-

#BloqueoEconómicoComercial

Rajoy ratifica su oposición al bloqueo contra Cuba

Posted on

rajoyEl portavoz parlamentario de Izquierda Unida en el Congreso y secretario general del PCE, Jose Luis Centella, califica de positiva la respuesta ofrecida por el presidente del Gobierno español, Mariano Rajoy, a través de una carta firmada por el director de su Gabinete de Presidencia y secretario de Estado, Jorge Moragas, en relación a las conclusiones de la pasada Cumbre de Bruselas entre la Unión Europea y la CELAC en relación a Cuba.

Según se especifica en la misiva, el Gobierno de España es partidario del diálogo con Cuba y afirma que así lo ha demostrado al impulsar la negociación de un Acuerdo entre Cuba y la Unión Europea, que ya está en curso. La siguiente ronda de conversaciones tendrá lugar la próxima semana en La Habana.

Centella, que se encuentra desde hoy en Cuba como miembro de una delegación parlamentaria que visita la isla, encabezada por el presidente del Congreso, Jesús Posada, destaca varios aspectos de la carta de respuesta recibida en nombre de Rajoy y que es consecuencia de la que el dirigente federal de IU le remitió el pasado 21 de mayo.

La misiva del dirigente federal de IU fue previa a la Cumbre UE-CELAC, que tuvo lugar los días 10 y 11 de junio en Bruselas. En ella, entre otros aspectos, solicitaba al Ejecutivo español que en la citada Cumbre planteara la eliminación de la posición común adoptada por la UE en relación a Cuba.

Entre los aspectos que José Luis Centella valora especialmente de la carta de respuesta de Moncloa está que en ella se destaquen expresamente dos puntos -en concreto lo párrafos 18 y 19- de la Declaración de la citada Cumbre en Bruselas. El primero hace referencia a la negociación iniciada en 2014 sobre un acuerdo de diálogo político y cooperación que posibilitará el mantenimiento de relaciones más estrechas y de un compromiso en favor del actual proceso de modernización en Cuba, ayudando a consolidar las relaciones entre la UE y la CELAC.

En segundo lugar, el escrito de Moncloa destaca también el apartado de la citada Declaración de Bruselas donde se indica que acogemos con satisfacción el anuncio sobre el restablecimiento de relaciones diplomáticas entre Cuba y los EE.UU, así como que se apoye el final del embargo en estos términos: en este contexto, contamos con que se den todos los pasos necesarios hacia el pronto fin del embargo.

Pero, sobre todo, Centella valora que desde Presidencia del Gobierno se tenga muy presente el apartado del texto de la Cumbre que especifica que reafirmamos nuestras conocidas posiciones de rechazo de las medidas coercitivas de carácter unilateral, así como sobre la aplicación de las disposiciones extraterritoriales de la Ley Helms-Burton, y pone de manifiesto que dichas medidas han provocado unas consecuencias humanitarias indebidas para el pueblo cubano y están perjudicando el desarrollo legítimo de lazos comerciales entre Cuba, la Unión Europea y otros países.

Para Jose Luis Centella, resulta muy importante que desde la UE se reafirme la necesidad de acabar con el bloqueo y, sobre todo, se admita, como ha hecho el propio presidente Obama, los sufrimientos que están causando al pueblo cubano las medidas coercitivas impuestas por los EE.UU, lo que las convierte en un instrumento de agresión que viola cualquier norma de relaciones internacionales.

También es importante -señala el dirigente federal de IU- que se asuma que estas medidas también están perjudicando la posibilidad de relaciones comerciales de la UE con Cuba o con otros países, lo que convierte la necesidad de que se ponga fin al bloqueo y a todas las medidas de agresión contra el Estado cubano en una cuestión de interés propio para España y, por tanto, Rajoy debe asumirla en defensa de nuestros propios intereses.

En todo caso, Centella considera que esta postura del Gobierno debe ser refrendada por el Congreso, de manera que se muestre una posición común de todos los grupos de la Cámara. Por ello, cuando regrese del actual viaje parlamentario a Cuba, Centella promoverá en nombre de su grupo parlamentario distintas iniciativas parlamentarias para buscar el consenso en este sentido y lograr un mayor avance en una relación que se ajuste mejor a los intensos vínculos históricos, culturales, económicos y familiares existentes entre Cuba y España, y que pida que de esa forma se manifiesten también los representantes de EE.UU y Cuba.

(Tomado de Cubadebate con información de La República)

CEPAL: Cuba perdió $ 117 mil millones por bloqueo económico de EE.UU.

Posted on

De acuerdo con datos de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal), Cuba ha dejado de percibir 117 mil millones de dólares en ganancias, ante el bloqueo económico, comercial y financiero que mantiene Estados Unidos contra la isla caribeña desde 1962. La información la dio a conocer la secretaria ejecutiva del referido organismo, Alicia Bárcena, y fue reseñada en el sitio web de Telesur.

“En la Asamblea General de la Organización de las Naciones Unidas hicimos un cálculo de aproximadamente 117 mil millones de dólares al 2014 el costo del bloqueo a Cuba”, precisó la funcionaria, que destacó que la medida de bloqueo contra Cuba ha llevado al aumento de los costos.

Desde la Cepal se lamentó el freno económico de Estados Unidos hacia Cuba; sin embargo, el organismo dejó entrever que a mediano y largo plazo el restablecimiento de las relaciones diplomáticas entre ambas naciones conllevarán a la economía cubana a un territorio positivo.

“Habrá 11 rubros mucho más activos, que van a atraer capital extranjero como agroalimentario, bioquímico, energías renovables, construcción y el nuevo puerto del Mariel operativo”, apuntó Bárcena.

Estados Unidos y Cuba rompieron relaciones diplomáticas luego del triunfo de la Revolución Cubana, en 1959. Los gobiernos de ambas naciones han realizado rondas de conversaciones con el fin de concretar su acercamiento diplomático, anunciado el 17 de diciembre de 2014 por los mandatarios Raúl Castro y Barack Obama.

Para normalizar las relaciones diplomáticas el Gobierno cubano ha insistido en la necesidad de poner fin al bloqueo económico, comercial y financiero impuesto por Estados Unidos a la isla por más de medio siglo.

El pasado mes de julio, el acercamiento entró en una nueva etapa con la apertura de las embajadas del país caribeño en Washington y de la nación norteamericana en La Habana.

Tomado de: https://chichaalacubana.wordpress.com/2015/08/06/cepal-cuba-perdio-117-mil-millones-por-bloqueo-economico-de-eeuu/

Cuba y su economía en 2015: primeros resultados (II)

Posted on

cuba-economiaEl desempeño económico del primer semestre -según los últimos datos publicados- revela un crecimiento de 4,7%, cifra que muestra una reversión de la tendencia contractiva que se observó entre 2013 y 2014, con un pronóstico de 4% para todo 2015.

De acuerdo con la detallada información brindada en la Asamblea Nacional por el ministro de Economía y Planificación, la agricultura creció 4,8%; la industria 8,6%; la industria azucarera 22,6% en términos de valor agregado, ya que físicamente creció 18%; la construcción 8,7%; el comercio 6,3% y el transporte 6,5%. Por otro lado, la minería decreció 1% y la educación y la cultura decrecieron 0,5%.

La información ofrecida mostró una notable recuperación de los niveles de la actividad económica en el sector productivo -partiendo de los bajos niveles de ejecución de 2014-, así como un detallado análisis de la evolución de los diez balances macroeconómicos fundamentales que se utilizan para la planificación en el país. También pudo contarse con una información muy importante de cuáles son los pronósticos para diferentes indicadores al cierre de 2015.

En tal sentido, el balance de divisas debe mostrar al finalizar 2015 un saldo comercial pronosticado de 1 264 millones de dólares (de un plan de 1 389 millones), lo que representará un cumplimiento de 91,4%, inferior al saldo obtenido en 2014.

Por su parte, la coyuntura de los precios internacionales para las exportaciones cubanas en el semestre incide en que las mismas quedaran 17,1% por debajo de lo planificado, mientras que las importaciones se redujeron 3,1% sobre lo previsto. Destaca en este sentido el nivel estimado para el año de las exportaciones del MINSAP, las que deben alcanzar 6 661 millones de dólares, de un plan de 8 165 millones, para un cumplimiento de 81,6%. Con un nivel de 71,5% de cumplimiento se calculan las exportaciones de níquel -donde se aprecia el fuerte impacto de la caída en los precios-, y en las exportaciones de combustibles se espera 85,4%.

Un factor favorable en las exportaciones fue la anunciada fijación de los precios del azúcar, que alcanzan los 17 centavos por libra frente a los precios actuales, que fluctúan en torno a los 12 centavos.

En cuanto a las importaciones, a la reducción del precio del combustible se añade la de los alimentos. En ese sentido, de un plan de 2 242 millones de dólares de compras externas se logran 174 millones de ahorro, por lo que la factura anual debe estar en torno a los 2 068 millones, con reducciones significativas en leche en polvo (45,5 millones), arroz (24,4) y harina de trigo (20). No obstante, incumplimientos de la producción nacional obligarán a la compra adicional de 40 millones de dólares en importaciones para cubrir el déficit del consumo minorista interno.

En general, se estima que la reducción de precios debe impactar en una disminución del 8% en las importaciones anuales.

Otras informaciones ofrecidas dan cuenta de un incumplimiento en los planes de la transportación de cargas, que alcanzará 1,9 millones de toneladas al cierre del año, así como de un desfase en las inversiones que -de un plan de 7 235 millones de pesos- alcanzarán 6 678 millones, para un cumplimiento de 92,3%, aunque la cifra del año superará en alrededor del 15% la ejecutada el pasado año.

El balance de recursos hidráulicos muestra este año la existencia en mayo de 1 347 millones de m3 menos de agua en las presas, lo que continúa afectando la producción agropecuaria.

En cuanto al tema salarial, se informó que las retribuciones en las empresas crecerán 13,5%, al pasar de 581 a 660 pesos mensuales, mientras que la productividad lo hará en 20% manteniendo una relación favorable. Por su parte, el incremento salarial a los trabajadores de la salud importará 1 600 millones de pesos este año.

También en las informaciones brindadas pudo apreciarse un manejo más eficiente de los temas financieros. Al respecto, ya en el 2014 se anticiparon 500 millones de dólares para suministros a garantizar para el presente año (cuestión lograda solo parcialmente), mientras que en 2015 se han ajustado mas flexiblemente las fuentes de crédito y los plazos de reembolso, especialmente para los suministros de equipos para inversiones, garantizándose un pago complementario a los créditos por 122,5 millones con el fin de asegurar su ejecución en tiempo, y se aprobó el préstamo de medios y equipos de las reservas del país.

