#valores

Posted on

Por Aniel Santiesteban García


Fotos de Roberto Garaicoa
El respeto se convierte hoy en el primer paso para establecer las necesarias bases de la convivencia, e inicialmente, es en cada familia y luego en la experiencia escolar donde se establecen acciones de respeto hacia el otro.
El debate sobre el respeto genera polémicas, acuerdos y desacuerdos, pero es necesaria. Sus normas a diario se violan en escenarios donde confluyen grupos sociales importantes y aunque se tilde a la juventud, el irrespeto marca a otros sectores de la actualidad cubana.
El espacio Valores sobre la Mesa, de la Mesa Redonda, conversó con sus invitados de viernes, importantes exponentes del debate en torno al asunto, sobre cuánto se hace desde la escuela y la familia por formar el respeto, cuánto se violan sus normas y quiénes atentan contra ellas.

El espacio Valores sobre la Mesa, de la Mesa Redonda, conversó con sus invitados de viernes, importantes exponentes del debate en torno al asunto.
Alina Perera Robbio asegura que las reflexiones acerca del tema nunca van a faltar en una isla como Cuba; el respeto lo abarca todo.
A partir de la búsqueda, Perera Robbio comparte definiciones del respeto por varios investigadores. Destaca la que lo enmarca como atención y consideración hacia quienes te rodean.
Cuando no hay suficiente respeto se transgreden las normas y si por el contrario se es excesivo creamos un clima de tensión e incomodidad, debemos ser equilibrados, asegura.
Hay frases populares que tienen gran profundidad y se han convertido en punto de análisis en torno al asunto, apunta; por ejemplo: -¡qué falta de respeto! -¡respeta para que te respeten! que escuchamos desde pequeños.

Alina Perera Robbio asegura que las reflexiones acerca del tema nunca van a faltar en una isla como Cuba; el respeto lo abarca todo.
La panelista añade que Cuba se actualiza constantemente; el país que vivimos en el Siglo XXI tiene una marcada herencia de otros períodos, pero cuestiones tan importantes como los valores a veces se ven dañadas.
Cuando pedimos rescatar valores pudiésemos pensar en una desaparición o inexistencia anterior, y no sucede así, señala la periodista; seguido a esto destaca que, precisamente, por sus valores, Cuba ha llegado hasta aquí.
En tanto, José (Pepe) Alejandro Rodríguez, quien ha insistido en todos sus espacios en el respeto entre ciudadanos y sociedad e invitado del espacio, afirma que el respeto, una condición ética y moral, es un principio esencial equilibrador de la situación de una sociedad.
Si desde pequeños te enseñaron a respetar, entonces, hoy respetas, explica Pepe Alejandro.
Se ha ido de la mano la situación de las familias. La familia cubana ha tenido esta fractura condicionada por determinadas situaciones, qué peligro puede tener una sociedad cuando el respeto no es el elemento integrador de las voluntades, afirma.

Si desde pequeños te enseñaron a respetar, entonces, hoy respetas, explica José Alejandro.
En el aspecto público no puedes ser un buen ciudadano si en el marco familiar no practicas el respeto, añade el panelista. No se contienen a tiempo, muchas veces, en nuestra sociedad, aquellos ciudadanos que irrespetan su entorno.
José Alejandro Rodríguez define a este valor con profunda carga ética, sentimental, pero, sobre todo, destaca su obligada intención coercitiva, las autoridades deben obligar a que se respeten las normas en todos los órdenes, dice.
La juventud se tilda a menudo de irrespetuosa, es una cuestión que pudiese catalogarse como histórica en la nuestra y en otras sociedades. A propósito, Valores sobre la esa tuvo como invitada a la Directora del Centro de Estudios sobre Juventud, Teresa Viera Hernández, quien resaltó que el respeto es un valor social, por lo que, directamente, implica a la juventud, como a otros sectores sociales.
Desde hace algunas décadas, destaca el rechazo hacia aquellos que no cumplen con las normas éticas del respeto, señala Viera Hernández, sin embargo, en la calificación de este tipo de comportamiento no se justifica, ni siquiera estamos conscientes de qué influimos en esas conductas.

