vacunascubanas

Más del 90% de la población cubana tendrá completo su esquema de vacunación en noviembre y se estudian dosis de refuerzo.

Posted on

La estrategia para las vacunas cubanas funcionó, se aseguró este martes en conferencia de prensa donde participaron José Angel Portal Miranda, ministro de Salud Pública (Minsap), y Eduardo Martínez Díaz, presidente de BioCubaFarma.

Cuba

Así lo evidencian también los datos sobre el impacto de la vacunación en el país, presentados por el ministro de Salud.

Hasta el 10 de octubre, informó Portal Miranda, la Isla superaba ampliamente los indicadores mundiales de personas vacunadas, tanto con esquema completo como parcialmente. 

En el país, dijo, han sido aplicadas 22 982 462 dosis de vacunas, lo que ha permitido que el 86,1% de la población total de Cuba tenga al menos su primera dosis de uno de los inmunógenos.  Esta cifra asciende al 98,4% en la población diana o vacunable.

Asimismo, el 55,8% de la población cubana ya completó su esquema de inmunización, y  el 63,7% de personas vacunables han sido inmunizadas.

“Estas cifras colocan a Cuba como el país de las Américas con más alto por ciento de vacunación y es la nación con mayor velocidad de vacunación diaria en el mundo, resaltó Portal Miranda.

El titular del sector destacó la voluntad política que ha guiado todo el proceso. “La esencia del sistema de salud del país es salvar vidas”, dijo y argumentó que la toma de decisiones ha tenido que ser de manera dinámica y en ello la ciencia y la innovación han jugado un rol esencial.

“Ninguno de los pasos en el enfrentamiento a la covid-19 han sido fruto de la improvisación y por supuesto tampoco la estrategia de inmunización”, enfatizó Portal Miranda.

El ministro hizo referencia al contexto en el que Cuba ha enfrentado la pandemia, caracterizado por un recrudecimiento del bloqueo impuesto por el gobierno de Estados Unidos.

Sobre el combate en el país a la covid-19, Portal Miranda recordó que toda la red asistencial e instituciones de salud se pusieron en función de atender a los enfermos y sospechosos, así como se incorporaron nuevas unidades para dar respuesta a la demanda de servicios. “De cuatro laboratorios de biología molecular se creció a 27”, ejemplificó.

Actualmente, contabilizó, Cuba tiene el 0.3% de los casos de covid-19 diagnosticados en el mundo. Hoy hay en el país 15 284 casos activos, mientras la letalidad se mantiene por debajo de la del mundo y de la región de las Américas.

Durante este año, prosiguió, después de crecer prácticamente en todos los meses, hasta alcanzar agosto la cifra más alta (26 000 casos), “en octubre se ha desacelerado el nivel de contagios”.

El ministro recordó en 2020 se logró un buen control de la epidemia, “pero la llegada de las nuevas variantes entre diciembre y febrero marcó un aumento que aún permitía mantener el control”.

La entrada en marzo de la variante beta —que marcó el pico epidémico en Matanzas— incrementó los casos, mientras con la aparición de delta, entre abril y mayo, el aumento de las cifras fue significativo. En septiembre, en el 100% de los casos la variante delta fue la predominante.

Al referirse a la estrategia de vacunación, el ministro subrayó que lo alcanzado por Cuba en el desarrollo de la salud y en la industria biotecnológica, se encuentra presente en lo aplicado en estos meses en el enfrentamiento a la covid-19.

“No todo nos ha salido bien”, reconoció el titular al tiempo que aclaró que los protocolos no se han elaborado mal, “sino que a la hora de implementarlos en los territorios ha habido dificultades”.

En el esquema de vacunación ha habido dos momentos claves: el proceso regulatorio por el CECMED, —una entidad de reconocimiento internacional que ha acompañado todo el proceso—, y el componente ético que ha estado presente a través de la voluntariedad del proceso de vacunación en Cuba.

