Día: 30 julio, 2015

Cuba y China abogan por mayor relación económica

Posted on

Rodrigo Malmierca Díaz-Gao HuchengRodrigo Malmierca Díaz, ministro cubano de Comercio Exterior e Inversión Extranjera, que concluye hoy una visita oficial a China, y su par de esa nación, Gao Hucheng, abogaron por aumentar las relaciones económicas y comerciales.

En una nota de prensa de la embajada de Cuba, se califica el gesto de expresión de madurez de los vínculos entre ambas naciones, cuyo aniversario 55 se cumple este año.

El Acta Final firmada por ambos ministros proyecta las relaciones económicas, comerciales, financieras y de cooperación para el período 2016-2020.

Ambas partes acogieron con satisfacción la próxima apertura de un vuelo directo de Air China que unirá a La Habana y Beijing.

La parte cubana anunció su voluntad de iniciar, a partir del 2016, la utilización gradual de la moneda china en el comercio bilateral, lo cual pone de manifiesto el carácter estratégico de sus nexos.

Tras las conversaciones oficiales se firmaron varios acuerdos asociados a las energías renovables y a las exportaciones cubanas de níquel.

Malmierca sostuvo encuentros por separado con el presidente de la Corporación China de Seguro de Crédito al Exportador, Wang Yi; el gobernador de la Corporación Bancaria de Desarrollo de China, Hu Huaibang; el presidente de la Administración de la Aviación Civil, Li Jiaxiang y el viceprepresidente de la Comisión Nacional de Desarrollo y Reforma, Lin Nianxiu.

Antes de su arribo a esta capital, el titular cubano hizo una presentación en la sureña ciudad de Shenzhen sobre las oportunidades de inversión extranjera en Cuba, a la cual asistieron alrededor de 300 empresarios en representación de más de 170 compañías chinas.

En esa urbe tecnológica, Malmierca fue recibido por Xu Qin, Alcalde de Shenzhen, y al dialogar ambos coincidieron en la necesidad de seguir ampliando las relaciones bilaterales y en particular, la cooperación entre Shenzhen y Cuba.

(Tomado de Cubadebate con información de Prensa Latina)

Rodrigo Malmierca-Gao Hucheng

¿Dónde estás, Nueva York?

Posted on

Nueva York. Foto: Ismael Francisco/ Cubadebate

Para David Brooks

¿Hacia dónde caminar en una ciudad inabarcable? ¿Por dónde empezar cuando un lugar ofrece tanto? ¿Hacia el Hudson o al East River? ¿Broadway o Wall Street? ¿El Parque Central o Greenwich Village? ¿Zuccotti Park o el Empire State? ¿La enorme cicatriz de Ground Zero o la Estatua de la Libertad? ¿Ver de todo un poco o un poco en profundidad? ¿Qué pasa si la caminas con un velo del Siglo XIX, educado por las crónicas de José Martí?  ¿O si, por el contrario, usas los lentes de Pete Hamill, el periodista que dice que Nueva York es nostalgia, que nada cambia tanto como esta ciudad? ¿Y si la memoria es de ayer, cuando leías en el diario La Jornada las crónicas sobre el movimiento Occupy y te ves alcanzado por los gases y por el grito de “somos el 99 por ciento”?

Entonces la ciudad no es esto que caminas sino las réplicas y las representaciones que traes contigo, y lo que te importa realmente es el modo de fijar las imágenes nítidas que ya no ves, pero te habitan como las línea de tu mano, en las que están grabadas las esquinas, las rejas de las ventanas, los angelones tallados en los muros, los rascacielos, las salidas al laberinto urbano que están en las canciones de Bob Dylan, Jimi Hendrix, Patti Smith y los referentes de identidad que la canción popular emite en Washington Square Park.

Ya conoces Nueva York. Está descrita en el primer capítulo de Moby Dick, en El Gran Gatsby y en Mahattan Transfer, por supuesto. Es El guardian en el trigal, la ciudad como trasfondo del misterio de la adolescencia; Una pesadilla con aire acondicionado, según Henry Miller, y La hoguera de las vanidades, desde el horizonte de Tom Wolfe. Es Truman Capote, Toni Morrison y Richard Price. Sabes que nadie que se exprese en español ha superado las crónicas neoyorquinas que escribió en nuestro idioma José Martí: “Es la cultura sutil como el aire, y más es vaporosa que visible, y es como el perfume. Pero ya es señal de ella el desearla, y Nueva York anda en esto”, dijo en 1884 quien había estado “en los talleres encendidos, donde el país se fragua: con los que yerran, con los que enamoran, con los que roban, con los que viven en soledad y la pueblan; con los que construyen”.