En general, los resultados que se obtienen durante el primer semestre de 2015 resultan alentadores y muestran una mayor eficiencia en la planificación y la gestión económica del país. El aseguramiento de las proporciones de la economía que se logra va permitiendo un marco adecuado para la gestión empresarial. No obstante, en tanto que muchos de estos impactos no se reflejan aún en la microeconomía ni en el consumo de la población, se mantienen las tensiones en el empleo y los ingresos, que inciden fuertemente en el desequilibrio del balance de la fuerza de trabajo del país y crean migraciones indeseables o poco eficientes desde el punto de vista social.

Todo parece indicar que será necesario adoptar medidas adicionales para compensar estos negativos efectos, especialmente para preservar el capital humano creado en sectores como la ciencia y la educación, incrementando, al mismo tiempo, el nivel de participación de los trabajadores en las decisiones a partir de una información económica de calidad como la que se ofreció recientemente en la Asamblea Nacional.

* El autor es asesor del Centro de Investigaciones de la Economía Mundial.

Lea Cuba y su economía en 2015: primeros resultados (I)

(Tomado de Cubadebate con información de Cuba Contemporánea)

Cepal: Bloqueo de EEUU frena crecimiento de Cuba

Posted on

Estados Unidos mantiene medidas de bloqueo comercial a Cuba

La Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal) lamentó este miércoles el freno que significa al crecimiento de Cuba el bloqueo de Estados Unidos, aunque destacó los avances de la isla caribeña.

En rueda de prensa en la capital chilena, la secretaria ejecutiva de la Cepal, Alicia Bárcena, preguntada sobre las perspectivas económicas de Cuba, indicó que si bien son significativos sus progresos, “todavía está la formidable barrera del bloqueo”.

Bárcena declaró a Prensa Latina, en la sede central de la Cepal, que pese a aperturas en algunos sectores de turismo, comercio y otros, “la verdad es que el bloqueo sigue aumentando los costos financieros”.

Nosotros que presentamos un informe para la Asamblea General de la ONU, hicimos un cálculo de aproximadamente 117 mil millones de dólares al 2014 el costo del bloqueo a Cuba, detalló.

La máxima representante de la Cepal señaló que se han levantado algunas restricciones de viajes, pero es un asunto muy fuerte.

“Creemos de todas formas que habrá 11 rubros mucho más activos, que van a atraer capital extranjero, como agroalimentario, bioquímico, energías renovables, construcción, el nuevo puerto del Mariel operativo”, comentó.

Valoró asimismo transformaciones dentro de la economía cubana y cambios en algunas leyes, que, opinó, seguramente van a traer resultados positivos.

Igualmente se refirió a las predicciones de incremento económico de Cuba este año, con una dinámica que superó los cálculos iniciales de la Cepal y ahora se fija en un cuatro por ciento.

De acuerdo con la fuente, los países de América Latina y el Caribe crecerán en promedio 0,5% en 2015,

Si bien la desaceleración es un fenómeno generalizado en la región, el organismo prevé un crecimiento heterogéneo entre subregiones y países, donde América del Sur mostraría una contracción de -0,4%, Centroamérica y México un crecimiento de 2,8%, y el Caribe de 1,7 por ciento.

Panamá liderará la expansión regional con un alza de 6,0 por ciento, seguido de Antigua y Barbuda (5,4%), República Dominicana y Nicaragua (ambos con 4,8%), indicó.

(Tomado de Cubadebate con información de Prensa Latina)

Clinton reclamará fin de bloqueo de EEUU contra Cuba

Posted on

hillary-clinton

Hillary Clinton, precandidata del Partido Demócrata a las elecciones presidenciales en Estados Unidos, pedirá al Congreso derogar el bloqueo contra Cuba cuando visite la ciudad de Miami el próximo viernes, informó hoy su equipo de campaña.

Ese día la exsecretaria de Estado prevé efectuar un discurso en la Universidad Internacional de Florida (FIU) y participar en un foro de la National Urban League, que aglutina a la comunidad negra, en Fort Lauderdale, al norte de Miami.

Agrega la nota que durante sus intervenciones, Clinton respaldará las posturas de la administración del presidente Barack Obama de reiniciar las relaciones diplomáticas con la nación caribeña.

Asimismo, criticará a sus oponentes republicanos por defender lo que considera como “políticas fallidas del pasado”, destacó.

En varias ocasiones la exprimera dama ha defendido el levantamiento del bloqueo contra la nación antillana, impuesto por Washington en 1962.

En su reciente libro Hard Choices (Decisiones difíciles) asegura que mientras se mantuvo al frente del departamento de Estado (2009-2013), recomendó al presidente Obama revisar la política de sanciones comerciales contra Cuba y la prohibición de viajes de ciudadanos estadounidense a la isla.

Durante el foro en Fort Lauderdale, Clinton coincidirá con el exgobernador de Florida y precandidato republicano a la Casa Blanca, Jeb Bush, un acérrimo crítico del acercamiento entre Washington y La Habana.

