Pregunta del día en la MUD: ¿De quién fue la culpa?

Posted on

Escrito por R. de los Reyes

La elección de los 537 miembros de la Asamblea Nacional Constituyente (ANC) constituye un golpe contundente y apabullante para la oposición ultraderechista venezolana. Ya se escuchan notas discordantes en el seno de la llamada “Mesa de la Unidad Democrática”. Me recuerda aquella popular guaracha cubana que decía: “Zongo le dio a Borondongo, Borondongo le dio a Bernabé, Bernabé le metió a Kuchilanga, le echó burundanga y le hincha lo pie…”. Aquí no se sabe quien emplazó a quien. Se desconoce quién empezó el “bochinche”. Si fue Julio Borges o si fue Capriles; si fue Ledesma o si fue Ernesto López. Lo cierto es que ya en los corrillos opositores circulan comentarios que intentan esclarecer quién tuvo la culpa de la debacle opositora. Ensalzados por sus patrocinadores y por las amenazas que vulgarizan el perrero mayor, el malandrín que rectorea la OEA y los gregarios de los gobiernos de España, México, Colombia, Argentina, Paraguay, Guatemala y Panamá, quienes sin esperar los resultados de esas elecciones se pronunciaron por desconocer la nueva Constituyente; los integrantes de la MUD se tiraron de un trampolín de 10 metros de alturas sin percatarse que la piscina estaba vacía y el encontronazo contra el fondo, los ha dejado completamente atolondrados.

En estos días hemos sido testigo de las más iracundas agresiones contra el pueblo hermano de Venezuela. La MUD pronosticaba que estaban organizando la “madre de todas las protestas” y al parecer su instigación a la violenta fue olímpicamente desconocida, incluso por los “guarimberos” causantes de los violentos desmanes de días anteriores. Uno de ellos, movido por el disgusto de ser siempre el que pone el pecho a la situación, acuso enérgicamente a Julio Borges, por estar “dialogando con el oficialismo, mientras ellos se enfrentaban a la fuerza pública”. Ese desasosiego interno contribuyó a que los llamados de la MUD a la violencia y al desorden cayeran en saco roto. En el Congreso de los EEUU también hubo su pataleo. Tres de los gusanejos de origen cubano que cohabitan en esos predios (Marco Rubio, Ileana Ross y Mario Díaz Balart) organizaron una ridícula y estrambótica “conferencia de prensa”, donde los periodistas fueron ellos mismos y el entrevistado nada más y nada menos que Julio Borges.

Las preguntas daban ganas de…sentarse en el “evacuatorio público”, y las respuestas sorprendentemente lacayunas movían al asco. Borges se desgañitaba pidiendo “…intervención extranjera” y los tres “mosquiteros”, profiriendo amenazas de todo tipo contra Maduro y los Chavistas. Por su parte, algunos de los mercachifles locales del imperio, unían sus voces al coro de los deslenguados para “oponerse a la Constituyente” y de paso plantear que “en Venezuela, como en Cuba no hay democracia”. Si los mandamases del imperio catalogan de antidemocrático una elección donde más de 8 millones de personas expresan de forma libre y secreta su voluntad, pues para ellos entonces lo de Venezuela es antidemocrático. En fin que el que paga manda y “las órdenes se cumplen y no se discuten”. Apartándonos de esa lacayuna actitud, me atrevo asegurar que para los cubanos y los venezolanos que luchamos por un mundo mejor, el 30 de julio del 2017 se va a enmarcar en la historia como una resonante victoria de la razón, del patriotismo y de la participación del pueblo, que como único garante del poder originario dará continuidad a su Revolución Bolivariana y Chavista.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s