Has visto esta ciudad de una y mil formas en las películas de Woody Allen que llegaron al cine de tu pequeño pueblo. La escuchaste en una canción, Moon river, cuando era la voz de una mujer con guitarra y pelo recién lavado en la ventana de Desayuno con diamantes (Breakfast at Tiffany’s). La Gran Manzana es también un set de filmación a cielo abierto: tomas aéreas, vistas panorámicas, besos en la Quinta Avenida, King Kong acurrucando a Ann, los musicales en Broadway, asaltos de bancos, los neones de Times Square…

Todos tenemos una ciudad en el recuerdo que no se agota en este conjunto de islas comprado a los indígenas en 1626 por los holandeses y que ellos llamaron Nueva Ámsterdam, pero no por mucho tiempo. Los ingleses se la arrebataron en 1664 y le dieron su nombre definitivo. Y desde que Nueva York es Nueva York, monumental, clásica, moderna, vanguardista, lírica, hollywoodesca, capitalista, imaginativa y rebelde, trazar una ruta por sus calles no depende de lo que quieras, sino del tiempo.

En blanco y negro

Una de las imágenes más conocidas de Nueva York: la Estatua de la Libertad, de la cual Martí dijera: "Los que te tienen, oh libertad, no te conocen. Los que no te tienen no deben hablar de ti, sino conquistarte." Foto: Ismael Francisco/ Cubadebate

Si buscas a José Martí en el bajo Manhattan la nostalgia es en blanco y negro. La mayoría de los edificios ya no están, y tienes que ir a buscarlos en las fotografías que ahora acaba de poner a disposición del público, por Internet, el Museo Municipal de Nueva York. Por ejemplo, el numero 756 de Broadway, redacción de la Revista América de la que fuera su director en 1882, tenía aires victorianos en ese año pero ahora es solo un adefesio gris.

Tampoco encontrarás la casa de la calle Front, la número 120, donde se instaló la dirección del periódico Patria y donde el pintor sueco Herman Norrman retrató a Martí con una pluma de ganso –inexplicablemente, porque ya entonces el cubano utilizaba una pluma de metal, en boga en EEUU desde principios de siglo-. Como ironía histórica a la casa número 77 de la calle William, donde se editó la revista para niños más hermosa de las Américas, La Edad de Oro, se la tragó con toda la manzana la sede matriz de Goldman Sachs, el banco rescatado por el gobierno de EEUU en el 2008 e involucrado en el origen de la crisis de la deuda soberana en Grecia.  Pero si no te asqueas y sigues por esa misma calle, hacia el sur, descubrirás que ha sobrevivido el Restaurante Delmonico’s, aquel donde Martí celebró su último cumpleaños, el 28 de enero de 1895.

Con el velo del siglo XIX puedes recorrer la calle más maldecida de Nueva York, Wall Street, desde el mercado de los esclavos hasta la iglesia Trinity, como lo debió hacer muchas veces el Apóstol cubano, y verás por qué esta es la primera ciudad en contar con iluminación eléctrica, cómo unió las orillas del East River con el Puente de Brooklyn, inauguró las cabinas telefónicas y comenzó a crecer verticalmente con sus ciclópeas construcciones sobre los hombros de inmigrantes italianos, irlandeses, alemanes, chinos, mexicanos, judíos… que llegaron por oleadas y le dieron el merecido título de capital del mundo. Por ella, te diría Martí desde su columna en La América (1884) de Nueva York, “siglo de ferrocarriles, de electricidad y de máquinas es el nuestro”. Y así, gente interesante y con un talento fantasioso para la extravagancia, o solo con unas ganas enormes de cambiar el rumbo de su Isla, podía buscarse la vida en una ciudad que era próspera y peligrosa, pero también era barata y estaba llena de oportunidades.

Ahora que hay sucursales de bancos o de Starbucks en casi cada esquina, y que sobre las terrazas de los vecindarios fantasmales de entonces se levantan torres de vidrio para oligarcas y tiburones financieros de Wall Street, la nostalgia en blanco y negro tiene para ti la médula de una protesta política.

