-

Cuba no excluye a ningún país en sus relaciones comerciales

Posted on

El reclamo cubano de que se levante el bloqueo que el Gobierno de Estados Unidos mantiene desde 1961 contra Cuba fue abordado desde el Salón Camilo Cienfuegos, del Minrex, por un panel de altos funcionarios de varios organismos económicos y comerciales de la Isla, quienes enfatizaron en las afectaciones y pérdidas causadas por esa política para ambos países.

Transmitida en vivo a través del canal de Youtube del portal web CubaMinrex, los cuatro panelistas expusieron en la videoconferencia las condiciones que las legislaciones estadounidenses establecen como injustas sanciones que afectan el derecho soberano del pueblo.

Orlando Hernández Guillén, presidente de la Cámara de Comercio de Cuba; Ana Teresa Igarza, directora general de la Oficina de la Zona Especial de Desarrollo Mariel; Carmen María Orellana, directora de Mercadotecnia del Ministerio del Turismo; e Iván Ricardo Chacón, director de Relaciones Internacionales del Ministerio de Transporte, señalaron las limitaciones que las leyes estadounidenses sobre el bloqueo imponen a las iniciativas y medidas anunciadas el pasado mes de enero por el presidente Barack Obama, y ratificadas en septiembre, tras el restablecimiento de las relaciones diplomáticas.

Las pérdidas de oportunidades y los costos económicos fueron resaltados por los panelistas, cada uno en su campo de acción. Orlando Hernández detalló que solo en el lapso de 2014 a 2015 las afectaciones económicas a Cuba ascienden a 3 850 millones de dólares, una buena parte de ello por no haberse podido concretar oportunidades de negocios y porque Cuba no pudo interactuar en el mercado más próximo a su geografía, teniendo que buscar productos que le son necesarios en mercados más lejanos.

Puntualizó en las multas millonarias que han tenido que pagar entidades bancarias por tener relaciones prohibidas con Cuba, como ocurrió en los meses de marzo-abril, y las varias compañías estadounidenses negadas a negociar con la Isla por temor a esas sanciones.

Hernández Guillén mencionó al Consejo de Negocios EE.UU. presentado en Washington hace una semana, el cual congrega un número importante de compañías estadounidenses que pueden ser el motor ante el Congreso para propiciar el levantamiento del bloqueo.

Sin embargo, recordó que las compras permitidas de productos agrícolas en el año 2000, se vieron disminuidas por las dilaciones de tener que pedir licencia para cada transacción, el hecho de que los buques tuvieran que regresar vacíos a Estados Unidos, y otros obstáculos.

«Cuba no excluye a ningún país en sus relaciones comerciales», enfatizó la directora de la Zona de Desarrollo Especial Mariel, Ana Teresa Igarza, quien explicó cómo se van desarrollando las relaciones de negocios entre los dos países y cómo grandes empresas estadounidenses interesadas tienen la preocupación de las sanciones y no se concretan vínculos. Las leyes estadounidenses desestimulan a los empresarios, que terminan migrando las oportunidades de negocios a otros países.

Los ciudadanos estadounidenses no pueden viajar a Cuba como turistas, dijo la especialista María del Carmen Orellana, y aun cuando hay licencias para 12 categorías, la gran mayoría se pierde la oportunidad de conocer esta Isla, su desarrollo, su vida y riqueza cultural. De hecho, aseguró, Cuba está desarrollando su turismo sin poder contar con el 50 por ciento de los turistas que visitan el Caribe.

Entre las limitantes mencionó que nuestro país solo puede estar en uno de los cuatro ejes o sistemas que engloban el comercio del turismo en las grandes redes de venta en Internet, lo que nos impide estar presentes como destino Cuba no solo en el mercado norteamericano sino también a nivel mundial.

El turismo, puntualizó, dinamiza otras industrias, por lo que se movería también nuestra economía.

Por su parte, Iván Ricardo especificó que en el ámbito del transporte las afectaciones alcanzan cerca de 500 millones de dólares en pérdidas, la mayoría en la actividad aeronáutica, aunque se llevan a cabo conversaciones para el logro de licencias y un nivel de reciprocidad para que líneas estadounidenses vengan a Cuba y también las cubanas puedan volar a Estados Unidos.

Servicios de catring, combustible y otros se malogran porque no existe la posibilidad de realizar transacciones a través del sistema bancario estadounidense. Igual ocurre con el transporte marítimo, en especial el servicio de cruceros y con el aumento de los costos por fletes en cuanto a los buques de carga.

Los ejemplos sobraron durante la casi hora y media que duró la videoconferencia, en la que participaron con sus preguntas internautas de Miami y la prensa nacional y extranjera presentes en el teatro de la Cancillería cubana: las medidas adoptadas por el presidente Obama no han transformado sustancialmente el bloqueo. Este sigue impidiendo el desarrollo económico cubano y su cabal inserción en el comercio mundial, a causa de la extraterritorialidad.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: