-

#IglesiaCatólica

Fidel Castro: “Luchar por la paz es el deber más sagrado de todos los seres humanos”

Posted on

El líder cubano recibió en visita de cortesía al Patriarca Kirill, La Habana, 13 de febrero de 2016. Foto: Alex Castro

Por: Fidel Castro Ruz / Cubadebate

Tristemente, casi todas las religiones han tenido que lamentar el hecho destructor de las guerras y sus terribles consecuencias. A esas tareas han tenido que dedicar las mayores energías. La singular importancia del encuentro entre el Papa Francisco y Su Santidad Kirill, en La Habana, es que ha suscitado la esperanza de los pueblos del mundo.

La paz ha sido el sueño dorado de la humanidad y anhelo de los pueblos en cada momento de la historia. Miles de armas nucleares penden sobre las cabezas de la humanidad. Impedir la más brutal de las guerras que puede desatarse, ha sido sin duda el objetivo fundamental del esfuerzo de los líderes religiosos de las iglesias dirigidas por hombres como el Papa Francisco, Sumo Pontífice de la Iglesia Católica y Su Santidad Kirill, Patriarca de Moscú y de Toda Rusia.

Luchar por la paz es el deber más sagrado de todos los seres humanos, cualesquiera que sean sus religiones o país de nacimiento, el color de su piel, su edad adulta o su juventud.

 

 

 

 

Fidel Castro Ruz
Febrero 14 de 2016
10 y 18 p.m.

Mafia anticubana de Miami intenta crear fricciones entre la Iglesia Católica y el Gobierno cubano

Posted on

Todo apunta a que la mafia terrorista anticubana de Miami desesperada al ver contados sus días, intenta crear fricciones entre la Iglesia Católica cubana y el Gobierno cubano. Maldad y experiencias les sobra para diseñar acciones en ese sentido, y en cada ocasión que han constatado algún síntoma de mejorías en las relaciones entre Washington y la Habana, crearon situaciones problemáticas para encrespar los ánimos.

En días pasados, varios de sus asalariados en Cuba fueron trasladados a Miami para que declararan ante el subcomité para asuntos del Hemisferio Occidental de la Cámara de Representantes, como fórmula angustiosa por evitar el posible levantamiento del Bloqueo Económico.

Leer el resto de esta entrada »

El Papa en las redes sociales

Posted on

papa1

Por: Victor Ramos

El papa Francisco no tiene celular ni surfea en la web, tampoco tiene cuenta Facebook. De hecho, en sus sermones aconseja que dejemos reposar nuestros celulares y nos hablemos directamente los unos a los otros, sin intermediarios cibernéticos.No obstante estos consejos de nuestro querido Papa, el Vaticano ha entendido la importancia de las redes sociales para difundir el pensamiento y los mensajes de Francisco y a partir de febrero del 2012 utiliza Twitter para comunicarse con su feligresía en el mundo. @Pontifex tiene extensiones en nueve idiomas, siendo el español y el inglés las cuentas más populares:
Español – @Pontifex_es
Inglés – @Pontifex
Francés – @Pontifex_fr
Italiano – @Pontifex_it
Portugués – @Pontifex_pt
Latin – @Pontifex_ln
Polaco – @Pontifex_pl
Alemán – @Pontifex_de
Arabe – @Pontifex_ar

Una oficina del Vaticano redacta sus tuits con su anuencia, a partir de extractos de sus discursos y sus homilías. Su temática es esencialmente religiosa.

Los resultados han sido asombrosos. De acuerdo a Twiplomacy, la cuenta del Papa es la más efectiva entre líderes mundiales, tomando como parámetro la replicación que tienen sus mensajes. En promedio, cada mensaje de @Pontifex_es, la cuenta en español, recibe 9.929 RTs, más que duplicando a su más cercano seguidor. La cuenta en inglés, @Pontifex, recibe 7.527 RTs por cada tuit.

En términos de seguidores, combinando las 9 cuentas el Papa acumula 22 millones de seguidores al momento de redactar este artículo, con un ritmo de crecimiento de unos 20 mil nuevos seguidores diarios, solo superado por la cuenta de @BarackObama.