A color

La estatua ecuestre de José Martí en Central Park, de Nueva York, disfruta de una posición privilegiada: al centro de una suerte de plazuela sobre el Parque Central y entre las estatuas, ecuestres también, de Bolívar y San Martín, domina la Sexta Avenida, o Avenida de las Américas, que viene a morir a sus pies. La autora de esta escultura es Ann Hyatt Huntington, quien captó el momento de la caída del Apóstol en Dos Ríos.

“Como vecinitas parlanchinas que sacan la cabeza arrebujada después de la tormenta, asomaban las hojas” en el Central Park de José Martí. O eso dijo en otra de sus deslumbrantes crónicas para La Nación, de Buenos Aires. Te sonríes porque las hojas de una araucaria asustan a la paloma que vino a posarse sobre la estatua ecuestre de Martí, ubicada en el costado más transitado de este parque, el que da a la Avenida de las Américas.

Caminas unos pasos y ves el monumento dedicado a las víctimas del atentado contra las Torres Gemelas y te enteras entonces de que el día más importante en la historia contemporánea de la ciudad no fue el 11, sino el 12 de septiembre de 2001, cuando la solidaridad se instaló en sus calles y los neoyorquinos cruzaron puentes o se transportaron en ferries para llegar a sus trabajos, a pesar de todo, y ayudar en lo que podían, como si sintieran que estar del otro lado de la desgracia transformaba el ethos de sus habitantes. La gente se volvió más amable, pero en eso llegó George W. Bush y plantó su bandera: “Los que no están con nosotros están contra nosotros”.

Esa bandera en señal de conquista y ese gesto odioso no es Nueva York, te dicen, y ya estás entrando en el metro, que es como si hubieras pagado la entrada para la gran comedia humana. No se trata solamente de que ves la cara del mundo –te cuentan que en una ocasión un viajero del tren comenzó a gritar: “¿alguien aquí habla inglés?”, y nadie se dio la vuelta-. Estos túneles que horadan el subsuelo de la ciudad, que acogen todos los rostros y todas las lenguas del planeta, es el lugar donde la segregación se resquebraja y donde se tiene la certeza de que ningún apocalipsis es para ti, aunque vivas rodeado de sus signos. Pobres, ricos, viejos, adolescentes, negros, blancos, de Nueva Jersey, del Bronx o del Soho han de verse las caras bajo tierra. Pueden ir sentados, lado a lado, el yuppie de Wall Street que depreció la naranja en los mercados del mundo, y el que perdió su triste cosecha y terminó limpiando los baños de la Bolsa.

Te toca sentarte junto una muchacha que atravesará todo Manhattan después de hacer la limpieza en un salón de boxeo. Ella te cuenta que es de Puebla, que la agarraron cuando intentó entrar a Estados Unidos por la frontera y luego la soltaron, que tiene dos hijas sin papeles que no podrán ir a la universidad y que su esposo trabaja en la construcción.  Mientras conversa mece distraídamente un libro que obviamente leía antes de iniciar este diálogo. Seguramente nadie te creerá cuando lo cuentes: el título que tiene en sus manos es El poder de los sueños.

Acabas donde empezaste y haciéndote las mismas preguntas de la mañana. Pero la noche en esta ciudad no puede irse si no es a lo grande. Entre el Hudson y el East River, cruce de los caminos que debió recorrer José Martí durante los 15 años más pródigos de su vida, suena un concierto de Bruce Springsteen dedicado a la obra de Pete Seeger y grabado en Dublin. Una poderosa banda llena de banjos, trompetas, violines y acordeones, entona con rabia el himno del movimiento de los derechos civiles, “Eyes on the Prize”: “The one thing we did was right/ Was the day we started to fight” (“Lo único que hicimos correctamente/ fue el día en que empezamos a luchar”). Y esto que escuchas con los pies adoloridos en realidad te dice que hay algo fuera del cine, la literatura, los periódicos y hasta de los libros de Historia. Hay una Nueva York que es solo tu Nueva York.

Calle 64 número 116 Lugar donde vivió Jose Marti. Foto: Ismael Francisco/ Cubadebate

1880 8/01 Martí tiene 26 años cuando se radica en Nueva York. Vive en la casa de Manuel Mantilla en la calle 29 número 51 Este. Foto: Ismael Francisco/ Cubadebate

Imágenes de Nueva York. Foto: Ismael Francisco/ Cubadebate

Imágenes de Nueva York. Foto: Ismael Francisco/ Cubadebate

Imágenes de Nueva York. Foto: Ismael Francisco/ Cubadebate

Imágenes de Nueva York. Foto: Ismael Francisco/ Cubadebate

Imágenes de Nueva York. Foto: Ismael Francisco/ Cubadebate

Imágenes de Nueva York. Foto: Ismael Francisco/ Cubadebate

Imágenes de Nueva York. Foto: Ismael Francisco/ Cubadebate

Imágenes de Nueva York. Foto: Ismael Francisco/ Cubadebate

Imágenes de Nueva York. Foto: Ismael Francisco/ Cubadebate

Tomado de Cubadebate

Microsoft lanza su nueva plataforma Windows 10

Posted on

WINDOWS-10-5701

La nueva plataforma Windows 10 ha sido puesta en venta para millones de usuarios en todo el mundo, informa RIA Novosti. Los usuarios de Windows 7 y Windows 8.1 podrán actualizar sus sistemas de forma gratuita durante un año, opción no disponible para las versiones corporativas de Windows 7, Windows 8/8.1 y Windows RT/RT 8.1.

El nuevo Windows hace posible controlar los dispositivos mediante comandos de voz, gestos y escritura. Además, tiene incorporado el navegador web Microsoft Edge, que reemplazó a Internet Explorer. Microsoft también restauró el botón ‘Menú Inicio’, eliminado en Windows 8, para facilitar la búsqueda de archivos y aplicaciones.

WINDOWS-10-570 WINDOWS-10-5702

Tomado de Cubadebate con información de RT: http://actualidad.rt.com/ultima_hora/181456-microsoft-lanzar-windows10

Cepal: Bloqueo de EEUU frena crecimiento de Cuba

Posted on

Estados Unidos mantiene medidas de bloqueo comercial a Cuba

La Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal) lamentó este miércoles el freno que significa al crecimiento de Cuba el bloqueo de Estados Unidos, aunque destacó los avances de la isla caribeña.

En rueda de prensa en la capital chilena, la secretaria ejecutiva de la Cepal, Alicia Bárcena, preguntada sobre las perspectivas económicas de Cuba, indicó que si bien son significativos sus progresos, “todavía está la formidable barrera del bloqueo”.

Bárcena declaró a Prensa Latina, en la sede central de la Cepal, que pese a aperturas en algunos sectores de turismo, comercio y otros, “la verdad es que el bloqueo sigue aumentando los costos financieros”.

Nosotros que presentamos un informe para la Asamblea General de la ONU, hicimos un cálculo de aproximadamente 117 mil millones de dólares al 2014 el costo del bloqueo a Cuba, detalló.

La máxima representante de la Cepal señaló que se han levantado algunas restricciones de viajes, pero es un asunto muy fuerte.

“Creemos de todas formas que habrá 11 rubros mucho más activos, que van a atraer capital extranjero, como agroalimentario, bioquímico, energías renovables, construcción, el nuevo puerto del Mariel operativo”, comentó.

Valoró asimismo transformaciones dentro de la economía cubana y cambios en algunas leyes, que, opinó, seguramente van a traer resultados positivos.

Igualmente se refirió a las predicciones de incremento económico de Cuba este año, con una dinámica que superó los cálculos iniciales de la Cepal y ahora se fija en un cuatro por ciento.

De acuerdo con la fuente, los países de América Latina y el Caribe crecerán en promedio 0,5% en 2015,

Si bien la desaceleración es un fenómeno generalizado en la región, el organismo prevé un crecimiento heterogéneo entre subregiones y países, donde América del Sur mostraría una contracción de -0,4%, Centroamérica y México un crecimiento de 2,8%, y el Caribe de 1,7 por ciento.

Panamá liderará la expansión regional con un alza de 6,0 por ciento, seguido de Antigua y Barbuda (5,4%), República Dominicana y Nicaragua (ambos con 4,8%), indicó.

(Tomado de Cubadebate con información de Prensa Latina)

Evo Morales acepta reanudar relaciones diplomáticas con Chile

Posted on

Evo-MoralesEvo Morales, presidente de Bolivia, afirmó que está dispuesto a iniciar un proceso para restablecer relaciones diplomáticas con Chile y buscar una solución en menos de cinco años a la demanda marítima de su país.

