-

#SomosRevolución

Ecuador: desmienten retiro de apoyo militar a Correa

Posted on

Los rumores fueron rechazados por el ministro de Defensa, Fernando Cordero.

El Ministerio de Defensa y las Fuerzas Armadas de Ecuador desmintieron este lunes los rumores que han circulado a través de las redes sociales según los cuales la derecha se ha encargado de asegurar el retiro de apoyo militar al presidente de la nación, Rafael Correa. Estos sectores políticos que buscan desestabilizar el país se encargaron de circular una grabación clandestina en la que se escucha una supuesta decisión del alto mando militar de retirar su apoyo a Correa. En ella también se habla de un feriado bancario (congelamiento de depósitos).

Tales rumores fueron rechazados por el ministro de Defensa, Fernando Cordero, y el jefe del Comando Conjunto de las Fuerzas Armadas, general Luis Garzón. ​

“Es una declaración totalmente irresponsable. No es cierto. Las Fuerzas Armadas son responsables, profesionales, estamos justamente cumpliendo lo que manda la Constitución. Nosotros consideramos que estamos aquí para velar la democracia, consideramos que estamos para apoyar, proteger las libertades, garantías, los derechos de todo el pueblo ecuatoriano”, recalcó Garzón durante una entrevista realizada en una televisora local.

En ella destacó que a las 16:00 hora del pasado viernes (cuando supuestamente los militares habían tomado la decisión) estaban en actividades normales, pero no reunidos con el presidente Correa. Garzón destacó que por el contrario han estado enfocados y planificando el recibimiento del Papa Francisco y todas las actividades cotidianas de la Fuerzas Armadas en la nación.

Por su parte, el ministro Cordero calificó la acción como un acto de irresponsabilidad. “Estas declaraciones provienen de ‘locutores alquilados’, los cuales, expresó, podrían ser extranjeros por no ser un dialecto de ninguna parte del Ecuador”.

Recalcó que es un delito hablar de un feriado bancario y “ojalá se pudiera identificar superando lo de clandestino para que se les aplique el máximo rigor de la ley”, apuntó Cordero.

Telesur

Distribución de la riqueza en Ecuador: el debate que faltaba en la región

Posted on

Distribución de la riqueza en Ecuador: el debate que faltaba en la región

Agustí­n Lewit/Mejico Global

En rigor, nadie que se proponga mirar con justicia lo sucedido en la región durante los últimos años, podría desconocer los notorios avances socio-económicos que han alcanzado a las mayorías populares suramericanas. No obstante ello, sería un grave error desconocer que nuestras sociedades aún se erigen sobre estructuras fundamentalmente desiguales.

Dicho de otro modo: la variopinta batería de políticas heterodoxas que los nuevos gobiernos progresistas llevaron a la práctica en la última década larga, aún cuando la misma haya subsanado muchas de las lesiones provocadas por las décadas neoliberales logrando trazar, además, nuevos contornos a los procesos distributivos, sigue encontrando hasta ahora un límite concreto en la desigualdad intrínseca al orden capitalista que -más allá de los giros discursivos- aún permanece intacto en sus aspectos fundamentales. Para ir de lleno al punto: el núcleo económico duro de nuestros entramados sociales -por naturaleza, generador de desigualdades-  todavía no ha sido perforado ni menos aún desactivado.

El escenario político ecuatoriano de las últimas semanas, signado por los apoyos y las resistencias que suscitaron dos leyes promovidas por el Ejecutivo de dicho país -la ley de Herencia y la ley de Plusvalía- asoma como un terreno fértil para pensar el punto presentado más arriba. En principio, porque que ambas leyes proponen problematizar dos aspectos claves del orden capitalista en general: la herencia, mecanismo impulsor por antonomasia de la acumulación y la concentración intergeneracional, y la plusvalía, que, aún cuando el proyecto no se ciña de manera estricta a la célebre acepción que el marxismo le dio al término, apunta a su misma naturaleza, vale decir, regular una ganancia extraordinaria, en este caso puntual, en el ámbito inmobiliario.

Incluso sin ahondar en detalles, no es difícil divisar la potencia redistributiva de los dos proyectos en cuestión: aplicar impuestos allí donde la riqueza -siempre generada socialmente- se concentra, para luego desparramarla entre los amplios sectores que hasta entonces la veían circular de lejos. Además de reponer un principio de ordenamiento social igualitario y democratizador, las iniciativas del Gobierno ecuatoriano refuerzan una de las claves centrales de aquello que, de una forma quizás un tanto general, se nombra como “la nueva época regional”: es el Estado –más que cualquier otro actor- quien tiene la capacidad para generar marcos de igualdad más amplios. Es en el Estado –y no en otro lugar- donde se deben sentar las condiciones para una democracia sustancial.

La “osadía desmedida” que suponen tanto la ley de Herencia como la de Plusvalía -de inconfundible signo plebeyo ambas y, por eso mismo, imperdonables para los sectores poderosos acostumbrados a moverse a sus anchas- significa un salto cualitativo respecto a lo avanzado estos años. En efecto, Correa parece haber entendido, interpelado además por un contexto económico internacional complicado, que no basta con generar trabajo que su incluya, a su vez, por la vía del consumo; que no alcanza con nacionalizar gran parte de la explotación de los recursos naturales y socializar los fondos allí obtenidos; que no son suficientes los numerosos programas de transferencia económica que han restituido derechos fundamentales a millones de suramericanos desatendidos. En consecuencia, si el horizonte efectivamente se sitúa en la construcción de sociedades realmente igualitarias, pues indefectiblemente, más temprano o más tarde, habrá que hacer estallar los viciosos circuitos mediante los cuales la riqueza siempre se acapara en unas pocas manos. No hay muchas vueltas: los ficcionales escenarios de “todos ganan” en algún momento comienzan a mostrar la costura.

Está claro que asumir la quijotesca tarea de democratizar la distribución de la riqueza en absoluto es una tarea sencilla. Supone, ni más ni menos, que subvertir ordenes solidificados por décadas –sino siglos- y resistir las furibundas embestidas de quienes hasta ahora han tenido la manija. Esos sectores cuentan, entre otras cosas, con la mayoría de los medios de comunicación –hasta ahora, la principal herramienta para construir hegemonía- y una clase media temerosa y propensa a abrazar causas ajenas, incluso cuando las mismas resultan a todas luces dañinas de sus propios intereses. Coadyuva al espinoso escenario una izquierda obtusa e infantil y con serias dificultades para leer la coyuntura con la finesa y seriedad que amerita.

Pero no por difícil el desafío desaparece. El gobierno de Correa ha dado un paso fundamental para iniciar un debate por demás postergado en la región. Los últimos años restituyeron la confianza y la certeza de que es posible mejorar la vida de las mayorías sociales. El quantum de eso encierra una disputa política fundamental que, ojalá, empiece a emerger con toda la fuerza que requiere.

Revolución Ciudadana de Ecuador en la mira de la derecha regional

Posted on

Como si la historia diese la vuelta, ahora mismo en América Latina los sectores derechistas de la región, cumpliendo planes proyectados en el exterior, intentan derrocar a los gobiernos progresistas —como ocurrió en Chile en 1973— que dejaron a un lado el sistema neoliberal, atacando en las últimas semanas de nuevo a Ecuador y a la Revolución Ciudadana liderada por el presidente Rafael Correa.

El presidente Rafael Correa reta a la oposición ecuatoriana a pedir revocatoria de su mandato. 

Con el burdo pretexto de oponerse a dos leyes enviadas el 5 de junio por el jefe de Estado al Congreso Nacional que, según los reaccionarios, perjudicaban al pueblo, líderes derechistas convocaron a sus seguidores mediante las redes sociales a salir a las calles para solicitar la derogación de las ordenanzas. En las pancartas que portaban también exigían la salida de Correa del Palacio de Carondelet (sede del poder ejecutivo).

Esas protestas se extendieron por importantes ciudades ecuatorianas, lideradas por dos reconocidos enemigos de la Revolución Ciudadana: el alcalde de Guayaquil Jaime Nebot y el multimillonario y ex candidato presidencial Guillermo Lasso, quienes no esconden su participación en las acciones violentas contra sedes del oficialista partido Alianza País y agresiones a sus miembros, entre otras fechorías.

Oportunistas, Nebot y Lasso aprovecharon la ausencia del mandatario, que debió cumplir importantes visitas a Europa a principios de este mes, para expresar su rechazo a un sistema de inclusión social que invirtió en el sector de la educación, por ejemplo, 30 veces más que las últimas siete administraciones previas a la Revolución, iniciada en el 2007.

El proceso político bajo el mandato de Correa, un declarado líder antiimperialista de gran prestigio internacional, trajo enormes beneficios a la población, ya que según la Comisión Económica para América Latina y El Caribe (Cepal), Ecuador creció un 4,3% en el período 2007-2014, más de un punto porcentual sobre los restantes países de la región y de economías poderosas como Brasil y Argentina.

¿POR QUE AHORA TAMBIEN CONTRA ECUADOR?

Estados Unidos ha comprendido que sus compinches de derecha en Latinoamérica nunca llegarán al gobierno por medio de las urnas, lo que ha sido comprobado en Venezuela, Bolivia, Argentina, Brasil, Uruguay, Paraguay, Nicaragua, El Salvador, y otros más.

La partidocracia tradicional es derrotada una y otra vez en las elecciones presidenciales desde el año 1998, cuando el presidente venezolano Hugo Chávez dio la clarinada para el comienzo de una nueva era en una extensa y rica área geográfica gobernada en el siglo XX por Washington, de donde comprobadamente partió la estrategia para derrocar al presidente socialista Salvador Allende, una amarga experiencia de la cual pueden sacarse aún lecciones políticas importantes.

¿Qué le queda entonces al imperialismo estadounidense sino utilizar otros métodos, desenmascarados como “golpes suaves” de Estado, para desestabilizar a los gobiernos progresistas, derrocarlos, e intervenir, o bien directamente, o por medio de sus títeres internos y apoderarse de nuevo de Latinoamérica, que ha logrado la unidad de sus miembros a pesar de diferencias políticas.

En los últimos 16 años han surgido en América Latina y el Caribe importantes organizaciones integracionistas sin la presencia de Estados Unidos, como la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (Celac), la Alianza Bolivariana para los pueblos de América (Alba) y la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur), que defienden a sus miembros de las injerencias foráneas y mantienen una red de comunicación en defensa de la soberanía y la independencia nacionales.

Empero, no puede obviarse que la derecha regional también se ha reorganizado y que existe una triangulación demostrada en Venezuela con la presencia del ex presidente del Gobierno español Felipe González a Caracas, luego la de varios senadores derechistas de Brasil con el ex precandidato presidencial Aécio Neves al frente, y el apoyo fundamental de medios periodísticos de Estados Unidos, España, y los nacionales en las andanzas de estos títeres locales.

A las actuales intentonas de golpe de Estado aunque se les llama suave, porque hasta ahora no intervienen las fuerzas militares, son, sin embargo, fuertes y dañinas, pues en su tentativa de desestabilizar los procesos revolucionarios sus protagonistas realizan acciones violentas, especulan con productos imprescindibles y crean el terror a través de sus medios de comunicación masiva, que pasaron a ocupar el lugar de los partidos tradicionales conservadores, casi todos divididos y sin liderazgo.

Las pruebas son concretas y Venezuela y Ecuador están ahora bajo la virulencia extremista del imperio y sus secuaces, ante las elecciones legislativas este año, en la primera, y las presidenciales en el 2017, en la segunda, siempre con la mira puesta en derrocar antes los gobiernos, si ello fuera posible.

Tanto Nebot como Lasso argumentan que las protestas son el resultado del envío presidencial al Congreso de las Leyes de Redistribución de la Riqueza –conocida como Ley Herencia- y la Ley de Ganancia Extraordinaria o de la plusvalía, con nuevos impuestos, que afectarán solo al 2 % de la población, entre ellos los líderes derechistas, según sus propias declaraciones.

Un 98 % de los ecuatorianos no pagaría impuesto a la herencia, mientras que los propietarios de tierras e inmuebles –comprobadamente- han hasta sextuplicado los valores, según estudios de organismos especializados, y deben pagar al Estado en consonancia.

Correa, luego de su retorno al país, explicó a la población las interioridades de los temas en discusión, encaminados a que los ricos paguen justamente sus impuestos. En una prueba de fidelidad a su pueblo decidió retirar ambas legislaciones del parlamento, con lo cual, además, contribuyó a un ambiente de unidad para la visita del Papa Francisco al país.

Sin embargo, llamó a un diálogo nacional en el que el pueblo opinará no solo sobre estas dos leyes, sino que decida qué clase de país quiere tener, en lo que analistas consideran un acto de valentía y de arrojo democrático.

