-

Mes: agosto 2015

Propuesta para un “disidente” cubano

Posted on

Alberto Buitre/Huffington Post

Creo que llegó la hora de dejar de hablar y pasar a los hechos. Dicen que la verdad arrastra y si es cierto, vamos a demostrarlo. Por eso te tengo una simple propuesta:

Soy periodista, he visto mucho, o muy poco para el tamaño del mundo. Quiero conocer esa Cuba represiva, esa Cuba pobre, esa Cuba infame; quiero conocer todo eso de lo que tú hablas y escribes y te quejas. Llévame a conocer el lugar más pedestre de toda la isla, el más violento. Ese lugar que podría ser la más vívida, insufrible y lastimosa consecuencia de eso que tu llamas dictadura de los Castro. Enséñame los frutos podridos de la demagogia de Fidel. Las paredes ensangrentadas por la Revolución. Muéstrame las mazmorras, la gente muriéndose de hambre, la niñez golpeada. En serio. Quiero conocer legítimamente la Cuba de abajo, muy abajo. Pon frente a mis ojos a los abandonados; la podredumbre. También a la juventud sin futuro, las mordidas de tiburón en las piernas de los hombres y mujeres que huían de la miseria, la represión y la censura.

No te preocupes por darme alojo. Yo pago mi cuarto, mis viajes, mi comida. No tienes nada que tramitarme, no le pidas permiso a nadie. No te exijo que me lleves a un lugar en especial. Escoge tú el sitio, a lo ancho de toda Cuba, en la provincia que quieras, en el municipio que elijas, en el barrio que consideres predilecto para este fin. Yo ahí llegaré, en silencio. No haré preguntas que consideres incómodas. No te sientas obligado a velar por mi seguridad; asumo los riesgos como un accidente de trabajo.

Sólo tengo dos condiciones. Dos muy simples.

La primera es llevar una cámara de video, filmar y publicar todo lo que vea. Sin entrevistas, ni trucos de edición. Sólo mi cámara y la realidad que vas a mostrarme.

Y la segunda es menos simple, pero la considero una condición justa. Al terminar el recorrido, cuando creas que es todo lo que puedo ver y te hayas convencido que me mostraste lo peor de la dictadura comunista de Cuba, haremos algo muy sencillo: Vendrás conmigo a México a que tú conozcas el peor lugar de este país, el más violento, el más pedestre; aquel tocado por la corrupción y la miseria más ruin de la que un mexicano es capaz; el más insufrible, el más podrido.. ¿Te parece bien?

Para que te animes, me comprometo contigo a no llevarte a ningún lugar caliente por el narcotráfico, ni evidentemente desquiciado. Sería una comparación injusta, considerando que esos sitios arrastran décadas de violencia, aunque pocas menos de lo que ha durado la Revolución Cubana.

Además, yo sí velaré por tu seguridad; no te pondré en riesgo ni lo haría llevándote a un sitio donde podría alcanzarnos una bala perdida por el simple hecho de caminar por la calle. En cambio tú elije el lugar, en el Estado que quieras, en el Municipio que elijas, en el barrio que más te acomode. Es más ¿por qué no elijes una de las colonias más ricas de la Ciudad de México? ¿Las Lomas? ¿San Ángel? ¿Santa Fe? O los nuevos lugares como Interlomas o Huixquilucan, aunque eso ya es Estado de México, pero es lo de moda en cuanto a lujo. No te fíes del brillo; te prometo que cumpliré mi propuesta de llevarte al lugar más infame de ahí. Podrás hacer las preguntas que quieras, filmarlo todo, pedirme lo que necesites y pueda yo solventarte. Haré el esfuerzo por pagarte tu boleto de avión, tu comida y tu hospedaje. No te faltará nada. De ninguna forma es que me sobre el dinero; soy un trabajador y no tengo propiedades, salvo un viejo auto modelo 97. Sólo soy un periodista interesado en tu discurso.

Posiblemente pienses que no existe punto de comparación entre la realidad de México y Cuba. Y tienes razón. De entrada son dos países que, aunque muy unidos cultural, política y socialmente, son administrados bajo dos sistemas económicos distintos. México es capitalista, Cuba es comunista. Uno está lleno de drogas y el otro no. No se puede comparar una manzana con una pera ¿cierto? Pero no se trata de la fruta sino de lo que significa a la fruta; en este caso, su sabor, su color, su olor; que en nuestro caso es a lo que nos saben nuestros países: la represión, la pobreza, la violencia, la demagogia. Establezcamos con hechos la definición de ello, según tú y según yo.

Piénsalo. Tal vez acá te den ganas de quedarte, de “huir”. Y no es que haga apología de la disidencia; al fin tú ya eres disidente ¿cierto? Oye y ¿por qué no, ya que estás en México, conoces otros como tú, también disidentes, pero mexicanos?

De esos que se enfrentan a las balas del régimen, que son encarcelados, hacen huelgas de hambre, son heridos por la policía, desaparecidos ellos y sus familias, y hasta asesinados en secreto por simplemente expresar sus ideas.

¿Te parece bien que vayamos con la familia de uno de los 43 estudiantes desaparecidos de Ayotzinapa? ¿O con los padres del niño Iriberto Reyes García, asesinado en Ostula, Michoacán, por una bala del Ejército? ¿O a Tlapa, Guerrero, con los amigos de Antonio Vivar Díaz, el joven profesor que murió por un disparo de la Policía Federal durante una represión el día de las elecciones? O si te interesa los temas de migración, hagamos un recorrido por el tren “La Bestia” por donde cientos de centroamericanos atraviesan lo que llaman “el infierno mexicano”.

