guerra económica

Donald Trump contra Venezuela, bloqueos, guerra económica y sanciones

Posted on

El presidente Donald Trump amenaza con invadir a Venezuela; desata bloqueos, guerra económica y sanciones
casi semanales contra Caracas; es el principal promotor del genocidio por hambre y luego culpa al socialismo de empobrecer a la rica nación sudamericana; a sus vasallos y aliados ordena echar más leña al fuego y procurar la condena internacional con otro invento de la fábrica de mentiras de John Bolton en el Consejo de Seguridad Nacional.

Leer el resto de esta entrada »

Lucha anticorrupción: ir hasta las últimas consecuencias

Posted on

Al presidente venezolano, Nicolás Maduro; y al fiscal general, Tareck William, no le tiembla la mano al actuar contra un flagelo que se enseñorea por todo el mundo y ahora muestra las uñas en ese país suramericano: la corrupción.

Ambos dirigentes ya manifestaron la disposición de las autoridades venezolanas a ir hasta las últimas consecuencias para atacar un problema que es parte de la agresión económica y de los planes para derrocar al gobierno constitucional.

‘Cada quien hágase un examen por dentro porque la corrupción se disfraza de muchas maneras: gastos que no se justifican, fiestas, viajes, ligereza administrativa, palancas. Y todo el mundo a ser controlador…’, advertía el presidente Hugo Chávez(1954-2013).

Leer el resto de esta entrada »

Humanismo: Fase Superior de la Constituyente

Posted on

 

Tomado de: tele SUR

Por Fernando Buen Abad

“Al pueblo sólo lo salva el pueblo” A menos que entremos en un trance de esquizofrenia aguda, es hora de poner en práctica todo el amor que oficialmente nos han enseñado a tener -en loas- por las constituciones políticas y por los pueblos que deciden, soberanamente, cómo gobernarse. Ese ha sido, una y otra vez, el discurso dominante, casi progre y casi dogmático -y siempre reverencial- con que se expiden los aparatos ideológicos dominantes cuando se trata de instituir formas del respeto social sobre las “máximas instituciones democráticas” que nos rigen. No hay mayor poder que el poder popular y soberano decidiendo su ser y su modo de ser social. La Constituyente es el pueblo salvando al pueblo. Con sus propias reglas y el mismo plan para un mundo sin amos ni esclavos. Un acto de amor. Garantía de Paz.

Y a no ser que todo hubiere sido palabrería demagógica burguesa, que nos refregaron sin clemencia, generación tras generación, hoy en Venezuela se abre una oportunidad única para poner en práctica ese respeto supremo imbuido a las democracias que han crecido (incluso) desigualmente bajo las alas desiguales del capitalismo. No hay lugar para las jugarretas de la doble moral que, acaso, quisiera respeto catedralicio para la democracia burguesa y quisiere toda forma de escarnio, agresión y ataque contra la constituyente en manos de los pueblos. No explicaremos aquí para qué sirve la ironía.

Venezuela discutirá, desde las bases, cómo perfeccionar su constitución vigente. Qué le sobra, qué le falta y qué ha de cumplirse con el consenso de la mayoría que legitima, incluso, la propia definición de la democracia realmente existente. Van a discutir, entre mil temas, la solución constitucional al problema de la economía rentista y de la guerra económica burguesa, que ha devastado a la clase trabajadora y amenazado todo el proceso del socialismo bolivariano. Discutirán los medios y los modos para superar la democracia burguesa que tanto daño viene haciendo con sus vacíos jurídicos y la permisividaddelincuencial por donde se han infiltrado las canalladas más anti-democráticas y golpistas. Discutirán, en suma, una gran revolución cultural que transforme para siempre a Venezuela y consolide herramientas capaces de constituir la independencia económica en la independencia política para la soberanía semántica. Ser cultos para ser libres.

Leer el resto de esta entrada »