NO PARAN LAS PROTESTAS

Pese a las medidas adoptadas por el mandatario, continúan las protestas en Ecuador, lo que demuestra que el objetivo es quebrar al gobierno nacional.

Mientras en Venezuela la burguesía se prepara para nuevas acciones callejeras, denunciadas por el presidente del parlamento Diosdado Cabello, en Ecuador, el alcalde Nebot –recuérdese que Guayaquil es una provincia en manos de la alta burguesía- continúa llamando a la confrontaciones con las autoridades.

Es decir, queda claro que está en marcha una intentona golpista contra Correa, quien en el 2010 debió enfrentar una sublevación de la policía, que lo raptó y mantuvo detenido varias horas, -luego se conocieron con nombres y apellidos los políticos de derecha que auparon el plan- hasta que fue rescatado por militares leales y la fuerza del pueblo en las calles de numerosas ciudades.

La audacia de Correa, que cree firmemente en la democracia y por eso lanzó ahora la idea de una consulta popular revocatoria a la que la derecha no ha dado respuesta, demuestra su seguridad en que el pueblo ecuatoriano –que ahora disfruta de la estabilidad gubernamental y de los resultados de un proyecto revolucionario- sabrá dar una lección contundente a los opositores, ya sea en las calles o en las urnas.

Ecuador enfrenta un golpe de Estado blando

Posted on Actualizado enn

El presidente de Ecuador, Rafael Correa, enfrenta la cuarta semana de movilizaciones. A las marchas ciudadanas que se han convocado
desde el inicio de junio, en rechazo a los proyectos de ley para gravar las herencias y la plusvalía extraordinaria de la venta de propiedades, se han unido políticos derechistas como Jaime Nebot, alcalde de Guayaquil, o el excandidato presidencial Guillermo Lasso. Para calmar los ánimos, no ha sido suficiente la retirada temporal de los proyectos de ley de Correa, ni la llamada al diálogo nacional que se promueve desde Carondelet. La oposición quiere ahora la renuncia del mandatario.
Desde el Hospital Carlos Andrade Marín y la Caja del Seguro salieron este jueves las marchas de opositores al Gobierno y que confluyeron en el mismo lugar, la Plaza de San Francisco, en el centro histórico, cercada por cientos de policías.
En el hospital se congregaron desde las 15:00 los médicos agrupados en la Federación de Pichincha. Con carteles que mostraban mensajes en contra de la creación de la Agencia de Calidad de Servicios de
Salud a través del decreto 703, los galenos, enfermeras y trabajadores del sector de la salud se juntaron a la altura de la
Caja del Seguro Social con la marcha convocada por los sindicatos de trabajadorese indígenas y movimientos sociales y a la que acudieron estudiantes secundarios y universitarios, jubilados, padres de familia de alumnos del Colegio Mejía y también ciudadanos y amas de casa que se unieron a protestar contra el Régimen.
Mientras tanto en la Plaza Grande, al pie de Carondelet, desde las 15:00 empezaron a llegar simpatizantes del oficialismo procedentes de varias provincias del país con camisetas y banderas del color
del movimiento de Gobierno.
El presidente Rafael Correa desde el balcón del Palacio de Gobierno agradeció a los simpatizantes por su presencia y en un discurso dijo que si los opositores quieren la presidencia, que sea en las urnas. “Debemos estar atentos esto continuará hasta el 2017, lo que quieren evitar es la reelección”.
Luego en su cuenta de Twitter escribió: “La Plaza Grande repleta: ¡gracias Quito, gracias Ecuador! ¡Somos más, muchísimos más! Rodas, Carrasco y Nebot reunidos en Guayaquil planifican una gran marcha en Quito. ¡Qué lástima! ¡Venceremos! Lamento que en vísperas de la venida del Papa el país se encuentre convulsionado, pero ustedes saben de dónde vienen los disturbios”.
Desde el Gobierno se han calificado estas movilizaciones como “un golpe de Estado blando”. En la tarde del miércoles, en la víspera de las concentraciones, las carteras de Interior y Exteriores convocaron a los medios de comunicación para hablar de lo que denominaron intentos de desestabilización de la democracia. José Serrano, ministro de Interior, aseguró que hay una conspiración en marcha, cuyo objetivo es tomar Carondelet (sede del Gobierno). Según los datos de Inteligencia, habría directrices para animar a que los manifestantes usen palos con punta para destruir los escudos policiales, bombas con pintura para cegar a los policías y pimienta para incomodar a los perros y caballos que los acompañan.
El informe presentado por Interior asegura que si los “golpistas” (a lo que se señaló por su nombre y apellido) no logran tomar el poder, planean tomar los aeropuertos de Quito y Guayaquil y bloquear las salidas fronterizas para crear “al menos caos nacional” y conseguir que el Papa Francisco cancele su llegada al país, prevista para el 5
de julio. Entre los aludidos estuvo la asambleísta de Pachakutik, Lourdes Tibán, quien rechazó las acusaciones. “No queremos una
paz temporal solo porque viene el Papa, queremos un Ecuador de paz y libertades”, dijo.
El titular de Exteriores, Ricardo Patiño, también habló del peligro que corre la democracia y presentó a tres representantes del Comité de Víctimas de la Guarimba y el Golpe Continuado en Venezuela, quienes hablaron de las semejanzas de la situación actual de Ecuador con lo que ocurre en Venezuela.

