Cuidarlo como a la niña de los ojo

Posted on

El presupuesto del Estado garantiza la obra social del país. Foto: leidys María Labrador Herrera
El presupuesto del Estado garantiza la obra social del país. Foto: Leidys María Labrador Herrera

El desarrollo económico del país depende de varios factores, y uno de ellos es el crecimiento de los ingresos al Presupuesto del Estado. ¿De dónde derivan la mayor parte de los gastos corrientes, incluidas las inversiones? ¿De dónde se nutren los programas de la salud pública, la educación, la asistencia social? Son servicios gratuitos a los que se dedica anualmente más del 50 % del presupuesto.

Por eso su carácter es social, y los responsabilizados de gestionarlo a todas las instancias están en la obligación de hacerlo eficientemente, y velar porque las entidades económicas asuman con disciplina y seriedad la misión de cumplir con sus ingresos y siempre pensar en aportar un poquito más.

Resulta que en dependencia de cuánto crezca ese algoritmo habrá más dinero para aquellos y otros proyectos sociales, como los subsidios, destinados a la compra de materiales de la construcción por personas con escasos recursos.

Tales imperativos no se pasaron por alto en la tercera sesión extraordinaria de la IX Legislatura de la Asamblea Nacional del Poder Popular. Específicamente en la comisión permanente de Asuntos Económicos, la ministra de Finanzas y Precios (MFP), Meisi Bolaños Weiss, puntualizó más que en las siempre ilustrativas cifras, en los aspectos que gravitan de forma negativa en diversas acciones y, en primera instancia, en la gestión, administración y el control del presupuesto.

En ese sentido insistió en la responsabilidad de manejarlo bien y asignarlo oportunamente, lo cual comienza desde la administración de los ingresos y la recaudación de tributos que se captan a través del sistema empresarial y de las formas de gestión no estatal, a fin de poder contar con los recursos financieros.

La titular fue tajante al recalcar que el presupuesto no financiará la descapitalización y falta de liquidez del sector empresarial derivadas de ineficiencia, descontrol y robo.

Es obvio que todo no anda como debiera en esos asuntos, y que para un grupo nada despreciable de entidades la asignatura pendiente resulta fomentar acciones dirigidas a ampliar el presupuesto. ¿Cómo, si atravesamos por dificultades financieras y de recursos?, podrían pensar no pocos de los involucrados en tan delicada tarea. Otros tendrían que responderles y sumarlos a la estrategia por identificar reservas, desatar trabas y poner en práctica iniciativas.

Y en eso tienen un activo papel los gobiernos provinciales y locales, con el apoyo de las direcciones de los organismos de la administración central del Estado en dichas instancias.

INGRESOS MÁS SATISFACCIÓN DE LA POBLACIÓN

La titular del MFP se refirió a algunos incumplimientos en la circulación mercantil minorista y de abastecimiento, que hoy impactan en la captación de ingresos, lo que obliga a buscar todas las formas posibles para reducir o eliminar tal comportamiento, como la rotación de inventarios ociosos o de lento movimiento y otras fórmulas en la venta y prestación de servicios para, a la vez que deriven en ofrecer mejor servicio y más productos, satisfagan necesidades de la población y también concreten fuentes de atracción de recursos financieros para los presupuestos municipales.

La Ministra de Finanzas y Precios recalcó que los ingresos tributarios representan el 74 % de aporte al presupuesto, lo que obliga a fortalecer la disciplina fiscal en el pago de las contribuciones.
Calificó de tensa la situación al cierre de febrero en cuanto a la captación de impuestos por ventas y recalcó el rol protagónico que cobran los presupuestos locales, tema refrendado en la nueva Constitución, dada la necesidad de que se consoliden en planificación, ejecución y desarrollo.

Si bien aumentan la cultura tributaria y la disciplina fiscal, y varios indicadores de 2018 así lo atestiguan, aún quedan brechas de evasión e incumplimiento, forzosas de enfrentar con control.

Igualmente reconoció que hay mejorías en la proyección y resultados presupuestarios en provincias y municipios. Ejemplificó que, hasta hace cuatro años, cinco territorios operaban con déficit presupuestario y hoy solo queda Guantánamo, con una cifra reducida. De los 45 municipios que tuvieron pérdidas hace dos años, en el precedente fueron 36, mientras en este se planifican solo 19.