Creo que es una buena idea que compartas tus experiencias con ellos, ya que, al fin de cuentas, ambos son disidentes de su Gobierno, ¿cierto?. En tanto si aceptas mi propuesta primera, déjame tu mensaje en la sección de comentarios y vamos poniéndonos de acuerdo.

Tomado de: https://chichaalacubana.wordpress.com/2015/08/06/propuesta-para-un-disidente-cubano/

CEPAL: Cuba perdió $ 117 mil millones por bloqueo económico de EE.UU.

Posted on

De acuerdo con datos de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal), Cuba ha dejado de percibir 117 mil millones de dólares en ganancias, ante el bloqueo económico, comercial y financiero que mantiene Estados Unidos contra la isla caribeña desde 1962. La información la dio a conocer la secretaria ejecutiva del referido organismo, Alicia Bárcena, y fue reseñada en el sitio web de Telesur.

“En la Asamblea General de la Organización de las Naciones Unidas hicimos un cálculo de aproximadamente 117 mil millones de dólares al 2014 el costo del bloqueo a Cuba”, precisó la funcionaria, que destacó que la medida de bloqueo contra Cuba ha llevado al aumento de los costos.

Desde la Cepal se lamentó el freno económico de Estados Unidos hacia Cuba; sin embargo, el organismo dejó entrever que a mediano y largo plazo el restablecimiento de las relaciones diplomáticas entre ambas naciones conllevarán a la economía cubana a un territorio positivo.

“Habrá 11 rubros mucho más activos, que van a atraer capital extranjero como agroalimentario, bioquímico, energías renovables, construcción y el nuevo puerto del Mariel operativo”, apuntó Bárcena.

Estados Unidos y Cuba rompieron relaciones diplomáticas luego del triunfo de la Revolución Cubana, en 1959. Los gobiernos de ambas naciones han realizado rondas de conversaciones con el fin de concretar su acercamiento diplomático, anunciado el 17 de diciembre de 2014 por los mandatarios Raúl Castro y Barack Obama.

Para normalizar las relaciones diplomáticas el Gobierno cubano ha insistido en la necesidad de poner fin al bloqueo económico, comercial y financiero impuesto por Estados Unidos a la isla por más de medio siglo.

El pasado mes de julio, el acercamiento entró en una nueva etapa con la apertura de las embajadas del país caribeño en Washington y de la nación norteamericana en La Habana.

Tomado de: https://chichaalacubana.wordpress.com/2015/08/06/cepal-cuba-perdio-117-mil-millones-por-bloqueo-economico-de-eeuu/

¡Qué grande somos los cubanos!

Posted on

Rigoberto Herrera/Miradas desde Cuba

Aunque el título pudiera parecer autosuficiente o chovinista, no es nada de eso, es que cada día me reafirmo lo inmenso que somos los cubanos. Sabemos crecernos ante las dificultades y los problemas, luchamos si es necesario hasta el final por nuestros principios y convicciones, sabemos que en la solidaridad y el humanismo está nuestra esencia, esto no lo digo por elogiar a mi gente, sino porque cada vez que veo y constato en las calles, con mis vecinos, o en la prensa lo que día a día logramos o conquistamos, a pesar de como todos sabemos, las dificultades cotidianas que se podrían decir que no son pocas, pero a pesar de eso seguimos adelante y nos superamos y crecemos a lo mejor no como muchos esperan pero lo importante es seguir, es no rendirse.
Hoy me levanté con la noticia que la garrochista cubana Yarisley Silva, o Yarita como ya le decimos porque se ha convertido en parte de nosotros, rompió el récord nacional de la disciplina e implantó marca de la temporada, nada que aunque su inicio de campaña no fue sobresaliente ha crecido y logró, desde los panamericanos, imponer su calidad, porque ella es un ejemplo de trabajo y sacrificio. Gracias por demostrar que nosotros los cubanos si somos constantes y trabajadores, no como muchos ya dicen como eslogan que en Cuba se puede vivir sin trabajar, que el cubano es vago. No se puede generalizar y menos cuando se habla de los cubanos, de que hay algunos que no son como la generalidad, eso siempre existe, pero díganme si no somos ejemplos de constancia y abnegación.
Nuestros colaboradores, sean de cualquier misión y en cualquier lugar, son los únicos que se ligan con el pueblo, con los trabajadores además trabajan día, tarde y noche lo que sea necesario, y no me digan que es solo en el exterior eso no es así aquí hay muchísimos cubanos que trabajamos porque este país avance y además por mantener este sistema porque hemos luchado además por nuestros familiares y  amigos que al igual que nosotros somos formados en una sociedad de trabajo y consagración por lo nuestro.
Hoy me siento feliz y orgulloso de vivir en Cuba, de ser parte de su gente, de vivir en una sociedad de valores y principios; que se ha perdido alguno es verdad pero los principales, esos que nos identifican como cubanos se mantienen, como dijera Alexander Abreu en su estelar canción que para mí es el himno  musical del cubano, somos esos que hemos nacido en Cuba, vivido en Cuba y luchamos por Cuba. Gracias Yari por ese récord que más que un récord es dignidad, es ser un cubano de verdad, gracias Fidel por enseñarnos que podemos ser mejores cada día y compartirlo con el mundo no dando lo que nos sobra sino lo que tenemos, gracia mi gente por existir y batallar por mantener esta sociedad que se perfecciona y se crece, en fin gracias mi Cuba.
Yo Soy Cuba.

QEPD✝ los cadáveres políticos de Miami y sus mercenarios.

