#politicamigratoriadeEEUU

Cuba espera regreso a conversaciones migratorias con EEUU y pide cumplimiento del compromiso de 20 mil visas

Posted on

  • La politización de las relaciones migratorias con Cuba por parte de los Estados Unidos incentiva el éxodo irregular y riesgoso. La vigencia de la Ley de Ajuste Cubano, la imposición de más de 240 medidas coercitivas unilaterales contra nuestro país durante la administración de Donald Trump y el incumplimiento de los compromisos suscritos complejizan el fenómeno. Sobre este particular, el Director de Temas Bilaterales de la Dirección General de Estados Unidos del Ministerio de Relaciones Exteriores ofreció declaraciones a un equipo de este noticiero.

La Habana, 29 jun (Prensa Latina) Aunque el actual Gobierno de Estados Unidos mantiene sin definir su política hacia Cuba, la nación caribeña espera que como parte de ello se reanuden las conversaciones migratorias, dijeron hoy fuentes de la Cancillería.

El titular de Temas Bilaterales de la Dirección de Estados Unidos del Ministerio de Relaciones Exteriores, Yuri Gala, señaló en comparecencia televisiva que la isla cumple rigurosamente con la Declaración Conjunta de enero de 2017 sobre estos temas.

Sin embargo, el país norteño viola el acuerdo de otorgar 20 mil visas anuales, a lo cual se suma la suspensión de los trámites consulares en La Habana desde el segundo semestre de ese propio año, así como del procesamiento y otorgamiento de visas, apuntó el funcionario.

Esto obliga a las personas a trasladarse a terceros países con un gasto adicional de dinero y sin garantía de solucionar sus solicitudes, añadió.

Gala recordó que aun cuando la Declaración Conjunta estableció la eliminación, por parte de Washington, de la denominada Política de pies secos pies mojados y del Programa de Parole para profesionales médicos, que estimulaban la migración irregular, todavía se mantiene otra disposición.

Se refiere a la Ley de Ajuste Cubano de 1966, que continúa como un fuerte estímulo para estas conductas, en tanto otorga privilegios especiales a los migrantes cubanos en Estados Unidos.

El diplomático precisó que otras presiones sobre la nación caribeña, como el bloqueo económico, comercial y financiero impuesto por Washington, y las más de 240 medidas coercitivas unilaterales aplicadas por la administración estadounidense, impulsan también a algunos a correr riesgos.

No se trata de simples medidas de incremento del cerco, sino de nuevos métodos, en algunos casos sin precedentes, que llevaron la maquinaria de la guerra económica a un escalón cualitativamente más agresivo, enfatizó Gala.

‘El daño que las medidas coercitivas unilaterales ocasionan sobre el nivel de vida de la población cubana no es fortuito ni es un efecto colateral, sino que es ante todo el resultado de un propósito deliberado de causar el mayor daño posible, un castigo a toda la población cubana en su conjunto’, agregó.

«Estamos en medio de una revisión de nuestra política hacia Cuba»: Antony Blinken, Secretario de Estado

Posted on

El 29 de junio, se registraron referencias a Cuba por parte del Secretario de Estado de Estados Unidos, Antony Blinken, durante una entrevista con la periodista Lucia Duraccio, del canal italiano RAI TG1.

PREGUNTA: La última pregunta es sobre Cuba. Hace unos días, Estados Unidos votó en contra de la resolución de la ONU para poner fin al embargo a Cuba. Ha sido, si mal no recuerdo, la 29a vez. Mientras que 184 países votaron a favor. ¿Por qué Cuba sigue siendo el enemigo? Quiero decir, ¿el diálogo iniciado por el ex presidente Obama se acabó para siempre?

Secretario de Estado de Estados Unidos. Antony Blinken. Foto: Reuters.

BLINKEN: Estamos en medio de una revisión de nuestra política hacia Cuba. El presidente Biden ha estado en el cargo durante unos seis meses. Ha habido muchas cosas por hacer. Se centró de inmediato en revitalizar nuestras relaciones con nuestros socios y aliados, como Italia, volviendo a participar en instituciones multilaterales, volviendo a unirse al Acuerdo Climático de París, volviendo a comprometerse con la Organización Mundial de la Salud y convocando una cumbre de líderes sobre el clima. Y luego, por supuesto, tuvimos el G7, que ha logrado un progreso muy importante con todos nuestros países trabajando juntos. En covid, mil millones de vacunas para el mundo, en el clima, trabajando para para prevenir la financiación de plantas de carbón, el mayor contribuyente a las emisiones globales. Una agenda muy fuerte e importante, tanto bilateralmente con nuestros socios más cercanos como multilateralmente en estos organismos internacionales. Entonces, solo hay ciertas cosas que se pueden hacer en seis meses. Una de las cosas que estamos analizando con mucha atención en este momento es la política hacia Cuba. Está en revisión. Puedo decirte que, como una cuestión de principio básico, cualquier política que sigamos tendrá la democracia y los derechos humanos en su centro, y queremos asegurarnos de que estamos haciendo todo lo posible para empoderar al pueblo cubano para que decida su propio futuro.

PREGUNTA: Sé que los derechos humanos también son importantes en lo que respecta a Cuba, pero ustedes hablan con Arabia Saudita, con Turquía. ¿Quizás el diálogo es necesario para mejorar las condiciones de la gente, del pueblo cubano?

BLINKEN: Nunca nos hemos resistido al diálogo en ninguna parte. La pregunta es: ¿Cuál es la política general? Y eso es lo que estamos revisando. Lo hemos hecho en varias áreas. Pasamos algunos meses revisando nuestra política hacia Corea del Norte, por ejemplo, y anunciamos esa política hace apenas unas semanas. Estamos haciendo lo mismo con Cuba.

.¿Qué ha cambiado #Trump en materia migratoria?

Posted on

Por Dalia González Delgado
Si un tema ha marcado la presidencia de Donald Trump ha sido la migración. La caravana de migrantes centroamericanos, la política de “tolerancia cero” que provocó que miles de niños fueran separados de sus padres en la frontera, el muro con México que fue una de las banderas de su campaña electoral, son solo algunos de los capítulos de una novela cuyo final no parece cercano.
Estados Unidos tiene una larga historia de regulaciones migratorias que podemos rastrear hasta el siglo XVIII. El Congreso desarrolla y aprueba las legislaciones que el presidente firma y convierte en ley, al tiempo que las agencias federales se ocupan de su implementación. Los retos que suponen la inmigración ilegal y el estatus de millones de indocumentados han generado en décadas más recientes debates permanentes sobre las posibles soluciones.

Leer el resto de esta entrada »