Cuba cuenta ya con tres vacunas y dos candidatos que próximamente se convertirán en vacunas, destacó el titular del Minsap, y reiteró la estrategia cubana de utilizar fármacos de producción nacional, en un proceso organizado por etapas.

Los temas a tratar en la conferencia son:

  • Avances en el proceso vacunación anti-COVID-19.
  • Producción y Comercialización d vacunas cubanas anti Covid-19.
  • Plan Reactivación Vacunas.

Inmunizar a toda la población continúa siendo el compromiso de Cuba

Posted on

Vacunación

Nuestro compromiso sigue siendo que toda la población cubana esté inmunizada al concluir este año. Todo el sistema de salud y de ciencia hemos asumido este reto con compromiso y desvelo, afirmó el ministro cubano de Salud Pública, José Ángel Portal Miranda.

Según expresó Portal Miranda en su cuenta de la red social Facebook, el esfuerzo y la constancia por proteger a la población cubana de los efectos devastadores de la pandemia de la COVID-19 mediante la inmunización, ya eran patentes desde el comienzo de los diferentes ensayos clínicos, de la mano de instituciones de alto prestigio científico como el Instituto Finlay de Vacunas y el Centro de Ingeniería Genética y Biotecnología (CIGB).

Pero, advirtió, desde que el pasado 10 de mayo inició la intervención sanitaria con los candidatos vacunales cubanos hasta hoy, donde ya se vacuna de manera masiva nuestro pueblo, los hitos de esta hazaña se suceden a diario.

López Obrador se interesa en producir vacunas cubanas en México

Posted on

teleSUR.- El presidente de México Andrés Manuel López Obrador manifestó interés en producir las vacunas cubanas en el territorio mexicano. Mientras, los ciudadanos de la capital de la nación azteca retoman movilidad ante advertencias de nueva ola de contagios de Covid-19.


López Obrador: “Con Cuba la relación es muy fraterna”

Cubadebate

López Obrador reiteró su interés en el proceso de elaboración de dos de las vacunas anticovid desarrolladas en Cuba.

El presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, reconoció este martes el apoyo de Cuba a su país a durante la pandemia, y declaró que con la Isla la relación “es muy fraterna en todos los campos”.

El mandatario mexicano destacó el envío de médicos y enfermeros de Cuba a México para atender hospitales como el de Tláhuac, y reiteró su interés en el proceso de elaboración de dos de las vacunas que se han desarrollado en centros científicos del país caribeño y que registran mayores avances.

Por su parte, el secretario de Relaciones Exteriores, Marcelo Ebrard, afirmó que el Gobierno está interesado en atraer fases III de desarrollo de vacunas como las dos cubanas. En esa condición se encuentran en México vacunas de Sanofi, Walvax y otra procedente de la India.

Ebrard informó que en una reunión reciente de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (Celac) presentaron sus proyectos de vacuna de desarrollo propio Argentina, Brasil, Chile, Cuba y México.

Ahí se alcanzó el compromiso de que el país que logre pasar la fase III de ensayos clínicos y obtener las autorizaciones regulatorias, tendría el respaldo del resto, mediante la compra de una parte de la producción.

En esos casos se trataría de compras para el abasto a futuro, “claramente el año 2022”, dijo Ebrard.

(Con información de La Jornada)

El escudo de vacunas de Cuba y los cinco monopolios que estructuran el mundo

Posted on

En 1869, a los quince años, José Martí y sus jóvenes amigos publicaron una revista en Cuba llamada La Patria Libre, que adoptó una posición fuerte contra el imperialismo español. El primer y único número incluyó un poema dramático de Martí, titulado “Abdala”. El poema es sobre un joven, Abdala, que sale a luchar contra viento y marea para liberar a su tierra natal, que Martí llama Nubia. “Ni laurel ni coronas necesita / Quien respira valor”, escribió el poeta. “¡A la guerra, valientes!” dice Abdala en su llamado, continuando con estas líricas palabras:

Y de escudo te sirva ¡oh patria mía!
El bélico valor de nuestras almas.