Con motivo de la próxima visita del papa Francisco a varias ciudades de EEUU (Washington, Nueva York y Filadelfia) a partir del 22 de este mes, la organización global católica Aleteia.org ha organizado la campaña #GoodIsWinning, que incluye 52 emojis y 14 GIFs alegóricos a la visita papal, disponibles en IOs y Android (PopEmoji).

¿Cuáles son los secretos del éxito de @Pontifex, con un índice de influencia de 89 (Klout)?

A pesar que no tuitea mucho, menos de un tuit diario en promedio, el Papa cuenta con un profundo contenido y una altísima credibilidad, dos elementos importantes en las redes sociales. De allí la profusa difusión que tienen sus mensajes.

Jesús Colina, el titular de Aleteia e integrante del Consejo de Comunicaciones Sociales de la Santa Sede, destaca que los buenos resultados de Francisco se dan pese a no contar con una página en Facebook, ya que “el Vaticano no sabe cómo gestionar la interactividad y responder a miles de mensajes”. Muchas otras celebridades enfrentan el mismo reto: ¿Cómo dialogar?.

Fuente: Ventana Politica

La relación entre la Iglesia Católica y el Gobierno

Posted on

por: Miguel F. Jiménez Canido *
El mensaje de paz por la llegada del Papa Francisco ha encontrado confluencia con el discurso social de Bolivia
La Iglesia Católica es la expresión institucional de la religión que profesa y con la cual se identifica la mayor parte de la población boliviana (78% aproximadamente). La estadística se inserta en una realidad latinoamericana que muestra al catolicismo específicamente como una religión mucho más dominante que otras según los datos de un último Informe del Latinobarómetro [1]. A este país, constitucionalmente laico, llega Francisco.

En Bolivia, la gran pregunta es si se trata solamente de una visita pastoral o si asistiremos a una visita protocolar con trascendencia política más que espiritual. Con argumentos a favor o en contra de la visita de Francisco a nuestro país, nadie puede desconocer la repercusión de su llegada. A continuación unos breves aportes contextuales respecto al estado de situación de las relaciones entre el gobierno nacional y la Iglesia Católica boliviana.

La Iglesia Católica y Bolivia

En Bolivia, la Iglesia Católica está representada por la Conferencia Episcopal Boliviana y tiene vigente con el Estado boliviano un Convenio Marco de cooperación interinstitucional en el cual se expresan con claridad los compromisos que asumen ambas partes en la búsqueda del VIVIR BIEN, en el marco de la doctrina social de la Iglesia.

En dicho Convenio básicamente se expresa la independencia entre el Estado y la Iglesia Católica, pero reconociendo la labor social que realiza esta última en las áreas de educación, salud y servicio social. A partir de esto se intenta impulsar una cooperación y complementariedad en beneficio de los más excluidos.

Por su parte, el proceso constituyente boliviano del que derivó nuestro texto constitucional aprobado en referéndum nacional y con una legitimidad irrefutables, el marco general de la refundación estatal, desde donde emergen los nuevos principios del Estado Plurinacional incidiendo de manera decisiva en la relación Estado e Iglesia. Puesto que a diferencia de la Constitución anterior, en la actual, la religión católica pierde su carácter de oficial.

Evidentemente esta normativa ahora consolidada tuvo –en todo su proceso de emisión de propuestas, debates y negociaciones– expectante a la Iglesia Católica en Bolivia, que en el marco interno de nuestra sociedad fue generando rupturas con el gobierno nacional en base al debate de ciertos temas sensibles que dividieron las opiniones y sirvieron a ciertos grupos o sectores de ambos actores para exacerbar ánimos y polarizar. Los púlpitos de cada domingo, los programas de televisión y las calles fueron los escenarios elegidos para “políticamente” fijar posturas, para encender debates más que para propiciarlos de cara a un entendimiento.

Los temas que ocasionaron el quiebre interno en la relación Estado/gobierno – Iglesia fueron: la enseñanza de la materia de religión, el debate en torno a la legalización del aborto, las uniones libres, el régimen autonómico, la gestión del conflicto en el Territorio Indígena y Parque Nacional Isiboro Sécure (TIPNIS) y el complejo tema que enfrenta el gobierno boliviano referido a la lucha contra el narcotráfico.

Al respecto, la Iglesia recurrentemente ha manifestado su preocupación en lo que considera que esta actividad ilícita crece fuertemente en Bolivia. De manera oficial sostiene que los hechos de violencia que se registran en ciertas regiones del país son un indicio de la presencia de carteles de la droga. Esta crítica al gobierno le ha valido a la Iglesia Católica recibir de los aludidos la denominación de partido político opositor.

En esencia, se ha instaurado una controversia en torno al rol político que desempeña la Iglesia, un debate que viene desde las posturas del Cardenal Julio Terrazas en el marco de la campaña por el régimen de autonomía departamental, pasando por la gestión del conflicto del TIPNIS, donde se advierte un debate poco productivo para la sociedad y para la feligresía en general.

Esta realidad representa una aproximación del Estado a otras religiones, confesiones y a las espiritualidades y cosmovisiones de los pueblos indígenas intentando desmontar una suerte de monopolio establecido por la Iglesia Católica a lo largo del tiempo que el gobierno pretende eliminar a través del pluralismo religioso.

Política Exterior Boliviana en su relación con la Iglesia

La política exterior boliviana, desde que asumió el gobierno el Presidente Evo Morales, ha sufrido modificaciones de fondo muy significativas. En la actualidad, el relacionamiento de Bolivia con el mundo está determinado por los intereses de su pueblo y por lograr la plena armonía entre el ser humano y la naturaleza.

En el ámbito de la religión, el VIVIR BIEN entiende que existe un continuo entre la biósfera y las sociedades basadas en la complementariedad de opuestos. Además contradice al concepto del futuro lineal sin énfasis en el pasado, por el contrario afirma la integración del pasado y futuro en el presente, en el que los individuos aprenden de la práctica a través de la experiencia, la observación de la naturaleza y la oralidad [2].

En el marco de las relaciones bilaterales del Estado Plurinacional y la Santa Sede, el Presidente Morales fue recibido por el Papa Benedicto XVI en mayo de 2010, una vez superado el periodo de tensiones con sectores de la Iglesia boliviana vividos durante la realización de la Asamblea Constituyente. En el encuentro ambos líderes conversaron sobre la necesidad de impregnar de una mayor sensibilidad social el trabajo a favor de la defensa del medio ambiente. Asimismo, Evo Morales entregó una carta en la cual le manifestó a la curia romana que es imprescindible democratizar y humanizar la estructura clerical y pidió que las mujeres puedan ejercer el sacerdocio en igualdad de condiciones que los varones.

¿Una nueva era en las relaciones?

En Marzo de 2013 el arzobispo de Buenos Aires, Jorge Mario Bergoglio, se convirtió en el primer Papa latinoamericano y en el primer jesuita en subir al “trono” de Pedro. Bergoglio decidió la denominación de Francisco en referencia al santo de los pobres, a San Francisco de Asís, y más allá de ese primer hecho simbólico viene demostrando al paso del tiempo y en muchas de sus declaraciones y acciones carisma, claridad en sus menajes y sencillez.

A más de dos años de su pontificado, la popularidad de Francisco parece haber renovado parcialmente a una desacreditada curia romana, que es quien administra la Santa Sede, y que ha estado marcada por denuncias de corrupción en las finanzas del Vaticano, sobre todo del Instituto para las Obras de Religión (IOR), la pederastia, la difusión de secretos del Vaticano por parte de un mayordomo conocido como el escándalo de las escuchas o “Vatileaks”, así como también batallas en los frentes teológicos dogmáticos donde la comunidad de files y seguidores del catolicismo esperan con expectativa cambios en la conservadora, y a veces para muchos retrógrada, postura de la Iglesia en temas como el matrimonio homosexual; los métodos anticonceptivos como herramienta de combatir los embarazos no deseados y la mortalidad materna; la ordenación de las mujeres dentro de la Iglesia; la situación del divorcio y la eutanasia, entre los más importantes.

El nuevo mensaje de paz, hermandad y solidaridad con justicia social del Papa Francisco ha encontrado confluencia con el discurso social de Bolivia y su gobierno. Incluso comparten la dura crítica hecha al sistema capitalista y a la sociedad de consumo imperante en nuestra época.

La justicia social, la adopción de normas a favor de los más desfavorecidos, el respeto a la diversidad cultural –que son ejes en la política interna y luego exterior de Bolivia–, se traducen en el discurso de Francisco en la exigencia de éste a sus sacerdotes y obispos a tener “olor a ovejas”, es decir a trabajar y a ponerse en el mismo plano de los feligreses. Ha llamado a cambiar el trato y a no juzgar a homosexuales, divorciados y a mujeres que se realizaron abortos y también ha llamado a los jóvenes a tener un rol más protagónico en la Iglesia. Parece ser que a Evo Morales le gusta el modo de ser del papa Francisco.

Como muestra de esta sintonía, en septiembre de 2013 el Presidente Evo visitó el Vaticano y en audiencia con el Papa conversaron sobre la situación socioeconómica y religiosa de Bolivia, de luchar contra la pobreza y la desigualdad social. Acordaron la necesidad de tener buenas relaciones entre la comunidad eclesial y el Estado respecto a temas de interés común y de servicio a la nación, se reconoció la contribución de la Iglesia en los ámbitos de educación, sanidad, apoyo a familias y asistencia de niños y ancianos.

Tras el encuentro algo quedó claro, la reunión entre el Presidente Morales y el Sumo Pontífice abre una posibilidad de que el acercamiento pueda extenderse a la relación entre el gobierno y la jerarquía eclesiástica criolla. Pero sin dudas lo complicado es que la Iglesia retome los espacios de poder que perdió con la declaratoria de Estado laico en la Constitución. Espacios que en el pasado reciente le permitieron constituirse en actor político de primer orden, generando diálogos, conciliación y hasta corriente de opinión respecto a temas de agenda nacional e internacional.

Existen coincidencias temáticas de agenda entre el gobierno y la Iglesia Católica. A nivel internacional muchos de los Objetivos de Desarrollo del Milenio son prioridades no solamente para los Estados miembros de Naciones Unidas sino también para el Vaticano que ve con preocupación la pobreza extrema y el hambre, la situación de niños y madres que mueren por falta de atención y cuidados médicos oportunos, la lucha contra la contaminación del medio ambiente, el cambio climático y el calentamiento global.

A modo de conclusión

Existe un distanciamiento evidente entre la Conferencia Episcopal Boliviana y el Gobierno. Estas rupturas que generan el distanciamiento son de índole programática para el gobierno y dogmáticas para la Iglesia, por lo que no se avizora un acercamiento real en el corto plazo. Por un lado el gobierno e encuentra intentando simbólica y operativamente desmontar estructuras y patrones históricos de poder, de dominación y explotación, donde considera que la Iglesia Católica representa en algo esa herencia colonial y de colonialidad.

Por su parte, la Iglesia en Bolivia, en franca concordancia con su dogmatismo y doctrina pese a la llegada de Francisco, sigue sosteniendo un discurso conservador y hasta a veces retrógrado sobre ciertos temas. En sus máximos representantes locales no ha calado el discurso reformista del pontífice, por el contrario, se advierten alegatos polarizadores y de no reconocimiento a una inminente crisis de la institución.

En esencia, el mayor desafío teológico que lanza el Estado boliviano a la Iglesia es el posicionamiento de la noción de Madre Tierra que cuestiona y relativiza el modelo patriarcal y androcrático del cristianismo.

Se debe incorporar la lógica de lo contradictorio (Jesús es Dios y Hombre al mismo tiempo) y dejar la lógica aristotélica de no contradicción para la vida de la Iglesia. En este punto se puede ahora desarrollar una teología científica, pues la nueva ciencia basada en la física cuántica, se basa en la lógica de lo contradictorio. Además se debe diseñar una teología intercultural, donde lo patriarcal y lo matriarcal encuentren una complementariedad y reconocer la simbiosis que los pueblos indígenas han realizado con el pensamiento monoteísta, trabajo que la Iglesia debería reconocer.

Finalmente, se puede apreciar que el buen relacionamiento del Presidente Evo Morales y del papa Francisco, en dos encuentros previos, abrió la posibilidad de consolidar su llegada a nuestro país. La visita de Francisco a tres ciudades bolivianas entre el 8 y 10 de julio ha viabilizado la coordinación logística entre el gobierno y la Iglesia, ha impregnado de fe a los católicos y, pese a voces críticas contra el gobierno por esta visita, se debe comprender que el Sumo Pontífice es un actor internacional de relevancia.

Por lo pronto, gobierno e Iglesia deben trabajar de manera esforzada con el propósito de generar sinergias que posibiliten desarrollar estrategias concertadas y complementariasen materia de educación, salud y servicio social en el marco de la misión de la Iglesia Católica en Bolivia y del Estado Plurinacional, para así eliminar las deudas sociales y exclusión y favorecer el desarrollo integral del ser humano, del pueblo boliviano y de cada persona en particular [3].


* Lic. en Relaciones Internacionales, funcionario de Despacho del Ministerio de Autonomías.

1 Banco de Datos en Línea; Corporación LATINOBAROMETRO; Abril de 2014; Santiago, Chile.

2 PACHECO Diego; “Vivir bien en armonía y equilibrio con la madre tierra”; Universidad de la Cordillera; 2013; 157 pp.

3 Convenio marco de cooperación interinstitucional entre la Iglesia Católica en Bolivia y el gobierno del Estado Plurinacional de Bolivia; Artículo IV.

Tomado de: http://www.la-epoca.com.bo/index.php?opt=front&mod=detalle&id=4671

Sostiene Francisco

Posted on

Papa Francisco

Después del discurso de Francisco ante el Encuentro de Movimientos Sociales no tardaron en surgir voces advirtiendo que sus palabras no debían tomarse en serio habida cuenta de la larga historia de la Iglesia como guardiana del orden capitalista y responsable de incontables crímenes.

Se imponía la incredulidad e, inclusive, una vigilancia militante para evitar que el mensaje papal frustrase el ansiado desarrollo de la conciencia crítica de los pueblos oprimidos. Discrepo de esas opiniones. Es más: creo que éste no es un tema que debería preocuparnos. Desde el punto de vista de la construcción de un bloque histórico anticapitalista –aunque no desde la abstracción de un juicio ético– el hecho de que Francisco crea o no en su propio discurso es irrelevante y no tiene sentido discutir aquí.

Lo que sí interesa es que esas palabras fueron vertidas en una importante reunión de líderes y dirigentes sociales latinoamericanos y que alcanzaron de inmediato una impresionante resonancia mundial.

Que el Papa diga que el capitalismo es un sistema agotado, que ya no se lo aguanta más, que el ajuste siempre se hace a costa de los pobres, que no existe tal cosa como el derrame de la riqueza de la copa de los ricos, que destruye la casa común y condena a la Madre Tierra, que los monopolios son una desgracia, que el capital y el dinero son “el estiércol del demonio”, que se debe velar por el futuro de la Patria Grande y estar en guardia ante las viejas y nuevas formas de colonialismo, entre tantas otras afirmaciones, tiene efectos políticos objetivamente de izquierda que son de una importancia extraordinaria.

Claro, todo esto ya lo habían dicho Fidel, el Che, Camilo, Evo, Correa, Chávez y tantos otros en la teología de la liberación y el pensamiento crítico de Nuestra América. Pero sus juicios eran siempre puestos bajo sospecha y toda la industria cultural del capitalismo se abalanzaba sobre ellos para burlarse de sus certidumbres, descalificándolas como productos de un anacrónico radicalismo decimonónico.

