Día: 29 julio, 2015

EE.UU. – Cuba, El fin del bloqueo

Posted on

por: Farit L. Rojas Tudela
Cuba sufre un bloqueo económico por parte de Estados Unidos desde el año 1961, como efecto de un clima agresivo de EE.UU. hacia Cuba. Ese mismo año el gobierno del Norte aprobó la invasión a Playa Girón. Como es sabido el ejército cubano derroto a los estadounidenses, sin embargo la tensión escalaría mucho más en las décadas siguientes.

La crisis de los misiles, el abusivo espacio de detención llamado “Guantánamo”, leyes específicamente aprobadas contra Cuba, fueron una parte de las consecuencias de esta escalada de tensión y abusiva agresión por parte de EE.UU.

El embargo económico es una medida política sobre todo de política comercial que la ejerce un país o un bloque de ellos, para interrumpir las relaciones exteriores o el intercambio de mercancías de un Estado al que se le ha declarado un embargo. El embargo pertenece al repertorio clásico no-bélico, de las sanciones internacionales, cuya efectividad es controvertida.

En 1975 la OEA levantó cualquier tipo de sanciones a Cuba y se marcó el inicio de las peticiones colectivas para que se levante el absurdo bloqueo económico a Cuba.

Desde el año 1994 más de 100 países han votado en Naciones Unidas en contra del embargo económico de EE.UU. contra Cuba. Esta cantidad de votos ha ido en aumento cada año.

Desde el año 2012, 188 países han votado en Naciones Unidas en contra del embargo que EE.UU. ha mantenido contra Cuba desde 1961.

Este año, 2014, la votación fue la siguiente: 188 países en contra del embargo, dos países a favor del embargo (EE.UU. e Israel) y tres abstenciones (Micronesia, Palau e Isalas Marshall).

La demanda internacional para que EE.UU. y Cuba se sienten a la mesa de negociación no es nueva, sin embargo este año se sumó a los pedidos el Papa Francisco que remitió una carta tanto a Obama como a Castro para que ambos países puedan empezar a tratar el tema con determinada seriedad.

No es la primera vez que el Papa recomienda dar fin a esta sanción. En 1979 el Papa Juan Pablo II en su visita a México criticó la política norteamericana de afectar al pueblo cubano con esta medida.

Cabe destacar también que el año 2002 el ex presidente norteamericano Jimmy Carter pidió en la misma ciudad de La Habana el fin del bloqueo económico.

El diálogo entre EE.UU. y Cuba no fue, no es, ni será sencillo, pues detrás del acercamiento del gobierno de Obama a Cuba se baraja el acercamiento de EE.UU. a otros países de Latinoamérica, entre los que se encuentran Ecuador, Venezuela y lógicamente Bolivia. Por ello si bien este tema podría observarse como un problema bilateral en la práctica condicionará el nuevo relacionamiento de EE.UU. con el bloque de países del Alba.

Lo paradójico en el comienzo de estas negociaciones será la negativa de una parte de la comunidad cubana en EE.UU. contra el levantamiento del bloqueo económico contra Cuba. Muchos de los exiliados cubanos son más anticastristas que los mismos norteamericanos.

Otro tema paradójico será la recepción mediática de la medida, pues el accionar de EE.UU. está siendo visto como un gran gesto de amistad, cuando en el fondo lo que está planteando es dejar de agredir a un Estado soberano como lo es Cuba.

El bloqueo económico, llamado también embargo económico es una sanción, un castigo. La lógica debe llevarnos a pensar que si se ha sancionado o castigado a un Estado, es porque éste hizo algo malo, además quien castiga debe tener el poder de someter al castigado con la sanción.

El bloqueo económico es el castigo que EE.UU. ha ejercido sobre Cuba por ser un Estado que políticamente no le convenía. El levantamiento de esta medida no es un acto de generosidad de EE.UU., no se puede decir “acto de generosidad” al grandulón que deja de golpear a su víctima. En todo caso es un acto de sensatez política.

El camino aun es largo, pese a la buena voluntad que tengan los gobiernos de EE.UU, y de Cuba, aún está ahí el Congreso, aún están ahí las reacciones negativas contra esta medida, aún están ahí los intereses económicos.

Es una buena noticia que un Estado declare que dejará de agredir a otro, lo que es interesante para analizar los motivos, pues hay un gran clima de intereses económicos detrás de la medida, al fin y al cabo es un embargo económico.

2015 será un año interesante que nos permitirá vivenciar como se desarrolla esta medida y cuales sus efectos inmediatos y a largo plazo.

Tomado de: http://www.la-epoca.com.bo/index.php?opt=front&mod=detalle&id=4179

Cuba y EE.UU. Disputa geopolítica en nuevo escenario

Posted on

por: Hugo Moldiz Mercado
Cuba y Estados Unidos, con el anuncio del restablecimiento de relaciones diplomáticas, se disponen a librar en un nuevo escenario su disputa entre independencia y dominación. Cuba para seguir alimentando la geopolítica de la emancipación y EE.UU. para retomar la hegemonía perdida
El 17 de diciembre será recordado en la historia como el día en que Cuba conquistó una victoria más –de las muchas que obtuvo en 55 años de resistencia- ante el imperialismo estadounidense al haber modificado, “sin que el problema principal haya sido resuelto”, el escenario de las profundas contradicciones con los Estados Unidos, cuyo gobierno pretende al mismo tiempo aprovechar ese nuevo escenario para reconfigurar a su favor las relaciones de fuerza dentro de Cuba y América Latina.

De ahí que el posicionamiento de los actores políticos ante el anuncio del restablecimiento de las relaciones diplomáticas entre ambos países, además de algunas medidas administrativas adoptadas por la Casa Blanca para acompañar este “nuevo enfoque de la política estadounidense contra Cuba” haya sido diverso y contradictorio.

Desde la perspectiva imperial está claro que ese anuncio de Obama se lo esperaba en su primera gestión, tal como había adelantado en la campaña electoral que lo llevó a la presidencia en enero de 2008, como parte de una nueva estrategia de relacionamiento con Cuba y América Latina. Es evidente que ese cambio de enfoque, con el que se pretendía maquillar el rostro de un imperio cada vez más agresivo en el mundo, tenía por objetivo restablecer la hegemonía perdida en cerca de una década. La heroica resistencia de Cuba tras el derrumbe del campo socialista y la seguidilla de gobiernos de izquierda y progresistas constituidos en América Latina -que empezó con el triunfo de Hugo Chávez en diciembre de 1998-, reconfiguró geopolíticamente el escenario mundial de una manera tal que EE.UU. empezó a perder el control de su “patio trasero”.

Pero los anuncios de una nueva relación de EE.UU. con América Latina se quedaron archivados en el escritorio del presidente negro debido a la capacidad de presión e influencia de los sectores más conservadores y de ultraderecha estadounidenses, interesados más bien en fortalecer las políticas de subversión abierta y desestabilización directa de los gobiernos revolucionarios y progresistas, así como de priorizar sus aventuras guerreristas en el planeta. Han pasado seis años de esos anuncios y Obama, a dos años de dejar la Presidencia, retoma su propuesta inicial por dos razones fundamentales: primero, el fracaso de la política imperial contra América Latina en general y contra Cuba en particular. Si bien la política hacia la mayor de las Antillas tiene ingredientes particulares que no tiene la política general hacia América Latina, sería un error pensarlas de forma aislada en momentos como estos. Segundo, para cambiar las perspectivas sombrías del Partido Demócrata para las elecciones presidenciales de 2010. Más del 80 por ciento de los cubanos naturalizados en EE.UU. ve con buenos ojos un nuevo tipo de relación con Cuba, lo cual implica una separación radical con el punto de vista de la ultraderecha. Por lo demás, Obama espera que el aval concedido a más de 5 millones de inmigrantes indocumentados en ese país incida también a favor de su partido en 2016.

Con ese enfoque de su política hacia Cuba, es evidente que EE.UU. pretende también lograr dos resultados: primero, alcanzar su objetivo invariable –la derrota del gobierno socialista- a través de una nueva forma de trabajar políticamente en la Isla. Esto quiere decir desarrollar la estrategia de la doble riel (o carril), de tal manera que en uno lleve adelante medidas de seducción y en otro afine la conspiración para el desenlace violento. Esa es la apuesta democrática de Obama.

Segundo, para producir un realineamiento geopolítico en América Latina y el mundo. Para nadie es desconocido que Cuba tiene un papel geopolítico fundamental para tejer consensos que han llevado a que la inmensa mayoría de los estados del mundo, con excepción hecha de EE.UU. e Israel, apoyen su demanda de cese del bloqueo en las Naciones Unidas y respalden otras iniciativas planetarias como el combate al ébola en África Occidental, pero también su decidido papel en el nacimiento de mecanismos alternativos de integración y foros políticos como el ALBA –mucho más cohesionado ideológicamente- y la CELAC, como espacio que expresa una mayor autonomía frente a Estados Unidos. Es decir, lo que busca es revertir la victoria política y moral que Cuba le ha propinado en el planeta y recuperar su hegemonía en América Latina por la vía de producir hechos que dividan espacios como el ALBA. De ahí que mientras anuncia un nuevo enfoque hacia Cuba, endurezca sus agresiones contra Venezuela con nueva sanciones. La intención es conflictuar a los gobiernos cubano-venezolano, para empezar.

Desde la perspectiva de Cuba todo es diferente. Una lectura de las palabras del presidente Raúl Castro muestran que esa disposición al diálogo y a restablecer relaciones diplomáticas no es nueva, pues han sido planteadas “de forma pública y privada, por el compañero Fidel en diferentes momentos de nuestra larga lucha”, pero “sin renunciar a uno solo de nuestros principios”. Mas claro, ni el agua. Es más, el gobierno socialista le ha ofrecido al gobierno de los EE.UU. varias veces colaboración en casos específicos como asistencia médica cuando las inundaciones afectaron a miles de personas en el sur de ese territorio, ayuda cuando los atentados terroristas del 11 de septiembre de 2001 y hace poco por el ingreso del ébola a suelo estadounidense.

El debate que se ha abierto en Cuba tras el sorpresivo anuncio de la liberación de los tres cubanos presos en EE.UU. y el restablecimiento de relaciones entre ambos estados, así como una cierta flexibilización del bloqueo, es profundo y extendido en la televisión y sitios digitales que las grandes cadenas de la información no siguen con cuidado. Un mirada más acuciosa les mostraría lo arraigado que está el sentimiento socialista.

Quizá por la estrecha cercanía con la dirección de la revolución cubana sea interesante leer lo que Mariela Castro, hija del presidente cubano, le dijo a la agencia AP el jueves 18: “Si en los Estados Unidos pretenden con estos cambios que Cuba regrese al capitalismo y regrese a ser un país servil a los intereses hegemónicos de los grupos económicamente más poderosos de los Estados Unidos, deben estar soñando”. Y de Venezuela dijo, “Cuba nunca abandonará a Venezuela”.

No hay que olvidar que Cuba optó por el camino del socialismo no como respuesta al bloqueo estadounidense, sino más que bien este es consecuencia de la reacción imperial a la primera revolución socialista triunfante en América Latina.

¿Entonces qué espera Cuba de este momento que se abre? Tan sencillo como las palabras de Raúl Castro: “lo hemos repetido, debemos aprender el arte de convivir, de forma civilizada, con nuestras diferencias”. No hay justificación alguna para mantener una política genocida contra un pueblo que durante 55 años la ha resistido heroicamente sin cambiar el rumbo de su proyecto emancipador, y que ahora, parafraseando a su máximo dirigente, lleva adelante, pese a las dificultades, la actualización de su modelo económico para construir un “socialismo próspero e sostenible”.

La dirección de la revolución y el pueblo cubano saben, mucho más de lo que es posible imaginar, que esta modificación del escenario, inevitable por como se desarrollaron varios elementos en los últimos años, abre otros peligros que no hay que subestimar. Hay demasiadas lecciones que los cubanos le dieron al mundo en más de medio siglo de independencia y autodeterminación, como para no tomar en cuenta. Todo lo contrario, la revolución cubana, con la cual empieza la tercera ola emancipadora de América Latina, está por darle otro impulso a la lucha por la segunda y definitiva independencia de nuestros pueblos. En síntesis, como dijo Evo Morales, Cuba le “dobló” el brazo a EE.UU.