“Quiero decirle al Gobierno de Chile que estamos de acuerdo para restablecer las relaciones diplomáticas para que en menos de cinco años se resuelva el tema del mar para Bolivia, una salida al océano Pacífico con soberanía, y con un garante, el hermano papa Francisco”, dijo el mandatario boliviano a periodistas en La Paz, capital del país.

El gobernante agregó que está dispuesto a hacer las gestiones para lograr que Francisco sea el garante e invitó a la presidenta de Chile, Michelle Bachelet, a viajar al Vaticano para tratar el tema.

“Esperamos un respuesta positiva mirando y superando los problemas de dos países hermanos, vecinos, Chile y Bolivia, para trabajar juntos por nuestros pueblos”, sostuvo.

Morales recordó que el Gobierno de Chile propuso hace unos días restablecer las relaciones diplomáticas, en suspenso desde el 1962 con un paréntesis entre 1975 y 1978, debido la histórica reclamación boliviana de una restitución de su salida al mar.

La propuesta de Chile la planteó su canciller, Heraldo Muñoz, tras las palabras del papa Francisco sobre la controversia entre ambos países durante su reciente visita a Bolivia.

En distintos momentos, Francisco abogó por un diálogo “franco y abierto” para solucionar los problemas entre los países y también afirmó que “no es injusto” que Bolivia se plantee la salida al mar y que una mediación papal sería un “último paso”.

Según Morales, el restablecimiento de las relaciones diplomáticas será muy importante para esa gestión con el propósito de lograr una solución definitiva.

El presidente recordó que en febrero de 1975 también se reanudaron las relaciones diplomáticas para buscar esa solución pero esa negociación fracasó y provocó una nueva retirada de los embajadores.

Tal negociación fue encarada sin éxito por el dictador chileno Augusto Pinochet y su homólogo boliviano Hugo Banzer.

El Gobierno de Morales presentó en 2013 ante la Corte Internacional de Justicia (CIJ) de La Haya una demanda jurídica en busca de un fallo que obligue a Chile a negociar de buena fe y en firme la restitución del acceso al mar perdido en una guerra en el siglo XIX.

Chile ha objetado la competencia de la CIJ y rechaza la petición boliviana con el argumento de que los límites quedaron sellados en un tratado firmado en 1904.

Bolivia ha sostenido que su demanda tiene como base las diferentes ofertas realizadas por diversos funcionarios de Chile, entre ellas presidentes, cancilleres y embajadores, para solucionar su falta de acceso soberano al mar.

Los equipos jurídicos de ambos países comparecieron en mayo pasado en las audiencias de alegatos orales convocadas por la CIJ para tratar la petición chilena de que el tribunal se declare incompetente para decidir sobre la reclamación boliviana.

El tribunal está ahora en un proceso de deliberación sobre ese tema, un periodo que puede durar entre 4 y 6 meses.

Morales hizo conocer hoy su propuesta tras la reunión que celebró el martes con otros cinco ex presidentes de su país para analizar el curso de la demanda presentada ante la Corte de La Haya.

Tomado de Cubadebate

Clinton reclamará fin de bloqueo de EEUU contra Cuba

Posted on

hillary-clinton

Hillary Clinton, precandidata del Partido Demócrata a las elecciones presidenciales en Estados Unidos, pedirá al Congreso derogar el bloqueo contra Cuba cuando visite la ciudad de Miami el próximo viernes, informó hoy su equipo de campaña.

Ese día la exsecretaria de Estado prevé efectuar un discurso en la Universidad Internacional de Florida (FIU) y participar en un foro de la National Urban League, que aglutina a la comunidad negra, en Fort Lauderdale, al norte de Miami.

Agrega la nota que durante sus intervenciones, Clinton respaldará las posturas de la administración del presidente Barack Obama de reiniciar las relaciones diplomáticas con la nación caribeña.

Asimismo, criticará a sus oponentes republicanos por defender lo que considera como “políticas fallidas del pasado”, destacó.

En varias ocasiones la exprimera dama ha defendido el levantamiento del bloqueo contra la nación antillana, impuesto por Washington en 1962.

