-

Por WikiLeaks, el Gobierno acusa y EEUU lo niega todo

Posted on

En 2008 hubo protestas en contra de EEUU frente a la embajada en La Paz

El presidente Evo Morales dijo ayer que tener un embajador de Estados Unidos en Bolivia “es deseable, pero no decisivo” y anunció que se investigará las versiones que salieron a través de los cables WikiLeaks sobre las actividades que desarrolló el embajador del país del norte en 2008, aunque no mencionó el nombre del representante diplomático implicado. En horas de la tarde, la delegación diplomática de ese país emitió un comunicado público que rechaza las acusaciones.

“El Gobierno de Estados Unidos no estuvo involucrado en ninguna conspiración, intento de derrocar al Gobierno de Bolivia o de asesinar al presidente Morales. Este tipo de acusaciones infundadas no contribuyen a mejorar las relaciones bilaterales”, señala el documento oficial.

Sin mencionar el nombre del embajador, Evo Morales dijo que están investigando lo que planificaba el embajador en 2008 y que no se podía ocultar por mucho tiempo esos hechos de hace siete años.

Las declaraciones del presidente se producen horas después de que el ministro de la Presidencia, Juan Ramón Quintana, denunciara públicamente un supuesto complot para cometer un magnicidio contra el presidente en 2008.

En su comunicado, la embajada de EEUU recuerda que “todas las embajadas de EEUU en el mundo convocan a un Comité de Acción de Emergencia para proponer planes de contingencia como una práctica rutinaria para garantizar la seguridad del personal de la misión, en caso de información sobre posibles disturbios sociales u otras acciones hipotéticas”; más adelante refiere que las reuniones entre personal diplomático y autoridades están amparadas por la propia Convención de Viena.

El diputado Víctor Borda (MAS) dijo que la nota de la embajada de EEUU es una justificación de las acciones de sus propios funcionarios y adelantó que habrá una comisión especial que investigará los nexos de los implicados. Similar posición tuvo la presidenta de la Cámara de Diputados, Gabriela Montaño.

El ministro de Gobierno, Carlos Romero, dijo que se puede convocar a los funcionarios de la embajada estadounidense, como el encargado de Negocios u otros personeros, y afirmó que hay bolivianos que estuvieron involucrados en estos hechos y que se investigará a los mismos a través de la comisión congresal o de la Fiscalía.

Afirmó que aunque la versión data de hace siete años, la traducción se conoció recientemente y que existen más documentos que deben ser traducidos.

Para el expresidente Jorge Quiroga, los cables de WikiLeaks en realidad son “chismes de cóctel” y dijo que son en reuniones diplomáticas que se recogen las versiones y las publican como si fueran datos corroborados. Dijo que salieron muchas versiones sobre esos cables y que involucraban a los opositores, pero que nunca fueron confirmadas.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: