Día: 4 octubre, 2021

Estudio plantea que los seres humanos son capaces de vivir más allá de los 130 años

Posted on

Los seres humanos pueden probablemente vivir al menos hasta los 130 años, o incluso mucho más en la teoría, aunque las opciones de alcanzar tan avanzada edad son ínfimas, según un nuevo estudio publicado este miércoles por la revista Royal Society Open Science.

El límite de edad del ser humano ha sido ampliamente debatido y estudios recientes han señalado que la vida puede alargarse hasta los 150 años o que, incluso, no hay una edad límite en el marco teórico. La reciente investigación entra en la discusión con un análisis de datos nuevos de personas supercentenarias (110 años o más) y semisupercentenarias (105 años o más).

Si bien el riesgo de muerte generalmente crece con la edad, el análisis de estos investigadores muestra que el riesgo finalmente se estanca y se mantiene en un 50-50 de posibilidades de vivir o fallecer.

«A partir de los 110, uno puede plantearse el vivir otro año como tirar una moneda al aire», dijo Anthony Davison, profesor de estadística en el Instituto Federal de Tecnología de Suiza en Lausana, que lideró el estudio.

«Si sale cara, vivirás tu próximo cumpleaños. Si no, morirás en algún momento en el próximo año», agregó.


Es posible vivir 130 años según las estadísticas

En base a los datos disponibles, parece posible que los humanos puedan alcanzar los 130 años. De hecho, si se extrapolan estos resultados, «implica que no habría un límite a la esperanza de vida» puesto que podría salir siempre cara al lanzar la moneda al aire, concluye su investigación.

El estudio recopiló información de la Base de Datos Internacional de Longevidad que cubre más de 1.100 supercentenarios de 13 países y otra de Italia con informaciones de todas las personas del país con 105 años o más entre 2009 y 2015.

«Si existiera un límite por debajo de los 130 años, habríamos sido capaces de detectarlo con los datos disponibles ahora», indicó Davison.

Sin embargo, aunque en la teoría podamos vivir más allá de los 130 años, eso no implica que algún humano lo consiga pronto.

Gente más longeva en el futuro

Para empezar, el análisis se basa en personas que ya han conseguido la hazaña de superar los cien años. Incluso con 110 años, las posibilidades de llegar a los 130 son «de una en un millón (…) no imposible, pero muy improbable», apuntó.

De todos modos, el investigador cree que antes de terminar este siglo, algún humano habrá llegado a esa edad, porque probablemente habrán nuevos avances tecnológicos y científicos.

Por ahora, la persona que ha vivido más años es la francesa Jeanne Calment, que falleció en 1997 con la edad confirmada de 122 años. Actualmente, la persona de mayor edad verificada en el mundo es la japonesa Kane Tanaka, con 118 años.

La inteligencia artificial puede predecir qué virus nuevo infectará a los humanos

Posted on

El nuevo sensor puede distinguir los virus infecciones de los no infecciones gracias a los fragmentos de ADN detectados. Foto: Infobae

Investigadores de la Universidad de Illinois Urbana-Champaign en Estados Unidos desarrollaron un nuevo sensor que puede detectar no solo si un virus está presente, sino si es infeccioso, una distinción importante para contener la propagación viral.

El sensor contiene fragmentos de ADN especialmente diseñados con detección de nanoporos, para detectar virus infecciosos en minutos sin la necesidad de pretratar las muestras, los cuales demostraron su funcionamiento con dos virus clave que causan infecciones en todo el mundo: el adenovirus humano y el virus que causa COVID-19. Yi Lu, profesor emérito de química, y Benito Marinas, profesor de ingeniería civil y ambiental, codirigieron el trabajo con el profesor Lijun Rong de la Universidad de Illinois en Chicago; el profesor Omar Azzaroni, de la Universidad Nacional de La Plata en Argentina; y María Eugenia Toimil-Molares, del Centro GSI Helmholtz de Investigación de Iones Pesados en Alemania. Informaron sus hallazgos en la revista Science Advances.


