Fidel, un faro que ilumina a los pueblos

Posted on

*Luis Camilo Romero

Cuando de la manera más feroz el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, afirma estar considerando una posible acción militar contra Venezuela, en respuesta a las últimas medidas del presidente Nicolás Maduro, las cuales según el régimen estadounidense, están destinadas a erosionar la democracia y mantenerse en el poder, recordamos las veces que Fidel trató de contener la embestida agresión sobre el pueblo cubano.

Y esta nueva ofensiva del presidente de EEUU, frente al país bolivariano, viene de la mano de los esfuerzos de Luis Almagro a la cabeza de OEA con el denominado “grupo de los 14” países que promovieron aislar a Maduro y forzar cambios en Venezuela. Es por ello, que esa situación como lo fue a Fidel, no le quita el sueño a Cuba porque a ese pueblo le tocó situaciones similares quizás aún más difíciles.

Es en ese sentido que para revertir éste cuadro en el mundo, la ausencia de Fidel debe ser una mudanza para multiplicar el espíritu revolucionario, tal como decía el Che: “Sean capaces siempre de sentir, en lo más hondo, cualquier injusticia realizada contra cualquiera, en cualquier parte del mundo”. Ése sentimiento del ser humano el que nunca se va a destruir, y mientras haya un espíritu que sienta las injusticias, la muerte no será en vano.

Por ello, el día de la despedida a Fidel el pueblo cubano ha demostrado tal madurez, que ha estado a la altura del último deseo de Fidel de cosificarlo, y por ello ha respondido revolucionariamente a esa voluntad de Fidel, ya que a viva voz, han hecho su suya la voluntad de ser -o renovarse revolucionariamente-  proclamando el mandato: “Yo soy Fidel”, que no es otro mensaje aquel que. “la lucha sigue y a la revolución se la debe defender”.

De ahí que, es eso lo que seguramente Fidel deseó como su última aspiración, vale decir, en vez que los revolucionarios le rindan honores póstumos a monumentos fríos, inertes, estáticos, etc., como son las estatuas, calles y otros, que los cubanos -sobre todo la juventud, como la que vimos en la despedida a Fidel- reafirmen su compromiso de continuar y fortalecer su la revolución.

Podríamos decir que éste es un relanzamiento y reafirmación del espíritu  revolucionario, que no es más que como dice el nombre de Fidel, es la fidelidad a la revolución, la que no va a morir como muere el cuerpo.

Cuba será por siempre un referente de digna resistencia y luchas con profundo significado histórico, y Fidel es y será por siempre el Comandante que estuvo a la altura de su pueblo y su revolución, de los pueblos y revoluciones del mundo entero.

Con Fidel y como lo fue con Hugo Chávez, el momento para América Latina fue muy  importante, lo sigue siendo para los pueblos del Sur que, desde una lectura esperanzadora, continuarán la tarea emancipadora. Pero gracias a Fidel, actualmente el gobierno cubano desarrolla las relaciones económicas, políticas y sociales con una gran mayoría de los pueblos del Sur.

Así es como se concluye cuando los cubanos no sólo se asumen como quien fuera el hacedor de su Revolución -Yo soy Fidel- sino por cuanto asumen su mística militancia en la defensa de su Revolución, teniendo a Fidel como un faro que ilumina a su pueblo y luz para todos los pueblos del mundo contra imperialismo.

*Luis Camilo Romero, es comunicador boliviano para América Latina y el Caribe.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s