Martí fue arrestado y sentenciado a seis años de trabajos forzados. Finalmente, el gobierno colonial español lo envió al exilio en 1871. Pasó gran parte de ese tiempo escribiendo poemas patrióticos, ensayos y comentarios políticos y organizando la resistencia al imperialismo español, principalmente en Nueva York. Regresó en 1895, solo para ser asesinado poco después en una escaramuza. Su legado quedó plasmado en la guerra contra España en 1898 y en la Revolución Cubana que comenzó en 1959.

Vijay Prashad Fuente – ALAI – REDH/Cuba.- Abdala y las otras cuatro vacunas cubanas son un escudo contra el COVID-19 que surgen de la productividad social de la Cuba socialista, que no se ha rendido ante la vileza de los cinco monopolios.

Los versos de Martí sobre “el valor bélico de nuestras almas” sirviendo al país como un “escudo” son la base para el nombre de la nueva vacuna cubana, Abdala. Esta vacuna, la quinta que ha producido Cuba, fue desarrollada por el Centro de Ingeniería Genética y Biotecnología (CIGB) en La Habana. Al anunciar los resultados de sus ensayos, BioCubaFarma, la principal institución en biotecnología y farmacéutica en el país, señaló que tiene una tasa eficacia de un 92,28%, casi tan alta como la eficacia de las vacunas de Pfizer (95%) y Moderna (94,1%). Esta vacuna es administrada en tres dosis, con intervalos de dos semanas entre cada una. Las autoridades cubanas planean vacunar a tres cuartas partes de su población para septiembre. Hasta el momento, ya han sido administradas más de 2,23 millones de vacunas a los 11 millones de cubanxs en la isla, 1.346.000 de personas con al menos una dosis, 770.390 con la segunda dosis, y 148.738 con la tercera.

Cuba ya ha planeado exportar sus vacunas a diversos países del mundo y hasta ahora ha producido cinco diferentes candidatas a vacuna, incluyendo Soberana 02 y la vacuna intranasal sin aguja, Mambisa. Esta última, que representa una gran esperanza para la administración de la vacuna en países de bajos recursos, lleva ese nombre por los guerrilleros que lucharon en la Guerra de los Diez Años (1868-1878) por la independencia de España.

Todas estas vacunas han sido desarrolladas bajo las duras condiciones impuestas por el bloqueo ilegal de Estados Unidos. Desde 1992, la Asamblea General de la ONU ha votado anualmente contra el bloqueo estadounidense, excepto en 2020, cuando no hubo votación debido a la pandemia. El 23 de junio de 2021, 184 Estados miembros de las Naciones Unidas votaron nuevamente para poner fin a este bloqueo. En el contexto de la pandemia de coronavirus, el ministro de Relaciones Exteriores de Cuba, Bruno Rodríguez Parrilla, dijo: “Como el virus, el bloqueo nos asfixia y nos mata. Debe terminar”. Uno de los efectos del bloqueo es que ha impedido que Cuba pueda comprar ventiladores para tratar a pacientes críticos, ya que las dos compañías suizas que los fabrican (IMT Medical AG y Acutronic) fueron compradas por una empresa estadounidense (Vyaire Medical, Inc.) en abril de 2020. En respuesta, Cuba ha desarrollado su propio ventilador.

Al mismo tiempo, el país caribeño sufre de una escasez de jeringas, ya que los fabricantes de jeringas están de algún modo vinculados a la industria farmacéutica de EE. UU. Terumo (Japón) y Nipro (Japón) tienen operaciones en Estados Unidos, mientras B. Braun Melsungen AG (Alemania) está asociada con Concordance Healthcare Solutions (EE. UU.). Una empresa india de jeringas, Hindustan Syringes & Medical Devices Ltd., está vinculada a Envigo (EE. UU.), lo que hace que el gobierno estadounidense observe de cerca a dicha empresa. En un acto concreto de solidaridad, se está levantando una campaña para recaudar fondos para comprar jeringas para Cuba.