Asambleísta: EEUU pagó $us 2 mil millones para crear caos

Posted on

La asambleísta ecuatoriana, María Augusta Calle, sostiene que Estados Unidos habría invertido la exorbitante cifra con el fin de “Fortalecer la democracia en Venezuela, Ecuador y Cuba”, propuesta que debía dar resultado en 180 días.

Calle declaró que en Ecuador se está intentando aplicar la misma estrategia golpista que se intentó en Venezuela, para derrocar definitivamente la Revolución Ciudadana del presidente Rafael Correa.

Señaló también que lo que sucede es un caos planificado estratégicamente. Asegura que hace dos meses el parlamento de Estado Unidos aprobó una presupuesto de dos mil millones de dólares “para fortalecer la democracia en Venezuela, Ecuador y Cuba”, propuesta que debía dar resultado en 180 días.

“Creo que están trabajando muy rápidamente para ver si al menos aquí en Ecuador logran romper el orden democrático”, preciso Calle.

La parlamentaria de Alianza País agregó que desde hace tres semanas se vivía en paz y ahora “la oposición llamaba a romper el orden constitucional, agredir a la policía y tomar el Palacio para destituir al presidente Correa”. “Esta es una revolución que se ha caracterizado por hacer transformaciones profundas y en paz y no queremos que la confrontación se vuelva parte de la cotidianidad de nuestro país”, manifiesta Calle.

La asambleísta afirma que con el pretexto de la Ley de Herencia se busca generar conflictos, a lo que agregó “Esta ley no podría representar temor a ninguna persona, pero se manipuló y se mintió, generando temor en la población”, por ese motivo el presidente ecuatoriano decidió retirar el ley para garantizar el completo conocimiento del proyecto por parte del pueblo y llamar a una discusión nacional. “Cuando la gente comenzó a darse cuenta de que había sido manipulada y engañada, bajó la oposición a la ley y la derecha comenzó a sacar otras cosas, para tratar de mantener el ambiente”, dijo la asambleísta.

Calle comentó que aunque el gobierno ecuatoriano ha propuesto la mesa para el diálogo con todos los sectores “hay espacios que no lo van a hacer, porque el plan es derrocar al presidente” y no cambiarán la técnica, lamentó la diputada. Siempre hemos sido una revolución de paz, aquí estamos pacíficos pero firmes, y no vamos a permitir que un pequeño sector de la clase medio alta quiera rompernos de este país que nos ha costado mucho reconstruirlo durante estos ocho años de gobierno, esta revolución la sostendrá la mayoría del pueblo.

Tomado de: http://www.cambio.bo/?q=asamble%C3%ADsta-eeuu-pag%C3%B3-us-2-mil-millones-para-crear-caos

Declaración del MINREX sobre Ecuador

Posted on

Ofrecemos la declaración del Ministerio de Relaciones Exteriores de Cuba sobre la las protestas que ocurren actualmente en la hermana nación de Ecuador:

DECLARACIÓN DEL GOBIERNO REVOLUCIONARIO DE LA REPÚBLICA DE CUBA SOBRE LA SITUACIÓN EN ECUADOR.

