Eterno e incansable defensor de la ciencia

Posted on

Congreso Universidad 2016 en el Palacio de Convenciiones ,Coloquio por el 90 aniversario del Comandante en Jefe Fidel Castro Ruz.
En el panel Fidel Castro y el desarrollo de la universidad innovadora trascendió el papel del lìder en el desarrollo de la ciencia. Foto: Jose M. Correa

Una sentencia del Comandante en Jefe presidió el desarrollo del panel Fidel Castro y el desarrollo de la universidad innovadora, en la última jornada del X Congreso Inter­na­cional de Educación Superior Universidad 2016: “El futuro de nuestro país tiene que ser necesariamente un futuro de hombres de Ciencia, un futuro de hombres de pensamiento”.

No podía ser de otra forma. El pronunciamiento del líder el 15 de enero de 1960, en el acto celebrado por la Sociedad Espeleológica de Cuba, en la Academia de Ciencias, sintetizó su pensamiento preclaro sobre el papel de la ciencia y el conocimiento, que una vez más se erigió en el debate de los profesionales cubanos.

Juan Vela Valdés, exministro de Educación Superior, abordó los aportes de Fidel al desa­rrollo de una universidad innovadora, a partir de las concepciones del líder sobre la misión de las casas de altos estudios y la investigación, que se materializaron en la universalización de la Educación Superior, el papel formador de la vinculación estudio-trabajo y el acceso de los obreros a este nivel de enseñanza.

En el panel conducido por José Luis García Cuevas, presidente del consejo científico de Universidad 2016, Vela Valdés destacó que fueron esos principios los que lograron que la universidad saliera de sus muros y se convirtiera en factor protagónico de la transformación de la sociedad cubana. Asimismo, destacó su vinculación permanente con los estudiantes y los líderes universitarios: “Dedicó horas y horas a explicar, convencer, razonar, con inigualable maestría pedagógica”.

Otro de los elementos subrayados fue su visión en temas como la prevención de enfermedades, la solidaridad internacional de los profesionales de la salud y la educación, y la política que ha permitido graduar a 142 900 galenos cubanos.

“Estamos haciendo un debate sobre el futuro, porque el pensamiento de Fidel tiene mucho que influir y hacer…”, expresó el doctor Agustín Lage, fundador del Centro de Inmunología Molecular, y manifestó que aun en los momentos del derrumbe del campo socialista y el recrudecimiento del bloqueo, Fidel sostuvo que la ciencia y la producciones científicas debían ocupar, algún día, el primer lugar en la economía nacional.

Creación masiva de escuelas, publicaciones de libros, formación de científicos y surgimiento de una institucionalidad para la ciencia y del sector biotecnológico, son solo algunos de los ejemplos mencionados por el especialista, que resumen la concreción de las ideas del Comandante.

Las conexiones del desarrollo científico con la salud pública, se definió en la aspiración de acceso universal y gratuito al sistema de salud, expandido más adelante con la concepción del médico y la enfermera de la familia. La capacidad de trabajar en la extensión masiva y la profundidad, explica los resultados de la educación cubana y la salud, dijo.

Lage sintetizó algunos de los valores del líder en el compromiso con el futuro aun en medio de dificultades, lo importante del conocimiento para la defensa de la soberanía y el acceso masivo a este como un derecho humano, el sentido de urgencia, la confianza en las potencialidades humanas y éticas del hombre, la consagración al trabajo.

Carlos Cabal, investigador del Centro de Biofísica Médica de la Universidad de Oriente, destacó la presencia del Comandante en Jefe en la concepción e inauguración de esa importante institución científica, inaugurada en los difíciles años del periodo especial.

De manera anecdótica, Gustavo Sierra, director de investigaciones de BioCubaFarma y uno de los autores de la vacuna antimeningocócica, recordó cuando Fidel se encontraba atendiendo el desarrollo de la producción de la vacuna en el Instituto Finlay, “y conoció del grupo que había obtenido un antibiótico novedoso de amplio espectro contra bacterias y hongos, a partir del furfural de la industria azucarera en la Uni­versidad Central de Las Villas”.

Demoró solo unas horas en convocar a esos investigadores y organizar todo lo necesario para acelerar y fortalecer el trabajo de grupo, y aportó de inmediato la idea de hacer una planta de producción. Gracias a eso en pocas semanas estaba en movimiento el proceso de planeación y construcción de la fábrica y poco después surgió el Centro de Bio­activos Químicos que ya cumplió 25 años el pasado 4 de diciembre, comentó.

Juan Carlos Lambert, presidente de la Fe­de­ración Estudiantil Universitaria de la Uni­ver­sidad de La Habana, significó cuánto le debe la juventud latinoamericana y el movimiento científico estudiantil a la personalidad de Fidel.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s