Posted on

Marco Rubio CubaEdmundo García/La Tarde Se Mueve

Desde el amanecer del martes 28 de julio Telemundo estuvo pasando fragmentos de una entrevista que el aspirante a la nominación Republicana para las elecciones presidenciales de noviembre del 2016 Jeb Bush, le concediera al presentador José Díaz-Balart. Para congraciase con los votantes  mexicanos, Jeb declaró que su esposa Columba se mantenía leal a sus orígenes familiares en Guanajuato; y para intentar ganarse a los cubanoamericanos, como otras veces, dijo estar en absoluto desacuerdo con la política de la administración Obama hacia Cuba.

Jeb se comporta como los cadáveres políticos de Miami, sin tomar en consideración que la mayoría de los cubanos residentes en los Estados Unidos, así como la mayoría de los norteamericanos, apoyan la apertura de un camino hacia la normalización de relaciones con Cuba. Una meta gradual y por fases bien delimitadas, como dijera el Vicepresidente cubano José Ramón Machado Ventura, en su discurso del pasado 26 de julio en Santiago.

Además de oportunista Jeb fue cobarde, pues ni siquiera completó la frase que tenía preparada para sus cómplices de la derecha miamense. Le dijo a José Díaz-Balart que los gobernantes cubanos no se van, y que por eso “hay que…”. No terminó la frase, quizás en otros tiempos se hubiera atrevido a hablar claro como su hermano, el guerrerista George W., y hubiera dicho que “hay que invadir a Cuba para sacarlos”. Entonces los cadáveres políticos de Miami se hubieran puesto tan contentos que hasta hubieran salido de sus tumbas cantando eso de “ya viene llegando”   .

Otro cadáver político que ya hiede es Armando Pérez Roura. De jactarse de poseer un liderazgo que le permitía sacar miles de personas a la calle 8 de Miami, ya no puede sacar ni tres. Pérez Roura acabó siendo retirado sin renovación de contrato por la empresa Univisión Radio, propietaria de Radio Mambí, donde ese señor aguantó sin chistar sucesivas rebajas de salario y de estatus. De aquella omnipresencia en la radio de Miami, Pérez Roura ha pasado a disponer, por caridad del director Jorge Rodríguez, de 30 minutos en la pequeña estación local La Poderosa, mejor decirle La Pocacosa, donde de lunes a viernes en un programa titulado Tome Nota sigue prometiendo cadavéricamente que cuando regrese a Cuba castigará a todos los que han apoyado a la Revolución Cubana.

No menos cadavérica luce Ninoska Lucrecia Pérez Castellón, que sigue contando cuentos en la misma Radio Mambí, sin siquiera haber chistado por la salida de su antiguo colega y jefe en la referida emisora. Así son estos cadáveres de la derecha miamense, ni siquiera guardan lealtad y solidaridad entre ellos. Por eso el pueblo de Cuba no los respeta; como tampoco confían en ellos los cubanos patriotas que viven en Miami.

Recientemente Nikoska recibió una gran sorpresa en una entrevista telefónica con una de las integrantes de la llamada oposición cubana; me refiero a Martha Beatriz Roque Cabello. A raíz de los ataques al Cardenal Jaime Ortega por considerar que en Cuba no existían presos políticos, Ninoska Lucrecia llamó a Martha Beatriz con el fin de desmentirlo, y lejos de lo que esperaba Martha Beatriz le dijo que era verdad, que el Cardenal tenía razón y que en la referida lista ella tampoco reconoce ningún preso político sino solo delincuentes que han descubierto que pueden obtener prebendas de los cadáveres políticos de Miami. Hoy ni siquiera esos llamados opositores están dispuestos a seguir ciegamente a sus patrocinadores miamenses. Tendrán que subirles la paga o sepultarlos con ellos para tratarse como iguales; de cadáver a cadáver.

Los legisladores cubanoamericanos también tienen su tufo cadavérico; propio de políticos que han perdido el rumbo y se desgastan tratando de oponerse a lo inevitable. El senador Bob Menéndez, miembro del propio partido Demócrata del presidente Obama, se ha convertido en un cadáver político al tener que hacer constantes objeciones a la política presidencial por presiones de una minoría cubanoamericana extremista con la que está en deuda por sus repetidas reelecciones. Menéndez no vive en Miami pero está ligado a su política; no por gusto un delito que tiene origen en el sur de la Florida lo tiene en vísperas de enfrentar cargos por corrupción.

Su colega en el Capitolio, el senador por la Florida Marco Rubio, ha caído estrepitosamente en las encuestas; no sale del último o penúltimo lugar. Por las mentiras que ha dicho se le considera una persona que inspira poca confianza, lo que es fatal para la carrera política. Aunque se dice que Rubio dejará su asiento senatorial, si quisiera conservarlo tendría que enfrentarse ahora a las ambiciones de un político de su propio partido, como es el Vicegobernador Carlos López Cantera.

La situación de los congresistas cubanoamericanos del sur de la Florida es igual de cadavérica. La imagen de Ileana Ros-Lehtinen no puede estar más desgastada; lleva años repitiendo la misma mentira sobre la proximidad del fin de la Revolución y ya ni siquiera sus votantes tradicionales le creen. Dijo que Los Cinco no regresarían a Cuba y regresaron; dijo que no permitiría la apertura de una embajada en Washington DC y se abrió; ahora dice que no tolerará un consulado cubano en Miami y por supuesto que todo el mundo se ríe en su cara.

El futuro político de Ileana Ros-Lehtinen depende más de que el partido Demócrata le ponga un buen contrincante, que de lo que ella misma pueda hacer. Recientemente ha estado pasando mensajes a los electores, diciéndoles que necesita dinero porque una redistribución en los distritos de la Florida podría complicarle la reelección.