Desde el pasado 8 de junio, el gobierno de la República del Ecuador, que encabeza el Presidente Rafael Correa Delgado, enfrenta en diversas ciudades de ese país hechos de violencia y llamados al derrocamiento del gobierno de la Revolución Ciudadana.

Grupos oligárquicos, apoyados en medios de comunica-ción, las redes sociales de Internet y la gran prensa transnacional, pretenden desacreditar al Gobierno legítimamente constituido, generar una crisis y desatar la violencia en un país estable y pacífico.

El Presidente Correa y otros líderes del movimiento Alianza País han denunciado enérgicamente esta nueva intentona golpista y se han puesto al frente de moviliza-ciones populares en defensa de la Revolución Ciudadana y en rechazo a un plan que, según denuncias, estaría recibiendo apoyos desde el exterior.

Ante estos hechos, que parecen repetir el mismo guión de desestabilización aplicado contra otros gobiernos progresistas de la región, el Gobierno Revolucionario de la República de Cuba expresa su firme e irrestricta solidaridad y apoyo con el hermano pueblo ecuatoriano, con el gobierno de la Revolución Ciudadana y con su líder, el compañero Rafael Correa Delgado. Asimismo, insta a respetar el ordenamiento jurídico del Ecuador y a rechazar enérgicamente cualquier injerencia en los asuntos internos de ese país, en correspondencia con los postulados de la Proclama de América Latina y el Caribe como Zona de Paz.

La Habana, 15 de junio de 2015

Año 57 de la Revolución

Denuncian agenda de desestabilización en Ecuador

Posted on

El mandatario ecuatoriano ha mantenido su llamado al diálogo desde el inicio de la desestabilización en el país.
El mandatario ecuatoriano ha mantenido su llamado al diálogo desde el inicio de la desestabilización en el país. | Foto: El Telégrafo

La denuncias fueron hechas respectivamente por el Superintendente del Control del Poder del Mercado de Ecuador y por el director del Centro Andino de Estudios Estratégicos.
El Superintendente del Control del Poder del Mercado de Ecuador, Pedro Paez, aseguró en una entrevista exclusiva para teleSUR, que los sectores de la derecha buscan, abiertamente, una agenda de desestabilización en el país.
“Muestran todas las cartas sobre la mesa, en torno a una agenda de ciertos sectores empresariales que están utilizando el mercado con propósitos políticos”, expresó Paez.
Informó que desde hace mucho tiempo han denunciado esa agenda, planteada además para toda América Latina.
“Nosotros habíamos avanzado en la nueva arquitectura financiera, hasta en todo el continente”, dijo el superintendente.
Por su parte, el director del Centro Andino de Estudios Estratégicos, Mario Ramos, afirmó que en los medios de comunicación se ha tejido una red conspirativa contra el Gobierno.
“Van tejiendo toda una red conspirativa, en los medios de comunicación aliados a ellos, en sectores que se venden, ya sean de las fuerzas de seguridad o del Ejército que están tomando contacto con la sociedad civil”.
Manifestó que son organismos subversivos los que están actuando para atentar contra nuestra democracia.
“Una vez que tienen ya armada su red, digamos conspirativa, sea una ley, sea cualquier cosa se inventan y arrancan con su plan desestabilizador”.
Este contenido ha sido publicado originalmente por teleSUR bajo la siguiente dirección:
http://www.telesurtv.net/news/Denuncian-agenda-de-desestabilizacion-en-Ecuador-20150623-0048.html. Si piensa hacer uso del mismo, por favor, cite la fuente y coloque un enlace hacia la nota original de donde usted ha tomado este contenido. http://www.teleSURtv.net

Ecuador: Municipios rechazan intentos de desestabilización

Posted on Actualizado enn

En Ecuador las protestas promovidas por la oposición derivaron en violencia.
En Ecuador las protestas promovidas por la oposición derivaron en violencia. | Foto: Andes
Un total de 139 municipios del país ratificaron su respaldo al Gobierno y condenaron los hechos de violencia registrados durante las protestas por la Ley de Herencias, planteada por el presidente Rafael Correa.
La Asociación de Municipalidades de Ecuador (AME) rechazó este jueves los intentos de desestabilización protagonizados por la oposición del país, en torno a las protestas realizadas en contra de la denominada Ley de Herencias.
El presidente de la AME y alcalde de Yaguachi (Litoral), Daniel Avecilla, manifestó que pese a las diferencias políticas, existe el apoyo rotundo de 139 municipios ecuatorianos, al oponerse a las acciones violentas promovidas por detractores del Gobierno de Rafael Correa.
“Rechazamos los intentos de desestabilización, y como alcaldes electos por votación popular no estamos de acuerdo con esta forma de protestar. Si fueran al menos pacíficas y de diálogo, pero no con violencia”, dijo el representante de los cabildos.
Beneficios de la ley de Redistribución de la Riqueza en Ecuador
Instó a la ciudadanía a leer el proyecto de Ley de Herencias, ya que -según sus palabras- este busca justicia social y afectaría apenas al 2 por ciento de la población, “es decir los que poseen grandes fortunas por generaciones en el país”.
Mientras tanto, sectores de la oposición en Ecuador siguen haciendo llamado a la violencia, tratando de convencer a la población de rechazar la ley que propuso recientemente el presidente de la nación suramericana, Rafael Correa, ante la Asamblea Nacional, para tratar de aplicar una medida reivindicatoria que permita la redistribución justa de la riqueza en la nación.
Correa anunció durante la II Cumbre CELAC-UE que más del 90 por ciento de la riqueza nacional se encuentra concentrada sólo en dos por ciento de las familias ecuatorianas, por lo que de aprobarse la Ley de Herencia, se buscaría reducir la plusvalía y la concentración de grandes capitales en pocas manos, situación que ayudaría a combatir los niveles de pobreza extrema.
EN CONTEXTO
Una manifestación convocada por sectores de oposición al gobierno del presidente Rafael Correa derivaron en hechos violentos reportó el ministro del Interior, José Serrano, quien alertó también sobre una posible conspiración que incluiría la coordinación entre políticos y medios de comunicación.
El gobernante Alianza País confirmó que un grupo de manifestantes penetraron las instalaciones de ese partido en Quito, capital de Ecuador. Cientos de manifestantes pro y antigobierno tomaron las calles de Quito este miércoles. teleSUR fue testigo de botellas lanzadas hacia los simpatizantes del Alianza País, en la que el exministro Paco Velasco, sufrió una herida en la cara luego de ser impactado.

Este contenido ha sido publicado originalmente por teleSUR bajo la siguiente dirección:
http://www.telesurtv.net/news/Ecuador-Municipios-rechazan-intentos-de-desestabilizacion-20150612-0008.html. Si piensa hacer uso del mismo, por favor, cite la fuente y coloque un enlace hacia la nota original de donde usted ha tomado este contenido. http://www.teleSURtv.net

Movimientos sociales rechazan desestabilización en Ecuador

Posted on Actualizado enn

Organazaciones sociales, indígenas y campesinas del Ecuador anunciaron el lunes su rechazo a los “intentos de desestabilización” que promueve la derecha local contra el gobierno del presidente Rafael Correa.El presidente de la Confederación de Pueblos, Organizaciones Indígenas y Campesinas del Ecuador (FEI), José Agualsaca, expresó en rueda de prensa: “Tajantemente nuestra Asamblea rechaza frontalmente esta actitud irresponsable de los sectores de derecha que quieren acabar con la Constitución y la democracia en el país”.

Reiteró que defenderán los logros conquistados por la Revolución Ciudadana en poco más de ocho años: “Vamos a defender la democracia, la decisión de la mayoría del pueblo definida en las urnas. Vamos a defender los logros alcanzados por el país en el mejoramiento de las condiciones de vida”.

Intento de golpe

Agualsaca manifestó que las movilizaciones convocadas por la oposición representan un intento de la derecha para derrocar al presidente Rafael Correa.

De igual forma informó que la FEI iniciará un proceso de socialización y divulgación de las leyes de Herencia y Plusvalías entre las 350 organizaciones de bases.

© Proporcionado por TelesurEn contexto

El presidente de Ecuador, Rafael Correa, auguró el lunes otra semana difícil para el país debido a la firme decisión de la derecha de continuar generando caos y planes desestabilizadores.

Este sector usa como pretexto a sus acciones violentas el rechazo a las leyes de herencia y plusvalía, a pesar de que el mandatario convocó a realizar un debate nacional para discutir esas normativas.

Tomado de: http://www.msn.com/es-xl/noticias/mundo/movimientos-sociales-rechazan-desestabilizaci%C3%B3n-en-ecuador/ar-AAbYd7Z