El proyecto Our World in Data (‘Nuestro mundo en datos’) calcula que, hasta el 29 de junio, se han administrado poco más de 3.000 millones de dosis, lo que significa que han sido vacunadas menos de mil millones de personas de los 7.700 millones que hay en el mundo. Poco más del 23% de la población mundial ha recibido su primera dosis. Pero los datos muestran que los programas de vacunación han sido, como se esperaba, muy poco equitativos. En países con bajos recursos, solo el 0,9% de la población ha recibido al menos una dosis. En abril de 2021, el director de la OMS, Tedros Adhanom Ghebreyesus, dijo: “Sigue existiendo un alarmante desequilibrio en la distribución mundial de las vacunas. (…) en los países de ingresos elevados casi una de cada cuatro personas ha recibido una vacuna, mientras que en los países de ingresos bajos son una de cada más de 500 personas. Permítanme que lo repita: una de cada más de 500 personas”. En mayo de 2021, Ghebreyesus dijo que el mundo estaba en una situación de “apartheid de vacunas”.

En febrero de 2021, en uno de nuestros boletines, el Instituto Tricontinental de Investigación Social señaló que vivimos en una época de “tres apartheids”: médico, de alimentos y de dinero. En el centro del apartheid médico está el nacionalismo de las vacunas, el acaparamiento de vacunas y, como le llama Ghebreyesus, el apartheid de vacunas. El asunto es muy grave. La alianza de vacunas COVAX ha visto que las vacunas quedan fuera de su alcance, tanto por los acuerdos bilaterales entre los países ricos y los productores de vacunas, como por la falta de apoyo financiero de parte de los Estados más ricos a los más pobres. Las tendencias muestran que muchos países no tendrán un porcentaje importante de su población vacunada antes de 2023, “si es que ocurre”, dice la Intelligence Unit de The Economist.

¿Cuál es la causa de estos tres apartheids? El control que un puñado de empresas ejerce sobre la economía mundial, impulsado por cinco tipos de monopolios, como planteó nuestro fallecido amigo Samir Amin:

  1. El monopolio sobre la ciencia y tecnología
  2. El monopolio sobre los sistemas financieros
  3. El monopolio sobre el acceso a recursos
  4. El monopolio sobre las armas de guerra
  5. El monopolio sobre las comunicaciones

Estamos estudiando detalladamente esta lista y la relación entre cada uno de sus elementos, analizando si se ha dejado algo fuera. Amin sostiene que no es solamente la falta de industrialización lo que produce la subordinación de algunos países, sugiere que lo que ha mantenido al mundo en esta situación de profunda desigualdad han sido estos cinco monopolios. Al fin y al cabo, muchos países del mundo han desarrollado industrias en los últimos cincuenta años, pero siguen siendo incapaces de avanzar en un programa social para sus pueblos.

Para la discusión sobre el apartheid de vacunas son centrales al menos dos de esos monopolios: el monopolio sobre las finanzas y el monopolio sobre la ciencia y tecnología. La falta de recursos disponibles lleva a muchos países al Fondo Monetario Internacional (FMI), a diversos inversores públicos (el Club de París) o al capital comercial (el Club de Londres). Estos financistas siguen el ejemplo del FMI, que ha exigido a los países hacer recortes en diversas áreas cruciales para la vida, como la educación y la atención sanitaria. Reducir el financiamiento de la educación merma el potencial de los países de desarrollar suficientes profesionales científicos, así como el ambiente científico necesario para crear tecnologías esenciales como lo son las candidatas a vacuna. Recortar fondos al sistema de atención sanitaria y adoptar las reglas de propiedad intelectual que bloquean la transferencia tecnológica deja a los países desarmados para enfrentar adecuadamente la pandemia.

Una falta de fondos ha llevado a muchos Estados a abandonar la posibilidad de que puedan mejorar el bienestar de su población (en abril de 2020, 64 países gastaban más en servicio de la deuda que en su sistema sanitario). En plena pandemia, no basta con exigir la transferencia de tecnología a otros países para que estos puedan producir vacunas. La tecnología es la ciencia de ayer, la ciencia es la tecnología de mañana.