Por su parte Mario Díaz-Balart se agarra de la vieja y reaccionaria política de limitar los viajes y el envío de remesas a Cuba, algo que es muy difícil que pueda lograr en el Congreso; y que aún si lograra, tampoco podría revertir los pasos dados por los presidentes de Cuba y Estados Unidos, Raúl Castro y Barack Obama, que concuerdan con el interés general de los dos pueblos.

Al congresista Republicano Carlos Curbelo le ha salido como contrincante Demócrata en el Distrito 26 una Anette Taddeo con más experiencia y suficientes fondos; quien seguramente recibirá el empuje adicional de una candidata presidencial por su partido tan fuerte como Hillary Clinton.

A Curbelo le ha tocado pagar la novatada. Los viejos políticos lo han puesto a hacer las declaraciones más impopulares contra la nueva política del presidente Obama hacia Cuba, algo políticamente torpe en un distrito como el suyo donde muchos residentes viajan a la isla. Los viejos camajanes usan a Curbelo porque saben que en Miami regresar al pasado es imposible. Tan imposible como regresar de los cementerios.

Tomado de: https://chichaalacubana.wordpress.com/2015/08/04/qepd%E2%9C%9D-los-cadaveres-politicos-de-miami-y-sus-mercenarios/

¿Una nueva Operación Cóndor?

Posted on

 José Maria Rabelo/Diálogos del SurCondor

Está sucediendo, en absoluta armonía, en Brasil, Venezuela, Argentina, Ecuador, Chile, Nicaragua, y sólo no ve quien no quiere. Donde hay un gobierno popular, movimientos conspiratorios salen de la oscuridad para exponerse a la luz del día, con su mensaje francamente golpista, como si atendieran a una misma orden.

Las clases dominantes que tradicionalmente tenían el poder en América Latina no permiten el surgimiento de fuerzas alternativas, como ha ocurrido en muchas partes del continente en los últimos años. Los procedimientos son más o menos lo mismo, de norte a sur: agitaciones en la calle y cacerolazos, intentos de desestabilización, ya sea en el Congreso o en los tribunales; implacable campaña de desgaste promovida por los medios de comunicación, con amplia repercusión en las cadenas internacionales.

No puede ser sólo una coincidencia. Hay un acuerdo claro, desde Buenos Aires a Managua pasando por Brasilia, Santiago, Quito y Caracas y, en menor medida, La Paz, Lima y Montevideo.

Al igual que en la Operación Cóndor, en los años 70 y los años 80 del siglo pasado, los líderes de este movimiento espurio se entienden, se visitan, se intercambian mensajes de solidaridad, sino recientemente vimos en ese espectáculo bufo de Aécio ay otros legisladores en Venezuela.

A pesar del fracaso, no se dan por vencidos y ya anunciaron nuevas intervenciones, pero no recuerdan que hay a pocos kilómetros de distancia un calabozo siniestro, la base estadounidense de Guantánamo, que viola todos los derechos humanos.

La Operación Cóndor fue así, sólo que a la sombra de las bayonetas de las dictaduras que gobernaban nuestros países. Sus agentes utilizaron sus armas; Ahora sus sucesores tienen cobertura de los principales medios de comunicación y de sus respectivas bancas en el Congreso.

Y el dinero, mucho dinero, que no se sabe de dónde viene. ¿No se sabe?

Durante la Operación Cóndor no se sabía. Luego, con la caída de los regímenes fascistas, la propia prensa, los parlamentarios y los historiadores estadounidenses comprobaron, con base en documentos oficiales, que el gobierno de Washington había financiado ampliamente la articulación golpista en América Latina.

El ejemplo más notable de esto fue el Chile de Allende, cuando el dinero sucio de la CIA inundó el país para financiar a la oposición.

¿Cómo es posible – podemos preguntar – que una revista altamente deficitaria como Veja pueda seguir circulando con normalidad, con sus quejas semanales contra el gobierno? Y otras revistas y periódicos famosos, todos sacudidos por la grave crisis financiera?

¿Qué fuentes misteriosas mantienen en pie a algunas de estos escollos que enfrentan la quiebra? Son intrigantes preguntas que se ciernen en el aire e  instigan la curiosidad general.

L

a historia a veces sólo se conoce mucho después de que los hechos sucedan. Basta esperar un poco para que conozca la trama secreta que une a estos nuevos cóndores.

Si un observador saliese por ahí y visitase algunos países de América Latina estaría asombrado. Donde existe un gobierno popular, la oposición se moviliza en torno a los mismos temas, la misma estrategia de desestabilización y golpe de Estado. Al igual que en la Operación Cóndor, ellos se entienden como miembros de la misma empresa.

Tomado de: https://chichaalacubana.wordpress.com/2015/08/04/una-nueva-operacion-condor/

Mi amigo Fidel

Posted on

por: Redacción La Época
Ernesto Che Guevara se refirió, en numerosas ocasiones, a Fidel.

En su breve texto: Cuba: ¿Excepción histórica o vanguardia en la lucha contra el colonialismo?, el argentino-cubano analiza los factores que caracterizan la revolución cubana y señala como:

«El primero, quizás, el más importante, el más original, es esa fuerza telúrica llamada Fidel Castro Ruz, nombre que en pocos años ha alcanzado proyecciones históricas. El futuro colocará en su lugar exacto los méritos de nuestro primer ministro, pero a nosotros se nos antoja comparable con los de las más altas figuras históricas de toda Latinoamérica.

Y, ¿cuáles son las circunstancias excepcionales que rodean la personalidad de Fidel Castro? Hay varias características en su vida y en su carácter que lo hacen sobresalir ampliamente por sobre todos sus compañeros y seguidores; Fidel es un hombre de tan enorme personalidad que, en cualquier movimiento donde participe, debe llevar la conducción y así lo ha hecho en el curso de su carrera desde la vida estudiantil hasta el premierato de nuestra patria y de los pueblos oprimidos de América.

Tiene las características de gran conductor, que sumadas a sus dotes personales de audacia, fuerza y valor, y a su extraordinario afán de auscultar siempre la voluntad del pueblo, lo han llevado al lugar de honor y de sacrificio que hoy ocupa. Pero tiene otras cualidades importantes, como son su capacidad para asimilar los conocimientos y las experiencias, para comprender todo el conjunto de una situación dada sin perder de vista los detalles, su fe inmensa en el futuro, y su amplitud de visión para prevenir los acontecimientos y anticiparse a los hechos, viendo siempre más lejos y mejor que su compañeros.

Con estas grandes cualidades cardinales, con su capacidad de aglutinar, de unir, oponiéndose a la división que debilita; su capacidad de dirigir a la cabeza de todos la acción del pueblo; su amor infinito por él, su fe en el futuro y su capacidad de preverlo, Fidel Castro hizo más que nadie en Cuba para construir de la nada el aparato hoy formidable de la Revolución cubana.”

Antes de partir a luchar por la liberación del Congo, mediante una carta se despidió de Fidel señalando:

“Me recuerdo en esta hora de muchas cosas, de cuando te conocí en casa de María Antonia, de cuando me propusiste venir, de toda la tensión de los preparativos (…) Que si me llega la hora definitiva bajo otros cielos, mi último pensamiento, será para este pueblo y especialmente para ti. Que te doy las gracias por tus enseñanzas y tu ejemplo y que trataré de ser fiel hasta las últimas consecuencias de mis actos.”

Como se señala en el prólogo de Biografía del Tabaco Habano, de Gaspar Jorge García Galló: “La obra pierde algo de importancia en la actualidad, porque ya no somos el país del tabaco habano, sino que somos el país de Fidel Castro y la Revolución Cubana”.

Tomado de: http://www.la-epoca.com.bo/index.php?opt=front&mod=detalle&id=4771

El Marxismo de Fidel

Posted on

por: Néstor Kohan
Más allá de las numerosas anécdotas históricas, singulares e irrepetibles, la revolución cubana aporta enseñanzas de largo aliento y alcance general para el movimiento de nuestros días
El semanario La Época se comunicó con el escritor argentino Néstor Kohan, quien nos facilitó un trabajo en el que intenta desentrañar los aportes del líder de Fidel y la Revolución Cubana al marxismo en nuestra América. [1]

Fidel como estudiante rebelde

El joven Fidel vive sus primeras experiencias políticas como parte del estudiantado rebelde.

Su inicial aproximación a las ideas revolucionarias se nutre de la rebeldía estudiantil y de las ideas libertarias de justicia, así como de valores humanistas: la dignidad, el honor, la libertad, el decoro, la igualdad, la autoestima, la oposición contra toda humillación, abuso y dominación, etc.

Como a tantos otros líderes latinoamericanos, los ideales antiimperialistas y la rebeldía de la Reforma Universitaria contra la sociedad oficial lo marcan a fuego desde el inicio.

Su primera formación ideológica está impregnada de la revuelta juvenil basada en una escala de valores éticos cualitativos opuestos a las jerarquías de una sociedad clasista, racista y mercantilizada como la Cuba neolocolonial.

El joven Fidel adquiere conciencia insumisa y revolucionaria no por provenir de una clase proletaria o campesina, pobre y explotada, sino a partir de la rebeldía ética contra la sociedad capitalista neocolonial y sus injusticias.

La Ética en el ideario del joven Fidel

Aquellos ideales éticos que marcaron a fuego al joven Fidel permanecen invariables a lo largo de toda su trayectoria política. Medio siglo después de aquel primer aprendizaje, a inicios del siglo XXI, en varios discursos Fidel vuelve a insistir con que el sufrimiento del pueblo bajo el capitalismo no sólo debe medirse en términos materiales —por las pocas calorías que ingiere diariamente una persona de los sectores humildes— sino también en términos morales: por la humillación, el desprecio, la baja autoestima, la indiferencia, la marginación, etc. Lo mismo sucede cuando en estos discursos (por ejemplo el 17/11/2005) Fidel cuestiona la corrupción, el enriquecimiento, la diferencia de clases, el quiebre moral y el egoísmo que genera el mercado dentro del socialismo.

La historia me absolverá

Con La historia me absolverá [luego del Asalto al Cuartel Moncada, en julio de 1953] Fidel se convierte, de acusado en acusador. Su discurso y su prosa se inscriben en una antigua tradición del pensamiento crítico: la denuncia del poder y del statu quo. El gesto de Fidel recupera el ademán denuncialista del célebre Yo acuso de Émile Zola [1840-1902], paradigma moderno del enfrentamiento del intelectual contra los poderes establecidos. Pero a diferencia del intelectual francés que arremetió contra los militares y gobernantes de su época, el trabajo de Fidel no es sólo una denuncia. Al mismo tiempo, mientras critica los crímenes y legitima el derecho a la rebelión, va exponiendo todo el programa del Moncada (condensado en 5 futuras leyes revolucionarias).

Basándose en un análisis sociológico de la sociedad cubana, propone cambios radicales, sin hablar todavía de socialismo. En ese escrito de Fidel, sobresale su análisis sociológico de la categoría “pueblo”. Al analizarla, descompone sus diversas clases sociales. Su reflexión no es la fría descripción de un censo sino una concepción dinámica de “pueblo en lucha”, por eso repite una y otra vez la expresión “si de lucha se trata”. En su óptica, el pueblo de Cuba está conformado [en 1953] por: (a) 400.000 obreros industriales y braceros, (b) 500.000 obreros del campo, (c) 600.000 desempleados, (d) 100.000 pequeños agricultores, (e) 30.000 maestros y profesores (f) 20.000 pequeños comerciantes abrumados por deudas y (g) 10.000 profesionales jóvenes.

