#democracia

Hace 45 años Salvador Allende ganó las elecciones en Chile

Posted on

Este jueves 4 de septiembre, se cumplen 45 años del triunfo electoral del presidente Salvador Allende en Chile, lo que significó un cambio político trascendental para el momento, pues con su victoria se daban los primeros pasos para que esta nación construyera su camino al socialismo.

Este líder político fue candidato a la presidencia de la República de Chile en cuatro oportunidades: 1952, 1958, 1964 y finalmente en 1970, en donde luego de una reñida elección a tres bandas, obtuvo la primera mayoría relativa con un 36,6%, superando a Jorge Alessandri (34,9 %) y a Radomiro Tomic (27,8 %).

De ese modo, se convirtió en el primer presidente socialista en occidente que accedió al poder a través de la vía electoral.

El gobierno de Salvador Allende, apoyado por un conglomerado de partidos de izquierda, agrupados en la organización política Unidad Popular, se destacó por el intento de establecer un camino no violento hacia un Estado socialista, en el que se proyectaron importantes cambios para el país, como la nacionalización del cobre, la estatización de las áreas estratégicas de la economía y la aceleración de la reforma agraria.

La experiencia de la Unidad Popular se desarrollaría por un lapso de mil días, hasta que una conspiración, en la que tomaron parte activa el capital nacional y transnacional, el imperialismo estadounidense, las fuerzas políticas del centro y la derecha y los gremios empresariales y profesionales, creó las condiciones que condujeron a las elitescas fuerzas armadas de Chile a interrumpir, mediante un golpe de estado el 11 de septiembre de 1973, la democracia de ese país.

Tras el fin de su gobierno sobrevino una dictadura militar encabezada por el general Augusto Pinochet, que duró dieciséis años y medio.

Tomado de: http://www.psuv.org.ve/temas/noticias/hace-45-anos-salvador-allende-gano-elecciones-chile/#.VesS77P7tC1

4 de Septiembre, el pasado demanda futuro

Posted on

Hace 45 años atrás Salvador Allende marcó un hito en la historia chilena al llegar a La Moneda con un programa de transformación de una sociedad dominada por las oligarquías.

Naúl-Ojeda-3-copiaHoy, al cumplirse 45 años del triunfo de la Unidad Popular, encarnado en la elección democrática por sufragio universal y secreto del Presidente Salvador Allende Gossens, celebramos con los ojos del presente el gran triunfo de aquella alianza político-social que encarnó, en su programa y en su gobierno, los anhelos de los más postergados de nuestra patria, de los trabajadores urbanos y rurales, hombres, mujeres, jóvenes y niños por construir una sociedad más humana y justa, en que por medio de un proceso democrático y pluralista finalmente se transformara a Chile en la casa de todos quienes en ella habitamos, proceso señero a nivel mundial donde “…cualquier ciudadano es libre de expresarse como mejor prefiera, de irrestricta tolerancia cultural, religiosa e ideológica, donde la discriminación racial no tiene cabida.”. En esa República democrática, el pueblo entraba a La Moneda con su programa, sus organizaciones, sus sueños y esperanzas.

El golpe militar, la dictadura cívico-militar en que devino el golpe faccioso y la revolución neoliberal que impusieron a sangre y fuego, han instalado en nuestra patria un modelo de sociedad individualista, donde el capital secuestra al estado y a la democracia que es la antítesis más absoluta del proyecto socialista y solidario que levantara el movimiento popular triunfante el 4 de septiembre de 1970. Este modelo y este orden social ha sobrevivido al fin de la dictadura gracias al accionar de la derecha que dio soporte político e ideológico a la dictadura y a la aquiescencia cómplice de quienes, serviles al interés del gran capital, la han defendido ignorando el mandato popular y traicionando las convicciones que dicen defender, y se han constituido como miembros de una casta político-empresarial que desvergonzadamente saquea las riquezas de Chile mientras sostienen ideológicamente uno de los países más mercantilizados y desiguales del mundo.

Esta realidad vergonzosa nos convoca hoy, al mismo tiempo que celebramos los triunfos del pasado a mirar al futuro, a construir una alternativa que cimiente una nueva mayoría política y social donde se aglutine a todas las fuerzas democráticas que pugnen por superar el orden pinochetista y la noche neoliberal que aún se tiende sobre nuestra patria gracias a aquellos lebreles concertacionistas, que criados en las faldas de la utopía, por no poder seguir su paso, la traicionaron y hoy son partidarios de capar al chancho para que engorde, y con él al pueblo, sus sueños y esperanzas.

La tarea de transformar esta sociedad individualista, mercantilizada y profundamente desigual para avanzar en la construcción de una democracia radical donde se desenvuelva una sociedad libre, solidaria, diversa y respetuosa del medio ambiente, nos convoca como izquierda, herederos orgullosos de los miles de hombres y mujeres que dieron a luz al triunfo popular como también de aquellos y aquellas que dieron sus mayores esfuerzos y sacrificios por expulsar a la tiranía y reconquistar la democracia.

Pero desde la izquierda también comprendemos que superar el orden neoliberal requerirágrandes esfuerzos que nos permitan incorporar, en un proyecto democratizador común,a todos y todas quienes hoy repudian el estado de cosas que hemos heredado de los cuarteles de la dictadura cívico-militar y de 25 años de espurias transacciones y componendas entre quienes hoy forman parte de la casta político-empresarial. En la celebración del triunfo Popular del 4 de septiembre de 1970, celebramos también el triunfo del espíritu unitario que lo permitió, y lo hacemos nuestro para construir en nuestra patria aquellas grandes alamedas por donde pasé el hombre y la mujer libre para construir una sociedad mejor.

Tomado de: http://www.elciudadano.cl/2015/09/04/208616/4-de-septiembre-el-pasado-demanda-futuro/