habana y empresa canadiense Zeolite

Posted on

La directora general de la Fundación de Innovación y Desarrollo de la alta casa de estudios, Vilma Hidalgo, agradeció en la inauguración del acto a su contraparte por la confianza en el producto Nerea, con base en la zeolita de la isla, según expertos de la mejor calidad del mundo.

La doctora en Ciencias destacó además el trabajo y la perseverancia en más de 35 años de un equipo del Instituto de Ciencia y Tecnología de Materiales (IMRE), perteneciente a la UH, para que “ese fertilizante llegue a la agricultura del país y tenga un impacto”.

En declaraciones exclusivas a Prensa Latina, el presidente de IZC, Mark Pearlman, aseveró que este es el principio de una colaboración para solucionar problemas medioambientales y demostrar en Norteamérica la contribución que Cuba ha hecho.

Afirmó sentirme muy emocionado, calificó de importante la meta para la compañía, pues “el producto Nerea desarrollado aquí permitirá a los agricultores cultivar más comida, alimentar a mayor número de personas, por menos dinero”.

La directora IMRE-UH, Nancy Martínez, consideró la firma con la prestigiosa entidad canadiense como un éxito de la fundación universitaria pero también de la nación, a partir del llamado del presidente cubano, Miguel Díaz-Canel, de respaldar las acciones en la Ciencia e Innovación.

Entre los objetivos de la norma suscrita está preparar las bases para la inversión extranjera en la mayor de las Antillas, en la industria de los fertilizantes en particular y la expansión hacia el mercado canadiense.

El doctor en Ciencias Gerardo Rodríguez, quien junto con el ingeniero Lorenzo Rivero concibiera Nerea en 1987, comentó a esta agencia que laborarán en breve en paralelo, para arrancar una producción piloto en Canadá en busca del registro en aquellas condiciones.

Mientras, añadió el especialista, la planta cubana lleva dos años en un contrato de cooperación de la UH con Geominera Oriente, en Holguín, pero familia de fertilizantes y sustratos de liberación controlada tienen una demanda insatisfecha.

Nerea, que posibilitó la conformación de la industria cubana de zeolitas, traslada al material zeolítico los nutrientes requeridos por las plantas en la cantidad y proporciones óptimas, fundamentalmente nitrógeno, fósforo y potasio.

El 31 de marzo de 2021, el sitio web de la IZC confirmó que las entidades involucradas formalizaron oficialmente el Contrato de Validación y Registro de Productos Nerea para cultivos de invernaderos en Canadá y Norteamérica.

El desborde virtual del Departamento de Estado y su oficina en La Habana

Posted on

En los últimos meses ha sorprendido tanto a los cibernautas cubanos, como a los diplomáticos extranjeros residentes en Cuba, la manera desembozada en que tanto el Departamento de Estado desde Washington, como su embajada en La Habana, han incorporado a su rutina diaria al emisión de juicios y opiniones sobre la realidad interna cubana, que publican y reiteran sin ningún pudor. Aunque la práctica ha abarcado a varias plataformas, se ha hecho más presente en Twitter, la que se supone que es menos popular que Facebook, pero donde teóricamente están más presentes funcionarios de gobierno, académicos y decisores de diversa índole.


Este ejercicio digital, que ahora tiene más intensidad que durante el desorden de Trump, empezó a hacerse más presente en la misma medida en que los soñadores del fin de la Revolución Cubana sintieron que los estragos de la pandemia de la COVID19, de conjunto con el daño provocado por las medidas coercitivas unilaterales (bloqueo), causarían un estallido social en Cuba.

El Departamento de Estado y su representación diplomática en La Habana dejaron sus huellas por todas partes en los sucesos anteriores y posteriores al 11 de julio, pero aún así tuvieron cierto recato en aquellos días, para impedir ser vistos como los manejadores directos de los “manifestantes”. En la medida en que los días fueron pasando y los “líderes” de aquellos eventos fueron comprando boletos de avión para radicarse al exterior y se descalificaron de forma pública entre ellos, los burócratas estadounidenses desde el Potomac se sintieron en la necesidad de consumar un mayor protagonismo, lo cual se hizo traumático mientras se acercaba la fecha del 20 de noviembre (que después fue 15).