Otro de los impactos positivos es que los gobiernos desde Pinar del Río hasta Ciego de Ávila solo reciben transferencias para cubrir las inversiones. Sin embargo, a los restantes todavía se les hacen dichas cesiones, con vistas a cubrir parte de sus gastos corrientes.

CONTRIBUCIÓN LOCAL

De los 522 millones de pesos utilizados por las provincias el año precedente, solo destinaron el 12 % a inversiones, cifra necesaria de incrementar, porque si importante resulta que con esa contribución se reparen obras y crezcan las actividades sociales, también lo es potenciar proyectos de desarrollo sustentables, que generen empleos, nuevas fuentes de ingresos, además de bienes y servicios para el pueblo.

En tamaño desafío subrayó que debe incrementarse el control popular, que los beneficiarios reciban más información de cuánto se hace y planifica, una de las maneras de medir los impactos y la respuesta a los planteamientos.

CUENTAS POR COBRAR Y PAGAR

El tema redondeó su exposición, pues en general es insuficiente el rigor con que se enfrenta y controla la disciplina financiera de los cobros y pagos, fundamentalmente en empresas municipales y unidades empresariales de base del Poder Popular, lo cual demanda mecanismos y acciones de control más efectivos en los distintos niveles de dirección.

No se logra detener la cadena de impagos, y en febrero último las cuentas por cobrar y pagar, incluidas las
involucradas en litigios y con sentencias de tribunales, crecieron en un 5,1 % respecto al primer mes del presente año.

Asimismo, las cuentas por pagar vencidas suman más de 1 900 millones de pesos, y mientras que en el sector estatal disminuyen un 2,3 %, la situación es delicada en las empresas de subordinación local, donde crecen hasta un 23,7 %. Los mayores importes vencidos por sufragar se concentran en los consejos de la Administración Provincial de Santiago de Cuba, La Habana, Granma, Artemisa, Sancti Spíritus y Guantánamo.

La titular del MFP hizo hincapié en lo obligado de aplicar nuevos procedimientos para solucionar las cuentas por pagar derivadas de sentencias judiciales, en consonancia con el imperativo de eliminar el ambiente de impunidad ante tales incumplimientos.

Recalcó que no se pueden tener impagos con los productores e insistió en que hacen falta rigor en la contabilización y tiene que sobrar la vergüenza para llevar a cabo los controles sistemáticos y a tiempo, en lo cual deben desempeñar un papel más activo las direcciones del organismo que dirige, en provincias y municipios.

En ese sentido valoró de inestimable la ayuda de los diputados en la fiscalización y seguimiento a la operatoria contable y financiera en sus lugares de residencia, pues muchos ejercen en la base, además de lo que pueden aportar en las visitas integrales que realiza la comisión de Asuntos Económicos a los territorios.

Al propio tiempo subrayó que el MFP y el Ministerio del Comercio Interior siguen muy de cerca el estado económico financiero de las empresas del comercio, a fin de poner en práctica medidas puntuales que garanticen revertir tan desfavorable situación.

EL SÍ SE PUEDE DE LOS GUANTANAMEROS

En 2017, el déficit presupuestario de la provincia más oriental superaba los 170 millones de pesos y hoy, aunque mantiene ese indicador en negativo, la deuda es de solo 15 millones de pesos.

Donna Baños Guerra, vicepresidenta para el órgano de la administración en Guantánamo, detalló medidas adoptadas que ya en febrero los llevaron al 102 % en el plan de ingresos, entre otras razones, por haber potenciado el seguimiento a los aportes personales de los trabajadores por cuenta propia, la revisión exhaustiva de los gastos declarados en las empresas para llevarlos a lo mínimo permisible, y el incremento en la producción de alimentos destinados a las ventas a la población.

En ese sentido mencionó la recuperación de más de cien hectáreas no cultivadas, el fomento de la siembra de plátano, cultivos de ciclo corto y de frutas, así como el estrecho vínculo con la universidad, a fin de desarrollar los encadenamientos productivos en el área agroindustrial.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s