Fidel no incluye dentro del pueblo a la “burguesía nacional”: ¡esto es fundamental! Así marca sus distancias frente a los esquemas de la izquierda tradicional y del nacionalismo populista, pues ambas corrientes terminaban legitimando las alianzas con esa burguesía nativa.

Las enseñanzas de la Revolución Cubana

Más allá de las numerosas anécdotas históricas, singulares e irrepetibles, la revolución cubana aporta enseñanzas de largo aliento y alcance general para el movimiento social —latinoamericano y mundial— de nuestros días.

Algunas de sus enseñanzas son: (a) la dominación de los poderosos, incluso en el terreno militar, nunca es absoluta. ¡Se puede vencer! (b) para triunfar es imprescindible la unidad de los revolucionarios, respetar sus diferencias pero privilegiar lo que une; (c) en los países periféricos y dependientes se conjugan la lucha por la liberación nacional y el socialismo. No hay dos revoluciones separadas en el tiempo sino una sola que combina ambas tareas; (d) en América Latina se debe luchar al mismo tiempo contra el imperialismo y sus socios locales, las burguesías autóctonas o nativas; (e) todo anticomunismo es reaccionario; (f) hay que pensar con cabeza propia, priorizando los problemas irresueltos del propio país; (g) es necesario plantear una propuesta política como un proyecto ético y moral. Sin moral no se puede ganar ninguna lucha, ninguna guerra y ninguna revolución.

La unidad de los revolucionarios

Fidel sabe que la unidad de los revolucionarios resulta siempre imprescindible —en Cuba y en cualquier otra experiencia— para alcanzar la victoria. Los enemigos de la revolución tratan de sembrar desconfianza, recelos, enemistades y competencias entre quienes aspiran a cambiar la sociedad.

“Divide y vencerás”, es la consigna del imperialismo y de las burguesías que agitan el miedo al comunismo, al “terrorismo”, a la “subversión” y a los “infiltrados extremistas” para dividir los movimientos populares.

En Cuba el M 26/7 logra el apoyo del Directorio Revolucionario (DR) liderado por Echeverría, que firma junto a Fidel la “Carta de México” el 29/8/1956, comprometiéndose a apoyar la lucha insurreccional. Poco antes del triunfo, en junio de 1958, Carlos Rafael Rodríguez se entrevista en la Sierra con Fidel: el M 26/7 logra sumar al Partido Socialista Popular (PSP). Una vez en el poder, las tres agrupaciones conforman —bajo liderazgo de Fidel— las Organizaciones Revolucionarias Integradas (ORI), germen del Partido Unido de la Revolución Socialista (PURS), embrión del nuevo Partido Comunista cubano (PCC), creado en 1965.

En todas estas organizaciones Fidel predica la unidad: “Hemos hecho una revolución más grande que nosotros y que cada una de nuestras organizaciones. Debemos unirnos y estar a la altura de nuestra revolución” (discurso del 26/3/1964).

¿Dos revoluciones o un mismo proceso ininterrumpido?

Aunque la revolución cubana no se declara socialista desde el 1/1/1959, sino recién el 16/4/1961, su radicalización ininterrumpida la conduce a confrontar desde el inicio con el imperialismo y la burguesía nacional. Ya desde el 17/5/1959, cuando se promulga la primera ley de reforma agraria, Fidel choca con los propietarios locales y sus socios norteamericanos, desplegando el abanico de contradicciones de una sociedad capitalista dependiente, semicolonial y periférica. Ese choque confirma la inviabilidad de un “capitalismo nacional, independiente y autónomo”: las burguesías autóctonas están unidas por un cordón umbilical a la dominación imperial (ya en los ’60 y todavía mucho más hoy en día [2006]).

La revolución comienza con un programa social radical de emancipación nacional. Sin detenerse avanza al socialismo. Haciendo un balance, Fidel explica: “Había que hacer la revolución antiimperialista y socialista. La revolución antiimperialista y socialista sólo tenía que ser una, una sola revolución, porque no hay más que una revolución. Esa es la gran verdad dialéctica de la humanidad: el imperialismo y frente al imperialismo el socialismo” (comparecencia ante la televisión cubana, 1/12/1961

Fidel y el movimiento revolucionario del Tercer Mundo

Desde su inicio Fidel imprime a la revolución cubana un punto de vista tercermundista multidimensional. Su política hacia el Tercer Mundo tiene tres vertientes, simbolizadas en el fusil, la maestra y el médico. Cuba envía armas a todos los rebeldes que se alzan contra las injusticias del capitalismo —lo más conocido— pero también envía miles y miles de médicas, maestros y ayuda humanitaria a los rincones más alejados del mundo periférico que lucha contra el imperialismo. Funda hospitales, escuelas de medicina o centros de salud en: Vietnam, República Popular Democrática de Yemen, República Árabe Saharauí Democrática, República del Níger, Gambia,

Senegal, Honduras, Nicaragua, Venezuela, Tanzania, entre otros innumerables países.

A su vez Cuba recibe en su Escuela Latinoamericana de Ciencias Médicas miles de jóvenes humildes de toda América Latina que estudian en La Habana gratuitamente.

Junto con esa ayuda humanitaria, Fidel intenta agrupar, aglutinar y unir un inmenso y variado abanico de países sometidos al saqueo del neocolonialismo.

Por eso será, durante mucho tiempo, uno de los principales líderes mundiales del Movimiento de los países no alineados (MNA).