Las tecnócratas al servicio del capital y los “biempensantes” posmodernos decían que aquellos nostálgicos no comprendían que los tiempos del Manifiesto Comunista habían pasado, que la revolución era una peligrosa ilusión sin porvenir, y que el capitalismo había triunfado inapelablemente. Pero ahora resulta que quien lo cuestiona radicalmente, con un lenguaje llano y rotundo, es Francisco y entonces ese discurso adquiere una súbita e inédita legitimidad, y su impacto sobre la conciencia popular es incomparablemente mayor.

Con sus palabras se abrió, por primera vez en mucho tiempo, un espacio enorme para avanzar en la construcción de un discurso anticapitalista con arraigo de masas, algo que hasta ahora había sido una empresa destinada a ser neutralizada por la ideología dominante que difundía la creencia de que el capitalismo era la única forma sensata – ¡y posible!– de organización económica y social. Ya no más.

El histórico discurso de Francisco en Bolivia instaló en el imaginario público la idea de que el capitalismo es un sistema inhumano, injusto, predatorio, que debe ser superado mediante un cambio estructural y que, por eso, no hay que temerle a la palabra revolución.

Dejemos que filósofos, teólogos y psicólogos se entretengan en discutir si Francisco cree o no en lo que dijo. Lo importante, lo decisivo, es que gracias a sus palabras estamos en mejores condiciones para librar la batalla de ideas que convenza a todas las clases y capas oprimidas, a las principales víctimas del sistema, que hay que acabar con el capitalismo antes que ese infame sistema acabe con la humanidad y la Madre Tierra.

(Tomado de Cubadebate con información publicada en Página 12, Argentina)

Jorge Mario Bergoglio y Luis Espinal, dos jesuitas diametralmente opuestos.

Posted on


Luis Espinal, sostenía que es un ideal muy rastrero el esperar a morir de senectud y vejez, que era mejor morir por algo. Y así fue, fue asesinado el 22 de marzo de 1980 por paramilitares del fascismo tras haber sido sometido a torturas. Lucho fue asesinado porque le resultaba demasiado incómodo al poder tener un incansable luchador y vocero de los pobres y los marginados, como era él.

En cambio Jorge Bergoglio, sumiso, en ese entonces jamás se declaró abiertamente defensor de los derechos humanos. Ojalá sólo hubiera pecado de omisión, pero no.

Bergoglio era el superior de los jesuitas en Argentina y retiró, en mayo de 1976, la licencia religiosa a los curas Francisco Jalics y Orlandio Yorio, dos jesuitas subordinados suyos, que habían adoptado una posición activista en la defensa de los derechos de los pobres. Ambos sacerdotes fueron secuestrados por un grupo de la ESMA poco después de perder la protección por orden de Bergoglio, y se les envió a la Escuela Militar donde fueron torturados. Bergoglio los había delatado.

El nuevo jefe de la Iglesia católica también fue a llamado a declarar como testigo, por petición de la Fiscalía y las Abuelas de Plaza de Mayo, en el juicio por el plan sistemático de robo de bebés, pero esa es otro pasaje de su historia de complicidad con la dictadura de Videla.

A Bergoglio no le importó desamparar a dos jesuitas que luchaban activamente contra la injusticia y por amor a los pobres. Uno de ellos pudo haber sido Luis Espinal.

El actual Papa es cómplice de un régimen que pisoteó los derechos humanos. Luis Espinal es martir de ese régimen de horror, contra el que luchó hasta la muerte.

Hoy, Bergoglio, Papa por mérito de su buena conducta ante el opresor, va a rendirle homenajes a quién sí gastó la vida por los demás.

Estoy segura de que en tiempos pasados de lucha contra las dictaduras que acosaban a América Latina, Bergoglio no le habría tendido la mano a Espinal, todo lo contrario, lo habría mandado a perseguir o por lo menos, le habría dado la espalda.

La lucha de Lucho Espinal no fue ni será nunca la de Jorge Bergoglio.

Tomado de: https://www.facebook.com/groups/LaPublicaBo/

Jorge BERGOGLIO, Papa Francisco declara ante justicia argentina.