“El estado de infectividad es una información muy importante que nos puede decir si los pacientes son contagiosos o si un método de desinfección ambiental funciona”, dijo Ana Peinetti, la primera autora del estudio, quien realizó el trabajo mientras era investigadora postdoctoral en Illinois. Actualmente dirige un grupo de investigación en la Universidad de Buenos Aires. “Nuestro sensor combina dos componentes clave: moléculas de ADN altamente específicas y tecnología de nanoporos altamente sensible. Desarrollamos estas moléculas de ADN altamente específicas, denominadas aptámeros, que no solo reconocen los virus, sino que también pueden diferenciar el estado de infectividad del virus”, agregó.

El “estándar de oro” de la detección viral, las pruebas de PCR detectan material genético viral pero no pueden distinguir si una muestra es infecciosa o determinar si una persona es contagiosa. Esto puede hacer que sea más difícil rastrear y contener los brotes virales, dijeron los investigadores. “Con el virus que causa COVID-19, se ha demostrado que el nivel de ARN viral tiene una correlación mínima con la infectividad del virus. En la etapa inicial, cuando una persona está infectada, el ARN viral es bajo y difícil de detectar, pero la persona es altamente contagiosa. Cuando una persona se recupera y no es infecciosa, el nivel de ARN viral puede ser muy alto. Las pruebas de antígenos siguen un patrón similar, aunque incluso más tarde que el ARN viral. Por lo tanto, las pruebas de ARN viral y de antígenos son deficientes para informar si un virus es infeccioso o no. Puede resultar en un tratamiento retrasado o en cuarentena, o la liberación prematura de aquellos que aún pueden ser contagiosos”, precisó Lu.

Existen pruebas que detectan virus infecciosos, llamadas ensayos de placa, pero requieren una preparación especial y días de incubación para obtener resultados. El nuevo método de detección puede producir resultados en 30 minutos a dos horas, informan los investigadores, y dado que no requiere un tratamiento previo de la muestra, se puede usar en virus que no crecerán en el laboratorio. Ser capaz de distinguir los virus infecciosos de los no infecciosos y detectar pequeñas cantidades de muestras no tratadas que puedan contener otros contaminantes es importante no solo para el diagnóstico rápido de pacientes que se encuentran en la etapa inicial de la infección o que aún son contagiosos después del tratamiento, sino también para el monitoreo ambiental también, dijo Marinas.

“Elegimos el adenovirus humano para demostrar nuestro sensor porque es un patógeno viral emergente transmitido por el agua que preocupa en los Estados Unidos y en todo el mundo. La capacidad de detectar adenovirus infecciosos en presencia de virus convertidos en no infecciosos por los desinfectantes del agua y otras sustancias de fondo potencialmente interferentes en aguas residuales y aguas naturales contaminadas, proporciona un enfoque novedoso sin precedentes. Vemos potencial para que dicha tecnología brinde una protección más sólida del medio ambiente y la salud pública”, agregó Marinas.

“La técnica de detección podría aplicarse a otros virus, dicen los investigadores, modificando el ADN para apuntar a diferentes patógenos. Los aptámeros de ADN utilizados en el sensor se pueden producir fácilmente con sintetizadores de ADN ampliamente disponibles, de manera similar a las sondas de ARN producidas para las pruebas de PCR. Los sensores de nanoporos también están disponibles comercialmente, lo que hace que la técnica de detección sea fácilmente escalable”, completó Lu, ahora profesor en la Universidad de Texas en Austin.

Los investigadores están trabajando para mejorar aún más la sensibilidad y selectividad de los sensores, y están integrando sus aptámeros de ADN con otros métodos de detección, como varillas reactivas que cambian de color o sensores para trabajar con teléfonos inteligentes, para eliminar la necesidad de equipos especiales. Con la capacidad de distinguir los virus no infecciosos de los infecciosos, los investigadores dijeron que esperan que su tecnología también pueda ayudar a comprender los mecanismos de infección.