Fidel y la construcción política de la hegemonía

En gran parte de su vida el liderazgo de Fidel se encuentra ante encrucijadas similares a las que vivió Lenin. Al principal dirigente bolchevique también se le presentaron polémicas encendidas y muchas veces tuvo que optar no por sus propias posiciones personales —las más radicales— sino por soluciones de compromiso para garantizar la alianza de obreros y campesinos y el consenso de la revolución.

A Fidel se le presenta ese mismo desafío a la hora de mantener viva y recrear día a día la hegemonía de la revolución, la unidad de las diversas corrientes revolucionarias frente al imperialismo, su consenso sobre la sociedad civil y su ejemplo ante otros pueblos rebeldes. No obstante priorizar el consenso por encima de su opinión personal, Fidel se inclina en el debate por el Che sobre Bettelheim.

Por eso, invirtiendo los esquemas “ortodoxos”, señala: “Nosotros no nos ofendemos si nos incluyen entre los países subdesarrollados. Porque el desarrollo de la conciencia, nuestro desarrollo social y cultural general, se va convirtiendo en un prerrequisito de nuestro desarrollo económico e industrial. En este país, al igual que cualquier otro país en condiciones similares, el desarrollo del pueblo en la política y en la conciencia se vuelve requisito «sine qua non» para ganar la batalla del subdesarrollo económico” (discurso del 12/1/1968).

Frente a la antiutopía capitalista: el socialismo

Así como en la política interna de EE.UU. recrudece el maccartismo, el monopolio absoluto de los medios de comunicación, la vigilancia de las personas, la apertura de la correspondencia privada, las escuchas telefónicas, el control de los emails y de los libros que se retiran de las bibliotecas, y cualquier ciudadano común se convierte en un “sospechoso”; hacia el exterior se fortalece el intervencionismo descarado de los militares yanquis y la OTAN. En nombre de “la globalización” se multiplican guerras por el petróleo, bases militares, campos de concentración y tortura en varios países. Enfrentando esta sombría antiutopía capitalista de nuestros días que haría palidecer el Mundo feliz de Huxley, el Fahrenheit de Bradbury o el 1984 de Orwell; a inicios del siglo XXI Fidel Castro hace entonces un llamado a la lucha mundial contra el neoliberalismo, la guerra y las inclinaciones neofascistas del imperialismo contemporáneo.


1 Este material, facilitado a La Época por el autor, forma parte del libro: Fidel para Principiantes (2006).

Tomado de: http://www.la-epoca.com.bo/index.php?opt=front&mod=detalle&id=4774

El mundo al borde de la destrucción. Cuba, octubre de 1962

Posted on

por: Rider Jesús Mollinedo
Hacia 1956-57 se establece el denominado “equilibrio del terror” cuando las dos grandes potencias se hallan en posesión de los medios necesarios para destruirse mutuamente
Hace 53 años el mundo estuvo más cerca que nunca de una guerra nuclear debido a una crisis originada de la lucha por la supremacía mundial entre el capitalismo estadounidense y el comunismo soviético. El epicentro del conflicto fue América Latina y uno de sus protagonistas fue el valeroso pueblo cubano liderado por el comandante de la revolución cubana, Fidel Castro Ruiz.

La era nuclear

Cuando el 6 de agosto de 1945 explotó la primera bomba atómica sobre la ciudad japonesa de Hiroshima el mundo cambio para siempre. Por primera vez en la historia humana un arma podía borrar del mapa una ciudad. Su uso criminal posibilitó la conclusión de la Segunda Guerra Mundial, el conflicto más sangriento de la historia humana y la emergencia de dos superpotencias: la Unión Soviética(URSS) y los Estados Unidos (EE.UU.).

El objetivo estratégico perseguido por el gobierno estadounidense era el de disuadir a los rusos de utilizar su poderío militar contra EE.UU. en el periodo de posguerra, sin embargo, impulsó la carrera armamentística como nunca antes: la Unión Soviética (URSS) detonó en 1949 su primera bomba atómica; Gran Bretaña en 1953; Francia en 1960; China en 1964; India en 1974.

Hacia 1956-57 se establece el denominado “equilibrio del terror” cuando las dos grandes potencias se hallan en posesión de los medios necesarios para destruirse mutuamente.

El factor Cuba

La Revolución Cubana de 1959 fue un acto de liberación nacional ante la total dependencia económica, cultural y política del país con respecto a EE.UU.

Cuba, en un principio, era un país totalmente ajeno a las tensiones internacionales entre potencias y la política de bloques, pero tras la nacionalización de sus recursos comenzó a sufrir una fuerte hostilidad de parte del gobierno de los EE.UU. (boicot a las exportaciones de azúcar, apoyo a los exiliados políticos contrarrevolucionarios cubanos, invasión territorial en 1961).

Por el contrario, la URSS apreció rápidamente la ventaja que conseguiría al contar con un aliado tan cercano a esa potencia enemiga (Cuba se hallaba a 150 km de EE.UU.) y empezó a ofrecer ayuda económica y militar a los cubanos. El ataque de 1961 no tuvo éxito, pero generó en las autoridades cubanas una sensación de inseguridad que motivó un mayor acercamiento hacia el lado soviético, al que solicitó protección. Fue entonces que el líder soviético Nikita Kruschev hizo una propuesta arriesgada al líder cubano Fidel Castro: la operación Anádir.

