Inspiración árabe para la cocina cubana.

Posted on

Las recetas o platos típicos de la cocina árabe siempre son exitosas pues contienen lo mejor de la cocina de oriente y occidente. La cocina árabe es la cocina tradicional de los países que se encuentran entre la Península Arábica y el norte de África, con culturas diversas pero aunados por una cocina común que enriquece sus platos.

Al existir una antigua tradición de comercio entre los territorios árabes y la India, las culturas de ambos se influenciaron mutuamente y llegó a algo tan básico como a la comida, recetas culinarias posteriormente llevadas a España y de ahí a nuestro país.

Sus platos aportan antioxidantes provenientes de las especias y de las hierbas aromáticas empleadas generosamente. Son conocidos protectores de las células de los cambios provenientes del envejecimiento natural así como de variadas enfermedades como el cáncer.

Sus recetas son ricas en vitaminas y minerales así como de proteínas de origen vegetal, grasas saludables y carbohidratos complejos provenientes de legumbres, vegetales, frutas, lácteos y carnes, donde se excluye la de cerdo.

RECETAS DE LA COCINA ÁRABE MÁS POPULARES

Son infinidad las recetas de la cocina árabe, aquí solo mencionamos algunas:

– El falafel (albóndigas o croquetas de legumbres). Plato original sobre todo de Medio Oriente y Turquía.

– Tahín o Tahini es un puré de sésamo o ajonjolí, un saludable sustituto de la mantequilla y la margarina.

– Humus es un puré de garbanzo sencillo de hacer y una nueva forma de comer esta rica y sana legumbre.

– Mutabbal o crema de berenjenas es tan fácil de hacer como el humus y su gama de sabores en el paladar le encantará.

Brocheta libanesa (kafta o kofta)

A todos les encantará comer estas exquisitas y saludables brochetas árabes hechas con carne picada y especias.

El kafta se suele servir acompañado de salsa de yogur, ensalada y pan integral. También se puede acompañar con ruedas de tomates y de pepinos.

Ingredientes:

– 1 kilogramo (2 libras) de carne picada de ternera, carnero o pollo

– 2 cebollas medianas muy bien picadas

– 1 ramita de perejil fresco muy picado

– Cilantro fresco muy picado al gusto

– 1 cucharadita de pimienta negra molida, si lo desea

– 1 cucharadita de comino molido

– ½ cucharadita de canela en polvo

– Pizca de sal, opcional

– Aceite de oliva, preferentemente virgen extra

Preparación:

1- Poner la carne picada en un recipiente apropiado y mezclar con la cebolla picada, el perejil, el cilantro y demás ingredientes, hasta obtener una masa homogénea.

2- Tapar el recipiente y colocarlo en el refrigerador por una media hora, para marinar la mezcla.

3- Después hacer bolas de un mismo tamaño, aplastarlas ligeramente con la mano y luego extenderlas dándole forma de salchicha.

4- En una sartén, poner un poco de aceite y cuando esté caliente freír las brochetas a fuego medio, dándoles la vuelta a menudo. También puede asarlas en la parrilla, sobre brasas de carbón.

5- Las brochetas estarán listas cuando estén doradas por todos los lados. Retirarlas de la sartén y ponerlas en papel de cocina absorbente para eliminar el exceso de aceite.

6- Servir los kafta calientes, acompañado con salsa de yogur, ensalada o pan integral o con rodajas de tomate y de pepinos.

Hummus o puré de garbanzos

Un entrante ligero, sano y lleno de nutrientes. Una sencilla receta de hummus, un puré de garbanzos a consumir frío y acompañado de pan integral o de verduras crudas. Una forma muy saludable de empezar una comida.

El hummus se ha vuelto muy popular porque es un entrante o acompañamiento fácil de hacer y una forma diferente de aprovechar los nutrientes de las legumbres.

Ingredientes:

– 400 gramos (1 libra) de garbanzos cocidos

– 1 limón

– 3 cucharadas de tahini (ver próxima receta)

– 2 o 3 dientes de ajo

– 70 ml de aceite de oliva, preferentemente virgen extra

– Perejil al gusto

– Pimentón dulce al gusto

– Comino en polvo al gusto

– Pimienta negra, opcional

– Pizca de sal, opcional

Preparación:

– Pelar los dientes de ajo y cortarlos en trocitos.

– Poner en el vaso de la batidora los dientes de ajo y el resto de ingredientes, incluido un poco del caldo de los garbanzos, cocidos anteriormente. Añadir las especias: una cucharadita de perejil, media de pimentón, una pizca de pimienta negra y comino en polvo, pizca de sal opcional.

– Triturar todo hasta formar una pasta homogénea. Si queda muy espesa agregar un poco más de caldo

– Servir en un recipiente apropiado con un poquito de aceite de oliva por encima y un poco más de pimentón para decorar. Se puede decorar también con algunas aceitunas. A la hora de servir, acompañar de pan integral o verduras crudas.

Puré de sésamo o ajonjolí (tahín o tahini)

El tahín o tahini es buen sustituto saludable de la mantequilla y a la margarina con sabor agradable y gran aporte de aceite saludable y calcio. Es una crema o puré a base de sésamo o ajonjolí. Es muy habitual en la cocina árabe y también en algunos otros países.

Se suele usar como aperitivo sobre una tostada de pan integral y es un ingrediente básico en el hummus, delicioso puré de garbanzos.

Ingredientes:

– Sésamo o ajonjolí ligeramente tostado

– Agua o aceite de sésamo

– Pizca de sal, opcional

Elaboración:

– En primer lugar tostaremos a fuego muy lento las semillas de sésamo, hasta notar como desprenden su agradable aroma. Ir removiendo para que no se quemen.

– Después se muelen con un molinillo eléctrico o en la batidora pero añadiendo un poco de agua, de aceite de sésamo o ambas cosas, poco a poco, para conseguir una textura cremosa.

– Al final se le añade una pizca de sal si lo desea.

– Sobre el tahín o tahini podemos espolvorear una pizca de pimentón dulce o picante, ajo en polvo, comino o trocitos de verduras encurtidas.

Kebab casero

El kebab es un plato turco muy de moda, especialmente entre los consumidores de comida rápida. En su elaboración se puede utilizar variados ingredientes, tales como carne de pollo, ternera o cordero, lechuga, tomate, cebolla, salsa de yogur, u otras variantes.

Ingredientes:

– 2 panes integrales o cuatro rodajas

– 2 filetes de pollo, de ternera o de cordero

– Hojas de lechuga

– 2 tomates rojos

– 1 cebolla mediana

– 4 cucharadas soperas de yogur

– Curry al gusto

– Pizca de sal, opcional

– Pimienta, opcional

– Aceite de oliva, preferentemente virgen extra

Preparación:

-Lavar bien la lechuga y los tomates. Picar la lechuga, cortar los tomates y la cebolla en finas ruedas. Reservarlos.

-Salpimentar y rociar con el curry los filetes, y llevarlos a una sartén ligeramente untada con aceite. Saltearlos hasta que estén hechos.

-Retirar los filetes de la sartén y cortarlos en tiras. Reservarlos.

-Finalmente montamos los kebab: Abrimos el pan integral por la mitad, primero untamos ambas partes por dentro con la salsa, luego añadimos la lechuga, los tomates y la cebolla, y por último la carne en tiras.

Y nuestro kebab está hecho. ¡Buen apetito!

Falafel o albóndigas de garbanzos

Pueden ser preparadas fritas o al horno y combinadas con pan integral. Se acompañan con salsas, vegetales y se consume tanto sola como con pan. Es una comida muy sabrosa y saludable.

Receta:

Se hace con garbanzos remojados, no hervidos.

Ingredientes:

– Medio kilogramo (1 libra) de garbanzos

– Una cebolla grande picada fina

– Dos o tres dientes de ajo picados

– Una cucharada pequeña de comino

– Cilantro, al gusto

– Perejil, al gusto

– Menta, al gusto

– Pimienta al gusto

– Pizca de sal, opcional

– Una cucharada de polvo de hornear y un poco de pan integral rallado

– Semillas tostadas de sésamo, para rebozar

Preparación:

– Dejar en remojo los garbanzos con suficiente agua durante al menos 24 horas, cambiándola de tanto en tanto.

– Picar la cebolla, los ajos, las hierbas frescas y también comino.

– Colocar los garbanzos remojados en una batidora y añadir el resto de los ingredientes y a triturar poco a poco hasta formarse una pasta.

– Ahora será el momento de añadirle el polvo de hornear, un poco de pan integral rallado para ligar e ir dándole forma a las albóndigas, como si fuera una croqueta.

– Rebozar las croquetas de falafel con semillas de sésamo y luego el falafel al horno bien caliente hasta que se doren o freírlas en aceite de oliva muy caliente hasta que estén doradas. Una vez listas, ya estarán para comer.

Se sirve con pan integral o al plato con vegetales, acompañada de una saludable ensalada bien aliñada de tomate, lechuga, cebolla, perejil y un poco de menta.

Jamás debe faltar una rica salsa para acompañar el falafel, como pueden ser: la salsa taratur, la clásica salsa árabe de sésamo, hecha a base de tahina. Sin dudas, la mejor salsa para acompañar una rica receta de falafel al horno.

También está la salsa tzatziki, de origen griego. Tiene yogurt y pepino, y a veces también menta.

¡No te pierdas esta receta de falafel!

Tomado de CubaAhora

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s