#mortalidadinfantil

El¿último? disparate vs #Cuba (+Video)

Posted on

El sistema sanitario de Cuba consiguió, en 2017, la menor tasa de mortalidad infantil de su historia: 4,0 por cada mil bebés nacidos vivos. Menor que la de EEUU y Canadá.

Leer el resto de esta entrada »

En #Cuba, el derecho a la vida es prioritario

Posted on

Bebè ,Niños de meses

La tasa de mortalidad infantil en Cuba es comparable con la de países desarrollados, asegura hoy desde la clínica Girassol de Luanda, en Angola, el colaborador cubano Tomás Michel Padrón.

En entrevista exclusiva con Prensa Latina vía Internet, el médico internacionalista cuenta su experiencia en el tema como vicedirector del programa materno infantil en el Hospital General Docente Enrique Cabrera, de La Habana. Leer el resto de esta entrada »

De madre y de padre: Quiero ser mamá, pero…

Posted on

Por: María del Carmen Ramón

Lo primero que se necesita para afrontar la maternidad es el deseo y la actitud personal para vivir la aventura. Foto: Área Humana.

“Mujer, ¿y tú qué esperas para parir?, ¿quieres parecer la abuela del niño cuando vaya a la escuela?, mira que para lavar pañales y soportar las malas noches hace falta juventud”. Si eres mujer, estás pegada a los llamados “ta” y aún tu pareja y tú no tienen hijos, de seguro más de una vez alguien te detuvo en la calle con comentarios como estos. No importa que a todas luces seas una persona realizada, feliz, y para quien la maternidad es un deseo, pero no el principal proyecto de vida. Para los amigos contemporáneos, para los vecinos, para la sociedad… una familia no estará completa sin los hijos, y una mujer no lo será del todo sino carga durante nueve meses un bebé en el vientre.

Aunque hay mucho que conversar sobre el embarazo y la llegada de un bebé, hoy quisiera que dialogáramos sobre un momento por el que todos pasamos mucho antes de las pataditas en la barriga, o del primer ultrasonido que confirma los latidos de una nueva vida: la decisión de cuándo tener nuestro primer hijo, una etapa casi siempre acompañada de presiones familiares y sociales, y en la que muchas veces vamos posponiendo la decisión para el mes que viene, el año próximo, o simplemente para un futuro, porque tenemos miedo del cambio que pueda experimentar nuestra vida.

Leer el resto de esta entrada »