En el Congreso estadounidense surgieron varias iniciativas dirigidas a modificar la aplicación del bloqueo después del 17 de diciembre de 2014, cuando los presidentes Barack Obama y Raúl Castro anunciaron el inicio de un proceso para la normalización de las relaciones bilaterales, cuya primera etapa se concretó el 20 de julio con la apertura de embajadas.

Durante los últimos meses y en varias ocasiones, Obama exhortó al Capitolio a echar abajo el bloqueo.

Aunque la administración demócrata anunció en enero algunas medidas para aumentar los viajes y el comercio con la isla, las disposiciones resultan todavía limitadas, mientras permanece intacto el basamento jurídico para eliminar el bloqueo que solo puede ser desmantelado por el Congreso.

La comunidad mundial ha condenado y exigido el levantamiento inmediato de esa medida coercitiva calificada como genocidio durante 23 años consecutivos en la Asamblea General de la ONU.

(Tomado de Cubadebate con información de Prensa Latina)

Cuba y Estados Unidos: que la justicia nos mantenga amigos

Posted on

René Vázquez Díaz es un narrador y poeta cubano radicado en Suecia. No es la primera vez que su nombre es mencionado en Segunda cita. Hace algún tiempo recomendé La era imaginaria y La isla del cundeamor, novelas que forman parte de una saga apasionante.

Sabiendo que acabo de presenciar como nuestra soberana bandera ascendía al cálido cielo de Washington, me escribe: “…te envío a ti este artículo antes que a nadie. Creo que debe publicarse en Segunda cita…”

Gracias, René. Abrazo de bejucos.
silvio

—————————————-

Por René Vázquez Díaz

El 20 de mayo de 1902, cuando la República de Cuba nació coja y violentada por Estados Unidos, entre los solemnes discursos pronunciados en La Habana se destacan dos frases de William Jennings Bryan, político populista del Partido demócrata y miembro (junto a Mark Twain) de la entonces llamada Liga Antiimperialista:

“Dios nos hizo vecinos. ¡Que la justicia nos mantenga amigos!”

Pero, como escribió César Vallejo en un poema famoso, esto no fue posible. Hoy ondea en La Habana la bandera de Estados Unidos y por primera vez en la historia de ambos países se abre la posibilidad real de un futuro de buena vecindad. Tanto en mayo de 1902 como en julio de 2015, la clave del fracaso o el éxito de esas relaciones es la palabra justicia.

Aunque se oculte cuidadosamente en la poderosa prensa occidental, Cuba obligó a Estados Unidos a sentarse a negociar. Ese diálogo a pie de igualdad, alcanzado a un precio tan alto y doloroso para el pueblo cubano, constituye en sí mismo una victoria inédita en la historia de las Américas. Uno de los objetivos del bloqueo había sido evitar justamente lo que ahora sucede: el diálogo en bases soberanas. En el pasado, cuando Estados Unidos y sus aliados hablaban de “diálogo” con Cuba, lo que querían decir, en plata, era imponer las condiciones de una inevitable capitulación cubana. Y esto no fue posible.

Tanto para los compatriotas que no tuvieron fe en la fuerza de su propio pueblo, como para los extranjeros que no creyeron que la diminuta Cuba sería capaz de ganarle el pulso a un país tan agresivo, se trata de una victoria que no parecía alcanzable en el transcurso de sus vidas. Para los enemigos profesionales de la revolución, lo que en efecto está ocurriendo es algo inaudito, casi inconcebible, que los pone en una situación vergonzosa e inestable. ¿Cómo serán financiados a partir de ahora?

En el lenguaje elegido por Obama para esconder esta derrota, no se dice que Cuba ha estado (y sigue estando pese a algunas flexibilizaciones) asediada, cercada, perseguida y agredida. Se dice diplomáticamente que Cuba fue “aislada” y que eso “no funcionó”: a una agresión única en nuestra época, por su encarnizamiento y su duración, se le minimiza llamándola “aislamiento”. Pero el problema es que la agresión sí funcionó perfectamente para empobrecer al cubano de a pie y envilecer a los que eligieron convertirse en aliados del agresor. Otro objetivo esencial del bloqueo ha sido impedir que el Estado cubano disponga de dinero para administrar, con éxito, logros como la educación, la salud pública y el cuidado de la niñez. Un objetivo de la prolongada agresión parcialmente logrado fue generar hastío en el espíritu de los bloqueados. Las víctimas de todo asedio terminan por culpabilizar a su propio gobierno de las salvajadas de que son objeto por parte de una potencia extranjera.

La insistencia del Presidente Obama en no hablar de historia para “no ser prisioneros del pasado” es comprensible en un líder que, para poder avanzar, tiene que aunar voluntades contrarias dentro y fuera de su gobierno. Pero no creo que eso contribuya al entendimiento mutuo. Una tras otra, todas las maquinaciones norteamericanas para desestabilizar a Cuba y arreciar las vicisitudes de sus habitantes han sido descubiertas, denunciadas y derrotadas. La historia del entrometimiento y los abusos de la embajada de Estados Unidos en La Habana debería ser una asignatura obligatoria para los nuevos diplomáticos.

