Biotecnología

Díaz-Canel en el Consejo Supremo Económico Euroasiático: Cooperar es el verbo clave

Posted on

El Presidente cubano, Miguel Díaz-Canel Bermúdez, participó en la mañana de este jueves en el Consejo Supremo Económico Euroasiático, con sede en Minsk, Belarús, donde consideró que “cooperar es el verbo clave, cuando nuestras agendas coinciden en una prioridad: el enfrentamiento a la pandemia de COVID-19, considerada ya como la crisis sanitaria más compleja que ha experimentado la humanidad en los últimos 100 años”.

Al intervenir de manera virtual por tercera ocasión en estas sesiones desde que en diciembre de 2020 la isla caribeña fuera declarada Estado Observador, el Primer Secretario del Comité Central del Partido Comunista señaló que “Cuba conoce el poder de la unidad, la fuerza de la unidad. Por eso siempre hemos apostado por la cooperación y el trabajo conjunto” y reiteró el interés en activar los mecanismos para desarrollar los vínculos económicos, comerciales, financieros y de colaboración.

Queremos compartir nuestros resultados, dijo, especialmente en las esferas de la salud y la biotecnología, y vemos con entusiasmo que hay avances. Comentó que resulta notable que BioCubaFarma tenga registrado a lo interno de la Unión productos de probada eficacia y calidad, como Heberprot-P, Hebermín y el ingrediente farmacéutico activo de las vacunas contra Haemophilus Influenzae Tipo B y Hepatitis B, en Rusia; el Nimotuzumab y el CIMAvax-EFG, en Kazajastán; y el EPOCIM, LeukoClM y Heberprot-P, en Belarús.

Estos primeros pasos, afirmó el Jefe de Estado, nos llenan de confianza en la posibilidad de concretar alianzas estratégicas que, con el apoyo de la Unión, nos permitan introducir nuestros productos sobre la base de modelos de negocios beneficiosos.


Junto al mandatario cubano, participaron en esta sesión de trabajo el viceprimer ministro, Ricardo Cabrisas Ruiz, el canciller Bruno Rodríguez Parrilla, y el ministro del Comercio Exterior y la Inversión Extranjera, Rodrigo Malmierca Díaz. Foto: Alejandro Azcuy

El mandatario subrayó que Cuba confiere especial relevancia a la posibilidad de concretar acuerdos de suministro de medicamentos, lograr la inserción en Centros de I+D y Parques Tecnológicos, así como conformar Empresas Mixtas en Parques Industriales para el desarrollo, producción y comercialización de medicamentos a lo interno de la Unión Económica Euroasiática.

Apreciamos con optimismo, agregó, las posibilidades para la colaboración en sectores como la energía, en particular las fuentes renovables. Díaz-Canel mencionó también entre las prioridades al sector turístico, “un espacio con grandes potencialidades para el trabajo conjunto. Las experiencias recientes… con la Federación de Rusia en este sector lo confirman”.

Estamos dispuestos, precisó, a crear condiciones favorables y atractivas para los turistas provenientes de los países miembros de la Unión. A partir del próximo 15 de noviembre, momento en que más del noventa por ciento de la población cubana estará vacunada, nuestras fronteras abrirán gradualmente y se flexibilizarán los protocolos higiénicos sanitarios. 

El Presidente cubano se refirió además a la producción de alimentos: “tener un intercambio entre las principales empresas agroalimentarias de los países miembros y las de Cuba nos ayudaría a avanzar más aceleradamente”.

Díaz-Canel informó que del 4 al 7 de noviembre se celebrará en La Habana la ll Sesión de la Comisión Conjunta para la Colaboración con la Comisión Económica Euroasiática, “donde debe firmarse el Plan de Acción Conjunto, cuya implementación permitirá intensificar y sistematizar la colaboración entre la Unión y nuestro país, tanto a nivel oficial, como en los círculos empresariales”.

Cuba se honra, afirmó el Presidente, de contar con la amistad de cada uno de los países miembros de la Unión Económica Euroasiática, y reafirma la voluntad de continuar impulsando nuestros vínculos bilaterales en áreas de interés común y de trabajar junto a ustedes para fortalecer este proyecto de integración.