Teresa Viera Hernández, resaltó que el respeto es un valor social, por lo que, directamente, implica a la juventud, como a otros sectores sociales.
Nuestros adolescentes, apunta, ha sido estudiado recientemente; allí se denotan rasgos determinantes a tener en cuenta: todavía se requiere del reconocimiento de sus adultos de influencia para su relación social, quienes determinarían entonces su desarrollo y conducta social.
Alina Perera Robbio defiende que el nuestro es un pueblo con marcados valores e instrucción.
Tal vez, añade, falta mucho en cuanto a la cultura, el factor que enlaza todo lo que vemos para actuar e interactuar, eso también es tarea familiar, quien, en un contexto determinado de nuestra historia, se encargaba de esta formación, luego la cedimos a la escuela y resulta hoy preocupante como, ni escuela ni familia, en un buen número de ejemplos, influyen en este tipo de instrucción.
Se busca hoy un equilibrio hoy entre escuela y familia; la primera, apunta Perera Robbio ofrece los conocimientos naturales, en tanto la segunda forma a un ser humano de sentimientos.
El respeto es todo, expresó al comienzo del programa la analista, y ahora manifiesta que en cualquier esfera social de nuestro país hoy, se precisa de él.
José Alejandro, en tanto, afirma que Cuba se ha sumergido en un ambiente de irrespeto profundo, lo más peligroso es que las personas que sí practican el respeto sientan que no están siendo protegidas por la permisividad de los que, por el contrario, no lo hacen.
Internacionalmente, apunta Teresa Viera Hernández; vivimos la realidad, a partir de estudios, de una mayor cantidad de personas jóvenes en el mundo.
En este sentido, añade que resultaría muy importante una norma jurídica que implique limitar lo que puede convertirse en desafueros sociales, pero sería penoso formar una sociedad de jóvenes en crecimiento constante en medio de esta situación.

El espacio contó con la presencia del caricaturista Adán Iglesias Toledo.
Cuba, apunta, no está ajena a esto, aunque su número de jóvenes no es muy elevado en comparación con otros países.
La familia, la ley, la escuela, la cultura son necesarias, el respeto no se dará por exhortación sino a partir de la práctica, afirma Alina Perera Robbio.
Es imprescindible combatir, unirnos a los que combaten con firmeza y no abandonarlos, lo que significaría el apoyo al irrespeto social, añade

¿Por qué es tan importante la conciencia?

Posted on

Fragmentos del discurso en la asamblea general de trabajadores  de la Textilera Ariguanabo, el 24 de marzo de 1963

Leer el resto de esta entrada »

5 hermosas citas de El Principito que te harán replantearte el presente.

Posted on

1704

El Principito es uno de esos libros que parecen nunca pasar de moda. No importa la edad que tengas, si es el primer libro que lees en tu vida, si te lo recomendaron o si simplemente no pudiste más de la curiosidad: El Principito es uno de esos libros que constantemente te enseñan algo nuevo, que una y otra vez te harán ver las cosas desde una nueva perspectiva. Hay cientos de partes de este libro que te harán reflexionar y estas son algunas de las citas que más resuenan con la vida que vivimos en el presente.

1. “Sólo con el corazón se puede ver bien. Lo esencial es invisible a los ojos”

2. “Entonces te juzgarás a ti mismo,” respondió el rey. “Eso es lo más difícil. Es mucho más difícil juzgarse a uno mismo que a los demás. Si logras juzgarte correctamente significará que eres un verdadero sabio”

3. “Nadie las ha domesticado ni ustedes han domesticado a nadie. Son como era el zorro antes, que en nada se diferenciaba de otros cien mil zorros. Pero nos convertimos en amigos y ahora es único en el mundo”

4. “Así es,” dijo el zorro. “Para mí aún no eres nada más que un muchachito como cientos de otros muchachos. No te necesito y tu tampoco me necesitas a mí. para ti soy como un zorro igual a otros miles de zorros, pero si me domesticas nos necesitaremos. Tú serás para mí único en el mundo y yo seré único en el mundo para ti”

5. “A los adultos les encantan los números. Cuando les cuentas que tienes un amigo nuevo nunca te preguntan por lo que realmente importa. Nunca te dicen ‘¿Cómo es su voz? ¿Qué juegos prefiere? ¿Colecciona mariposas?’ En vez de eso te preguntan ‘¿Cuántos años tiene? ¿Cuánto pesa? ¿Cuánto dinero gana su padre?’ Sólo entonces creen conocerlo”