Hasta el momento, cualquier personaje insignificante de la República Checa, España o Suecia, por sólo poner tres ejemplos, se miraban al espejo como héroes de una cruzada contra la revolución cubana. Diplomáticos o no, llegaban a la isla en plan de agentes hinchados, sabedores de cómo resolver los problemas de los guajiros de Mayarí o de los cuentapropistas del Cerro. Todavía el sueco Jonas Modig sigue dormido y sin recordar cómo su compinche Carromero, cancerbero del deplorable PP español, cometió un delito de imprudencia temeraria que mató a dos ciudadanos cubanos. El caso de Allan Gross es triste y elocuente. ¿Se repetirá el espectáculo de un James Cason dirigiendo a sus asalariados cubanos como un ridículo cowboy?

Estados Unidos debe ser sumamente cauteloso y no abrir heridas que están muy lejos de cicatrizar. Cuando elija su forma de actuar, la renovada estación de la CIA en La Habana debería tener pie de plomo. El Departamento de Estado ha anunciado que desde la nueva embajada podrá promover mejor “sus intereses y sus valores”. Los pueblos de Cuba y Estados Unidos anhelan cambios que conduzcan a la paz y al bienestar. En Cuba hay muchas cosas que deben cambiarse y los cubanos las están cambiando a su manera y a su propio ritmo, en ejercicio de su soberanía.

El “compromiso” del Departamento de Estado con el pueblo cubano no puede basarse en instituciones ofensivas como Radio Martí ni en las rebatiñas de dólares de la USAID, porque todo eso recuerda demasiado a la doctrina de Robert Torricelli, “to wreak havoc on that island.” En Cuba no es fácil olvidar esa tendencia contraria al derecho internacional y a la decencia, ya que la Ley Helms Burton, vigente aún en su desalmada totalidad, se basa en el espíritu y la obra de Mr Torricelli: devastar esa isla.

Entonces, ¿cuáles son los valores del Departamento de Estado representados por el bloqueo y la Ley de Ajuste? ¿Qué valores defiende Estados Unidos en el atolladero jurídico y humanitario de Guantánamo? Llegó la hora de los cambios. Todo diplomático estadounidense debe saber que la presencia de su gobierno en Cuba tiene una rancia historia con hedor a guajiros desamparados en las guardarrayas, explosiones mercenarias, cubanos de alquiler mendigando en sus jardines y privaciones de todo tipo en lo profundo del pueblo.

No obstante, tratemos de no hablar de historia. Olvidar lo malo, dice Martín Fierro, también es tener memoria. Y lo que todos anhelamos a partir de este 20 de julio no es más intervencionismo ni agresiones que provoquen nuevas luchas de consecuencias imprevisibles, sino más comercio, más cultura y entendimiento; más felicidad y bienestar, de modo que se cumpla la invocación de William Jennings Bryan y la justicia, al fin, nos mantenga amigos para siempre.

Tomado de: https://chichaalacubana.wordpress.com/2015/07/29/cuba-y-estados-unidos-que-la-justicia-nos-mantenga-amigos/

EE.UU. – Cuba, El fin del bloqueo

Posted on

por: Farit L. Rojas Tudela
Cuba sufre un bloqueo económico por parte de Estados Unidos desde el año 1961, como efecto de un clima agresivo de EE.UU. hacia Cuba. Ese mismo año el gobierno del Norte aprobó la invasión a Playa Girón. Como es sabido el ejército cubano derroto a los estadounidenses, sin embargo la tensión escalaría mucho más en las décadas siguientes.

La crisis de los misiles, el abusivo espacio de detención llamado “Guantánamo”, leyes específicamente aprobadas contra Cuba, fueron una parte de las consecuencias de esta escalada de tensión y abusiva agresión por parte de EE.UU.

El embargo económico es una medida política sobre todo de política comercial que la ejerce un país o un bloque de ellos, para interrumpir las relaciones exteriores o el intercambio de mercancías de un Estado al que se le ha declarado un embargo. El embargo pertenece al repertorio clásico no-bélico, de las sanciones internacionales, cuya efectividad es controvertida.

En 1975 la OEA levantó cualquier tipo de sanciones a Cuba y se marcó el inicio de las peticiones colectivas para que se levante el absurdo bloqueo económico a Cuba.

Desde el año 1994 más de 100 países han votado en Naciones Unidas en contra del embargo económico de EE.UU. contra Cuba. Esta cantidad de votos ha ido en aumento cada año.

Desde el año 2012, 188 países han votado en Naciones Unidas en contra del embargo que EE.UU. ha mantenido contra Cuba desde 1961.

Este año, 2014, la votación fue la siguiente: 188 países en contra del embargo, dos países a favor del embargo (EE.UU. e Israel) y tres abstenciones (Micronesia, Palau e Isalas Marshall).

La demanda internacional para que EE.UU. y Cuba se sienten a la mesa de negociación no es nueva, sin embargo este año se sumó a los pedidos el Papa Francisco que remitió una carta tanto a Obama como a Castro para que ambos países puedan empezar a tratar el tema con determinada seriedad.

No es la primera vez que el Papa recomienda dar fin a esta sanción. En 1979 el Papa Juan Pablo II en su visita a México criticó la política norteamericana de afectar al pueblo cubano con esta medida.

Cabe destacar también que el año 2002 el ex presidente norteamericano Jimmy Carter pidió en la misma ciudad de La Habana el fin del bloqueo económico.