Presidente de la República de CUba durante el Consejo Supremo Económico Euroasiático. Foto: Alejandro Azcuy

Junto al mandatario cubano, participaron en esta sesión de trabajo el viceprimer ministro, Ricardo Cabrisas Ruiz, el canciller Bruno Rodríguez Parrilla, y el ministro del Comercio Exterior y la Inversión Extranjera, Rodrigo Malmierca Díaz.

El Consejo Supremo Económico Euroasiático es el órgano supremo de la Unión, formado por los jefes de los Estados miembros de esta organización: Armenia, Bielorrusia, Kazajistán, Kirguistán y Rusia; tienen estatus de país observador Uzbekistán, Moldavia y Cuba, que pueden estar presentes en las reuniones y tener acceso a los documentos aprobados, pero no participan en la toma de decisión.

En el Consejo se determinan estrategias, direcciones y perspectivas para la integración y se toman decisiones encaminadas a lograr los objetivos de la Unión. En la sesión  de este jueves estuvieron en la agenda temas como un mercado común de petróleo y gas, el desarrollo digital, un sistema unificado de tarifas aduaneras, la sustitución de importaciones y el uso de las monedas nacionales.

Además se abordó el desarrollo del transporte transfronterizo, la cooperación en el sector agrario, la armonización de las normas para el cuidado del medio ambiente y la generación de empleos.

Realizan estudio observacional del Nimotuzumab en Cuba para lograr su uso de emergencia

Posted on

El Centro de Inmunología Molecular (CIM) estudia la efectividad del anticuerpo monoclonal Nimotuzumab contra la COVID-19, con vistas a solicitar el autorizo de su uso de emergencia.

De acuerdo con Kalet León Monzón, director adjunto y de Investigación y Desarrollo del CIM, la investigación abarca a más de 500 pacientes y busca corroborar la seguridad y los eventos adversos del medicamento.

Según acotó, con esos datos se espera completar el expediente que será entregado al Centro para el Control Estatal de Medicamentos, Equipos y Dispositivos Médicos, para ampliar el empleo del Nimotuzumab en el territorio nacional y posiblemente en el extranjero.

León Monzón explicó que en la actualidad el anticuerpo se utiliza como parte del protocolo de actuación en personas en estadios graves de la enfermedad, y especificó que a pesar de los pocos evaluados clínicamente, se observa una elevada seguridad, la mejoría de los individuos a nivel radiológico, así como la reducción de la inflamación y la coagulación.


El Nimotuzumab, que obtuvo su registro en el 2002, es ampliamente usado dentro del programa cubano contra el cáncer, en especial para el tratamiento de tumores de cabeza y cuello, así como en los de esófago, pulmón y páncreas.

Según argumentó el experto, al comienzo de la pandemia del SARS-CoV-2 se evidenció en la literatura científica el rol del receptor de factor de crecimiento epidérmico (EGF), dado que el propio virus y la infección viral de las células epiteliales del pulmón inducían una cascada de señalización que podía impactar en la patogenia de la enfermedad.

Explicó el directivo que se decidió evaluar el efecto del Nimotuzumab en personas en estado grave, y se realizó en mayo de este año un ensayo clínico fase I con 40 pacientes en los hospitales clínico-quirúrgicos docentes Julio Trigo y Salvador Allende, ambos de La Habana.

Con los favorables indicadores del ensayo, el Grupo de Ciencias del Ministerio de Salud Pública aprobó la inclusión del fármaco en el protocolo de actuación contra el coronavirus SARS-CoV-2, causante de la COVID-19.

Recientemente, los investigadores presentaron ante Miguel Díaz-Canel, Primer Secretario del Comité Central del Partido Comunista de Cuba y Presidente de la República, los resultados parciales del empleo del anticuerpo monoclonal en sujetos con enfermedad severa de COVID-19.

Según sus conclusiones, el Nimotuzumab fue seguro en el tratamiento a esos pacientes, demostrando una mejoría en la función ventilatoria, una disminución en los marcadores de inflamación y una recuperación radiológica o estabilización de la neumonía intersticial multifocal en el 80 por ciento de los estudiados al séptimo día de tratamiento.

Demostró, además, evidencias de prevención o mejoría de las lesiones fibróticas y una alta tasa de recuperación en pacientes graves.

(Con información de ACN)