Tomado de: http://www.la-epoca.com.bo/index.php?opt=front&mod=detalle&id=4180

Las negociaciones secretas entre J. F. Kennedy y Fidel Castro

Posted on

por: Robert F. Kennedy Jr *
WHITE PLAINS, Estados Unidos, ene 2015 (IPS) – El día del asesinato del presidente John F. Kennedy (JFK), el 22 de noviembre de 1963, uno de sus emisarios mantuvo una reunión secreta con el líder cubano Fidel Castro en la playa de Varadero, en Cuba, para discutir las condiciones que pondrían fin al embargo de Estados Unidos contra la isla y comenzarían el proceso de distensión entre ambos países.

Eso fue hace más de 50 años y ahora, por fin, el presidente estadounidense Barack Obama retomó el proceso de convertir el sueño de JFK en realidad mediante el restablecimiento de las relaciones diplomáticas con Cuba.

Esas conversaciones clandestinas en la residencia veraniega de Castro en Varadero se desarrollaban hacía meses, habiendo evolucionado a la par de la mejora de las relaciones con la Unión Soviética tras la crisis de los misiles en Cuba de 1962.

Durante esa crisis, JFK y el líder soviético Nikita Jruschov, los dos enfrentados a sus propios militares de línea dura, desarrollaron un respeto mutuo, incluso cordialidad, el uno por el otro. Un pacto secreto entre ellos allanó el camino para el retiro de los misiles soviéticos de Cuba y los misiles Júpiter estadounidenses de Turquía, salvando así el honor de ambos bandos.

Castro, por su parte, estaba furioso porque los rusos ordenaron la retirada de los misiles sin consultarlo. Tras la crisis, Jruschov invitó al resentido Fidel a Rusia para suavizar la ira del líder cubano.

Castro y Jruschov pasaron seis semanas juntos, mientras el líder ruso acosaba a Fidel para que buscara la distensión y la paz con el presidente Kennedy.

“Mi padre y Fidel desarrollaron una relación de maestro y discípulo”, escribiría más adelante Sergei, el hijo de Jruschov.

Este último quería convencer a Castro que JFK era digno de confianza.

El propio Fidel recordó que “durante horas” Jruschov “me leyó muchos mensajes… del presidente Kennedy,… a veces entregados por Robert Kennedy”. Castro regresó a Cuba decidido a buscar el camino del acercamiento.

La Agencia Central de Inteligencia (CIA) espiaba a todos. En un comunicado secreto enviado el 5 de enero de 1963 a sus compañeros, el agente Richard Helms, que se convertiría en director de la agencia en 1966, advirtió que “a petición de Jruschov, Castro regresaba a Cuba con la intención de adoptar una política conciliadora hacia el gobierno de Kennedy, por el momento”.

JFK era abierto a esos avances. En el otoño boreal de 1962 él y su hermano Robert enviaron a James Donovan, un abogado de Nueva York, y a John Nolan, un amigo y consejero de mi padre Robert Kennedy, a negociar la liberación de 1.500 presos cubanos que Castro capturó tras la invasión de Bahía de Cochinos, en abril de 1961.

Donovan y Nolan desarrollaron una amistad cordial con Castro, con quien viajaron juntos por el país. Fidel les hizo un recorrido por el campo de batalla de Bahía de Cochinos y los llevó a ver tantos partidos de béisbol que Nolan juró que nunca más volvería a ver ese deporte, según me contó.

Luego de liberar a los últimos 1.200 prisioneros el día de Navidad de 1962, Castro le preguntó a Donovan cómo proceder para normalizar las relaciones con Estados Unidos. “De la manera en que los puercoespines hacen el amor, con mucho cuidado”, fue la respuesta.

Mi padre y JFK tenían una intensa curiosidad acerca de Castro y les exigían a Donovan y Nolan descripciones detalladas, muy personales, del líder cubano.

La prensa estadounidense había caricaturizado a Fidel como borracho, sucio, irascible, violento e indisciplinado.

“Nuestra impresión no cuadraría con la imagen comúnmente aceptada. Castro nunca fue irritable, nunca fue borracho, nunca fue sucio”, les dijo Nolan. Él y Donovan describieron al líder cubano como mundano, ingenioso, curioso, bien informado, de impecable apariencia y conversación atractiva.

En sus viajes con Castro y tras haber sido testigos de las ovaciones espontáneas cuando ingresaba a los estadios de béisbol con su pequeño pero profesional equipo de seguridad, ambos confirmaron los informes internos de la CIA que indicaban la inmensa popularidad que tenía el líder con el pueblo cubano.

JFK sintió una simpatía intuitiva hacia la revolución cubana. Su asistente especial y biógrafo Arthur Schlesinger escribió que “Kennedy tenía una simpatía natural por los desvalidos de América Latina y entendía el origen del resentimiento generalizado contra Estados Unidos”.

“La larga historia de abuso y explotación había vuelto a Fidel contra Estados Unidos y hacia los soviéticos en un momento en que podría haber girado hacia Occidente. La objeción de JFK fue por el papel de Cuba como títere soviético y plataforma para… fomentar la revolución y la expansión soviética en toda América Latina”, según Schlesinger.

Castro tenía sus propias razones nacionalistas para rechazar la dependencia soviética, particularmente después de la crisis de los misiles. Dejó claro su deseo de un acercamiento en las conversaciones privadas con la periodista de la cadena televisiva ABC, Lisa Howard, quien se desempeñó como otra emisaria informal entre JFK y Fidel.

Howard informó a la Casa Blanca que Castro “estaba dispuesto a discutir el personal y los equipos soviéticos en suelo cubano, la indemnización por las tierras y las inversiones norteamericanas expropiadas, la cuestión de Cuba como base para la subversión comunista en todo el hemisferio”.

Cuando los presos cubanos fueron liberados, JFK consideró seriamente la reanudación de las relaciones con Castro. Ese impulso lo llevó a navegar por aguas peligrosas. La sola mención de una distensión con Fidel era dinamita política ante la proximidad de las elecciones presidenciales de 1964 en Estados Unidos.

Tanto Barry Goldwater, el candidato presidencial del Partido Republicano, como Richard Nixon, el vicepresidente durante el gobierno de Dwight D. Eisenhower (1953-1961) y rival de JFK a la presidencia en 1960, y Nelson Rockefeller, el contrincante de Goldwater en la nominación republicana a la presidencia, consideraban a Cuba como el mayor capital político de su partido.

Algunos exiliados cubanos, homicidas y violentos, y sus contactos en la CIA creían que la idea de la coexistencia con Cuba era una traición infernal.

En septiembre de 1963, JFK solicitó a William Attwood, un experiodista y diplomático estadounidense ante la Organización de las Naciones Unidas, que entablara negociaciones secretas con Castro.

Attwood conocía a Castro desde 1959 cuando cubrió la Revolución Cubana para la revista Look, antes de que el líder se volviera contra Estados Unidos.

Ese mes, mi padre le pidió a Attwood que encontrara un lugar seguro para mantener conversaciones secretas con Fidel.

En octubre, Castro comenzó a organizar el vuelo clandestino de Attwood a una remota pista de aterrizaje en Cuba para iniciar las negociaciones sobre la distensión.

El 18 de noviembre de 1963, cuatro días antes del asesinato de JFK en Dallas, Castro escuchó la conversación telefónica de su ayudante, René Vallejo, con Attwood y acordó el orden del día para la reunión.

Ese mismo día, JFK preparó el camino para el acercamiento con un mensaje público claro.

En declaraciones a la Sociedad Interamericana de Prensa, en el corazón de la comunidad de exiliados cubanos en Miami, el presidente declaró que la política de Estados Unidos no era la de “dictar a nación alguna cómo organizar su vida económica. Cada nación es libre de dar forma a su propia institución económica de conformidad con sus propias necesidades y voluntad nacionales”.

Un mes antes, JFK había abierto otra vía secreta hacia Castro a través del periodista francés Jean Daniel, director del periódico socialista Le Nouvel Observateur.

En camino a entrevistar a Fidel en Cuba el 24 de octubre de 1963, Daniel visitó la Casa Blanca, donde JFK habló con él acerca de las relaciones entre ambos países.

En un mensaje destinado a Castro, JFK criticó enérgicamente al líder cubano por precipitar la crisis de los misiles. Luego cambió de tono, expresando la misma empatía hacia Cuba que había mostrado por el pueblo ruso en su discurso del 10 de junio de 1963 en la Universidad Americana, de Washington, al anunciar el tratado de prohibición de los ensayos nucleares con la Unión Soviética.

Kennedy se explayó sobre la extensa historia de las relaciones de Estados Unidos con el régimen corrupto y tiránico de Fulgencio Batista. JFK le dijo a Daniel que había apoyado el Manifiesto de Sierra Maestra al comienzo de la revolución cubana.

Entre el 19 y el 22 de noviembre de 1963, Castro tuvo sus propias entrevistas con Daniel, en las cuales interrogó cuidadosa y meticulosamente al periodista francés sobre su reunión con JFK, particularmente con respecto al fuerte respaldo de este a la Revolución Cubana.

Entonces Castro guardó un silencio reflexivo, componiendo una respuesta cuidadosa que sabía que JFK aguardaba. “Creo que Kennedy es sincero. También creo que expresar hoy esa sinceridad puede tener significación política”, dijo al final, midiendo cada palabra.

Y siguió con una crítica detallada de los gobiernos de Kennedy y Eisenhower, que habían atacado su Revolución Cubana “mucho antes de que existiera el pretexto y la coartada del comunismo”.

“Pero siento que” Kennedy “heredó una situación difícil: no creo que el Presidente de los Estados Unidos sea realmente libre alguna vez, y creo que… está en estos momentos sintiendo el impacto de su falta de libertad. También creo que él entiende ahora el grado en el que ha sido engañado, en especial, por ejemplo, con la respuesta de Cuba durante la invasión de Bahía de Cochinos”, continuó Castro.

“No puedo evitar tener la esperanza… de que un líder vendrá a la delantera en América del Norte (Kennedy, ¿por qué no?, tiene muchas cosas a su favor) que tendrá el coraje de lidiar con la impopularidad, combatirá a los monopolios, dirá la verdad y, lo más importante, dejará a las naciones actuar como ellas decidan. Kennedy todavía podría ser ese hombre”, le dijo a Daniel.

“Él todavía tiene la posibilidad de convertirse, a los ojos de la historia, en el más grande presidente de los Estados Unidos, el líder que puede por fin entender que puede haber coexistencia entre capitalistas y socialistas, incluso en el continente americano. Sería entonces un presidente aún mayor que Lincoln”, subrayó Castro.


* Robert F. Kennedy Jr. es abogado del National Resources Defense Council y de Hudson Riverkeeper y presidente de Waterkeeper Alliance. También es profesor y abogado supervisor de la Clínica Procesal Ambiental de la Facultad de Derecho de la Universidad Pace y coanfitrión de Ring of Fire en Air America Radio. En el pasado se desempeñó como fiscal general adjunto de la ciudad de Nueva York.

___________________________________________________________________________________

Kennedy y los Castro

Robert F. Kennedy Jr. escribió una serie de tres artículos sobre Cuba y las relaciones de su tío John F. con Fidel Castro y el Gobierno cubano. Tiene afirmaciones bastante discutibles y una importante omisión: olvida que Anastas Mikoyan llegó a La Habana desde Moscú a tratar de calmar a Fidel Castro después de que la Urss desmontó los misiles que tenía en Cuba y los envió a Moscú, sin previo conocimiento del Gobierno cubano.