En su reciente libro Hard Choices (Decisiones difíciles) asegura que mientras se mantuvo al frente del departamento de Estado (2009-2013), recomendó al presidente Obama revisar la política de sanciones comerciales contra Cuba y la prohibición de viajes de ciudadanos estadounidense a la isla.

Durante el foro en Fort Lauderdale, Clinton coincidirá con el exgobernador de Florida y precandidato republicano a la Casa Blanca, Jeb Bush, un acérrimo crítico del acercamiento entre Washington y La Habana.

En el Congreso estadounidense surgieron varias iniciativas dirigidas a modificar la aplicación del bloqueo después del 17 de diciembre de 2014, cuando los presidentes Barack Obama y Raúl Castro anunciaron el inicio de un proceso para la normalización de las relaciones bilaterales, cuya primera etapa se concretó el 20 de julio con la apertura de embajadas.

Durante los últimos meses y en varias ocasiones, Obama exhortó al Capitolio a echar abajo el bloqueo.

Aunque la administración demócrata anunció en enero algunas medidas para aumentar los viajes y el comercio con la isla, las disposiciones resultan todavía limitadas, mientras permanece intacto el basamento jurídico para eliminar el bloqueo que solo puede ser desmantelado por el Congreso.

La comunidad mundial ha condenado y exigido el levantamiento inmediato de esa medida coercitiva calificada como genocidio durante 23 años consecutivos en la Asamblea General de la ONU.

(Tomado de Cubadebate con información de Prensa Latina)

Cuba y Estados Unidos: que la justicia nos mantenga amigos

Posted on

René Vázquez Díaz es un narrador y poeta cubano radicado en Suecia. No es la primera vez que su nombre es mencionado en Segunda cita. Hace algún tiempo recomendé La era imaginaria y La isla del cundeamor, novelas que forman parte de una saga apasionante.

Sabiendo que acabo de presenciar como nuestra soberana bandera ascendía al cálido cielo de Washington, me escribe: “…te envío a ti este artículo antes que a nadie. Creo que debe publicarse en Segunda cita…”

Gracias, René. Abrazo de bejucos.
silvio

—————————————-

Por René Vázquez Díaz

El 20 de mayo de 1902, cuando la República de Cuba nació coja y violentada por Estados Unidos, entre los solemnes discursos pronunciados en La Habana se destacan dos frases de William Jennings Bryan, político populista del Partido demócrata y miembro (junto a Mark Twain) de la entonces llamada Liga Antiimperialista:

“Dios nos hizo vecinos. ¡Que la justicia nos mantenga amigos!”

Pero, como escribió César Vallejo en un poema famoso, esto no fue posible. Hoy ondea en La Habana la bandera de Estados Unidos y por primera vez en la historia de ambos países se abre la posibilidad real de un futuro de buena vecindad. Tanto en mayo de 1902 como en julio de 2015, la clave del fracaso o el éxito de esas relaciones es la palabra justicia.

Aunque se oculte cuidadosamente en la poderosa prensa occidental, Cuba obligó a Estados Unidos a sentarse a negociar. Ese diálogo a pie de igualdad, alcanzado a un precio tan alto y doloroso para el pueblo cubano, constituye en sí mismo una victoria inédita en la historia de las Américas. Uno de los objetivos del bloqueo había sido evitar justamente lo que ahora sucede: el diálogo en bases soberanas. En el pasado, cuando Estados Unidos y sus aliados hablaban de “diálogo” con Cuba, lo que querían decir, en plata, era imponer las condiciones de una inevitable capitulación cubana. Y esto no fue posible.

Tanto para los compatriotas que no tuvieron fe en la fuerza de su propio pueblo, como para los extranjeros que no creyeron que la diminuta Cuba sería capaz de ganarle el pulso a un país tan agresivo, se trata de una victoria que no parecía alcanzable en el transcurso de sus vidas. Para los enemigos profesionales de la revolución, lo que en efecto está ocurriendo es algo inaudito, casi inconcebible, que los pone en una situación vergonzosa e inestable. ¿Cómo serán financiados a partir de ahora?

En el lenguaje elegido por Obama para esconder esta derrota, no se dice que Cuba ha estado (y sigue estando pese a algunas flexibilizaciones) asediada, cercada, perseguida y agredida. Se dice diplomáticamente que Cuba fue “aislada” y que eso “no funcionó”: a una agresión única en nuestra época, por su encarnizamiento y su duración, se le minimiza llamándola “aislamiento”. Pero el problema es que la agresión sí funcionó perfectamente para empobrecer al cubano de a pie y envilecer a los que eligieron convertirse en aliados del agresor. Otro objetivo esencial del bloqueo ha sido impedir que el Estado cubano disponga de dinero para administrar, con éxito, logros como la educación, la salud pública y el cuidado de la niñez. Un objetivo de la prolongada agresión parcialmente logrado fue generar hastío en el espíritu de los bloqueados. Las víctimas de todo asedio terminan por culpabilizar a su propio gobierno de las salvajadas de que son objeto por parte de una potencia extranjera.

La insistencia del Presidente Obama en no hablar de historia para “no ser prisioneros del pasado” es comprensible en un líder que, para poder avanzar, tiene que aunar voluntades contrarias dentro y fuera de su gobierno. Pero no creo que eso contribuya al entendimiento mutuo. Una tras otra, todas las maquinaciones norteamericanas para desestabilizar a Cuba y arreciar las vicisitudes de sus habitantes han sido descubiertas, denunciadas y derrotadas. La historia del entrometimiento y los abusos de la embajada de Estados Unidos en La Habana debería ser una asignatura obligatoria para los nuevos diplomáticos.

Hasta el momento, cualquier personaje insignificante de la República Checa, España o Suecia, por sólo poner tres ejemplos, se miraban al espejo como héroes de una cruzada contra la revolución cubana. Diplomáticos o no, llegaban a la isla en plan de agentes hinchados, sabedores de cómo resolver los problemas de los guajiros de Mayarí o de los cuentapropistas del Cerro. Todavía el sueco Jonas Modig sigue dormido y sin recordar cómo su compinche Carromero, cancerbero del deplorable PP español, cometió un delito de imprudencia temeraria que mató a dos ciudadanos cubanos. El caso de Allan Gross es triste y elocuente. ¿Se repetirá el espectáculo de un James Cason dirigiendo a sus asalariados cubanos como un ridículo cowboy?

Estados Unidos debe ser sumamente cauteloso y no abrir heridas que están muy lejos de cicatrizar. Cuando elija su forma de actuar, la renovada estación de la CIA en La Habana debería tener pie de plomo. El Departamento de Estado ha anunciado que desde la nueva embajada podrá promover mejor “sus intereses y sus valores”. Los pueblos de Cuba y Estados Unidos anhelan cambios que conduzcan a la paz y al bienestar. En Cuba hay muchas cosas que deben cambiarse y los cubanos las están cambiando a su manera y a su propio ritmo, en ejercicio de su soberanía.

El “compromiso” del Departamento de Estado con el pueblo cubano no puede basarse en instituciones ofensivas como Radio Martí ni en las rebatiñas de dólares de la USAID, porque todo eso recuerda demasiado a la doctrina de Robert Torricelli, “to wreak havoc on that island.” En Cuba no es fácil olvidar esa tendencia contraria al derecho internacional y a la decencia, ya que la Ley Helms Burton, vigente aún en su desalmada totalidad, se basa en el espíritu y la obra de Mr Torricelli: devastar esa isla.

Entonces, ¿cuáles son los valores del Departamento de Estado representados por el bloqueo y la Ley de Ajuste? ¿Qué valores defiende Estados Unidos en el atolladero jurídico y humanitario de Guantánamo? Llegó la hora de los cambios. Todo diplomático estadounidense debe saber que la presencia de su gobierno en Cuba tiene una rancia historia con hedor a guajiros desamparados en las guardarrayas, explosiones mercenarias, cubanos de alquiler mendigando en sus jardines y privaciones de todo tipo en lo profundo del pueblo.

No obstante, tratemos de no hablar de historia. Olvidar lo malo, dice Martín Fierro, también es tener memoria. Y lo que todos anhelamos a partir de este 20 de julio no es más intervencionismo ni agresiones que provoquen nuevas luchas de consecuencias imprevisibles, sino más comercio, más cultura y entendimiento; más felicidad y bienestar, de modo que se cumpla la invocación de William Jennings Bryan y la justicia, al fin, nos mantenga amigos para siempre.

Tomado de: https://chichaalacubana.wordpress.com/2015/07/29/cuba-y-estados-unidos-que-la-justicia-nos-mantenga-amigos/