Utilizar la riqueza social de la población, enseñar ciencias y establecer una norma básica de alfabetismo científico son lecciones esenciales de la pandemia. Estas lecciones han sido bien aprendidas por el pueblo cubano. Es por esto que Cuba, contra todo pronóstico, ha desarrollado cinco vacunas diferentes. Abdala y las otras cuatro vacunas cubanas son un escudo contra el COVID-19. Estas vacunas surgen de la productividad social de la Cuba socialista, que no se ha rendido ante la vileza de los cinco monopolios.

Instituto Tricontinental de Investigación Social, Boletin 26 (2021)

Venezuela, primer país en utilizar vacuna cubana contra COVID-19

Posted on

Las banderas de Cuba y Venezuela juntas en esta escuela de urbanismo construido de cero por la Revolución Bolivariana, en el sur de Caracas, donde comenzó la vacunación masiva contra la COVID-19 con la vacuna cubana Abdala. El objetivo es vacunar con tres dosis a 10 mil personas en algo más de un mes. Como Rigoberto, muchos salen de este vacunatorio contentos y tranquilos.


La tranquilidad en la espera y en la vacunación contrasta con la campaña internacional y local, motorizada por la oposición política contra esta vacuna, la más adelantada en las investigaciones de Cuba, y que ya superó la fase tres de pruebas y se utiliza masivamente en Cuba y ahora también en Venezuela. Este representante del laboratorio que creó la vacuna, rechaza las campañas contra la Abdala y afirma que es una vacuna segura y sobre la base de tecnología probada y usada durante décadas. Venezuela recibirá entre julio y octubre 12 millones de dosis de esta vacuna cubana, que muestra índices de efectividad superiores al 92 por ciento, por encima de otras vacunas contra la pandemia. Abdala, es el nombre del gran poema dramático de un muy joven José Martí, héroe nacional de Cuba. La vacuna es, como el poema mismo, una reafirmación de patria y soberanía. Mientras se realiza esta primera vacunación, el gobierno venezolano se prepara para producir la vacuna cubana Abdala que además llegará no solo a Venezuela, sino a otros países de la Alianza Bolivariana para los Pueblos de Nuestramérica. Marcos Salgado, Caracas.

Suministradas todas las primeras dosis de Fase I en el ensayo clínico Soberana Pediatría, sin efectos adversos

Posted on

En la jornada de este lunes recibieron sus primeras dosis de Soberana 02 los 25 niños de 3-11 años que se alistaron como voluntarios de la Fase 1 de Soberana Pediatría, que junto a los 25 ya vacunados de 12-18 años completan la muestra de 50 para esta etapa.

Los pequeños recibieron el aliento y el cariño de sus padres, del personal de salud y de los payasos terapéuticos de La Colmenita.

El ensayo clínico en esta primera fase se desarrolla en el Hospital Pediátrico Juan Manuel Márquez de La Habana.

Ensayo Pediátrico Fase I niños de 3 a 11 años. Foto: Tomada de Facebook.



Seguridad de Soberana 02 en infantes permite pasar a la fase II del ensayo clínico

La fase II del ensayo clínico Soberana Pediatría comenzó hoy aquí, en la cual participaron voluntarios de 12 a 18 años de edad que recibieron la primera dosis de la vacuna anticovid Soberana 02.

El hospital pediátrico Juan Manuel Márquez de esta capital acogió la vacunación de 140 sujetos, mientras que los policlínicos Carlos Juan Finlay y 5 de Septiembre de los municipios Marianao y Playa, respectivamente, atenderán a 80 cada uno.

La doctora Meiby Vicente González, directora de Investigaciones Clínicas del Instituto Finlay de Vacunas (IFV), confirmó sobre la ausencia de efectos adversos en los menores vacunados en esa institución hospitalaria y destacó la tranquilidad y confianza de las familias en el inmunógeno administrado.