“Además, la tecnología de aptámeros podría desarrollarse aún más en plataformas multicanal para detectar otros patógenos virales emergentes transmitidos por el agua de preocupación para la salud pública y ambiental, como el norovirus y los enterovirus, o para variantes del virus que causa COVID-19″, concluyó Marinas.

¿Qué ha sucedido con la primera fábrica de nasobucos en Cuba radicada en Matanzas?

Posted on

Hace unos meses atrás, por varios canales comunicativos se promocionó la noticia con mucho bombo y platillo de que en Matanzas se instalaría la primera fábrica de mascarillas de Cuba gracias a la gestión de la empresa de confecciones textiles Unymoda, perteneciente al grupo empresarial Gardis.
Entre los medios de prensa que reprodujeron tal noticia se encuentra el periódico Girón, que el 23 de abril publicó la entrevista “Nasobucos cubanos con alma siria”, concedida por el proveedor de las máquinas Lway Aboradan, un ciudadano sirio radicado en Cuba.

A tres meses de su funcionamiento, la primera fábrica de mascarillas de Cuba aún no ha comercializado el primer nasobuco. Foto: Periódico Girón.

Esta instalación, ubicada en la Universidad de Matanzas, sede Camilo Cienfuegos, despertó interés por su evidente utilidad y por constituir una lucrativa oportunidad de negocios. Sin embargo, con el tiempo acabó el furor, pues se desconocía sobre su comportamiento productivo y su destino final. Por tales motivos, el periódico Girón decide realizar un seguimiento informativo al tema.

Entre los resultados más impactantes descubiertos se halla que a tres meses de su puesta en funcionamiento aún no se ha comercializado el primer nasobuco. En estos momentos, en los almacenes de la instalación se acumulan más de 250 000 mascarillas, cifra aportada por Liudmila Pérez Montero, administradora de la entidad.


Entre junio, julio y agosto Matanzas sufrió el cuarto rebrote de la covid-19. Las cifras de contagiados por jornada superaban los 1 000 y el sistema de Salud se resintió de tal manera, que sus profesionales, de todo el país, debieron trasladarse hasta este occidental territorio para prestar socorro.

Durante semanas la provincia se posicionó en el foco epidemiológico y mediático de Cuba. En dicho tiempo la fábrica ya se encontraba en funcionamiento. No obstante, ni un solo cubrebocas se empleó para contribuir a la protección de los médicos o de la población.

Además, a menos de 500 metros de esta unidad del Grupo Gardis radica uno de los centros de aislamiento más importantes del territorio, el de la Universidad de Matanzas. Todo esto sucedió a pesar de que la directora de Unymoda, Maribel Rodríguez Argüelles, afirmó en varias declaraciones que la prioridad para su institución consistía el colaborar con el sector de la Salud.

Este equipo investigó no solo la demora en comercializar los nasobucos en el pico pandémico; sino, también, ciertas irregularidades en el proceso de puesta en marcha de las dos líneas de confección y el bajo de nivel de producción que mantienen hasta el momento.

Negocios a simple vista ventajosos

El proyecto de la fábrica de nasobucos se origina en marzo de 2020, cuando coinciden Lway Aboradan y el Grupo Empresarial Gardis.

“Fue en Matanzas por casualidad. Nosotros estábamos aquí en la Feria del Libro y conocimos al grupo Gardis. Vimos que tienen un trabajo vinculado con los textiles. Cuando llegó la pandemia, lo primero que se nos ocurrió fue hacerle una propuesta para la fábrica de mascarillas. Ellos tuvieron mucho empeño y le dieron seguimiento”, explica Aboradan.

En un primer momento se concibió que sería una Asociación Económica Internacional. La demora y lo complicado de algunos trámites, provocó que el empresario actuara, al final, solo como proveedor de la maquinaria y de la materia prima. “Muchísimos, muchísimos obstáculos y el proceso es tan largo que si hubiéramos ido por el camino de la asociación aún no hubiéramos tenido la fábrica”, ahonda Lway.

