El principio del fin de las sanciones a la familia cubana está cada vez más cerca

Posted on

Carlos Lazo, presidente de Puentes de Amor – Radio Miami TV.- ¡Esto se va a dar caballero! ¡Esto se va a dar! ¡El principio del fin de las sanciones a la familia cubana está cada vez más cerca! La historia está de nuestra parte. Cuando creamos la petición http://www.puentesdeamor.amor, en octubre de 2020, muchos nos llamaron locos.

“¿Pedirle a Joe Biden que restaure los servicios de envíos de remesas familiares a Cuba?” “¿Pedirle al candidato demócrata la reapertura de los servicios consulares en la Habana?” “¿Reactivación de la reunificación familiar suspendida por Trump?” “¡Pero si Biden no es el presidente!” “¡Bájense de esa nube!” nos decían, “Esa petición no la va a firmar nadie”.


Pero nuestra fe estaba fortalecida por el amor. Nos impulsaba la convicción de que la familia es sagrada. Nos movía el convencimiento de que, en tiempos de pandemia, y en todos los tiempos, las consideraciones políticas deben ceder lugar a las consideraciones humanas.

Hoy nuestra petición cuenta con más de 25 000 firmas. Al mismo tiempo, como por encanto, el presidente se apresta a dar los primeros pasos en el camino de revertir las medidas inhumanas y crueles decretadas por Trump contra el pueblo de Cuba. ¡Enhorabuena señor presidente!

Pero el inicio de este deshielo no ha ocurrido por casualidad. Cientos de cubanoamericanos y estadounidenses han trabajado infatigablemente pidiendo que se levanten esas sanciones que castigan a la familia cubana dentro y fuera de la Isla. Millones de cubanos y gente de buena voluntad del mundo, han clamado porque se trate con humanidad al pueblo de Cuba.

Ha sido una espera frustrante y angustiosa. Mientras Biden, todavía vacilante, titubea en cumplir lo que prometió durante su campaña electoral, nuestras familias han sufrido y sufren el castigo de las sanciones económicas. Con la pandemia, el efecto nefasto de esas medidas se ha agravado día a día. A diario recibimos noticias de nuestros familiares, de las calamidades, de la falta de alimentos y medicinas en la Isla; del dolor y el sufrimiento causado por el embargo.

¿Quién, que se llame hijo de Dios, pudiera desearle mal a su prójimo? ¿Quién que se llame humano desearía el holocausto de su propio pueblo? Las respuestas a estas preguntas nos llenan de esperanzas. La mayoría de los cubanoamericanos están del lado de los que aman y construyen. La mayoría de los cubanos de aquí y de allá, anhelan que se ponga fin a esta era de martirio, sanciones y odio. ¡Bien aventurados los pacificadores!

Y nuestros deseos de paz no se han traducido solo en una aspiración abstracta o en un rezo estéril a la hora de dormir. Está ocurriendo lo inimaginable. Por primera vez, personas de diversos credos e ideologías batallan a diario ¡en Miami! -y en muchas otras ciudades de Estados Unidos y el mundo- para que se levanten las sanciones a Cuba. Esa voluntad se expresa en los miles que desfilan en caravana, mes a mes, pidiendo el fin del bloqueo. Ellos han sido los artífices de esta ola de amor. Todos juntos han hecho posible que este clamor llegue a la Casa Blanca. ¡Y se va a dar!

¡Levantaremos las sanciones una a una! ¡Construiremos #PuentesDeAmor entre Cuba y los Estados Unidos! ¡Se extinguirá el odio y se impondrá el amor! ¡Con todos y para el bien de todos! ¡Lo lograremos!

Carlos Lazo

3 de julio de 2021

Firme la petición a Biden en www.puentesdeamor.com

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s