#MisilHipersónico

China produce misil hipersónico capaz de hundir un portaavión

Posted on

portaavion de eeuuChina presentará un misil balístico antibuque de velocidad hipersónica diseñado para destruir portaaviones con un solo impacto, informó el lunes la revista estadounidense The National Interest.

Según la revista, durante el desfile conmemoratorio de la Segunda Guerra Mundial que se realizará el 3 de septiembre, China presentará nuevos sistemas de misiles, que ha diseñado con el fin de destruir totalmente la Armada estadounidense en caso de cualquier enfrentamiento militar entre estas dos naciones.

Entre estos misiles, agrega la fuente, los más mortíferos se encuentra el misil balístico DF-26C que tiene una velocidad hipersónica de hasta 12.000 kilómetros por hora y capacidad de alcanzar, en cuestión de minutos, la base naval de Estados Unidos en Guam, instalación militar a 3000 de las costas orientales de China.

No obstante, el misil, que realmente tiene preocupados a las autoridades militares de Estados Unidos, es el DF-21D, también conocido como “mata-portaaviones”, dado que utiliza satélites especiales al momento de rastrear sus objetivos y está especialmente diseñado para hundir buques estadounidenses.

El mata-portaaviones tampoco necesita una plataforma de lanzamiento fija y puede ser lanzado desde plataformas móviles.

Dicho misil tiene un alcance de 1450 kilómetros y es guiado por satélites, radares y hasta drones. Al mismo tiempo puede alcanzar una velocidad de hasta 14.000 kilómetros por hora, lo que prácticamente lo blinda contra medidas de otros misiles.

Además, el DF-21D, luego de ser disparado sale de la atmosfera de la Tierra y alcanza a su objetivo en una trayectoria casi vertical, lo que hace imposible que misiles de defensa antiaérea puedan derribarlo.

Los ingenieros militares chinos también han implementado un sistema que podría permitir al DF-21D cambiar su trayectoria automáticamente para evadir misiles que antibalísticos dirigidos en su contra.

China tiene un gran arsenal de misiles balísticos de última generación de producción nacional que podrían alcanzar cualquier punto del territorio estadounidense.

El destructor chino Harbin (N.112) seguido por varios destructores chinos y rusos durante las maniobras militares marítimas conjuntas de Moscú y Pekín en 2014.

En los últimos años, el Departamento de Defensa estadounidense ha expresado su preocupacion debido al aumento del poderío militar chino y denuncia que, con ello, Pekín busca una mayor influencia en la zona.

(Tomado de Cubadebate con información de The National Interest)