El país ha llamado en reiteradas ocasiones a buscar la inversión extranjera como una vía para realizar negocios lucrativos para la Isla; sin embargo, aún restan trabas burocráticas que no hacen factible o, por lo menos, sencillas estas iniciativas.

Según explica la directora de Unymoda, la oferta de Aboradan se sometió a licitación. Dicho trámite lo llevó a cabo la empresa importadora Consumimport. De entre todas las propuestas que se buscaron la del comerciante sirio resultó la más acorde.

Ello se debió a que aceptó que se le pagara en CUC la maquinaria, moneda todavía en circulación en ese tiempo; aunque cuando comenzó la tarea ordenamiento debieron, entonces, pagarle en moneda nacional.

Además, la materia prima la entregaría en consignación, es decir cobraría a la medida en que se vendieran los productos (hasta ahora él no ha recibido aún el primer pago). Por último se comprometió a encargarse del montaje de las plantas.

Lway Aboradan se relaciona con la Isla desde hace 30 años. Aquí estudió Licenciatura en Farmacia y su esposa es cubana. Según él confiesa su deuda con el país es inmensa, por ello las condiciones tan ventajosas que ofreció para el negocio. Incluso, aunque el contrato concebía la importación de una sola planta, él regaló una extra. Sin embargo, no podemos olvidar que en última instancia también es un comerciante.

La inversión realizada por Unymoda ascendió a más de 5 000 000 de pesos. A simple vista, por causa del contexto sanitario que vivimos se percibe que resultaba un proyecto con gran potencial. Quizás por estas razones duela tanto las irregularidades y demoras a la hora de producir y luego comercializar los nasobucos.

Infortunios y mala praxis

Pudiera alegarse que la falta de capacitación es la causa de las continuas paradas. Foto: Periódico Girón.

Pudiera alegarse que la falta de capacitación es la causa de las continuas paradas. Foto: Periódico Girón.

Un estudio de factibilidad intenta establecer de antemano los pasos necesarios para que un negocio avance sin tropiezos, avizorando cada posible escollo en el camino. Si bien la fábrica de nasobucos de la Empresa Unymoda realizó dicho estudio, no ha podido concretar un arranque que regale cierta estabilidad a la industria. Y para mayor desgracia, producen insuficientes mascarillas, que descansan el sueño eterno en un almacén.

Al parecer, las planificaciones previas no fueron objetivas y las variables analizadas para la puesta en marcha de los equipos más que mascarillas, producen desconcierto a cada paso.

La primicia que representaba contar con la primera fábrica de este tipo en el país se ha diluido en el tiempo. A estas alturas muchos se preguntan por qué un proyecto que beneficiaría a tantos no ha logrado el impacto deseado.

La puesta en marcha no ha sido del todo feliz. Los desperfectos se han sucedido una y otra vez. Pudiera alegarse que la falta de capacitación es la causa de las continuas paradas, impidiendo que las líneas de producción alcancen la capacidad máxima de 120 mascarillas por minuto.

Según palabras de Maribel Rodríguez Argüelles, los empleados contaron con 15 días de adiestramiento, aunque reconoce que lo ideal hubiese sido que viajaran a China, o que desde el Gigante asiático llegara algún especialista. La pandemia frustró ambas variantes.

Para Diosdado Abreu Falcón, director del Grupo Empresarial Gardis, los contratiempos han sido menores. “Yo no creo que haya ningún problema. Las máquinas se van adaptando a un período de trabajo, que se llama en la industria un proceso de adaptación de la maquinaria.”

En cambio, el sirio Lway Aboradan, no sabe cómo explicar la nula eficacia si partimos del objetivo primordial de la planta: la comercialización del producto.
“No está a su máxima capacidad porque hubo muchos inconvenientes por los mismos procesos de preparación de la instalación, la preparación de las personas que estaban al frente”.

Severo en sus planteamientos, Aboradan explica que quienes montaron la planta no se guiaron estrictamente por las indicaciones que traía el equipo. “La desprogramaron y empezaron a usar una como repuesto de la otra”, agrega el euroasiático.

Los inconvenientes que afectaron el montaje, según relata, iniciaron desde la propia llegada de las máquinas, las que se extrajeron del embalaje antes de asumir las labores constructivas en la edificación, ello provocó que se enfrentaran al polvo.

El propio día de la llegada del segundo compresor (el primero no lograba distribuir el aire necesario para el funcionamiento de las dos líneas) sufrió una avería en uno de los relojes que miden la presión, por mala manipulación durante el traslado.

Se suma, además, que la empresa no contaba con el importe necesario para adquirir equipos de climatización, entre las indicaciones ineludibles para la operación y conservación de la planta. ¿Y los estudios de factibilidad no lo previeron?, se preguntaría uno.

Si bien gracias a la gestión del propio suministrador de la materia prima, la fábrica contó finalmente con tres aires acondicionados, todavía no se logra instalar un tercero que completaría las ocho toneladas requeridas para el buen desempeño de la instalación. Este detalle imprescindible pudiera acarrear roturas en el futuro.

“La máquina está preparada para un clima bajo, a mayor nivel de producción genera más calor y se puede sobrecalentar al no estar en un clima adecuado”, reconoce Liudmila Pérez Montero, administradora de la planta.

Aunque el comprador de la moderna línea de producción aseguró durante nuestra entrevista que el equipamiento funcionaba días antes de salir de viaje, y para corroborar el hecho mostró una grabación en su celular, Liudmila Pérez Montero justificaba el funcionamiento de una sola línea “porque la otra había sufrido un desperfecto técnico en un tornillo, así que como cubanos hemos tenido que innovar”.

Lejos de enaltecer el ingenio nacional produce un poco de estupor, porque apenas se ha logrado pagar la inversión, incluso no se ha comercializado un producto, y la falta de pericia y capacitación en el manejo se hace evidente.

Se coleccionan mascarillas

A las evidentes complejidades técnicas, deficiencias en la manipulación y demás inconvenientes de la puesta en marcha habría que añadirle una paradoja lamentable: no ha llegado a la población o personal de la Salud alguna de las más de 200 000 mascarillas acumuladas durante ese período.

Resultan justamente las limitaciones y deficiencias en la comercialización de este producto uno de los puntos débiles más evidentes de la añorada inversión.
En principio las irregularidades de la puesta en marcha truncaron, incluso, posibilidades de exportación con países del área, interesados en la compra de casi 4 000 000 de mascarillas.

Sin embargo, en las entrevistas realizadas, este equipo conoció de las fallidas gestiones de la dirección de Unymoda y el Grupo Gardis, para cumplir con el objeto social de la fábrica de llevar el imprescindible accesorio a sectores prioritarios como la Salud y el Turismo, con quienes aún no existen contratos.

Por otra parte, de las empresas y entidades mencionadas por Maribel, con las que supuestamente se procesa la venta de las mascarillas, solo la Rayonitro confirmó el pedido de compra de 200 mascarillas, todavía por formalizar.

Mientras, la producción pese a los contratiempos avanza y se acumula más de medio millón de mascarillas sin destino inmediato.

Este asunto no preocupa a Diosdado y Maribel, quienes explican que como empresarios el tiempo estimado para reponer la inversión aún les permite otros meses, incluso años de producción estancada, que aseguran, con especial optimismo, venderán en algún momento.

“Con las mascarillas que tenemos ahora si las vendiéramos al mismo precio que otros en La Habana, tendríamos 3 000 000 de pesos, y esta fue una inversión de 5 000 000 para pagar en cinco años. Es decir, no tenemos preocupaciones como empresa. Nosotros salimos adelante, porque se van a vender. Además, tenemos otras entradas en divisas y contamos con materia prima para 3 000 000 de mascarillas, lo que equivaldría entonces a 15 000 000.”

Este aspecto no lo comprende, por el contrario, Lway Aboradan, quien ofreció a esta empresa facilidades de pago que favorecen dichos procesos de comercialización.