Vicente González recordó que el 10 de junio pasado la autoridad regulatoria Centro para el Control Estatal de Medicamentos, Equipos y Dispositivos Médicos (Cecmed) autorizó el ensayo clínico en edades pediátricas debido al elevado número de casos positivos a la COVID-19 en todo el país.

Posterior a esa decisión, comenzó el proceso de reclutamiento para seleccionar a los voluntarios y el 14 de junio comenzó la aplicación de la primera dosis de Soberana 02, candidato vacunal desarrollado por el IFV, en voluntarios de 12 a 18 años, precisó.

Después de siete días, fue elaborado un informe de seguridad por el comité independiente de monitoreo de datos y autorizado por el Cecmed para continuar con la segunda etapa de la fase I (niños de tres a 11 años), este último vacunado un primer grupo la víspera.

Asimismo, dio paso a la fase II del ensayo clínico en menores de 12 a 18 años.

Por otra parte, la doctora Leyanis Céspedes Enrique, investigadora coordinadora de esa fase de la investigación, comentó que el proceso de inclusión y vacunación realizado en el policlínico Carlos Juan Finlay este martes incluyó la toma de muestra de sangre y una prueba de Reacción en Cadena de la Polimerasa (PCR).

Otros exámenes realizados fueron un test de embarazo a las niñas que ya menstrúan y un estudio inmunológico, explicó Céspedes Enrique.

Confirmó la ausencia de eventos adversos hasta el momento en ese vacunatorio, y reiteró la seguridad del inmunógeno y el agradecimiento de los padres de los voluntarios de poder participar en el ensayo clínico antiCovid-19.

En la misma línea se pronunció la doctora Miladis Suárez Martínez, quien asumió la responsabilidad de evaluar por segunda ocasión los signos vitales del menor antes de realizarse el PCR.

(Con información de Prensa Latina)

Voluntarios de Soberana Pediatría sin eventos adversos en Cuba

Nara Romero Rams

La Habana, 29 jun (Prensa Latina) El seguimiento a niños de tres a 11 años de edad vacunados con la primera dosis de Soberana 02 comenzó hoy en Cuba, donde después de las primeras 24 horas no se reportaron eventos adversos.

Así lo confirmó a Prensa Latina la doctora Meiby Vicente González, directora de Investigaciones Clínicas del Instituto Finlay de Vacunas (IFV), luego de que un equipo multidisciplinario examinara a los 25 primeros voluntarios de la segunda etapa de la fase I del ensayo clínico Soberana Pediatría.

‘Los hemos visto tranquilos, jugando, con alegría, sin ninguna manifestación de eventos adversos. Los niños no mienten, los niños expresan realmente lo que sienten y no ocultan ninguna información’, enfatizó Vicente González en el hospital pediátrico Juan Manuel Márquez de esta capital.

Lisset Leyva, madre de los Adrian (cuatro años) y Andrés (cinco años), residentes en el municipio Boyeros, manifestó alegría por la participación de sus hijos en el ensayo para evitar el contagio con la Covid-19.

‘El principal objetivo de la casa es que ellos estén cuidados y considero que este es el primer paso para asegurar a todos los niños del país’, expresó.

Asimismo, Isabela García Fernández (11 años) declaró estar orgullosa y agradecida de poder participar en el ensayo clínico y aseguró sentirse bien y protegida por la ciencia cubana, tras recibir la víspera la primera dosis del inmunógeno desarrollado por el IFV.

Por otra parte, la doctora Yumara Díaz Castro, especialista en evaluación clínica de medicamentos y biológicos de la entidad regulatoria Centro para el Control Estatal de Medicamentos, Equipos y Dispositivos Médicos (Cecmed), destacó la adherencia al protocolo en instalaciones donde se realiza el ensayo clínico Soberana Pediatría.

Díaz confirmó la ausencia de eventos adversos en los voluntarios, sólo manifestándose en los niños dolor en el lugar de la inyección, una reacción esperada por los investigadores.