Asegura que Kennedy “sintió una simpatía intuitiva hacia la revolución cubana”, lo cual está en contradicción con afirmaciones del periodista Tim Weiner en Legado de cenizas. La historia de la CIA, donde aparecen de manera inequívoca los esfuerzos de Kennedy por acabar con Fidel Castro; contra la revolución cubana: “Eisenhower había realizado 170 grandes operaciones encubiertas de la CIA en ocho años; los Kennedy pusieron en marcha 163 de ellas en menos de tres años” (pág. 184). Los Kennedy “deseaban un rápido y silencioso sabotaje para derrocar a Castro”, y el jefe de la CIA creó “una fuerza operativa independiente bajo las órdenes directas de Ed Lunsdale y Roberto Kennedy” (pág. 190).

Tomado de: http://www.la-epoca.com.bo/index.php?opt=front&mod=detalle&id=4196

La relación entre la Iglesia Católica y el Gobierno

Posted on

por: Miguel F. Jiménez Canido *
El mensaje de paz por la llegada del Papa Francisco ha encontrado confluencia con el discurso social de Bolivia
La Iglesia Católica es la expresión institucional de la religión que profesa y con la cual se identifica la mayor parte de la población boliviana (78% aproximadamente). La estadística se inserta en una realidad latinoamericana que muestra al catolicismo específicamente como una religión mucho más dominante que otras según los datos de un último Informe del Latinobarómetro [1]. A este país, constitucionalmente laico, llega Francisco.

En Bolivia, la gran pregunta es si se trata solamente de una visita pastoral o si asistiremos a una visita protocolar con trascendencia política más que espiritual. Con argumentos a favor o en contra de la visita de Francisco a nuestro país, nadie puede desconocer la repercusión de su llegada. A continuación unos breves aportes contextuales respecto al estado de situación de las relaciones entre el gobierno nacional y la Iglesia Católica boliviana.

La Iglesia Católica y Bolivia

En Bolivia, la Iglesia Católica está representada por la Conferencia Episcopal Boliviana y tiene vigente con el Estado boliviano un Convenio Marco de cooperación interinstitucional en el cual se expresan con claridad los compromisos que asumen ambas partes en la búsqueda del VIVIR BIEN, en el marco de la doctrina social de la Iglesia.

En dicho Convenio básicamente se expresa la independencia entre el Estado y la Iglesia Católica, pero reconociendo la labor social que realiza esta última en las áreas de educación, salud y servicio social. A partir de esto se intenta impulsar una cooperación y complementariedad en beneficio de los más excluidos.

Por su parte, el proceso constituyente boliviano del que derivó nuestro texto constitucional aprobado en referéndum nacional y con una legitimidad irrefutables, el marco general de la refundación estatal, desde donde emergen los nuevos principios del Estado Plurinacional incidiendo de manera decisiva en la relación Estado e Iglesia. Puesto que a diferencia de la Constitución anterior, en la actual, la religión católica pierde su carácter de oficial.

Evidentemente esta normativa ahora consolidada tuvo –en todo su proceso de emisión de propuestas, debates y negociaciones– expectante a la Iglesia Católica en Bolivia, que en el marco interno de nuestra sociedad fue generando rupturas con el gobierno nacional en base al debate de ciertos temas sensibles que dividieron las opiniones y sirvieron a ciertos grupos o sectores de ambos actores para exacerbar ánimos y polarizar. Los púlpitos de cada domingo, los programas de televisión y las calles fueron los escenarios elegidos para “políticamente” fijar posturas, para encender debates más que para propiciarlos de cara a un entendimiento.

Los temas que ocasionaron el quiebre interno en la relación Estado/gobierno – Iglesia fueron: la enseñanza de la materia de religión, el debate en torno a la legalización del aborto, las uniones libres, el régimen autonómico, la gestión del conflicto en el Territorio Indígena y Parque Nacional Isiboro Sécure (TIPNIS) y el complejo tema que enfrenta el gobierno boliviano referido a la lucha contra el narcotráfico.

Al respecto, la Iglesia recurrentemente ha manifestado su preocupación en lo que considera que esta actividad ilícita crece fuertemente en Bolivia. De manera oficial sostiene que los hechos de violencia que se registran en ciertas regiones del país son un indicio de la presencia de carteles de la droga. Esta crítica al gobierno le ha valido a la Iglesia Católica recibir de los aludidos la denominación de partido político opositor.

En esencia, se ha instaurado una controversia en torno al rol político que desempeña la Iglesia, un debate que viene desde las posturas del Cardenal Julio Terrazas en el marco de la campaña por el régimen de autonomía departamental, pasando por la gestión del conflicto del TIPNIS, donde se advierte un debate poco productivo para la sociedad y para la feligresía en general.

Esta realidad representa una aproximación del Estado a otras religiones, confesiones y a las espiritualidades y cosmovisiones de los pueblos indígenas intentando desmontar una suerte de monopolio establecido por la Iglesia Católica a lo largo del tiempo que el gobierno pretende eliminar a través del pluralismo religioso.

Política Exterior Boliviana en su relación con la Iglesia

La política exterior boliviana, desde que asumió el gobierno el Presidente Evo Morales, ha sufrido modificaciones de fondo muy significativas. En la actualidad, el relacionamiento de Bolivia con el mundo está determinado por los intereses de su pueblo y por lograr la plena armonía entre el ser humano y la naturaleza.

En el ámbito de la religión, el VIVIR BIEN entiende que existe un continuo entre la biósfera y las sociedades basadas en la complementariedad de opuestos. Además contradice al concepto del futuro lineal sin énfasis en el pasado, por el contrario afirma la integración del pasado y futuro en el presente, en el que los individuos aprenden de la práctica a través de la experiencia, la observación de la naturaleza y la oralidad [2].

En el marco de las relaciones bilaterales del Estado Plurinacional y la Santa Sede, el Presidente Morales fue recibido por el Papa Benedicto XVI en mayo de 2010, una vez superado el periodo de tensiones con sectores de la Iglesia boliviana vividos durante la realización de la Asamblea Constituyente. En el encuentro ambos líderes conversaron sobre la necesidad de impregnar de una mayor sensibilidad social el trabajo a favor de la defensa del medio ambiente. Asimismo, Evo Morales entregó una carta en la cual le manifestó a la curia romana que es imprescindible democratizar y humanizar la estructura clerical y pidió que las mujeres puedan ejercer el sacerdocio en igualdad de condiciones que los varones.

¿Una nueva era en las relaciones?

En Marzo de 2013 el arzobispo de Buenos Aires, Jorge Mario Bergoglio, se convirtió en el primer Papa latinoamericano y en el primer jesuita en subir al “trono” de Pedro. Bergoglio decidió la denominación de Francisco en referencia al santo de los pobres, a San Francisco de Asís, y más allá de ese primer hecho simbólico viene demostrando al paso del tiempo y en muchas de sus declaraciones y acciones carisma, claridad en sus menajes y sencillez.

A más de dos años de su pontificado, la popularidad de Francisco parece haber renovado parcialmente a una desacreditada curia romana, que es quien administra la Santa Sede, y que ha estado marcada por denuncias de corrupción en las finanzas del Vaticano, sobre todo del Instituto para las Obras de Religión (IOR), la pederastia, la difusión de secretos del Vaticano por parte de un mayordomo conocido como el escándalo de las escuchas o “Vatileaks”, así como también batallas en los frentes teológicos dogmáticos donde la comunidad de files y seguidores del catolicismo esperan con expectativa cambios en la conservadora, y a veces para muchos retrógrada, postura de la Iglesia en temas como el matrimonio homosexual; los métodos anticonceptivos como herramienta de combatir los embarazos no deseados y la mortalidad materna; la ordenación de las mujeres dentro de la Iglesia; la situación del divorcio y la eutanasia, entre los más importantes.

El nuevo mensaje de paz, hermandad y solidaridad con justicia social del Papa Francisco ha encontrado confluencia con el discurso social de Bolivia y su gobierno. Incluso comparten la dura crítica hecha al sistema capitalista y a la sociedad de consumo imperante en nuestra época.

La justicia social, la adopción de normas a favor de los más desfavorecidos, el respeto a la diversidad cultural –que son ejes en la política interna y luego exterior de Bolivia–, se traducen en el discurso de Francisco en la exigencia de éste a sus sacerdotes y obispos a tener “olor a ovejas”, es decir a trabajar y a ponerse en el mismo plano de los feligreses. Ha llamado a cambiar el trato y a no juzgar a homosexuales, divorciados y a mujeres que se realizaron abortos y también ha llamado a los jóvenes a tener un rol más protagónico en la Iglesia. Parece ser que a Evo Morales le gusta el modo de ser del papa Francisco.

Como muestra de esta sintonía, en septiembre de 2013 el Presidente Evo visitó el Vaticano y en audiencia con el Papa conversaron sobre la situación socioeconómica y religiosa de Bolivia, de luchar contra la pobreza y la desigualdad social. Acordaron la necesidad de tener buenas relaciones entre la comunidad eclesial y el Estado respecto a temas de interés común y de servicio a la nación, se reconoció la contribución de la Iglesia en los ámbitos de educación, sanidad, apoyo a familias y asistencia de niños y ancianos.

Tras el encuentro algo quedó claro, la reunión entre el Presidente Morales y el Sumo Pontífice abre una posibilidad de que el acercamiento pueda extenderse a la relación entre el gobierno y la jerarquía eclesiástica criolla. Pero sin dudas lo complicado es que la Iglesia retome los espacios de poder que perdió con la declaratoria de Estado laico en la Constitución. Espacios que en el pasado reciente le permitieron constituirse en actor político de primer orden, generando diálogos, conciliación y hasta corriente de opinión respecto a temas de agenda nacional e internacional.

Existen coincidencias temáticas de agenda entre el gobierno y la Iglesia Católica. A nivel internacional muchos de los Objetivos de Desarrollo del Milenio son prioridades no solamente para los Estados miembros de Naciones Unidas sino también para el Vaticano que ve con preocupación la pobreza extrema y el hambre, la situación de niños y madres que mueren por falta de atención y cuidados médicos oportunos, la lucha contra la contaminación del medio ambiente, el cambio climático y el calentamiento global.

A modo de conclusión

Existe un distanciamiento evidente entre la Conferencia Episcopal Boliviana y el Gobierno. Estas rupturas que generan el distanciamiento son de índole programática para el gobierno y dogmáticas para la Iglesia, por lo que no se avizora un acercamiento real en el corto plazo. Por un lado el gobierno e encuentra intentando simbólica y operativamente desmontar estructuras y patrones históricos de poder, de dominación y explotación, donde considera que la Iglesia Católica representa en algo esa herencia colonial y de colonialidad.

Por su parte, la Iglesia en Bolivia, en franca concordancia con su dogmatismo y doctrina pese a la llegada de Francisco, sigue sosteniendo un discurso conservador y hasta a veces retrógrado sobre ciertos temas. En sus máximos representantes locales no ha calado el discurso reformista del pontífice, por el contrario, se advierten alegatos polarizadores y de no reconocimiento a una inminente crisis de la institución.

En esencia, el mayor desafío teológico que lanza el Estado boliviano a la Iglesia es el posicionamiento de la noción de Madre Tierra que cuestiona y relativiza el modelo patriarcal y androcrático del cristianismo.

Se debe incorporar la lógica de lo contradictorio (Jesús es Dios y Hombre al mismo tiempo) y dejar la lógica aristotélica de no contradicción para la vida de la Iglesia. En este punto se puede ahora desarrollar una teología científica, pues la nueva ciencia basada en la física cuántica, se basa en la lógica de lo contradictorio. Además se debe diseñar una teología intercultural, donde lo patriarcal y lo matriarcal encuentren una complementariedad y reconocer la simbiosis que los pueblos indígenas han realizado con el pensamiento monoteísta, trabajo que la Iglesia debería reconocer.

Finalmente, se puede apreciar que el buen relacionamiento del Presidente Evo Morales y del papa Francisco, en dos encuentros previos, abrió la posibilidad de consolidar su llegada a nuestro país. La visita de Francisco a tres ciudades bolivianas entre el 8 y 10 de julio ha viabilizado la coordinación logística entre el gobierno y la Iglesia, ha impregnado de fe a los católicos y, pese a voces críticas contra el gobierno por esta visita, se debe comprender que el Sumo Pontífice es un actor internacional de relevancia.

Por lo pronto, gobierno e Iglesia deben trabajar de manera esforzada con el propósito de generar sinergias que posibiliten desarrollar estrategias concertadas y complementariasen materia de educación, salud y servicio social en el marco de la misión de la Iglesia Católica en Bolivia y del Estado Plurinacional, para así eliminar las deudas sociales y exclusión y favorecer el desarrollo integral del ser humano, del pueblo boliviano y de cada persona en particular [3].


* Lic. en Relaciones Internacionales, funcionario de Despacho del Ministerio de Autonomías.

1 Banco de Datos en Línea; Corporación LATINOBAROMETRO; Abril de 2014; Santiago, Chile.

2 PACHECO Diego; “Vivir bien en armonía y equilibrio con la madre tierra”; Universidad de la Cordillera; 2013; 157 pp.

3 Convenio marco de cooperación interinstitucional entre la Iglesia Católica en Bolivia y el gobierno del Estado Plurinacional de Bolivia; Artículo IV.

Tomado de: http://www.la-epoca.com.bo/index.php?opt=front&mod=detalle&id=4671

“El socialismo está mucho más cerca del Evangelio que el capitalismo”

Posted on

por: Javier Larraín P. *
Hay una coincidencia muy fuerte entre los gobiernos progresistas de América Latina y todo eso que piensa, hace y habla el papa Francisco
Durante la noche del martes el fraile dominico brasileño Frei Betto se comunicó con La Época para decirnos que estaba “encantado” de poder responder un cuestionario, en el marco de la visita del Papa al país, que le habíamos comentado rápidamente el día anterior.

Teólogo de la Liberación, prolijo escritor y orador, no pocos crecimos leyendo su clásico libro: Fidel y la religión (1985), un inestimable trabajo donde en diálogo con el dirigente cubano establecen los puentes entre el cristianismo y el comunismo.

La Época (LE).- Ud. Ha señalado que la primera visita papal a Suramérica se hace a Ecuador, Bolivia y Paraguay porque estos pueblos fueron históricamente explotados. ¿Hay una identificación particular del papa Francisco con los más débiles?

Frei Betto (FB).- Es cierto. El papa Francisco está en la línea de la opción por los pobres, misma de la Teología de la Liberación.

En todos sus pronunciamientos y documentos siempre subraya la opción preferencial por los pobres. Incluso, ahora, en su encíclica sobre el tema socio ambiental, que es hecha en homenaje a San Francisco de Asís, dice que “la degradación de la Tierra sacrifica más directamente a los pobres” y que “no se puede separar la defensa del medio ambiente de la defensa de los derechos de los pobres”.

Creo que la opción por visitar estos países va en la línea de un pontificado que quiere valorar el mundo de los pobres.

LE.- ¿Cómo se alcanzan la “inclusión social” y la “libertad” en mundo capitalista?

FB.- La inclusión social va a ocurrir en la medida que combatamos las estructuras del mundo capitalista. El Papa es muy crítico, tanto en su documento Alegría del Evangelio como en la encíclica condena no solo los efectos del capitalismo sino además las causas, las estructuras que promueven esa desigualdad.

Nos alerta que debemos buscar nuevos modelos de sociedad –incluso subraya la economía solidaria– para lograr una civilización más justa. Tiene en su misión alertar y nosotros, en nuestros movimientos políticos y sociales, debemos encontrar, en cada país, la manera de superar estas estructuras capitalistas y construir otro mundo posible.

LE.- ¿Se puede ser cristiano y creer en el capitalismo?

FB.- No. Pienso que es un equívoco muy común, lamentablemente, porque muchos cristianos no perciben que el capitalismo es intrínsecamente malo e injusto, que significa –como dice su nombre– la prevalencia del capital sobre los derechos humanos.

Hay muchos cristianos que ingenuamente son capitalistas, como hay muchos capitalistas que se dicen cristianos. Pero eso es un equívoco en la medida que el mensaje de Jesús era profundamente anticapitalista en el sentido de que todos nosotros tenemos derecho de vivir como hermanos y hermanas y compartir los bienes de la Tierra y los frutos del trabajo humano.

LE.- ¿Hay coincidencias entre los proyectos políticos de los gobiernos progresistas de la región y el pensamiento y praxis del papa Francisco?

FB.- Sin duda hay mucha coincidencia, por eso el papa Francisco ha promovido en Roma, hace dos años, el Encuentro de Movimientos Sociales, de líderes de movimientos de todo el mundo, incluso invitó a Evo Morales no como Jefe de Estado sino como líder del movimiento indígena de Bolivia.

Nunca en la historia de la Iglesia un Papa había invitado a dirigentes sociales para discutir el tema de la tierra, el techo, el trabajo, la vivienda, etc.

Hay una coincidencia muy fuerte entre los gobiernos progresistas de América Latina y todo eso que piensa, hace y habla el papa Francisco.

LE.- Para muchos creyentes y no creyentes fue importante la presencia simbólica del padre Espinal en la reunión entre Evo Morales y el Papa. ¿Cuál es la significación de esto?

FB.- Es un reconocimiento de toda esa gente que ha sido martirizada por las represiones dictatoriales que Estados Unidos impuso en América Latina.

El hecho de canonizar a Monseñor Romero en El Salvador, el hecho de recibir en el Vaticano a Gustavo Gutiérrez –yo mismo fui recibido el 9 de abril de 2014–, el hecho de estar atento a estos mártires que han derramado su sangre en defensa de los pobres y de los derechos humanos, es un reconocimiento del Papa de que esta es la Iglesia de Jesús, de los Apóstoles, que está comprometida con las trasformaciones sociales y con la construcción de un mundo de justicia y de paz.

LE.- ¿Tiene vigencia la Teología de la Liberación?

FB.- Claro que la tiene y es cada vez mayor porque ahora tenemos el apoyo del Papa.

La Teología de la Liberación nunca ha sido condenada por el Vaticano pero sí ha sido censurada por el papa Juan Pablo II; el propio papa Benedicto XVI no le tenía mucha simpatía.

Ahora está revitalizada por este apoyo del papa Francisco, por la convergencia de su pensamiento y acción con todo eso que nosotros defendemos.

LE.- ¿Cuál es la importancia de la encíclica Laudato Si?

FB.- Es el documento más importante que se ha producido en la historia sobre el tema socio ambiental. No hay ninguna conferencia ecológica, cumbre de jefes de estados sobre medio ambiente, nada que supere este documento. Hay que leerlo con atención porque es un texto muy profundo, actual y muy profético.

Pienso que hace una vinculación que ya Chico Mendes, líder ecológico de Brasil, hacía cuando advertía que tenemos que preservar la naturaleza para preservar al ser humano, porque el ser humano es la expresión más admirable de la naturaleza. No se puede separar la defensa de la naturaleza de la defensa de los derechos de los más pobres.

LE.- En Ecuador el Papa ha señalado que la humanidad se encuentra en un “espiral de autodestrucción” y que solo se salvará cuando se salve a los pobres, ¿cómo se salva a los pobres y qué significa salvarlos?

FB.- Se salva a los más pobres combatiendo las estructuras de injusticia, exigiendo políticas de transformación social, exigiendo el perdón de las deudas externas de los países más pobres.

Se salva a los más pobres tomando medidas efectivas que Morales, Correa, Lula, Dilma, y tantos otros presidentes, han asumido en estos últimos años en América Latina, en la dirección de priorizar políticas sociales para garantizar a los más pobres vivienda, trabajo, cultura, el acceso a las escuelas y la salud.

El Papa está diciendo que no basta con administrar los abusos del sistema capitalista, hay que ir a sus causas.

LE.- Para avanzar en esa liberación humana es imprescindible cambiar nuestra manera de percibir la realidad, ¿cómo se hace ese trabajo?

FB.- Ese es un trabajo difícil de hacer porque muchas veces nuestros gobiernos, como ha pasado en Brasil, promueven el bienestar material pero no hacen inclusión política, no realizan un trabajo de politización y concientización de la gente.

En consecuencia, la gente tiene una inclusión política pero tiene una mentalidad consumista. Hoy pasa eso en Brasil, la gente fue mal acostumbrada al consumismo por las facilidades de las buenas políticas económicas de los gobiernos de Lula y Dilma, pero ahora la gente no sabe bien como serán las cosas porque quiere cada vez más consumir y no tiene perspectiva política para entender los desafíos que se presentan. Por eso es muy importante ese trabajo de educación política.

LE.- ¿Cuáles son los temas que la Iglesia Católica aún tiene pendientes de tratar?

FB.- La Iglesia tiene ahora que tratar el tema de la sexualidad. Eso comenzó en el sínodo de la familia, en octubre del año pasado, y se va a continuar este año en la nueva reunión del sínodo de octubre de 2015 en Roma.

Desde el siglo XVI la Iglesia no trata profundamente el tema de la sexualidad, de ahí la importancia de abordar ese tema.

LE.- ¿Qué temas en específico de la sexualidad se abordarán?

FB.- Se abordarán los temas de los curas casados y si pueden o no volver al ministerio sacerdotal; el derecho de los homosexuales de contraer unión; el derecho de la mujer en la Iglesia a ser sacerdote; si el celibato debe ser optativo. Esto entre un conjunto de temas que tienen que ser profundizados en las citas mencionadas.

LE.- El Papa ha dicho que “Evangelizar es nuestra revolución”. ¿En qué sentido la acción evangelizadora se convierte en revolucionaria?

FB.- Evangelizar es hacer una revolución en el sentido de que la evangelización debe llevar a la gente a cambios de vida y a cambios de estructuras sociales.

LE.- Finalmente, en abril Ud. señaló que “Fidel es en quien Dios tiene mucha fe”, ¿por qué?

FB.- Porque es un hombre que logró liderar una revolución en Cuba y cambiar las estructuras capitalistas al mismo tiempo de crear las condiciones efectivas de un pueblo que hoy, con todas las dificultades, no vive en la miseria, no tiene narcotráfico, tiene el más alto índice de educación y salud en América Latina.

Fidel es una persona que camina dentro de los valores del Evangelio.

LE.- ¿Son compatibles los ideales del socialismo con los del cristianismo?

FB.- Esa es la meta. El régimen socialista se basa en compartir los bienes de la Tierra y los frutos del trabajo humano.

Tanto el socialismo como la propuesta del Evangelio están en la línea de Jesús. Éste no vino para fundar una religión o una iglesia, vino para formar un movimiento social que garantice a toda la gente la dignidad de vida. El propio Jesús ha dicho “yo he venido para que todos tengan vida y plenitud”.

El socialismo está mucho más cerca del Evangelio que el capitalismo.


* Director de La Época

Tomado de: http://www.la-epoca.com.bo/index.php?opt=front&mod=detalle&id=4692

COMCIPO: La cara oculta de la conspiración

Posted on

por: Idón Moisés Chivi Vargas *
Detrás de las 26 demandas se encuentran intereses reaccionarios que tienen sus antecedentes en los famosos referendos autonómicos de Beni, Tarija, Pando y Santa Cruz
“[s]e debe avanzar hacia el ‘federalismo’, un sistema de gobierno que permitirá que las regiones dispongan de sus recursos naturales y puedan lograr beneficios económicos que permitan el desarrollo de los departamentos”.

Jhonny Llally


No hay duda, la movilización potosinista tiene una dimensión durísima con el gobierno, ello necesita una explicación política y un balance de situación que nos permita mirar los horizontes de acción entre gobierno y COMCIPO (Comité Cívico Potosinista).

Y señalo a COMCIPO porque en esta estructura institucional cívica se está diseñando, organizando y ejecutando un plan de acción que responde a dos líneas duras contra el presidente Evo Morales. La primera dirigida desde adentro de Bolivia y que tiene su núcleo duro en Rubén Costas y Adrián Oliva, y la segunda que proviene desde poderosos intereses trasnacionales y chilenos en torno a las aguas del Silala, el litio y la demanda marítima.

¿Cómo llegué a estas conclusiones? Debido a la naturaleza de mi trabajo, monitorear la narrativa política, su estructura discursiva y su trasfondo ideológico, es una cuestión vital para entender desde cerca lo que puede ocurrir para adelante.

Esa técnica de lectura permite visibilizar horizontes tácticos y estructuras estratégicas de grupos de presión que, como en el caso presente (COMCIPO), dicen “representar” intereses departamentales, intereses históricos o simplemente “representar” a la sociedad.

¿Desinterés político?

Mi interés de este modelo de representación proviene, además, porque en el caso del comité cívico de Oruro el 2013 fui víctima -junto a Marcelo Elio- de agresiones por parte de cívicos que dirigidos por la Sra. Sonia Saavedra Dalenz, ahora expresidenta de dicho ente, quien en esos tiempos juró que la movilización (por el nombre del aeropuerto) no tenía interés político, aunque acabó como candidata de Doria Medina (UN) y, finalmente, de UD en Oruro.

Así que la famosa frase de que los cívicos “no representan intereses políticos”, es la más falsa entre las falsas.

Los comités cívicos sí representan intereses políticos y esta primera conclusión nos lleva a otra pregunta, si los cívicos representan intereses políticos: ¿a quiénes representan en realidad?

Desde aquí conviene visualizar el campo político ya que es, en este preciso lugar, donde se encuentra el núcleo del asunto principal, que no se refleja en la versión mediática dominante pues como lo han demostrado Erbol, Fides y Página Siete, su vocación de ser un “Triángulo de las Bermudas” es una constante donde cada día la verdad desaparece en “medias verdades” y opiniones con el rótulo de noticia que es, al final de cuentas, otra falsedad entre las falsedades a las cuales ya nos tienen acostumbrados estos grupos mediático. Solo para mencionar un grupo sumamente interesante para el análisis académico de las estructuras discursivas ya que no son los únicos ni los más eficaces por si acaso. Son categorías personificadas, como lo plantearía el viejo Marx.

Volviendo al asunto principal, señalaba que “los cívicos”, en cualquier parte del país, representan intereses políticos que se camuflan como intereses regionales, y este ocultamiento, no es un designio divino, sino un hecho cultural con fuerte manejo histórico.

En el caso de COMCIPO el interés histórico se encubre de “federalismo”. Pero hagamos de cuenta que la demanda es honesta y sincera y que en verdad Potosí está abandonada a su suerte. Hagamos abstracción por un momento y vayamos a la lectura constitucional.

Acerca del federalismo

En teoría del derecho constitucional existe un “núcleo pétreo”, ese núcleo se llama Unitarismo, o se llama Federalismo. Hay otras versiones mixtas, pero estas son las formas que -sin ser antagónicas- han merecido una atención política enorme entre los académicos y los políticos. En el caso del Brasil, cualquier reforma constitucional no puede tocar su estructura federal, lo mismo sucede con Argentina y ni que decir de México o los EE.UU. donde el federalismo ha sido producto de guerras intestinas feroces.

Bolivia desde su primera constitución ha cultivado el Unitarismo, tuvo una guerra por federalismo en 1899, ganaron los federalistas pero no hicieron federalismo.

¿Qué pasó? ¿Por qué no hicieron realidad el motivo de la guerra? Por el tremendo temor a la indiada expresada en Pablo Zárate Willca que, en versión organizada y militar, demostró que podía ganar guerras y lo podía hacer incluso al criollaje gobernante. En eso, Lucio Pérez Velasco -en representación de los liberales/federalistas- tuvo el acierto de mirar el horizonte histórico, más allá que sus contemporáneos.

El 2007, una versión remozada de federalismo fue presentada por los constituyentes de Santa Cruz ligados a los partidos conservadores. El hecho tuvo que ser estudiado desde una crítica al federalismo que en su versión oligárquica, se había mutado a “Autonómica”. Sin duda era un tema espinoso, pero que fue resuelto por una versión igualitaria de autonomía en rechazo a la versión oligárquica de autonomía planteada por la Nación Camba.

Este recuento histórico es importante porque COMCIPO retoma el modelo autonómico oligárquico/separatista en envase de Federalismo, encubre su rostro y anuncia guerra de posiciones.

Por ello es que detrás de las 26 demandas se encuentran intereses reaccionarios, que tienen sus antecedentes en los famosos referendos autonómicos de Beni, Tarija, Pando y Santa Cruz, donde un poco más y ponen requisitos que tienen la dimensión del pasaporte para entrar en esas regiones.

Y es que el modelo autonómico oligárquico no ha perdido su ímpetu, de hecho las victorias opositoras en Santa Cruz, Tarija y La Paz han reavivado la posibilidad del retorno al neoliberalismo en modelo de “gobiernos departamentales”. La reciente aprobación del Estatuto Autonómico de Santa Cruz, no es un hecho aislado, sino parte del conflicto, pues su contenido, al cual le daremos un tratamiento posterior, reproduce de modo disimulado las ambiciones neoliberales y señoriales de los “Cívicos & Terroristas”, un retorno al pasado.

Para lograrlo tienen que estructurar la demanda regional en formato de violencia y descontrol, contar también con aliados deseables que no visibilicen el hecho político de fondo, y vocerías eficaces, es decir, personas con la cualidad del habla que convenzan de un hecho cuando en realidad es otro.

Detrás de la COMCIPCO

COMCIPO desde el 2013 es ese aliado deseable pero que, además tiene un plus: cuenta con el respaldo de intereses chilenos en las aguas del Silala y el litio. La demanda de federalismo, como lo confiesa Jhonny Llally en nuestra cita textual inicial lo dice todo, pero se olvida de señalar temas centrales: ¿Quién va a industrializar el litio? ¿Industria con profesionales bolivianos o empresas extranjeras? ¿Nacionalización o privatización?, esa es la cuestión.

Chile es actualmente la segunda potencia en la explotación del litio al nivel mundial. Uyuni cuenta con la reserva de litio más grande del mundo, por ello cuando en Potosí te hablan de los intereses chilenos no hay nada de fantasía en la denuncia ya que Estados Unidos, Corea del Norte, China y Francia se están disputando el mercado mundial del litio, y en Bolivia ya Jorge “Tuto” Quiroga ha anunciado -en su plan de gobierno- que el litio tiene que ser explotado por “empresas expertas internacionales”, criterio que también comparte Samuel Doria Medina.

Las aguas del Silala, por su parte, tienen que ver con la naturaleza expansionista de la oligarquía chilena y su diplomacia de baja intensidad, otra pieza que no puede dejarse de lado al mirar a COMCIPO y su estructura invisible del poder.

Como se habrá dado cuenta, amigo lector, COMCIPO es un campo de investigación sumamente rico en su horizonte de visibilidad para entender el desarrollo de la derecha en Bolivia.

Nada haría más felices a las transnacionales que, bajo autonomías o federalismos, el país vuelva a ser un pordiosero que pide limosna a la cooperación internacional para pagar aguinaldos.

Esa es la dimensión de la conspiración: Costas, Oliva y Patzi en el lado de las gobernaciones, Leyes, Paz y Revilla en el lado de los municipios, son la primera línea de conspiración en este ensayo de insurrección federalista que se ha bautizado en La Paz, bajo el padrinazgo de Revilla y Patzi. Y que, no por casualidad, recibe el apoyo de Samuel Doria Medina, que se atreve a hablar de una fábrica de cemento en Potosí, cuando este señor privatizó la única Línea Aérea Imperial en 1991, y en el presente no tiene ni su plata en el país, como el mismo lo dijo: “No es tonto para dejar su plata en Bolivia”.

El tiempo electoral ha pasado, los cantos de sirena de los opositores no nos pueden engañar, no podemos pensar en que la derecha pueda nacionalizarse y hacer patria; toda derecha de un país que proviene de una pesada herencia colonial está condenada a rendirse ante el poder de las transnacionales y el imperialismo, es su condición congénita, su pecado original.

La derecha en Bolivia ha comenzado a moverse bajo el manto federalista, Waldemar Peralta, Presidente del Comité Cívico de Tarija, ha anunciado que este departamento será federalista el 2020. ¿De dónde saca esa conclusión? ¿Bajo qué argumentos sostiene su propuesta?

Las trasnacionales con sus amigos cívicos, políticos de derecha, tienen en la mira el petróleo blanco y el gas boliviano, aquí su contradicción principal es la nacionalización y la redistribución de la riqueza.

Chile necesita del litio boliviano, pero un litio en manos de transnacionales pues en el vecino país las ganancias son transnacionales o, como diría Galeano, unos tienen la vaca otros toman la leche.

Así que no nos engañemos con la gente de pueblo reclamando reivindicaciones regionales, son gente ilusa o pagada. No nos engañemos con la capacidad de movilización en la ciudad de Potosí, hoy sabemos que los 40 municipios pertenecientes a 16 provincias de ese departamento no recibieron siquiera una consulta para el pliego petitorio de COMCIPO.

El expediente fácil que pasa por la descalificación pone en evidencia la estrategia cívica de COMCIPO, movilización para generar inflación ideológica antigubernamental.

De manual

La mentira como método, el cinismo y el desprecio como ejes de empoderamiento, la mediatización como estructura de poder comunicacional, y la violencia como acción callejera no son nuevas, las vimos ya el 2006, 2007, 2008 y 2009, son componentes de un manual de conspiración que responde, lo repetimos, a intereses económicos transnacionales con manos chilenas, a las formas organizativas de la nación camba y la oligarquía señorial separatista.

En resumen:

a. La oligarquía camba (que une a la derecha vendepatria) necesita de modo urgente aliados para hacer avanzar su estatuto inconstitucional y cree que la movilización federalista es el mejor escenario para revertir el poder político de Evo y el MAS, a la vez que piensa revertir la nacionalización como modelo económico nacional y poner en mesa de debate su modelo autonómico oligárquico señorial.

b. Las transnacionales del litio que tienen poder en Chile ven a Uyuni como fuente de mayor riqueza y requieren aliados que puedan debilitar la nacionalización y la industrialización impulsada por Evo, amén de torpedear a la demanda marítima.

c. Se vienen días de confrontación entre el poder del pueblo y la dominación imperial y transnacional.

d. La movilización popular es la salida política, la negociación es la salida administrativa de un conflicto que recién está comenzando a mostrarse en su verdadera dimensión y que será el modelo a seguir para dar peso y estructura internacional a la conspiración transnacional que tiene en Caracas y Guayaquil sus terrenos más fértiles en ejercicios paramilitares y en Buenos Aires y Brasilia sus ensayos legales de golpes suaves.

Finalmente, la política es la guerra continuada por otros medios, y en el caso presente es una guerra entre el viejo modelo neoliberal, señorial, racista y mendigo con un Estado Plurinacional digno que tiene en la nacionalización y la redistribución de la riqueza su modelo político que ya se ha convertido en materia de exportación mundial.

A la hora en que hago el envío del documento los mineros que vienen de Potosí iniciaron la escalada de violencia que es la parte dura del plan de conspiración.

Bolivia, pero principalmente Potosí y La Paz, están siendo víctimas de una aventura chilenófila y neoliberal, otra obra más de los vendepatrias…


* Abogado.

Tomado de: http://www.la-epoca.com.bo/index.php?opt=front&mod=detalle&id=4710

Salud para todos: Un plan para la toma de decisiones

Posted on

por: Dra. María Bolivia Rothe Caba* / Dr. Rubén Colque Mollo**
Se requiere una acreditación seria y sostenida de los servicios de salud para que estos cumplan con las necesidades del país
Durante las últimas semanas hemos intentado esbozar una radiografía del sector salud, lo más esquemática y accesible que sea posible, con la finalidad de hacer un intento por comprender todas las facetas de este complicado pero importante sector del Estado boliviano.

Hemos analizado la salud desde su evolución los últimos treinta años y explicado por qué, a pesar de tantas medidas positivas que el actual gobierno ha implementado, aún hay una deuda social en materia sanitaria que no se acaba de pagar. Eso hace que la percepción del ciudadano (a) de a pie crea que el sector salud es débil, porque no logra cubrir sus necesidades más básicas en materia de cobertura y prevención de enfermedades.

También se ha identificado cuáles son los factores principales que, a nuestro juicio, inciden para que en el sector no se logre el cambio esperado y que urgen la toma de decisiones.

Además hemos realizado un análisis sobre el significado de las autonomías y la descentralización como solución para los problemas de salud y cómo estas medidas, que fueron consideradas desde los años 90, aún no acaban de aterrizar en la mente y las acciones de las autoridades locales y gubernamentales, razón por la que permanentemente vivimos a horcajadas entre dos caballos: el centralismo vertical y una autonomía que no acaba de nacer con vuelo propio. Igualmente se intentó demostrar la diferencia de enfoques entre el Estado neoliberal, que solo quería librarse del gasto social, y el Estado plurinacional, que asume la salud como un derecho humano y considera una obligación, su administración y control.

Volver a mencionar todo esto aquí es innecesario ya que consideramos que es mucho más propositivo concentrarnos en esquematizar un conjunto de ideas que deben ser parte de la mínima agenda necesaria para lograr el cambio estructural y real del sector.

Partimos de dos conceptos fundamentales: el primero, que la salud es un derecho humano fundamental, que debe ser garantizada por el Estado a través del Ministerio de Salud. Segundo, la plena vigencia de la política de salud familiar comunitaria e intercultural (SAFCI).

Fijamos como nuestra meta la implementación de la cobertura universal del Seguro Público de Salud, que deberá ser por etapas sucesivas, garantizando un conjunto de prestaciones mínimas basadas en el perfil epidemiológico predominante y las necesidades de la población a nivel regional.

Para construir esta visión planteamos:

Tareas de corto plazo

• Recuperar la rectoría del Ministerio de Salud sobre el sector: Para ello es necesario que el Sistema de Salud tenga una sola cabeza técnica-política: Los Servicios Departamentales de Salud deben tener nuevamente una dependencia directa del nivel central y no de las gobernaciones. Es este el monstruo de dos cabezas que ha venido entorpeciendo y frenando las acciones de manera sistemática.

• Evaluar conjuntamente con los actores (gobernaciones y municipios) los alcances de la Ley 031 [1] y la factibilidad de su aplicación con todos los involucrados; el resultado principal que se esperaría de este encuentro es generar un escenario de mayor coordinación, y un plan de acción que permita optimizar el uso de los recursos, con el fortalecimiento de las redes de atención de salud.

• El Ministerio de Economía y Finanzas debe entender que si el gasto corriente del Ministerio de Salud, especialmente aquel referido a su funcionamiento y a garantizar una planilla estable y adecuada de recursos humanos, calificados y capacitados, no se define y se asegura, ninguna acción, por más heroica que se emprenda, tendrá validez. Como lo dijimos en el primer artículo, el recurso humano calificado del sector es sumamente valioso y reemplazarlo no es fácil; a veces se necesitan años para formar un buen técnico sanitario.

• Se deben desarrollar procesos de capacitación en la aplicación normativa tanto para el nivel departamental como municipal, para mejorar la ejecución presupuestaria.

• Urge un plan de apoyo a la gestión hospitalaria de III Nivel: Procesos de manejo de emergencias y referencia de pacientes. Se debe priorizar los hospitales de III nivel para desarrollar un plan de modernización del equipamiento.

• También es necesario planificar el equipamiento de establecimientos de salud de I, II y III nivel, designando un porcentaje de los remanentes de los seguros públicos, crear un Fondo de Emergencia para que el Estado modernice el equipamiento y la infraestructura.

• Es urgente el fortalecimiento de la gestión municipal de salud: La gestión municipal de los servicios de salud es clave para mejorar la calidad de la prestación de los servicios de salud; es urgente la coordinación sistemática y sostenida con el gobierno central para el establecimiento de una planificación integral y multidisciplinaria a nivel municipal que permita asegurar la gestión territorial en salud y la adecuada gestión de los recursos e infraestructura. Se incluyen aquí los estudios sobre necesidades y perfil del recurso humano en salud.

• Creación de un fondo especial para Enfermedades Crónicas no Transmisibles. Como fuente de financiamiento se propone la división del Fondo Solidario Nacional que, a la fecha, no se ejecuta en su totalidad. Paralelamente se deberá concluir con los estudios de factibilidad para definir el número y ubicación de la construcción de hospitales de IV nivel y su respectivo equipamiento y dotación de personal.

• Se debe prestar atención especial a mejorar la calidad de atención y la gestión hospitalaria, tanto a nivel público como de la seguridad social. Las condiciones básicas para asegura la calidad en salud pasan imprescindiblemente por una formación continua del personal y el mantenimiento adecuados y oportuno de los servicios de salud, así como un plan regulado para la dotación de establecimientos de salud que estén al alcance de todos las y los ciudadanos.

• Una tarea pendiente y que es urgente es la implementación del Seguro Universal de Salud. Este deberá ser el producto final de una serie de planes y programas destinados a definir el número y naturaleza de las prestaciones; definir los grupos etarios a los que se dirigirá el Seguro con la finalidad de no duplicar esfuerzos, y una instancia de coordinación a nivel nacional que sea la encargada de aglutinar a todos los actores, de manera de construir una normativa que refleje las necesidades y la problemática y la estrategia a seguir. El sector salud debe ser manejado con criterio multidisciplinario para el logro de la salud como un derecho humano, condición sine qua non del Vivir Bien.

• Desarrollar acciones de prevención, serias y sostenibles, para enfermedades transmisibles. El Ministerio debe dejar de actuar como un bombero, apagando permanentemente incendios sanitarios, es decir, actuar solo cuando el daño está constituido. Es necesario desarrollar acciones intersectoriales que permitan realizar una intervención haciendo énfasis en el control de las determinantes [2]. Por otro lado, el enfoque de intervención debe estar orientado a la prevención, debe ser un trabajo cotidiano, no solamente cuando hay epidemias.

• Participación Social en Salud: La fortaleza del sistema de salud siempre ha sido la movilización social, por lo tanto, se deben priorizar acciones conjuntas para promoverla de manera efectiva y comprometida. Los grandes sectores sociales son el pilar del actual gobierno y salud no deberá ser la excepción.

El sistema de salud que queremos

El proceso organizativo del Sector Salud debe incluir:

• La primera gran tarea es el desarrollo de un modelo de gestión multidisciplinario y sostenible en el tiempo, utilizando herramientas modernas de gestión y gerencia. Esto también significa la reingeniería total de la estructura ministerial, la misma que ya no responde a la nueva visión de la salud.

• Desarrollo de un modelo de atención coherente con el discurso, en redes de servicios de salud integradas y funcionales con criterios de capacidad resolutiva, de acuerdo a población y perfil epidemiológico, con incorporación de la Salud Familiar Comunitaria e Intercultural.

• Sostenibilidad y aseguramiento concreto del gasto corriente en salud, por lo menos, hasta el 2025.

• Garantizar la participación comunitaria y control social, acorde a los lineamientos de la Constitución Política del Estado.

• Definición de la Salud como una competencia compartida y a la vez, concurrente, con los gobiernos departamentales y municipales, para garantizar que la cabeza de sector a nivel nacional sea quien implemente las políticas acordes a la necesidad de cada región y en coordinación directa con los interesados.

• Fortalecimiento de la capacidad técnica y resolutiva de los servicios de salud mediante la reorganización del modelo de gestión, modelo de atención e incorporación de la Telemedicina.

• Fortalecimiento de empresas estatales para la producción y comercialización de medicamentos e insumos médicos.

• Modernización del Sistema de Información en Salud.

• Diseño conjunto con el Sistema de la Universidad Boliviana del perfil del profesional en salud requerido para Bolivia, en todas sus áreas y pisos ecológicos, conforme al perfil epidemiológico del país.

• Implementación del IV Nivel de Atención: Conformar un equipo técnico que garantice la construcción y puesta en marcha.

• Implementar una política de desarrollo de RR.HH. que proyecte a mediano y largo plazo la formación de profesionales, técnicos y especialistas acorde a la realidad y necesidad de la población. Con visión de promoción y prevención, enfatizando la medicina comunitaria y la SAFCI.

• Formación de especialistas en función a la necesidad de cada región, con rectoría del Estado, con vocación de servicio y conciencia social. Además de reorientar el proyecto de la residencia medica SAFCI para la implementación de la Política SAFCI a partir en del 1er, 2do y 3er nivel de atención.

• Incremento y redistribución equitativo de recursos humanos en salud entre el área urbana y rural. Además de la generación de incentivos para el área rural (plan de vivienda, bono de transporte, formación, otros).

• Implementar un sistema de evaluación de desempeño del personal de salud que incluya evaluación periódica que permita la continuidad del recurso humano en salud en el sistema.

• Revisar los procedimientos y mecanismos del escalafón y categorización.

• Implementar un mecanismo de transformación de RR.HH. del sistema antiguo al nuevo sistema de salud.

• Calificar y entrenar al personal no profesional (parteras, promotores, otros) con la visión del nuevo sistema de salud.

• Implementación de Equipos Multidisciplinarios para el Equipo de salud (otras áreas, sociólogos, antropólogos).

• Desarrollar procesos de acreditación de la formación de pregrado y postgrado para verificar la incorporación de contenidos de SAFCI.

• Impulsar la investigación científica mediante prácticas comunitarias e interacción social en Salud en las universidades públicas y privadas.

Tareas de mediano plazo

A mediano plazo se deberá considerar la elaboración participativa de una propuesta de Ley General de Salud. Para esto debe concluirse la Cumbre de Salud que fue truncada por intereses personales y corporativos, ajenos a las necesidades primarias del sector. Esta Cumbre deberá ser la punta de lanza para iniciar las acciones de corto, mediano y largo plazo, de manera ordenada, consensuada y conjunta. A pesar de que no se pudo culminar este importante esfuerzo desarrollado en el año 2013, se logró avanzar significativamente por lo menos en la concepción teórica de un sistema de salud más equitativo, más humano y de mayor calidad.

Otra tarea pendiente es compatibilizar las acciones planteadas líneas arriba con un plan der acción para la implementación de la ley 475 [3], de manera que empecemos seriamente a caminar hacia el Seguro Universal de Salud, de manera ordenada, conjunta y consensuada, con gobiernos locales; no puede ser posible que la falta de rectoría del Ministerio de Salud de pie a la creación de seguros municipales aislados que no lograrán jamás la cobertura que se necesita. Un seguro municipal es, de hecho, una excelente iniciativa pero siempre y cuando vaya de la mano y en sintonía con las políticas nacionales y sea capaz de ser lo suficientemente flexible para poder ser compatibilizado con un seguro Universal a nivel nacional.

Finalmente, se requiere una acreditación seria y sostenida de los servicios de salud para que estos cumplan con las necesidades del país, tanto a nivel territorial como de las redes.

La salud es un asunto serio, tan serio como la perforación de un pozo petrolero o el logro de una financiación a nivel internacional. Es una tarea donde todas las y los bolivianos debemos estar comprometidos, más allá de posiciones ideológicas, porque la única ideología válida en salud es la defensa de la vida.


* Médica Salubrista, ex jefa de Planificación del Ministerio de Salud – Bolivia.

** Médico Salubrista, ex Director general de Servicios de Salud del Ministerio de Salud – Bolivia.

1 Ley Marco de Autonomías y Descentralización

2 Determinantes de la salud: Aquellos factores que pueden no estar directamente relacionados con los aspectos de salud, pero que inciden directamente en la constitución y prevalencia de enfermedades.

3 Ley de Prestaciones de Salud Integral.

Tomado de: http://www.la-epoca.com.bo/index.php?opt=front&mod=detalle&id=4723

Pensar en el futuro (Parte II)

Posted on

por: John D. Vargas Vega *
El futuro de sociedad boliviana

El proceso de cambio que la sociedad boliviana inicio en enero de 2006 exige pensar en el futuro de nuestro país. Ver cómo lo imaginamos o cómo deseamos que sea dentro de 10, 20, 30 o 50 años y al mismo tiempo es vernos a nosotros mismos hombres y mujeres bolivianos cómo nos imaginamos que seremos en ese tiempo, que pensamos y que deseamos ser en ese tiempo, no sólo como personas individuales sino como personas colectivas, es decir, como comunidades de la sociedad boliviana, porque ésta ya no es la misma de hace 10 años y no lo volverá a ser igual.

Pensemos que no hay una sola mirada del futuro sino múltiples miradas, porque todas las personas – mujeres y hombres- tenemos miradas diferentes de nuestro futuro, del futuro del país, del futuro mundo y de la crisis que ahora atraviesa. Todos enfrentamos situaciones y cambios no previstos, descubrimos que no los podemos enfrentar solos sino que necesitamos hacerlo en conjunto. Sabemos que todos somos personas individuales, con distinta información y conocimientos, por lo tanto, tenemos visiones distintas del mundo y de nosotros (as) mismas (os) y de nuestro país y no sólo eso sino que estas visiones son diferentes de acuerdo a nuestra edad, a nuestra educación y cultura, pero son más o menos similares de acuerdo a las generaciones a las que pertenecemos, pero sobre todo responden a nuestros intereses de personas individuales y de personas colectivas que integran una determinada generación.

Eso significa que vemos el futuro con esas limitaciones, pero es posible pensar que podemos ver el futuro común, más allá de esas barreras, podemos ver el futuro como miembros de la sociedad boliviana a la que pertenecemos. Somos miembros de esta sociedad que se transforma todos los días, de este país que cambia día a día, aunque nos parezca que no pasa nada y que todo sigue igual que antes, que se repite el pasado, la misma historia de siempre. Pensemos que somos una nueva Bolivia en construcción, un país en proceso de cambio, una sociedad diversa que marcha en dirección al futuro de grandeza y dignidad, definitivamente.

La mirada generacional

Las personas mayores de 50 años de edad no miran el futuro del país. Piensan de manera pesimista que dentro de 50 años todo será igual y no estarán vivos, por eso el futuro les es indiferente, sin atractivo, pues ya se piensan muertos. Para que pensar en lo que ocurrirá dentro de 50 años si no lo veré ni lo disfrutaré. El futuro es poco interesante o insignificante, de acuerdo a sus intereses inmediatos, para ellos es más importante lo que ocurrirá ahora, en el transcurso de los próximos 5 años. Para ellos el futuro está relacionado principalmente con su seguridad personal y familiar. Les interesa lo que suceda en los próximos cinco años y esperan pasivamente los beneficios o daños que puedan recibir directamente los siguientes años. Para ellos el país, la sociedad, el futuro, ya no es de su interés, lo dejan para que lo vean otros.

Lo propio sucede con los jóvenes de 20 a 25 años que no miran el país dentro de 50 años, no les interesa lo que ocurrirá a tanta distancia, dicen que para entonces estarán viejos, pues tendrán 70 o 75 años, no piensan ni siquiera en sus pensiones. Su mirada es inmediata, de corto alcance, 5 años a lo máximo 10 años, en los cuales tienen que obtener dinero, propiedades, familia propia, educación, empleo, ingresos, gozar de la vida, esos son sus intereses inmediatos, ese es su futuro personal. El futuro del país puede ser interesante si concuerda con sus intereses, si el cambio los favorece, entonces pensar en el futuro del país en los 5 o los 10 próximos años, el futuro puede ser interesante si pueden participar en las decisiones y en los beneficios del poder y de la riqueza, esto les resulta interesante. Pensar más allá escapa a esta visión de obtención de beneficios personales tangibles. Sólo pueden interesarse si ven beneficios visibles y palpables que los pueden controlar personalmente sino no es atractivo y no les importa.

Estos ejemplos ayudan a ilustrar el comportamiento generacional de la población boliviana y el alcance de sus intereses personales y el interés de reducidas colectividades que pueden tener en el futuro del país. Sí el futuro del país no es de su interés, excepto que esté ligado a sus intereses personales y a sus necesidades inmediatas, no le interesa. La cuestión es resolver sus problemas ahora con su generación, pensar en el futuro o mirar hacia el futuro no les resuelve sus problemas inmediatos, piensan que eso es asunto de los otros que vendrán detrás.

El comportamiento social

La mayor dificultad que enfrenta la sociedad boliviana, en su conjunto, es la indiferencia del futuro, pues su atención está puesta en lo que puede obtener en el presente, en lo inmediato, no piensa en que lo que puede hacer ahora en el presente que le garantice su futuro. Este comportamiento personal y generacional está ligado al pensamiento de corto plazo, a la obtención de beneficios y ganancias en el día, a no perder la oportunidad hoy. No piensan en construir oportunidades hacia adelante. Esa es la lógica de la inmediatez, de los negocios rápidos, de las actividades diarias de vender y comprar, de ganar en cada transacción lo más posible o por lo menos “alguito”. Esa es su noción de éxito social, ganar rápido y gastar pronto. El negocio esta en encontrar actividades que les permitan ganar dinero rápido, comprando y vendiendo con poco esfuerzo, acumular pronto para ampliar el negocio y ganar más y gastar en la compra de bienes raíces con distorsión del mercado.

Este comportamiento colectivo nos convirtió en una sociedad de intermediarios, donde no tiene lugar la constitución de empresas que produzcan bienes, para lo cual se requieren inversiones que tienen que madurar lo cual toma tiempo para generar riqueza en base al trabajo y la reinversión. Esto significa que la inversión productiva no está en la perspectiva de la creación de riqueza con esfuerzo, está fuera de la inversión de ahorros propios que apalanquen ahorros financieros para la producción industrial y manufacturera. Los emprendedores tienen la mirada puesta en el comercio como la actividad más rentable a corto plazo, esto hace que las nuevas ideas no estén dirigidas a la producción, a la creación de nuevo valor sino a la ganancia de la compra-venta de productos y en menor medida de servicios que dan dinero –mucho dinero- pero que no producen riqueza. La innovación no está al servicio de la producción de productos nuevos sino a las técnicas que atraen al comprador con el marketing del consumo, ligado a la importación legal e ilegal (contrabando) en detrimento de la producción nacional.

En esta dinámica no hay lugar ni tiempo para la reflexión ni para la construcción de futuros escenarios posibles o probables, bastan con los análisis de proyecciones de lo inmediato, como sucede con la moda o con las elecciones, ni siquiera se extiende al análisis de tendencias, se queda en los puros indicadores. Por eso es importante pensar en el futuro de país y de las personas, dos razones sustentan esta necesidad: primero, porque eso ayuda a prevenir problemas futuros y evitar desastres críticos para la sociedad y las personas, eso significa comprender lo que puede ocurrir en 5 o 10 años más adelante y qué medidas ternemos que tomar ahora, en el presente para que no ocurran. Segundo, sirve para prepararnos para enfrentar esas situaciones críticas que vendrán en el futuro, y que cuando se presenten no recibir golpes a ciegas, sin saber qué pasó, porque ocurrió: en esto consiste la mirada prospectiva del futuro. Un ejemplo de esta falta de previsión y de respuesta es la recurrencia de las inundaciones y las sequías anuales que no las prevenimos pese a que sabemos que se producirán, con mayor o menor impacto para las poblaciones que son afectadas y los daños materiales que producen en diversas regiones.

Lo importante y lo urgente

En este momento empezamos en el país una nueva gestión de gobierno (tercer mandato) por lo tanto es importante poner la mirada lo que sucederá en el mundo en el quinquenio 2015-2020, independiente de nuestras políticas. Lo importante es pensar en lo que esperamos o lo qué queremos conseguir para nuestro país en este futuro cercano. Tenemos señalados algunos hitos sobre nuestro futuro inmediato, primero, existe un límite temporal que está marcado por la conclusión del periodo de gobierno dentro de cinco años. Segundo, en ese tiempo hay tareas concretas que cumplir, algunas de ellas ya empezaron en los meses o los años pasados y tienen que ser continuadas hasta su total ejecución. Tercero, la gestión de gobierno, que empieza este año 2015 y termina el 2019 tiene un programa de tareas propias de la gestión que encarar y cumplir. Cuarto, hay un enunciado de tareas que tienen que efectuarse porque están relacionadas con el siguiente período: la Agenda Patriótica 2025. Quinto, hay tareas diferidas que están pendientes porque aún no las ejecutamos y son los objetivos estratégicos: conseguir el cambio de la matriz productiva y del patrón primario exportador, ambos son la esencia del proceso de cambio.

Después en el siguiente período gubernamental 2020 – 2025 hay nuevos desafíos, propios de esa gestión que el nuevo gobierno tiene que enfrentar, ese es el futuro del mediano plazo, cuyos principales hitos están marcados por las tareas del bicentenario. ¿Qué esperamos conseguir hasta el bicentenario, en beneficio de la mayoría de la población, cuáles serán los logros diferentes a los ya conseguidos en lo económico, lo social, lo cultural, lo tecnológico, lo científico? ¿Después de 200 años de vida independiente qué país seremos, muy distinto al que conocemos, disgregado en múltiples territorios autónomos sin beneficio para la mayoría de la población, sólo para engordar las oligarquías locales con la misma desigualdad y exclusión social.

Pensemos cuánto hemos avanzado estos 200 años en comparación con los países vecinos y qué hicimos en los últimos años para acercarnos al ideal del vivir bien. ¿Cuanto de la Madre tierra habrá desaparecido con gran parte de sus bosques y aguas, de su biodiversidad y sus recursos naturales? Hasta qué punto se habrán agotado los recursos naturales y 2025 podremos considerarnos un país industrial con la transformación de los recursos naturales que resten o sólo seremos grandes exportadores de materias primas. Después del 2025 qué harán los posteriores gobiernos.

Las tendencias actuales: económicas, geopolíticas, ambientales del mundo señalan que el futuro del mundo está marcado por la incertidumbre, y nosotros somos parte del mundo, pero además tenemos que enfrentar los fallos del proceso de cambio que iniciamos y cuyos resultados no los conocemos porque los encubrimos en mistificaciones como la “transición” y la “bifurcación”, que justifican el estancamiento y la desviación. Las consecuencias de todas las acciones realizadas hasta ahora tienen implicaciones que no sabemos si están articuladas con la consecución de los objetivos del proceso. Vemos que el proceso de cambio avanza con muchas dificultades por los constantes desvíos de sus objetivos, que los disfrazamos de transición. Pese a este juego de ilusiones tenemos que encarar los desafíos del mundo, que se está modificando como resultado de la globalización y los cambios en la geopolítica internacional, donde no tenemos incidencia, pero sufrimos sus consecuencias directas o futuras.

Los Estudios de Prospectiva

Estos estudios son importantes herramientas para la previsión del futuro. Actualmente las utilizan los países para identificar acontecimientos que los afecten y anticiparse a sus impactos principalmente los que sean negativos para sus intereses. Estos estudios son relativamente recientes y son pocos los países que tienen centros de Prospectiva algunas empresas multinacionales efectúan similares en relación al mercado internacional.

Para ilustrar esta importancia es importante ver lo avanzado en los países que iniciaron estudios de prospectiva en ciencia y tecnología en las últimas décadas 1.

• “El Japón empezó a desarrollar la prospectiva, utilizando el método Delphi. En 1971 hizo la primera previsión de lo que podrían alcanzar en 5 áreas tecnológicas en el año 2000 (lo que no se sabe es si han acertaron en sus predicciones). Su última prospectiva tecnológica data de 1991 incluyendo un total de 1.149 tecnologías estudiadas con una cobertura de 30 años.

• El Reino Unido hizo su primer programa en 1993. El resultado del Delphi fue hecho público en 1995, divulgándose sus resultados a empresas, universidades y organismos estatales.

Estados Unidos se sale un poco de las líneas vistas hasta ahora. Se centró más en el estudio de tecnologías críticas (1991).

• En 1989 Holanda empieza sus primeras investigaciones. En 1997 el Gobierno crea un comité de Prospectiva – OCV (Overlegcommisiie verkennigen) con el objetivo de hacer un estudio continuo de las nuevas tecnologías. El método de trabajo se fundamenta en comités de expertos en unos temas determinados. Destacan 2 tipos de prospectiva bien diferenciados: la científica y la tecnológica.

• El interés por estos estudios apareció en Alemania a principios de la década de los 80 y en los 90 han llegado a su consolidación. El trabajo lo dividieron en tres horizontes: A corto plazo (hasta 5 años).A medio plazo (hasta 10 años).A largo plazo (hasta más de 20 años). Análogo al modelo japonés. El mayor problema que tuvieron fue la traducción del japonés al alemán.