En aquellos tiempos, los EE.UU. tenían más de 20.000 cabezas nucleares, 10 veces más que la cantidad de armas nucleares en poder de los soviéticos. Asimismo, la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN) tenía plataformas de lanzamiento de misiles balísticos instaladas en Gran Bretaña, Italia, Inglaterra y Turquía, lo que implicaba una seria amenaza para el mundo, pero ante todo, para el sistema-mundo soviético por lo que el contragolpe fue Anádir, operación secreta destinada a desplegar misiles balísticos, bombarderos y una división de infantería mecanizada en Cuba, para prevenir y defender la isla de un posible ataque estadounidense.

Fidel Castro decía: “Se podía apreciar inmediatamente la importancia estratégica que tenía la presencia de esos misiles en Cuba. Ya en esa época, secretamente también, los norteamericanos habían trasladado cohetes similares a Turquía. Yo pensé, si nosotros esperamos que los soviéticos luchen por nosotros, y corran riesgos por nosotros e incluso vayan a una guerra por nosotros, sería inmoral y seria cobarde de nuestra parte negarnos a aceptar la presencia de aquellos proyectiles.”

La Crisis de los Misiles de Octubre

En julio de 1962, partieron hacia Cuba los primeros barcos soviéticos de un total de 150 que transportaban ocultos en su interior misiles nucleares y más de 40.000 soldados. El 4 de octubre llegaron a la Isla 94 cabezas nucleares, suficientes para devastar las principales ciudades de los EE.UU.

El gobierno estadounidense nunca pensó que la URSS asumiría un riesgo tan grande, mucho menos en las puertas de EE.UU, sin embargo, el 14 de octubre de 1962 las primeras fotografías de sus aviones espías U2 revelaron que los soviéticos estaban construyendo instalaciones de misiles balísticos en Cuba para almacenar proyectiles y que los mismos podían alcanzar los EE.UU. Durante los 14 días siguientes el mundo estuvo más cerca que nunca de una guerra nuclear.

Ya desde 1960, el contraespía soviético Oleg Penkovski (nombre en clave: agente Héroe) comenzó a entregar una enorme cantidad de datos rusos de alto secreto a los estadounidenses. Esa información, que se reveló vital en la crisis de octubre, puso en evidencia la tecnología soviética de misiles aire-tierra SS4 (alcance: 1500 km), la SS5 (alcance: 3500 km), así como la misma instalación de armas nucleares estratégicas en Cuba y el envío de personal militar masivo a la isla.

El 18 de octubre se confirmó que dos instalaciones de misiles SS4 estaban activas. Un primer ataque hubiera destruido todas las bases aéreas, las bases de bombarderos y todas las ciudades importantes de EE.UU.

El 22 de octubre, el presidente estadounidense John F. Kennedy denunció la estrategia soviética por televisión y anunció el bloqueo naval (cuarentena) sobre Cuba para el registro de todo barco que pretendiese ingresar a la Isla. A raíz del bloqueo, la URSS ordenó que sus fuerzas armadas se prepararan para el combate. Los contingentes del Pacto de Varsovia, equivalente comunista a la OTAN, siguieron su ejemplo. La Fuerza Aérea de EE.UU. llegó a cargar bombas atómicas en sus aviones de combate.

En Cuba se anunció una situación de emergencia de combate. Más de 250.000 personas se prepararon para repeler una invasión estadounidense. Fidel Castro pensaba que tras un desembarco e invasión sobre Cuba, el segundo paso norteamericano seria asestarle a la URSS un golpe nuclear. La gente en todo el mundo estuvo atenta a los acontecimientos en el Caribe, Washington y Moscú, al mismo tiempo que se preparaba para un posible holocausto nuclear.

En caso de que se produjera un ataque contra Cuba, Castro en un telegrama a Kruschev, le indicó que la URSS debía contraatacar con un ataque aniquilador a EE.UU. Fidel posteriormente señalaría que: “La guerra parecía inminente, o por lo menos un ataque. Pensé que, sí desgraciadamente se desata esta guerra, nosotros vamos a desaparecer del mapa”.

En la madrugada del 28 de octubre, tras varias llamadas y reuniones entre estadounidenses y soviéticos, Kennedy y su gabinete acordaron el desmantelamiento y retiro de los misiles de Turquía de la OTAN (que ocurrió luego de 6 meses), así como la garantía formal y pública de que EE.UU. no realizaría ni apoyaría una invasión al territorio cubano a cambio de que el gobierno soviético ordenase el desmantelamiento inmediato de sus misiles nucleares en Cuba y su envío de regreso a la URSS. Radio Moscú, a las 9 de la mañana del 28 de octubre, transmitió la noticia en voz del propio Kruschev.

Dispuestos al sacrificio

Hasta el 20 de noviembre se retiraron los barcos soviéticos, bajo estricta vigilancia estadounidense, llevándose los misiles nucleares a su país. Fidel Castro estuvo excluido de las reuniones de negociación a pesar de que los misiles pusieron en peligro de invasión y ataque nuclear a Cuba. Debido a esta “retirada soviética” los cubanos se sintieron indignados y guardaron un recelo bastante notorio con los rusos hasta los 70’.

En un documento escrito de esos días y no publicado hasta después de su muerte, el líder guerrillero Ernesto Che Guevara opinó alabando la actitud del régimen cubano y cuestionando a los gobernantes soviéticos durante la crisis: “Es el ejemplo escalofriante de un pueblo que está dispuesto a inmolarse atómicamente para que sus cenizas sirvan de cimiento a sociedades nuevas y que cuando se hace, sin consultarlo, un pacto por el cual se retiran los cohetes atómicos, no suspira de alivio, no da gracias por la tregua; salta a la palestra para dar su voz propia y única, su posición combatiente, propia y única, y más lejos, su decisión de lucha aunque fuera solo”.

Tomado de: http://www.la-epoca.com.bo/index.php?opt=front&mod=detalle&id=4773