El diálogo entre EE.UU. y Cuba no fue, no es, ni será sencillo, pues detrás del acercamiento del gobierno de Obama a Cuba se baraja el acercamiento de EE.UU. a otros países de Latinoamérica, entre los que se encuentran Ecuador, Venezuela y lógicamente Bolivia. Por ello si bien este tema podría observarse como un problema bilateral en la práctica condicionará el nuevo relacionamiento de EE.UU. con el bloque de países del Alba.

Lo paradójico en el comienzo de estas negociaciones será la negativa de una parte de la comunidad cubana en EE.UU. contra el levantamiento del bloqueo económico contra Cuba. Muchos de los exiliados cubanos son más anticastristas que los mismos norteamericanos.

Otro tema paradójico será la recepción mediática de la medida, pues el accionar de EE.UU. está siendo visto como un gran gesto de amistad, cuando en el fondo lo que está planteando es dejar de agredir a un Estado soberano como lo es Cuba.

El bloqueo económico, llamado también embargo económico es una sanción, un castigo. La lógica debe llevarnos a pensar que si se ha sancionado o castigado a un Estado, es porque éste hizo algo malo, además quien castiga debe tener el poder de someter al castigado con la sanción.

El bloqueo económico es el castigo que EE.UU. ha ejercido sobre Cuba por ser un Estado que políticamente no le convenía. El levantamiento de esta medida no es un acto de generosidad de EE.UU., no se puede decir “acto de generosidad” al grandulón que deja de golpear a su víctima. En todo caso es un acto de sensatez política.

El camino aun es largo, pese a la buena voluntad que tengan los gobiernos de EE.UU, y de Cuba, aún está ahí el Congreso, aún están ahí las reacciones negativas contra esta medida, aún están ahí los intereses económicos.

Es una buena noticia que un Estado declare que dejará de agredir a otro, lo que es interesante para analizar los motivos, pues hay un gran clima de intereses económicos detrás de la medida, al fin y al cabo es un embargo económico.

2015 será un año interesante que nos permitirá vivenciar como se desarrolla esta medida y cuales sus efectos inmediatos y a largo plazo.

Tomado de: http://www.la-epoca.com.bo/index.php?opt=front&mod=detalle&id=4179

Cuba y EE.UU. Disputa geopolítica en nuevo escenario

Posted on

por: Hugo Moldiz Mercado
Cuba y Estados Unidos, con el anuncio del restablecimiento de relaciones diplomáticas, se disponen a librar en un nuevo escenario su disputa entre independencia y dominación. Cuba para seguir alimentando la geopolítica de la emancipación y EE.UU. para retomar la hegemonía perdida
El 17 de diciembre será recordado en la historia como el día en que Cuba conquistó una victoria más –de las muchas que obtuvo en 55 años de resistencia- ante el imperialismo estadounidense al haber modificado, “sin que el problema principal haya sido resuelto”, el escenario de las profundas contradicciones con los Estados Unidos, cuyo gobierno pretende al mismo tiempo aprovechar ese nuevo escenario para reconfigurar a su favor las relaciones de fuerza dentro de Cuba y América Latina.

De ahí que el posicionamiento de los actores políticos ante el anuncio del restablecimiento de las relaciones diplomáticas entre ambos países, además de algunas medidas administrativas adoptadas por la Casa Blanca para acompañar este “nuevo enfoque de la política estadounidense contra Cuba” haya sido diverso y contradictorio.

Desde la perspectiva imperial está claro que ese anuncio de Obama se lo esperaba en su primera gestión, tal como había adelantado en la campaña electoral que lo llevó a la presidencia en enero de 2008, como parte de una nueva estrategia de relacionamiento con Cuba y América Latina. Es evidente que ese cambio de enfoque, con el que se pretendía maquillar el rostro de un imperio cada vez más agresivo en el mundo, tenía por objetivo restablecer la hegemonía perdida en cerca de una década. La heroica resistencia de Cuba tras el derrumbe del campo socialista y la seguidilla de gobiernos de izquierda y progresistas constituidos en América Latina -que empezó con el triunfo de Hugo Chávez en diciembre de 1998-, reconfiguró geopolíticamente el escenario mundial de una manera tal que EE.UU. empezó a perder el control de su “patio trasero”.

Pero los anuncios de una nueva relación de EE.UU. con América Latina se quedaron archivados en el escritorio del presidente negro debido a la capacidad de presión e influencia de los sectores más conservadores y de ultraderecha estadounidenses, interesados más bien en fortalecer las políticas de subversión abierta y desestabilización directa de los gobiernos revolucionarios y progresistas, así como de priorizar sus aventuras guerreristas en el planeta. Han pasado seis años de esos anuncios y Obama, a dos años de dejar la Presidencia, retoma su propuesta inicial por dos razones fundamentales: primero, el fracaso de la política imperial contra América Latina en general y contra Cuba en particular. Si bien la política hacia la mayor de las Antillas tiene ingredientes particulares que no tiene la política general hacia América Latina, sería un error pensarlas de forma aislada en momentos como estos. Segundo, para cambiar las perspectivas sombrías del Partido Demócrata para las elecciones presidenciales de 2010. Más del 80 por ciento de los cubanos naturalizados en EE.UU. ve con buenos ojos un nuevo tipo de relación con Cuba, lo cual implica una separación radical con el punto de vista de la ultraderecha. Por lo demás, Obama espera que el aval concedido a más de 5 millones de inmigrantes indocumentados en ese país incida también a favor de su partido en 2016.

Con ese enfoque de su política hacia Cuba, es evidente que EE.UU. pretende también lograr dos resultados: primero, alcanzar su objetivo invariable –la derrota del gobierno socialista- a través de una nueva forma de trabajar políticamente en la Isla. Esto quiere decir desarrollar la estrategia de la doble riel (o carril), de tal manera que en uno lleve adelante medidas de seducción y en otro afine la conspiración para el desenlace violento. Esa es la apuesta democrática de Obama.

Segundo, para producir un realineamiento geopolítico en América Latina y el mundo. Para nadie es desconocido que Cuba tiene un papel geopolítico fundamental para tejer consensos que han llevado a que la inmensa mayoría de los estados del mundo, con excepción hecha de EE.UU. e Israel, apoyen su demanda de cese del bloqueo en las Naciones Unidas y respalden otras iniciativas planetarias como el combate al ébola en África Occidental, pero también su decidido papel en el nacimiento de mecanismos alternativos de integración y foros políticos como el ALBA –mucho más cohesionado ideológicamente- y la CELAC, como espacio que expresa una mayor autonomía frente a Estados Unidos. Es decir, lo que busca es revertir la victoria política y moral que Cuba le ha propinado en el planeta y recuperar su hegemonía en América Latina por la vía de producir hechos que dividan espacios como el ALBA. De ahí que mientras anuncia un nuevo enfoque hacia Cuba, endurezca sus agresiones contra Venezuela con nueva sanciones. La intención es conflictuar a los gobiernos cubano-venezolano, para empezar.

Desde la perspectiva de Cuba todo es diferente. Una lectura de las palabras del presidente Raúl Castro muestran que esa disposición al diálogo y a restablecer relaciones diplomáticas no es nueva, pues han sido planteadas “de forma pública y privada, por el compañero Fidel en diferentes momentos de nuestra larga lucha”, pero “sin renunciar a uno solo de nuestros principios”. Mas claro, ni el agua. Es más, el gobierno socialista le ha ofrecido al gobierno de los EE.UU. varias veces colaboración en casos específicos como asistencia médica cuando las inundaciones afectaron a miles de personas en el sur de ese territorio, ayuda cuando los atentados terroristas del 11 de septiembre de 2001 y hace poco por el ingreso del ébola a suelo estadounidense.

El debate que se ha abierto en Cuba tras el sorpresivo anuncio de la liberación de los tres cubanos presos en EE.UU. y el restablecimiento de relaciones entre ambos estados, así como una cierta flexibilización del bloqueo, es profundo y extendido en la televisión y sitios digitales que las grandes cadenas de la información no siguen con cuidado. Un mirada más acuciosa les mostraría lo arraigado que está el sentimiento socialista.

Quizá por la estrecha cercanía con la dirección de la revolución cubana sea interesante leer lo que Mariela Castro, hija del presidente cubano, le dijo a la agencia AP el jueves 18: “Si en los Estados Unidos pretenden con estos cambios que Cuba regrese al capitalismo y regrese a ser un país servil a los intereses hegemónicos de los grupos económicamente más poderosos de los Estados Unidos, deben estar soñando”. Y de Venezuela dijo, “Cuba nunca abandonará a Venezuela”.

No hay que olvidar que Cuba optó por el camino del socialismo no como respuesta al bloqueo estadounidense, sino más que bien este es consecuencia de la reacción imperial a la primera revolución socialista triunfante en América Latina.

¿Entonces qué espera Cuba de este momento que se abre? Tan sencillo como las palabras de Raúl Castro: “lo hemos repetido, debemos aprender el arte de convivir, de forma civilizada, con nuestras diferencias”. No hay justificación alguna para mantener una política genocida contra un pueblo que durante 55 años la ha resistido heroicamente sin cambiar el rumbo de su proyecto emancipador, y que ahora, parafraseando a su máximo dirigente, lleva adelante, pese a las dificultades, la actualización de su modelo económico para construir un “socialismo próspero e sostenible”.

La dirección de la revolución y el pueblo cubano saben, mucho más de lo que es posible imaginar, que esta modificación del escenario, inevitable por como se desarrollaron varios elementos en los últimos años, abre otros peligros que no hay que subestimar. Hay demasiadas lecciones que los cubanos le dieron al mundo en más de medio siglo de independencia y autodeterminación, como para no tomar en cuenta. Todo lo contrario, la revolución cubana, con la cual empieza la tercera ola emancipadora de América Latina, está por darle otro impulso a la lucha por la segunda y definitiva independencia de nuestros pueblos. En síntesis, como dijo Evo Morales, Cuba le “dobló” el brazo a EE.UU.

Tomado de: http://www.la-epoca.com.bo/index.php?opt=front&mod=detalle&id=4180

Anuncio contra el bloqueo a Cuba se cuela en la TV estadounidense

Posted on

El comercio con Cuba generaría 5,9 mil millones de dólares en exportaciones estadounidenses, se lee en este fragmento del anuncio que circula en la televisión por cable norteamericana. Foto: Captura de pantalla

“¿No es hora de un cambio?”. Con esa pregunta concluye un anuncio de televisión que les recuerda a los estadounidenses en 30 segundos su prohibición para viajar a Cuba y los cerca de seis mil millones de dólares en negocios que se pierden las empresas norteamericanas por el bloqueo.

