#ErnestoCheGuevara

Cuba rinde homenaje al Che Guevara en su cumpleaños 87.

Posted on Actualizado enn

La exposición muestra por primera vez, 23 de los más de 900 objetos que personas de varios países han ofrendado al Che.
La exposición muestra por primera vez, 23 de los más de 900 objetos que personas de varios países han ofrendado al Che. | Foto: EFE

La exposición muestra objetos que fueron ofrendados al legendario guerrillero desde la apertura del Memorial Comandante Ernesto Che Guevara.
Con la exposición de una veintena de objetos ofrendados al revolucionario Ernesto Che Guevara, que se exhiben por primera vez, Cuba rinde homenaje al legendario guerrillero en el aniversario número 87 de su natalicio.
La muestra “Como jamás tan vivo” se lleva a cabo en el Memorial Comandante Ernesto Che Guevara en Santa Clara, 270 kilómetros al este de La Habana (capital), donde reposan los restos del revolucionario.
La inauguración del evento contó con la presencia de Celia y Ernesto Guevara March, dos de los cuatro hijos del Che con la cubana Aleida March.
La directora del memorial, Maira Romero, detalló que la exposición muestra por primera vez, 23 de los más de 900 objetos que personas de varios países han ofrendado al Che, desde la apertura del lugar en 1997, que incluye un mausoleo, plaza y museo, y es uno de los sitios más visitados de Cuba.
Entre esas piezas, atesoradas en la colección “Tributo”, hay una flor roja que envió con una amiga María del Carmen Ferreyra (Chichina Ferreyra), la primera novia oficial de Guevara, y un búcaro de plata entregado por la boliviana Lena Vicente, hija de Casildo Condori, llamado “Víctor”, en la guerrilla del Che en Bolivia.
Asimismo, se exhiben 10 banderas, entre ellas una que identifica la lucha por los desaparecidos en Rosario durante la última dictadura en Argentina (1976-1983), realizada por el artista argentino Fernando Traverso, y un pañuelo de las Madres de Plaza de Mayo, donado por su presidenta Hebe de Bonafini.
El homenaje a Guevara ha incluido este mes charlas y conferencias sobre su vida y obra, así como otras exposiciones a lo largo de la Isla.
Nacido en Rosario en 1928, Guevara participó junto a Fidel Castro en la lucha guerrillera en la Sierra Maestra, en el este de la Isla, donde llegó a ser comandante. Tras el triunfo de la revolución en 1959, ocupó distintos cargos de gobierno, entre ellos la presidencia del banco central.
Fue asesinado el 9 de octubre de 1967 en Bolivia, un día después de ser capturado por el Ejército, con lo que desapareció el foco guerrillero que dirigía en ese país.

Este contenido ha sido publicado originalmente por teleSUR bajo la siguiente dirección:
http://www.telesurtv.net/news/Cuba-rinde-homenaje-al-Che-Guevara-en-su-cumpleanos-87-20150614-0026.html. Si piensa hacer uso del mismo, por favor, cite la fuente y coloque un enlace hacia la nota original de donde usted ha tomado este contenido. http://www.teleSURtv.net

Mónica Ertl, “La mujer que vengó al Che Guevara”

Posted on

Por:  El Duende

Jurgen Schreiber, un periodista  alemán de reconocido  prestigio como reportero  investigativo que ha  escrito para  las más  prestigiosas  publicaciones  de  su país publicó recientemente  una biografía de su compatriota Mónika Ertl. Por el   título  del  libro  “La mujer  que vengó al Che Guevara” pudiera hacer  pensar  que se trata  de  una  obra de ficción  pero sin embargo en  el relato  se cuenta  una historia  de la vida real.

Hija de uno de los grandes propagandistas del nazismo (Hans Ertl, por mucho tiempo se lo conoció como “el fotógrafo de Hitler”), Mónika terminó en Bolivia cuando el Tercer Reich se derrumbó y los jerarcas huyeron a los refugios más lejanos del planeta. Se crió en un círculo tan cerrado como racista, en el que brillaban su padre y otro siniestro personaje al que ella llamaba “tío”: Klaus Barbie, “el Carnicero de Lyon”.

