#LuisAlmagro

Embajador de Venezuela ante la OEA: “Almagro es un gran irresponsable”

Posted on

Dibujo

“Estoy sorprendido por el impacto de la discusión en el Consejo Permanente. La gente estaba esperando y me ha llamado un gentío de todas partes”, comienza la conversación Bernardo Álvarez, el embajador de Venezuela ante la Organización de Estados Americanos (OEA), donde el miércoles se produjo un extraordinario juego de ajedrez político que dejó al campo por ahora a las intenciones del Secretario General de la organización de expulsar de ese mecanismo hemisférico al gobierno bolivariano.

Álvarez, que también es secretario ejecutivo de la Alianza Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América (ALBA), llegó en la madrugada de este viernes a La Habana para participar en la VII Cumbre de la Asociación de Estados del Caribe. Ha leído la Declaración de la Cancillería cubana sobre el debate en la OEA, que califica como “una dura y victoriosa batalla diplomática” de Venezuela.

“Es muy importante esta declaración, sobre todo que se produzca en el contexto de esta Cumbre. El Caribe, al que a veces se trata como si fuera una cosa desechable, tuvo una participación fundamental en esta historia. Los pueblos caribeños tiene un gran sentido de la dignidad y del Estado de Derecho. Es evidente para todos que de este debate ha salido fortalecida la América Latina, pero quiero destacar el notable papel del Caribe, la fuerza del Caribe, la dignidad del Caribe”, dice.

-¿Qué lecciones deja a nuestros países el debate del miércoles en el Consejo Permanente de la OEA?

-El Consejo Permanente se había venido transformando en el convidado de piedra de Almagro. Estaba en el ostracismo, en el anonimato. En el caso de Venezuela se había tratado de imponer una visión personal como la opinión de los Estados soberanos, entre los cuales hay quien tiene diferencias con Venezuela, pero que al final todos sostienen con nuestro país una relación de no injerencia en los asuntos internos. Que algunos de estos Estados no tengan una línea política de izquierda, no significa que no tengan principios. Subestimar eso ha sido un error muy grave del Secretario General.

El miércoles, en el Consejo Permanente, el escenario cambió completamente. Se expresó una confrontación dentro de la propia OEA, pero entre los Estados y su Secretario General, Luis Almagro, que ha actuado por su cuenta y ha pretendido arrastrar a la organización hacia sus propios intereses políticos. Fíjate si la reacción contra esa situación ha sido tajante, que el miércoles no dejaron hablar al jefe de gabinete de Almagro.

Leer el resto de esta entrada »

#Cuba La batalla venezolana contra la Carta Democrática de la OEA

Posted on

Por Pablo Valiente/Cubadebate

El perro huevero siempre vuelve por sus fueros, aunque le quemen el hocico. Eso está ocurriendo con el trasquilado Secretario General de la Organización de Estados Americanos, OEA, Luis Almagro quien emplazó ayer al Consejo Permanente del organismo hemisférico a decidir si le aplica la Carta Democrática a Venezuela.

“Hoy más que nunca urge fecha reunión Consejo OEA para abordar Carta Democrática #Vzla #DemocraciaEnVzlaYA”, escribió Almagro en la red social Twitter, con un discurso que emula con el del vociferante jefe del parlamento venezolano Henry Ramos Allup.

Su reacción expresa todo el berrinche por la derrota de sus planes y por los indignados reproches de las delegaciones nacionales a su conducta lacayuna, injerencista y excedida en prerrogativas, así como el rencor y desprecio hacia Venezuela y sus diplomáticos, que se comportaron a la altura de su heroico pueblo.

Almagro ha llegado a descalificar a la declaración resultante de la negociación y el consenso mayoritario y, oportunistamente, ha salido a respaldar la iniciativa de la Unión de Naciones Suramericanas y de los expresidentes José Luis Rodriguez Zapatero, de España, Leonel Fernández, de República Dominicana, y Martín Torrijos, de Panamá, proponiendo que impresentables personajes del peor sainete político iberoamericano, como José María Aznar, Oscar Arias y otros, se sumen al esfuerzo… para corromperlo.

Como se sabe, la Carta Democrática Interamericana fue una imposición de Estados Unidos a la región, acordada en la III Cumbre de las Américas celebrada en Quebec, en abril de 2001, e impulsada por los gobiernos neoliberales de aquel momento en la 28 Asamblea General de Lima, en septiembre del mismo año. Luis Alfonso Dávila, un exmilitar y exdiplomático libre toda sospecha por su furibundo antichavismo, dijo entonces que la Carta “era un proyecto con poco aliento de pueblo, sin definiciones en cuanto a la lucha contra la pobreza, un proyecto con un cierto sesgo punitivo que podía quebrantar, incluso, algunos fundamentos de la Carta de la OEA… y que establecía una débil relación entre democracia y derechos humanos, no hablaba de la defensa del ambiente, de los derechos de la mujer, de los pueblos indígenas, de los trabajadores ni de la igualdad de género… [en el que] el concepto de soberanía aparecía desdibujado…”

Leer el resto de esta entrada »

Almagro contra Venezuela

Posted on

Tomado de: Cubasi

A manera de una vulgar ramera de Washington, Luis Almagro presentó contra Venezuela su titulada Carta Democrática.

Le solicitó al jefe de su Consejo Permanente una “sesión urgente” para tratar lo que denominó la crisis en ese país suramericano.

Según la estatal EFE, un hecho como ese podría llevar a suspender a Caracas de sus filas, debido al grave peligro que encara el orden democrático.

El propio Almagro redactó un documento de 132 páginas en las que expuso:

“La Secretaría General de la OEA considera que la crisis institucional de Venezuela demanda cambios inmediatos en las acciones del Poder Ejecutivo (…) a riesgo de caer en forma inmediata en una situación de ilegitimidad”.

¿En qué se basó el funcionario de Washington para formular su sentencia?

Echó mano a los criterios que le trasladaron los ultraderechistas jefes de la Asamblea Nacional de Venezuela, y a sus propias conclusiones.

Recurrió al artículo 20 de la Carta para solicitar ese encuentro durante los días del 10 al 20 del presente mes.

Leer el resto de esta entrada »

OEA en Venezuela: injerencia inaceptable

Posted on

Tomado de: La Jornada
En un gesto de insólito intervencionismo, el secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA), Luis Almagro, invocó ayer la Carta Democrática, firmada en 2001 por los países integrantes de ese organismo, para convocar a su Consejo Permanente a abordar el rompimiento del orden constitucional y su efecto grave sobre el orden democrático en Venezuela. De esa manera el funcionario internacional toma partido abiertamente a favor de la oposición de ese país sudamericano, da por hecho que impera en Caracas una interrupción del orden constitucional o que hay ausencia de un gobierno legítimo –únicas circunstancias en las que un secretario general de la OEA puede invocar unilateralmente la Carta Democrática– y orilla a ese organismo a un franco rompimiento con el poder ejecutivo venezolano.

Las recomendaciones de Almagro resultan, asimismo, disparatadas e improcedentes, como la exigencia de que el referendo revocatorio pedido por la oposición se realice este mismo año, que se libere a los presos opositores, se restaure el equilibrio de poderes entre el Legislativo y el Judicial y que tengan lugar cambios inmediatos al Poder Ejecutivo.

Significativamente, tales puntos son prácticamente los mismos que los legisladores de oposición venezolanos presentaron hace unas semanas al secretario general, lo que implica el abandono de la debida postura de neutralidad que el organismo hemisférico debe observar en conflictos políticos, como el que tiene lugar en la nación sudamericana.

Leer el resto de esta entrada »

Luis Almagro: un caso de mutación ideologica

Posted on Actualizado enn

Por: Alejandro Fierro / CELAG

La figura del nuevo secretario general de la Organización de Estados Americanos está permeada por un pragmatismo extremo que procede de una carrera diplomática de casi treinta años. Y aunque parezca un contrasentido, lo cierto es que este pragmatismo es lo que le ha llevado a convertirse en la punta de lanza en los ataques contra el Gobierno de Venezuela, quién sabe si en un intento de posicionarse como una de las nuevas caras de un social-liberalismo amable en el cálculo de que la restauración conservadora en Latinoamérica resultara triunfante.

En efecto, Luis Almagro (Paysandú, Uruguay, 1963) obtuvo su primera misión diplomática en 1988, con apenas 25 años y sin haber concluido aún su especialización académica. A partir de ese momento inició una trayectoria en relaciones internacionales que le llevaría a pasar por las delegaciones charrúas en Irán, Alemania o China -en esta última ya como embajador- o representando a su país en organismos  como la Unesco.

Ya desde sus comienzos en la esfera internacional. Almagro dio muestras de ser un “diplomático” en el sentido más estricto de la palabra, acomodándose a sus diferentes destinos con independencia de que gobernara el Partido Nacional (los “blancos”) o el Partido Colorado, las dos grandes formaciones que durante casi dos siglos, prácticamente desde la fundación del país, hegemonizaron la vida política uruguaya hasta la eclosión masiva, ya en esta nueva centuria, del Frente Amplio.

No obstante, y a pesar de su radical neutralidad en el desempeño de la carrera diplomática, Almagro mantenía una ambivalente militancia en el Partido Nacional, la vieja agrupación “blanca” que se definía como “liberal, nacionalista, panamericanista y humanista”. Más allá de sus propia percepción, lo cierto es que el PN ha ocupado siempre el espacio de centro-derecha, con las habituales fuerzas centrífugas que tienden hacia un extremo o el otro.

Leer el resto de esta entrada »