Con el título “¿Adivina qué?”, la propaganda comenzó a transmitirse el 16 de junio pasado en los canales Fox News, MSNBC y CNBC, que cuentan con varias decenas de millones de televidentes.

 

La iniciativa forma parte del lanzamiento oficial de Engage Cuba, una coalición bipartidista que busca mover fuerzas al interior de la sociedad y el Congreso estadounidense para favorecer el acercamiento entre La Habana y Washington.

“La idea es captar la atención de la audiencia y que las personas se vean compulsadas a buscar más información sobre por qué no pueden viajar y comerciar con Cuba”, le aseguró a Granma vía electrónica James Williams, presidente de la nueva coalición.

“Nos decidimos específicamente por la televisión por cable para llegar al norteamericano promedio, quien estamos seguros apoyará el cambio de política de Estados Unidos hacia Cuba una vez que conozca los hechos reales detrás del asunto”, añadió Williams.

La incursión en los televisores norteamericanos fue acompañada el mismo 16 de junio por una actividad social en un céntrico local de Washington, al que asistieron personalidades como la subsecretaria de Estado Roberta Ja­cobson, el senador republicano Jeff Flake, el jefe de la Sección de Intereses de Cuba en Washington, José Ramón Cabañas, entre otros políticos y empresarios locales.

El joven presidente de Engage Cuba recuerda que los anuncios del pasado 17 de diciembre fueron un paso importante hacia la normalización de las relaciones entre los dos países, pero EE.UU. arrastra 54 años de políticas fallidas respecto a Cuba. “Ahora necesitamos aprovechar ese contexto para urgir a nuestros representantes en el Congreso que actúen a favor del cambio”.

La membresía de Engage Cuba incluye organizaciones y empresas en todos los sectores y principales grupos comerciales, co­mo el influyente Consejo Nacional de Co­mercio Exterior, la Asociación Nacional de Manu­fac­turadores, el Consejo de las Amé­ricas y la Sociedad Americana de Agentes de Viajes.
Según recoge su página web oficial, el grupo ya está trabajando directamente con las empresas líderes que comparten sus objetivos de levantar las prohibiciones de viaje y comerciales con Cuba, como Procter & Gamble, Cargill, Caterpillar, Choice Hotels, el Havana Group, entre otros.
Pero uno de los principales retos de la coalición es unir posiciones dentro del espectro político estadounidense, especialmente en un escenario donde los republicanos dominan los dos hemiciclos del Capitolio y han emprendido una guerra abierta contra las políticas del presidente demócrata.

Williams decidió predicar con el ejemplo y nombró como sus dos principales asesores a Luke Albee, un veterano demócrata en los pasillos del Congreso, y Steven Law, jefe ejecutivo de una importante organización recaudadora de fondos republicana y antiguo jefe de la oficina del exlíder de la mayoría en el Senado, Mitch McConnell.

“No es fácil lograr consenso y buena voluntad en asuntos difíciles, pero eso es lo que la mayoría de los estadounidenses esperan de su gobierno. Mientras todavía quedan grandes ba­tallas por pelear, se están dando progresos bi­partidistas en un tema inesperado: la política hacia Cuba”, asegura un artículo firmado por los tres y publicado en el influyente diario The Hill, que se especializa en la cobertura noticiosa del Congreso.

El texto recoge su preocupación por los intentos que se han dado recientemente en la Cámara de Representantes (Cámara Baja del Congreso) para incluir enmiendas dentro de las leyes de presupuestos del Ejecutivo para bloquear los cambios introducidos por Oba­ma en cuanto a las licencias para los viajes, algunas exportaciones e incluso la apertura de la futura Embajada norteamericana en La Habana.

Williams le comentó a este diario que, de­sa­fortunadamente, todavía hay congresistas que por fanfarronería pierden el tiempo con proyectos que no tienen oportunidad de convertirse en ley. “Son ejemplos de gobernanza ineficaz, si consideramos que la Casa Blanca ha dicho claramente que pretende vetar cualquier proyecto de ley en la Cámara de Re­pre­sentantes que vaya en contra del cambio de política hacia Cuba”.

El presidente de Engage Cuba, por el contrario, mostró su entusiasmo por la acogida que han tenido en el Capitolio las iniciativas para el levantamiento de las restricciones a los viajes y el comercio con la Isla, que cuentan con el respaldo de la coalición.

“Las leyes sobre los viajes en ambas cámaras fueron introducidas por miembros del partido Republicano, que históricamente se ha opuesto a incrementar las relaciones entre los dos países, y estas han ganado apoyos en todo el espectro político”.

De cualquier manera, la batalla se vislumbra larga. Respecto a lo que sigue después de la presentación oficial de Engage Cuba, Wi­lliams le reveló a este diario que, además de hacer lobby en el Congreso y movilizar a las compañías del país, trabajarán para crear Consejos de empresarios y líderes cívicos lo­cales, con el objetivo de enviar un contundente mensaje de apoyo y llamar la atención de los medios en Estados y distritos congresionales claves.

Tomado de: https://chichaalacubana.wordpress.com/2015/07/21/anuncio-contra-el-bloqueo-a-cuba-se-cuela-en-la-tv-estadounidense/