“Yo di tiempo de pago para que compraran la materia prima, fabricaran, vendieran y después me pagaran. Como empresario extranjero no entiendo, cómo un nivel de producción en medio de un momento de crisis aquí no se vendió, ¿por qué no se vendió?, yo pregunto igual que ustedes.

Para Maribel el principal inconveniente resulta la forma de pago en MLC, moneda en la que se adquiere la materia prima, y aunque afirma que se valora la venta a la población, esta parece depender del mercado priorizado en MLC.

“Hicimos nuestros cálculos y hay un por ciento que podemos venderle a la población, es decir, que cada tres mascarillas que vendamos en MLC podemos venderle una mascarilla a la población”, asegura, un razonamiento del que se deduce continuaremos esperando para adquirir las mascarillas matanceras.

En tanto, Consumimport, quien almacena la materia prima a pocos metros de la fábrica matancera, también ha hecho sus cálculos y ha trasladado, hasta la fecha, buena parte de los insumos inicialmente importados hacia otros talleres que con menos capacidad de producción, sí logran vender las mascarillas.

“Yo garanticé a Cuba seis meses de producción a razón de 120 mascarillas por minuto por dos —porque son dos líneas— en una jornada laboral de ocho horas, que suman 1 500 000 mascarillas por mes. No es lógico que dos entidades del país, una de ellas con una sola máquina que no produce ni 40 por minuto ya comprara dos o tres veces y aquí aún estén almacenando mascarillas”, cuestiona Aboradan.

Y mientras allí se almacenan la demanda persiste, tanto que se comercializa en el sector no estatal alrededor de los 25 CUP, casi cinco veces del precio estimado para la venta por Unymoda.

Según explicó a Girón Aboradan, en los inicios del proyecto Cuba compró 2 000 000 de mascarillas a unos 48 centavos dólar como promedio, unos 960 000 en total, cifra que de haberse producido en Cuba solo hubiese ascendido a 160 000.

Conclusiones

La fábrica de mascarillas contaba con el contexto, con los recursos y la voluntad para convertirse en un proyecto altamente oportuno. Más allá de un valor puramente financiero, también, hubiera tenido una gran utilidad social. Nunca sabremos cuánto dinero en concepto de importación de mascarillas le hubiera ahorrado al país o cuántos profesionales de la Salud o pueblo en general se hubieran podido beneficiar de sus productos en medio del más violento brote de covid-19 que ha sufrido la Isla.

Gran parte de la responsabilidad de la llegada a buen puerto de estos proyectos depende de factores que no se pueden violentar como el cuidado a cada detalle, la claridad en lo que se desea, la previsión y la preparación del personal. En ocasiones las buenas intenciones no resultan suficientes. Hay que recordar que el dinero empleado para la compra de las maquinarias y su puesta en funcionamiento, aunque lo maneje Gardis le pertenece al pueblo y, por tanto, su uso debe ser lo más inteligente y cuidadoso posible.

(Tomado de Periódico Girón)

Alertan sobre aumento de concentración de polvo del Sahara en Cuba

Posted on

El análisis de varios modelos de pronóstico indica que se registrará en Cuba un incremento de las concentraciones de polvo proveniente del Sahara, a partir de mañana 4 de de octubre, de acuerdo con el Departamento de Radiación Solar y Óptica Atmosférica del Centro Meteorológico Provincial de Camagüey.

Salida del modelo del CAMS para concentraciones de SO2 (valor integrado para el lunes 4 a las 2:00 PM)

Las salidas de los modelos concuerdan en que también se incrementará la presencia de dióxido de azufre (SO2) y cenizas volcánicas debido a las emisiones del Volcán Cumbre Vieja, que se encuentra activo en La Palma (Islas Canarias), añadió la fuente.


El efecto de esta nube de polvo mezclado con SO2 arribará a la parte más oriental del país en la tarde de mañana 4 de octubre, extendiéndose durante el martes a todo el territorio nacional.

Según pronósticos del Servicio de Monitoreo Atmosférico del Programa Copernicus (CAMS ) de la Unión Europea, las mayores concentraciones de SO2 sobre Cuba, se registraran a partir del nivel de 850 hPa (1500 msnm).

Salida del modelo del CAMS para concentraciones de SO2 (valor integrado para el lunes 4 a las 2:00 PM)

http://www.cubadebate.cu/noticias/2020/06/24/ante-el-polvo-del-sahara-no-debemos-alarmarnos-sino-solo-protegernos-afirma-presidenta-de-la-sociedad-cubana-de-alergia-y-asma/embed/#?secret=946IjZUs68

(Departamento de Radiación Solar y Óptica Atmosférica del Centro Meteorológico Provincial de Camagüey)

Cuba desarrolla Curmeric, producto natural que podría entrar al escenario en la prevención de la COVID-19

Posted on

Ciego de Ávila.-La primera intervención poblacional en Cuba con el producto natural Curmeric, de probada acción antibacteriana, comenzó a administrarse a pacientes sospechosos y contactos de casos positivos a la COVID-19 en las cinco áreas de Salud de la capital avileña.

la primera intervención poblacional en Cuba con el producto natural Curmeric, de probada acción antibacteriana, comenzó a administrarse a pacientes sospechosos y contactos de casos positivos a la COVID-19 en las cinco áreas de Salud de la capital avileña.

Previa autorización del Comité de Innovación del Ministerio de Salud Pública, se extenderá gradualmente a Florencia, Chambas y Ciro Redondo con el objetivo de medir su eficacia, según dio a conocer Tania Valdés González, jefa del Laboratorio de Teragnóstico y de los Proyectos Nacionales de Desarrollo de Productos de Curcuma longa.

La especialista significó que contiene extractos de Curcuma longa y usan alta tecnología para realizar determinaciones de sus propiedades benéficas, en tanto los estudios de laboratorio y clínicos han mostrado que es seguro y que tiene efectos antibacteriales, antinflamatorios y antivirales frente al Coronavirus bovino, del mismo subgénero del SARS-COV-2.

Otro de los antecedentes a tener en cuenta es que, en los primeros meses de enfrentamiento al virus, más de 90 trabajadores ubicados en áreas vulnerables del Hospital Clínico Quirúrgico Calixto García, lo usaron y mostraron menos contagios que quienes no lo utilizaron.

Curmeric se usa por vía oral y nasal y previamente fue sometido a estudios clínicos observacionales, en los que participaron 800 personas de los municipios habaneros de Regla y Plaza de la Revolución; también se autorizó la venta del producto en las Farmacias de Productos Naturales y Homeopáticos de esas zonas.

Como parte de las investigaciones que lidera el equipo del Hospital Clínico Quirúrgico Calixto García, de conjunto con el Centro de Aplicaciones Tecnológicas y Desarrollo Nuclear (CEADEN), los suplementos de Curcuma longa disminuyen la glicemia, el colesterol y los triglicéridos en pacientes con diabetes y dislipidemias.

La especialista adelantó que los resultados de la intervención poblacional que se realiza en Ciego de Ávila estarán disponibles en un plazo comprendido entre uno y dos meses.

Tomado de Granma

Llegan a Venezuela 900 mil dosis de vacuna antiCovid-19 de Cuba

Posted on

Una carga de 900 mil dosis de la vacuna Abdala de Cuba llegó a Venezuela, donde contribuirá a inmunizar al pueblo de esa nación suramericana contra la Covid-19.’Nuevo envío de Abdala llega a la hermana Venezuela. Esta madrugada arribaron a Caracas, 900 mil dosis de nuestra vacuna cubana, para ayudar al querido pueblo venezolano en la lucha contra la actual pandemia por la Covid-19′, destaca un mensaje del Centro de Ingeniería Genética y Biotecnología (CIGB) en su cuenta de la red social Twitter.También se conoció que la víspera, la Autoridad de Regulación Sanitaria del Ministerio de Salud de Nicaragua otorgó la Certificación de Uso de Emergencia a las vacunas de Cuba Soberana 02 y Abdala.


‘Otorga Autoridad de Regulación Sanitaria del Ministerio de Salud de Nicaragua (MINSA) la Certificación de Uso de Emergencia a las vacunas cubanas #Soberana y #Abdala’ subraya un mensaje de la empresa BioCubaFarma en la red social de Twitter.

‘La presente certificación otorgada por la Autoridad Regulatoria nicaragüense indica que las vacunas Soberana 02 y Abdala, se ofrecen como una herramienta terapéutica de acceso seguro para disminuir la transmisibilidad de la Covid-19, producida por el virus SARS-Cov-2’, puntualiza la entidad antillana.

Cuba posee esquemas antiCovid-19 que superan el límite impuesto por la Organización Mundial de la Salud (50 por ciento) para ser declaradas vacunas y en ese sentido, Abdala, ya recibió la autorización de uso de emergencia en el país, al igual que Soberana 02 para la población pediátrica.

Abdala, diseñada por el Centro de Ingeniería Genética y Biotecnología (CIGB), primera vacuna de América Latina, mostró un 92,28 por ciento de eficacia en su esquema de tres inyecciones.

Asimismo, se suma la vacuna del Instituto Finlay de Vacunas (IFV) Soberana 02 que, con dos inyecciones, demostró en su análisis final de la eficacia sobre la enfermedad sintomática un 65,6 por ciento, dato que se incrementó luego del 62 por ciento reportado en el estudio intermedio.

El IFV anunció también la eficacia de 91,2 por ciento del esquema de dos dosis de Soberana 02 más una de la vacuna Soberana Plus.

A los inmunógenos cubanos mencionados anteriormente se añaden los candidatos Mambisa, también del CIGB y única para aplicar de forma nasal, la cual obtuvo el permiso de las autoridades sanitarias locales para iniciar la fase II de ensayos clínicos; y Soberana 01, del IFV.

(Con información de Prensa Latina)

Nicaragua autoriza uso de vacunas Abdala y Soberana 

Posted on

La Paz, 4 octubre 2021. Por Redacción.  Los fármacos serán destinados al grupo etario de 2 a 17 años desde el 20 de octubre. El Grupo Empresarial de las Industrias Biotecnológica y Farmacéutica de Cuba (BioCubaFarma) informó que las vacunas cubanas, Soberana02 y Abdala, recibieron la autorización para el uso de emergencia contra el Covid-19 en Nicaragua.

niño cubano vacunado con soberana

De acuerdo con BioCubaFarma, cuyos centros investigadores fueron los encargados de desarrollar los cinco candidatos vacunales, la autorización se dio conforme con los requisitos de calidad, seguridad y eficacia establecidos por las normas técnicas nicaragüenses.

La entidad precisa que la certificación otorgada por la Autoridad Regulatoria nicaragüense indica que las vacunas Soberana 02 y Abdala  se ofrecen como una herramienta terapéutica de acceso seguro para disminuir la transmisibilidad del Covid-19, producido por el virus SARS-Cov-2.

Por su parte, el Ministerio de Salud nicaragüense explicó que las vacunas cubanas serán utilizadas, a partir del 20 de octubre, en la población pediátrica de 2 a 17 años de edad, siempre y cuando los padres autoricen la vacunación de sus hijos.

Ambas vacunas ya se utilizan en población pediátrica en Cuba, sobre todo la Soberana 02, la cual surgió de una plataforma tecnológica de vacunas infantiles desarrolladas por el Instituto Finlay, especializado en desarrollar vacunas conjugadas y múltiples.

Nicaragua se convierte en el cuarto país en autorizar vacunas cubanas, como Irán, Venezuela y Vietnam (Abdala).

Desde septiembre, las autoridades farmacéuticas cubanas dialogan con la Organización Mundial de la Salud (OMS) para incluir las vacunas cubanas en las lista de fármacos autorizados y entrar en la lista de precalificación para ser ofertadas en el Fondo Rotatorio en la región de las Américas.

tomado del periodico Ahora Pueblo