Según la Nasa, la “capital mundial de los relámpagos” está en Venezuela

Posted on

El lago de Maracaibo está ubicado en el occidente de Venezuela. Mapa: Wikipedia.
En 1995, la Nasa comenzó a estudiar las tormentas eléctricas desde el espacio, valiéndose de un Detector Óptico de Oscilación Transitoria (OTD), el cual funcionó durante un lustro. Las investigaciones se profundizaron con el lanzamiento en 1997 del satélite TRMM, que tenía incorporado un Sensor de Imágenes de Relámpagos altamente sofisticado, conocido como LIS.
Basándose en los datos obtenidos mediante el LIS en un período de dieciséis años, un grupo de científicos concluyó que, realmente, no es la cuenca del Congo, en África, el lugar con más alta concentración de rayos en el mundo, sino el lago de Maracaibo, ubicado en el noroeste de Venezuela.
“Hasta esta investigación, creíamos que ninguna zona le quitaría el trono a África Central como la número uno de los relámpagos. Pudo determinarse que era el lago de Maracaibo gracias al minucioso análisis realizado”, señaló a BBC Mundo Richard Blakeslee, experto a cargo del estudio que se publicó en el boletín de la Sociedad Meteorológica Americana en 2016.

Actividad eléctrica en el lago de Maracaibo, Venezuela. Foto: Centro de Modelado Científico de la Universidad de Zulia.
Blakeslee explica que las montañas que rodean el lago favorecen casi todas las noches la formación de tormentas, como las producidas por las brisas de montaña-valle (de tierra-lago en este caso), que convergen y levantan aire cálido y húmedo. El aire se enfría a medida que se eleva, y entonces se forman las nubes que dan lugar a fuertes tempestades.
“Hay otros sitios que tienen brisas de montaña-valle o tierra-lago, pero el lago de Maracaibo es único en esas condiciones para que se produzcan tormentas, en promedio, 297 días del año, es decir, cuatro de cada cinco días.”
Además de brindarle a Venezuela un récord, el estudio científico podría arrojar información importante sobre el cambio climático en el planeta, ha indicado Blakeslee.
“Se ha planteado la hipótesis de que las tormentas eléctricas pueden ser un indicador del cambio de temperatura. Comprender la relación de los rayos con el tiempo severo y la química atmosférica es clave en la creación de políticas ambientales públicas.”
Para el guía Alan Highton, quien instaló hace décadas un campamento en la localidad de Ologá para recibir a los turistas que desean vivir la experiencia del “Relámpago del Catatumbo”, el reconocimiento al lago de Maracaibo tiene valor para las comunidades que allí habitan y atraerá los ojos del mundo a un fenómeno único.
En la región ocurren alrededor de 1,6 millones de relámpagos por año, con un promedio de 233 destellos por kilómetro cuadrado (el segundo lugar lo ocupa la localidad de Kifuka, en la República Democrática del Congo, con 158 rayos por kilómetro cuadrado), según el Instituto Nacional de Meteorología e Hidrología de Venezuela.

La Nasa lo informó en Twitter el 2 de mayo de 2016: “La Tierra tiene una nueva capital de rayos, según un estudio reciente, el lago de Maracaibo en Venezuela.”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s