Imagen Posted on

El 8 de noviembre de 2010, el entonces arzobispo de Buenos Aires Jorge Bergoglio, hoy el papa Francisco, declaró durante casi cuatro horas como testigo en el juicio oral y público por los crímenes de lesa humanidad cometidos en la Escuela Superior de Mecánica de la Armada (ESMA). Los jueces del Tribunal Oral Federal 5 Daniel Obligado, Germán Castelli y Ricardo Farías interrogaron a Bergoglio en presencia de las partes que actuaron en el juicio: fiscales, querellantes y defensores.
La declaración de Bergoglio fue grabada en video y luego transcrita e incorporada al expediente y extractada en la sentencia por la que el Tribunal condenó a los represores que torturaban y asesinaban en el centro clandestino de detención manejado por la Armada.

Papa Francisco convertirá la lucha por el medio ambiente en un imperativo moral

Posted on

papa francisco

El Papa Francisco publicará la semana próxima la encíclica más esperada en décadas, se trata de un texto clave en el que abordaría los efectos del cambio climático y llamaría a todas las personas a ser “colaboradores de la creación”.

Al convertir en un imperativo moral la protección del medioambiente, la intervención de Francisco podría llevar a los 1.200 millones de católicos del mundo a hacer presión ante los líderes de sus países por temas ecológicos.

Francisco ya ha empleado su papado de dos años para referirse a asuntos como la reanudación de los lazos diplomáticos entre Cuba y Estados Unidos, un acercamiento impulsado por el Vaticano.

El Papa ha dicho que quiere que el documento, que se divulgará el jueves bajo el título “Laudato Si (Alabado sea), Sobre el Cuidado de Nuestro Hogar Compartido”, sea parte del debate que se desarrollará en una cumbre de Naciones Unidas sobre el cambio climático este año.

Francisco tomó su nombre de San Francisco de Asís, patrono de la ecología, y el título de la encíclica proviene del “Cántico de las Criaturas”, una de las oraciones del santo en alabanza a la naturaleza.

El domingo, ante decenas de miles de personas en la Plaza de San Pedro, Francisco dijo que el texto iba “dirigido a todos” y que esperaba que pudiera generar una “renovada atención a situaciones de degradación ambiental y su recuperación” y conducir a una “mayor responsabilidad por el hogar compartido que Dios nos ha confiado”.

“Yo no sé si es todo (culpa del hombre) pero la mayor parte sí lo es (…)”, dijo el Papa. “Creo que el hombre ha ido demasiado lejos (…), gracias a Dios que hoy hay voces que lo están denunciado”, declaró.

Fuentes con acceso a la encíclica dicen que aborda el impacto del cambio climático sobre las personas más pobres y que discute las desigualdades de la riqueza, un tema que ya es una de las prioridades para el primer pontífice de América Latina, región donde la pobreza está muy extendida.

El documento pedirá a las naciones ricas que revisen sus estilos de vida basados en el “desperdicio” de recursos.

Si bien el mundo político reconoce el rol de la religión en el debate ambiental, algunos conservadores en materia religiosa y escépticos sobre el cambio climático, en particular en Estados Unidos, han criticado la Papa por inmiscuirse en temas de ciencia.

“Si a uno le importa Dios, (que es) un creador, y su creación, entonces le tiene que importar que su creación no sea destruida”, dijo el ministro de Relaciones Exteriores de Francia, Laurent Fabius, quien será el anfitrión de la cumbre, que se desarrollará en París entre el 30 de noviembre y el 11 de diciembre.

Se espera que la primera encíclica papal dedicada al ambiente tenga una influencia particular en las naciones de América Latina, cuyos votos podrían ser decisivos en la cumbre.

Buena parte del interés previo a la publicación de la encíclica se concentra en lo que podría decir sobre el cambio climático. Personas con conocimiento del texto dicen que tácitamente le da crédito al consenso científico de que gran parte del calentamiento global es causado por la actividad humana.

(Tomado de Cubadebate)