Pero la joven y bella alemana creció y todo cambió en el final de los años sesenta. Y la muerte de Ernesto Guevara en la selva boliviana significó el empujón final: rompió con sus raíces y en un giro copernicano terminó militando en las filas del Ejército de Liberación  Nacional, el grupo guerrillero creado por el mismísimo Che. En 1971, cruza el Atlántico, vuelve a su Alemania natal, y en Hamburgo ejecuta personalmente al cónsul boliviano en esa ciudad. ¿Quién era?

Nada menos que el coronel Roberto Quintanilla, el responsable del ultraje final a Guevara: la amputación de sus manos. Allí comenzó una cacería que atravesó países y mares, y que sólo encontró su fin cuando
Monika cayó muerta en una emboscada que, según algunas fuentes, letendió su “tío”, el sanguinario Barbie.

Una historia increíble que parece, pero no es ficción. Una gran investigación de Jürgen Schreiber, uno de los más premiados periodistas alemanes de la actualidad. Sin embargo ninguno  de  sus  reportajes  periodísticos   se ha  publicado  en  idioma inglés.  Su biografía  de  Mónika Ertl se publicó en italiano y hasta  ahora  no  hay una  traducción  completa  de la  obra  en español.

(CI – El 12 de en mayo de 1973 Ertl fue ejecutada por las fuerzas de seguridad Bolivianas).

Casa Natal del Che: Entre Ríos 480

Posted on

T

Foto: Mónica Rivero.

Es día de elecciones en Rosario, Santa Fe, a 300 kilómetros de Buenos Aires. La calle está llena de gente que va a los colegios a votar. Es además domingo, quizás no sea el mejor día, pero es 14 de junio y estoy en Rosario.

Me recibe un portero automático dorado. Veo mi rostro sobre la placa metálica como en un espejo distorsionado mientras espero que contesten. Alguien me comentó que no era producente que dijera que soy cubana ni que soy periodista. Así que decido no decir una cosa ni la otra. Al menos no de entrada –creyendo que habrá algo más que una entrada–.

Tengo solo el dato de que es en la segunda planta. “No es este, es el del frente: el D. D de dedo”, me dice una solícita señora en mi primer intento. Le agradezco y procedo a tocar el D de dedo de la segunda planta para pedir alguna referencia. “No, acá no tenemos ninguna información sobre eso” me dice cortante una mujer de voz joven antes de colgar sin más el intercomunicador. Es una mujer de voz joven que vive en el 2D de Entre Ríos 480, donde hace hoy 87 años nació Ernesto Guevara de la Serna.

Ignoro si molestan a los nuevos moradores con mucha frecuencia. Eso justificaría el tono desafecto, casi grosero. Pero la pregunta justa sería cuántas veces los que llegan son molestados por los nuevos moradores. ¿A quién pertenece Entre Ríos 480? ¿De quién es patrimonio?

Es cierto que una casa no es más que eso: una casa. Como lo es un uniforme o un arma o cualquier otra cosa. Pero los seres humanos somos criaturas con vicios simbólicos, adquiridos no en vano. Hay fetiches necesarios, juguetes muy serios, precisos para ciertos rituales e invocaciones, para proyectar la escena de un tiempo pasado; para convertir ciertas cosas en un canal que conecte con algo lejano, inalcanzable de otro modo. Un vértice, una puerta. O su llave.

Probablemente no haya nadie más alejado de la idea de una casa que el Che, si entendemos casa como morada, refugio. Eso él lo llevaba a cuestas. Apenas si tuvo patria, transnacional como fue. Solo dos cosas se llevó a la guerra en el Congo: un llavero de su madre y un pañuelo de su mujer –también tenía legítimos fetiches sagrados–. Pero el Che, muerto, símbolo, pertenece a sus sobrevivientes, los contemporáneos y los posteriores, tienen –tenemos– derecho a templos.

Me habían pronosticado un desencuentro. Quizás con esa carga leí un presagio funesto en la mirada de un perro, justo en la intersección de Entre Ríos y Urquiza, antes de cruzar –un perro garca, dirían aquí, de gente rica–, enorme perro prepotente inexplicablemente furioso que me amenazó en silencio con unos ojos helados que se me clavaron hasta que me perdió de vista, contenido apenas por una correa. Sentí miedo. Vete de aquí con tus preguntas. Lárgate con tu curiosidad.

Aunque todo esto se explica, claro que se explica. Hace veinte años, me cuenta un amigo argentino, simpatizar con el guerrillero podía ser un problema. A él le consta: reprodujo una vez en la escuela la imagen prohibida y su madre fue requerida. Debió cambiar su dibujo, y escogió entonces la portada de un disco de música de Cramps “Bad music for bad people”. Eso estuvo bien para aquella institución, donde las clases de historia hablaban de un impresentable asesino: el Che Guevara. “Y tenías que oir aquello y tragar en silencio. Así crecimos”.

El inmueble es hermoso, neoclásico, grande. Hace esquina. Está cuidado, es “seguro” según reza una alerta de video vigilancia. Era de La Rosario Compañía de Seguros, de ahí su nombre: La Rosario. Tiene cinco pisos, más tres casas para porteros (en la terraza), con ocho por piso. En el ingreso por calle Entre Ríos se planeaba instalar una placa de bronce que indicaba que en ese edificio había nacido el revolucionario declarado en 2002 Ciudadano Ilustre Post Mortem; pero la madrugada del 30 de abril de 1992 estalló en la fachada una granada EAM 75, que disuadió la instalación. Hoy la planta baja está ocupada por las oficinas de la empresa española Mapfre, frente a donde se alza una corriente señalización.

Si en La Higuera por la puerta de la escuelita “salió un hombre a la eternidad“, en la segunda planta de Entre Ríos 480, 39 años antes, ese hombre entró al mundo en que tomaría ese camino, del que saldría como salió. Es justo que haya una marca sagrada, un mínimo templo. Es domingo de elecciones en Rosario, donde el socialismo gobierna hace dos décadas.

T

Foto: Mónica Rivero.

(Tomado de Cubadebate)

14 de junio: 87 años del natalicio del Che Guevara.

Posted on

Prensa PSUV.- El Che nació en Rosario, República Argentina, el 14 de junio de 1928, hijo de Ernesto Guevara y Celia de la Serna. A los dos años se le descubre una afección que trata de combatir practicando deportes, como el rugby y la vida al aire libre. En diciembre de 1947 ingresa a la Facultad de Medicina de la Universidad de Buenos Aires.

En 1952 viaja por Argentina, Chile, Perú, Colombia y Venezuela, en compañía de Alberto Granados.

Ernesto “Che” Guevara fue también unos de los principales pensadores de los preceptos revolucionarios de justicia e igualdad en América Latina, dirigido a conformar una nueva sociedad, sin injusticia y desigualdad social.

Este pensamiento revolucionario es dado por su conocimiento de la situación de injusticia social de los pueblos latinoamericanos, del cual es testigo cuando decide recorrer las naciones del continente en moto, ofreciendo su trabajo de médico, gratuitamente, en las poblaciones más pobres que visitó.

Durante su estadía en Venezuela se instala en el Leprosario de Cabo Blanco, ubicado en la población de Maiquetía, estado Vargas, donde trabajó junto con el destacado médico venezolano Jacinto Convit.

En julio de 1955 conoce a Fidel Castro y se alista como médico de la futura expedición de Granma, para combatir contra el régimen entreguista de Batista y liberar a Cuba de la explotación extranjera. El 17 de enero de 1957 participa en el primer combate victorioso de los rebeldes en La Plata.

El 28 de mayo se obtiene una importante victoria en el ataque al cuartel del Uvero. Según el “Che”, este combate marca la mayoría de edad del Ejército Rebelde.

El 28 de diciembre de 1958, como parte de la ofensiva final del Ejército Rebelde, inicia el ataque a la ciudad de Santa Clara. El 31 de diciembre se consuma la toma de la ciudad y el triunfo de la Revolución. El 2 de enero de 1959 se traslada a La Habana. El 8 de enero las fuerzas revolucionarias entran victoriosas en La Habana.

El año 1965 estará marcado por constantes viajes al África, en especial al Congo y a Guinea, tratando de profundizar las tendencias revolucionarias. El “Che” propone crear un gran grupo compacto de naciones en proceso de liberación, asistiéndose mutuamente. Viaja al Congo a luchar contra Moïse Kapenda Tshombé, pues el “Che” creía firmemente en la eficacia de la guerra de guerrillas. Además, quería consolidar una Hispanoamérica liberada y unida. Sin embargo, los Estados Unidos estaban dispuestos a cerrar el paso a la independencia de nuestros pueblos.

El “Che” escogió Suramérica como escenario de sus luchas. Fidel Castro leyó públicamente sus tres cartas de despedida: una dirigida a él, otra a sus padres y la restante a sus cinco hijos. A fines de noviembre de 1965, el “Che” y el resto de cubanos salen del Congo. Fidel le pide que regrese a Cuba, pero él viaja a Praga (Chequia) y permanece allí casi cuatro meses, también en clandestinidad. En agosto de 1966 ingresa en Bolivia. Allí recorre el país conversando con los diversos grupos guerrilleros y comienza su heroica lucha en la guerrilla boliviana.

Durante treinta años sus restos permanecieron sepultados en la localidad de Vallegrande, hasta la fecha de su hallazgo el 28 de junio de 1997, junto a otros 6 guerrilleros. Una de las pistas más importantes para encontrar la fosa común donde estaba enterrado la proporcionó el general retirado Mario Vargas Salinas, quien en una noticia publicada el 21 de noviembre de 1995 por el The New York Time, afirmaba que la tumba del Che se ubicaba en la pista vieja del aeropuerto de Vallegrande.

Tras ese dato, el Equipo Argentino de Antropología Forense (EAAF) y un grupo de expertos cubanos comenzaron a estudiar el terreno en busca de indicios que dieran con la fosa. El 30 de marzo de 1996, el EAAF se retira de la búsqueda pero los cubanos, junto a amigos bolivianos, continuaron la labor hasta el hallazgo en 1997.

El 12 de julio de 1997, fueron trasladados a La Habana y posteriormente en solemne homenaje de todo el pueblo de Cuba, depositados el 17 de octubre en el Complejo Monumentario Ernesto Che Guevara, mausoleo ubicado en la ciudad de Santa Clara.

En 2006, el recién electo presidente de Bolivia, Evo Morales, ordena colocar un enorme retrato del Che Guevara en el palacio presidencial. En el 2010, fue erigido un monumento en su honor en su ciudad natal, Rosario, acto en el que estuvo presente su compañero Alberto Granado.

Su trayectoria no termina en un lugar ni en una fecha, se extiende en el tiempo donde quiera que sus ideas inspiren a los hombres a ser solidarios entre si y a tratar al desvalido, al trabajador y al campesino con justicia.

A propósito del 46 aniversario del asesinato del guerrillero heroico; el presidente de la República, Nicolás Maduro, recordó al Che como un “símbolo de la Humanidad y la Rebeldía”.

“Che, hoy te recordamos vigente y con la fuerza de tu ejemplo, vamos abriendo caminos de Revolución en el siglo XXI. Expreso: “Che, quienes te mataron creyeron así te desaparecían de la historia, hoy eres un símbolo de la Humanidad y la Rebeldía”.