Para este último espectáculo habían vendido entradas a altos precios y enfrentaban el peligro de que no hubiera puesta en escena, como en efecto sucedió. Ocurrió el hecho más temido por los titiriteros: se cae la escenografía del guiñol y el público infantil ve finalmente que las marionetas no tienen vida propia, sino que son manejadas por otros.

Hasta hoy no se conoce si las principales apuestas sobre el probable holocausto antillano se hicieron desde La Habana, o en Washington. Lo cierto que desde el Departamento de Estado se enviaron pronósticos a la Oficina del Consejero de Seguridad Nacional y de ahí a la Casa Blanca. Este intercambio intenso de memos y propuestas, trajo como resultado la apertura de las arcas de la USAID y, sobre todo a partir de septiembre del 2021, empezaron a fluir más fondos para comprar videos, declaraciones, comentarios en blogs y cuanta otra tramoya fuera necesaria para presentar al mundo y a la opinión pública estadounidense un estado de cosas virtual sobre Cuba.

Después de todo, si un alto por ciento de la población estadounidense aún considera que las elecciones presidenciales del 2020 fueron “robadas” delante de sus narices, cómo no pensar que un por ciento similar tomara como verdad el cintillo de que el pueblo cubano se había sublevado y que los que no lo hicieron fueron contenidos por la represión. Si durante cuatro años el Departamento de Estado insistió en que sonidos inexistentes crearon enfermedades imposibles de diagnosticar en su personal diplomático en La Habana, y mucha gente lo creyó, entonces cómo no asimilar que el gobierno cubano atacaría a su propia gente, con un poquito de reiteración.

Y en esta circunstancia las autoridades estadounidenses dieron muestras, una vez más, que el entramado multilateral que ha construido la humanidad para poder sobrevivir les resulta útil, sólo si avala la existencia de un único polo de poder. ¿Convención de Viena?, ¿respetar los asuntos internos de otros países?, ¿observar los límites de la soberanía de otros?, pequeños detalles.

Y así, a teatro vacío, los funcionarios del DOS (por sus siglas en inglés) se han quedado tocando en Twitter la partitura que estaba escrita para terceros. La diferencia con otras crisis construídas en varios países es que en aquellas la infantería ha sido local y la artillería ha actuado desde lo lejos. Pero en este caso, los conspiradores se quedaron casi sin infantería y han tenido ellos mismos que asumir ese papel, aunque sea de forma virtual.

De nuevo, a falta de evidencias, pruebas, grabaciones y fotos, los tuits de la división del hemisferio occidental del Departamento de Estado han llenado ese espacio. Por cierto, la escasez de fotos que sustentaran sus teorías fue resuelta de una manera magistral: usar como suyas, para apoyar la tesis de la rebelión, las fotos que testificaron masivamente el apoyo de la mayoría del pueblo cubano a sus autoridades. Para ellos no es robo, eso se llama tomar prestado sin conocimiento del dueño.

Pero cuando alguien decide olvidar las normas a las que se obligan los servicios diplomáticos de todos los países, se pasa por alto también que en dicho ejercicio se practica todos los días la reciprocidad. ¿Qué habría sucedido si algún representante oficial cubano, o simplemente un ciudadano de ese origen se hubiera involucrado en las manifestaciones por el asesinado de George Floyd?, ¿qué conmoción habría causado que un cubano, fuera agricultor o artesano, hubiera estado presente en la barrida policial del parque Lafayette justo frente a la Casa Blanca, durante el 2020?. Por cierto, si hubo ciudadanos de origen cubano presentes en los hechos del 6 enero del 2021 en el Capitolio, pero eran miembros de la organización Proud Boys, quienes antes y después de aquellos hechos fueron a mostrar su masculinidad ante la embajada cubana con obscenidades y gestos abrasivos.

Es decir, con su actuación irresponsable en las redes sociales, y en especial en Twitter, la cancillería estadounidense y sus empleados han abierto de par en par una puerta para que otros puedan hacer lo mismo respecto a sus problemas internos. Pero Cuba no ha hecho uso de esa oportunidad, ni lo hará, por respeto a las normas de convivencia internacional y, más aún, por respeto a aquellos que han luchado por la reivindicación de sus derechos en aquel país durante décadas, de manera genuina y sin necesidad de los guíen o dirijan desde el exterior.

Pero el antecedente quedará reflejado para la academia, o para terceros que en el futuro les podrán decir: de qué te quejas si le hiciste lo mismo a los cubanos. Son los riesgos que se corren cuando la arrogancia se deborda.

Además de la ocurrencia del hecho en sí, resulta interesante apreciar su calidad. Cuando de manera mecánica se reiteran básicamente los mismos textos, cuando el copia y pega entre el Departamento de Estado y su embajada es tan evidente, cuando las contradicciones entre cifras y supuestas fuentes casi no hay que explicarlas, entonces cabe preguntar si el que incurre en tales errores lo hace simplemente por falta de capacidad creativa, o para demostrar que están “cumpliendo una indicación”. Y ciertamente esa duda nos queda.

Lo otro es construir una llamada “línea del tiempo” para principiantes, la cual en si misma desacreditaría a las fuentes de los mencionados bombardeos digitales. La citada división de asuntos del hemisferio occidental, que teóricamente atiende y se conmueve por lo que sucede en más de 30 naciones y territorios, ha enmudecido de manera reiterada en momentos en que se han producido asesinatos masivos en la región, cuando se ha atacado el orden constitucional en varios países, cuando carteles de narcotraficantes han estremecido ciudades enteras, cuando se han descubierto tumbas masivas, o ante las barbaridades cometidas por traficantes de personas. Al parecer esas son realidades inherentes del sistema democrático que promueven junto a sus servidores de la secretaría de la OEA, en los que no es necesario reparar porque no son noticia. Pero para Cuba hay otras normas.

Sin embargo, los que dominan las técnicas para comprender qué sucede realmente en las redes se fijan en otros detalles interesantes. Cuántos retuits han generado estos mensajes abrasivos e irrespetuosos contra Cuba, cuántos likes (o me gusta), cuantas impresiones (veces que un contenido se ha visto), cuántas interacciones de los internautas. Todos estos datos, tomados en su conjunto, demostrarían que el irrespeto por la soberanía de otros ha sido estéril, la atención generada con la repetición goebbleliana de los contenidos ha sido mínima, si nos atenemos a los totales de la población en Cuba, en EE UU y mundial, incluso de Hialeah.

No se puede evitar que el subconsciente compare este ejercicio con lo sucedido meses después de la derrota estadounidense en Playa Girón (Bay of Pigs para ellos). La CIA (y no hemos hablado de la agencia en este texto) había instalado meses ante en la Isla de Swan una emisora de radio (no hay que agregar que ilegalmente), la cual debía garantizar con su propaganda que el pueblo agredido de Cuba recibiera con los brazos abiertos a los miembros de la Brigada 2506, popularmente conocidos como mercenarios. El caso es que ya derrotados estos y bajo custodia de las autoridades cubanas, Radio Swan seguía emitiendo llamados a “quemas los cañaverales” y a “avanzar sobre la capital”. Es difícil no recordar el antecedente.

Lo otro es que la burocracia estadounidense como promedio no está bien pagada en comparación con los salarios del mundo no oficial. Hay funcionarios, a veces al final de sus carreras, que se preocupan por su jubilación y vida futura, razón por la que a veces ponen un énfasis en sus actuaciones, más allá de lo que explica la racionalidad común. Y es que en eso de ser muy enfático en los ataques contra Cuba, con un gozo específico y más allá de las instrucciones, también viene a la memoria el caso de James Cason, un ex jefe de oficina de intereses en La Habana, quien a inicios de este siglo se caracterizaba por su estridencia, que lo marginó incluso respecto al resto de los diplomáticos residentes en La Habana. En reiteradas ocasiones funcionarios extranjeros y visitantes se preguntaban la razón de su actuación, más cuando sabían que no tenía la más mínima posibilidad de ascenso en el ranking diplomático estadounidense. Y la explicación vino después de su partida: Cason aspiró y fue electo al cargo de alcalde Coral Gables, Florida, emporio de los remanentes de la rancia burguesía cubana y otros que no lo fueron pero aspiraban.

Y por favor, no considerar que este caso es único ni esporádico. Varios años antes de Cason, el Sr Dennis Hayes, que había sido nada más y nada menos que Coordinador del Buró Cuba en el Departamento de Estado, fue contratado por la Fundación Nacional Cubano Americana como jefe de su oficina en Washington. Dicho de otra manera, cuando se trata de la “causa” contra Cuba, con frecuencia las líneas de la decencia se cruzan, los códigos de ética (de existir) no se cumplen, y es difícil saber quién le paga el salario a quién y decir en definitiva quién es el boss (jefe).