• Los objetivos del PT realizado en Australia con un horizonte de 15 años fueron los Posibles cambios de tipo político y social a escala nacional y mundial. Futuras necesidades de empleo en el país de Ciencia y Tecnología. Mirar qué han hecho otros países al respecto y ver su posible adaptación.

Francia destacó la importancia del Esfuerzo constante en I+D. La Promoción de la difusión de los resultados. Valorar la opinión pública. La Existencia de un líder. La Necesidad de iniciativas industriales. El Desarrollo autónomo de determinados sectores.

• El Instituto de Estudios de PT de la Unión Europea tiene su sede en Sevilla desde 1993. El objetivo es ver la incidencia de las nuevas tecnologías en los aspectos sociales (empleo competitividad de la empresa).

Las tecnologías más estudiadas en todos estos países son: los materiales avanzados, la optoelectrónica y Fotónica, Fabricación asistida por ordenador y Biotecnología.

La trayectoria que ha seguido los estudios de prospectiva en el España ha sido bastante irregular, debido a que no se le tenía la importancia que se merece, por eso había pocos expertos en el tema. El primer paso que se dio fue la creación de la Agencia Nacional de Evaluación y Prospectiva (ANEP).

Se plantearon dos enfoques, con los sectores que incluían, para ver cuál tenía más aceptación entre los entendidos: Análisis desde el mercado o el sector de la aplicación: Comunicaciones móviles Multimedia. Análisis desde la Tecnología: Óptica. Materiales avanzados: El primer método ha sido más fácil de llevar que el segundo, aunque el número de estudios realizados han sido escasos.

La necesidad de realizar Estudios de Prospectiva en Bolivia

Los aspectos señalados por el trabajo de Sergio Bitar sobre las tendencias futuras de América Latina y la apretada síntesis del informe de la CIA sobre los escenarios mundiales previsibles en la década 2030 nos ayuda a pensar en el largo plazo, es decir, en las situaciones que enfrentaremos en Bolivia en el futuro, tomando como referencia el 2030, lo cual nos obliga a efectuar trabajos de prospectiva. Debemos empezar primero por la prospectiva del 2020, luego del 2025 y después del 2030, con el propósito de saber qué hacer y cómo prepararnos ahora para lo que ocurrirá en esos momentos en nuestro país y en el mundo.

El proceso de cambio y su continuidad

Recordemos que los objetivos centrales del Cambio de Estructuras socioeconómicas propuestas y aprobadas en las elecciones de 2005, traducidas en el Plan Nacional de desarrollo 2006-2010 son el cambio de la matriz productiva y del patrón primario exportador. La Revolución democrática cultural que confiere el poder político a los movimientos sociales con la hegemonía de las clases sociales subalternas en el Estado Plurinacional en sustitución de la República Colonial con clases y nuevas generaciones con poder de decisión política y económica.

Estas tendencias estructurales de la sociedad y la economía boliviana son la base de los estudios de Prospectiva y Reflexiones del proceso de cambio. En el futuro inmediato hay tareas concretas que están en ejecución o que quedaron pendientes: la conclusión de la infraestructura vial troncal, la construcción de las plantas de petroquímica, (urea, polipropileno) industria de las baterías de litio, ciudad tecnológica, etc. y otras tareas menos concretas en salud, educación, seguridad alimentaria, justicia, seguridad ciudadana, etc. Así el futuro del bicentenario está marcado por los avances del cambio de estructuras conseguidos internamente, por los esfuerzos que hicimos respecto a la descolonización, por los desafíos superados de la desigualdad, por los logros obtenidos en relación a la dependencia externa, frente a la neo colonización de las corporaciones transnacionales a lomo de la globalización del capital.

El futuro incierto

Más allá del bicentenario y de los resultados que obtenga el país hasta entonces, igual tenemos que enfrentarnos al futuro del país en un mundo difuso, de relaciones multipolares marcado por la incertidumbre del poder y el conocimiento, contrastando nuestros avances propios con la vorágine de las transformaciones científicas y tecnológicas del mundo. Esa mirada del futuro es distinta de las dos miradas anteriores. Es una mirada de la incertidumbre global. Este futuro incierto del mundo, nos obliga a considerar la consistencia interna de nuestro cambio de estructuras, de lo que hicimos hasta aquí para enfrentar los desafíos de la incertidumbre de nuestro futuro.

El proceso de cambio y su continuidad

Los objetivos sociales pendientes que están centrados en el cambio de nuestras estructuras socioeconómicas, relacionadas con el cambio de la matriz productiva y cambio del patrón primario exportador.

Los objetivos políticos inconclusos del cambio de poder efectuados por la revolución democrática cultural afincada en los movimientos sociales y su hegemonía en el Estado Plurinacional. Las mutaciones de los actores sociales con poder de decisión política y económica, de las clases y de las generaciones

Las actuales Tendencias Estructurales de la sociedad y la economía boliviana son las bases que nos permiten efectuar la prospectiva del proceso de cambio y las reflexiones sobre los avances del proceso de cambio en función de los Escenarios quinquenales que se establezcan y las estrategias pertinentes que deriven las políticas necesarias.


* Docente Universitario investigador en economía, política, desarrollo y medio ambiente / jovarveg@yahoo.com

1 Ver http://www.prospecti.es/quienes/porque.htm

Tomado de: http://www.la-epoca.com.bo/index.php?opt=front&mod=detalle&id=4737

Pensar en el futuro (Parte I)

Posted on

por: John D. Vargas Vega *
La lectura de los informes de prospectiva, el primero de Sergio Bitar sobre las “Tendencias mundiales y el futuro de América Latina”, y el segundo de la Agencia Central de Inteligencia, sobre las “Tendencias mundiales 2030: nuevos mundos posibles”, ambos publicados el 2014, me indujo a reflexionar sobre la urgencia de pensar en el futuro de nuestro país. Esto porque hace diez años enfrentamos el desafío de elaborar el Plan Nacional de Desarrollo 2006-2010 que orientó la gestión gubernamental de ese período y estableció las directrices del proceso de cambio.

De ahí la importancia de aproximarnos a la temática que abordan estos informes para conocer sus alcances y los instrumentos que utilizan. De momento sólo efectúo una síntesis de sus aspectos relevantes.

El futuro de América Latina y las tendencias mundiales [1]

Sergio Bitar señala que desde hace años, las grandes potencias analizan sistemáticamente las tendencias mundiales y nuevos países se han ido sumando a esta tarea. La mayor capacidad se halla en los Estados Unidos de América, tanto en el Gobierno como en universidades, empresas y centros de investigación privados. El estudio más reciente es “Global Trends 2030: Alternative Worlds”, confeccionado a partir de extensas consultas con expertos de todo el mundo (Consejo Nacional de Inteligencia, 2012). Para su elaboración encomendaron trabajos a muchas instituciones y expertos, cabe mencionar en particular “Envisioning 2030: US Strategy for a Post-Western World” (Manning, 2012).

El informe de Bitar “destaca las principales dimensiones a las que debemos prestar atención en la construcción de futuro, algunas de las cuales se refieren muy directamente a los rasgos de identidad que perfilan el rostro presente de nuestra región: recursos naturales (agua y energía), rupturas tecnológicas, transformaciones demográficas, ciudades, cambio climático y construcción de ciudadanía”. Pero “no basta con identificar estos ejes de transformación sino que resulta indispensable aportar a la construcción de desafíos para la región. Cada rincón del mundo siente estas transformaciones de diferente forma; sus impactos varían en sentido y contenido sin dejar a nadie intacto. La región debe preguntarse sobre los roles, las influencias específicas y las posibles estrategias que deben construirse con un sentido propiamente latinoamericano.

Los países de la región “desconocen los estudios de tendencias mundiales a largo plazo y el análisis de proyectos y programas se suele realizar con una perspectiva exclusivamente nacional, sin contemplar escenarios globales alternativos ni las experiencias de otros países. El diseño de políticas se adapta a tendencias cortas, se basa excesivamente en el mercado y prescinde de programas estructurales que incrementen la productividad, la igualdad y la participación. Esta falta de perspectiva reduce la capacidad de reacción ante sorpresas o acontecimientos inesperados y torna a los países más vulnerables a las vicisitudes futuras”.

En su informe destaca la importancia de los escenarios en base a cuatro evidencias relativas a la región, como sucede con el Internet, que “a comienzos de los años noventa su utilización era limitada y las computadoras eran privilegio de ricos, poco tiempo después, la telefonía celular, la capacidad de transmisión y procesamiento y las computadoras y teléfonos inteligentes hicieron que las comunicaciones crecieran exponencialmente. Produjeron cambios en la economía, las relaciones sociales y la conciencia ciudadana, con lo que se abrieron horizontes insospechados. Era muy difícil imaginar su alcance, pero algunos países, como la República de Corea, se dieron cuenta a tiempo y se pusieron a la cabeza, creando la red de banda ancha más avanzada del mundo y empresas de alcance mundial. Otros, en cambio, pensaron que las cosas ocurrirían linealmente y dejaron a grandes sectores fuera de la conectividad y la banda ancha”.

Se fue acumulando evidencia de que venía una ola monumental. “El impacto de China ha sido favorable para los países de América del Sur, pero sus efectos y oportunidades no han sido bien evaluados y no se diseñan estrategias que anticipen escenarios para aprovechar los beneficios y disminuir los riesgos”. ”Algunos gobiernos subestimaron la crisis asiática de fines de los años noventa, como una sacudida sin mayor repercusión.

Sin embargo, la Crisis financiera se hizo sentir con gran intensidad y desaceleró el crecimiento. Más desconcertante fue la gigantesca crisis financiera que se originó en 2008 en Wall Street y se propagó hacia Europa como reguero de pólvora. Ni en el propio corazón de la mayor potencia financiera mundial se pudo anticipar. El sistema de regulación financiera falló ostensiblemente. América Latina se libró en parte de las graves consecuencias gracias a medidas prudentes que se adoptaron tras la crisis de deuda de los años ochenta y la crisis financiera de los noventa. La causa de la potente onda desestabilizadora radica en parte en la elevada sofisticación de las tecnologías de información y comunicación utilizadas en el sistema financiero, que ocasionaron una propagación inmediata que resultó imposible de contener con los instrumentos administrativos existentes. Es muy probable que persista el peligro de volatilidad y alteraciones sistémicas a largo plazo.

“La información y los estudios del Cambio climático llegaron tarde y no se les otorgó relevancia. Hoy el tema está instalado en la conciencia de las nuevas generaciones y en el centro de las inquietudes de la humanidad. Poco a poco comenzó la promulgación de normativas y se produjo un mayor número de informes y debates. Aun así, escasean los estudios de impacto sobre la agricultura, así como los efectos de eventuales desastres naturales. Las consecuencias siguen siendo imprevisibles, pues no se sabe cuánto aumentará la temperatura del planeta ni si pueden producirse discontinuidades abruptas.

Tendencias mundiales al 2030: nuevos mundos posibles

El informe de la CIA “Tendencias mundiales 2030: nuevos mundos posibles” [2] “vislumbran el declive inevitable de occidente” y de la hegemonía norteamericana hacían el 2030. Los aspectos destacados del mismo están centrados en la tecnología de la comunicación, la concentración de la población en megaurbes, con los consiguientes problemas de abastecimiento de bienes básicos, la necesidad de aplicación de la tecnología avanzada a la producción de alimentos y servicios básicos. La reconfiguración geopolítica con el declive del imperio norteamericano y el ascenso de China, pero sin sustitución por la continuación de la influencia tecnológica [3].

• La Tecnología de la Información (internet) posibilita: Liberación de los individuos-comunidades de los gobiernos vs. Control de los gobiernos sobre los individuos-comunidades. La oposición del No Estado vs el Estado.

• Los espacios territoriales articulados con autonomía y alta concentración poblacional; integración territorial en metrópolis con problemas de provisión de alimentos, agua potable, locomoción masiva, vivienda multifamiliar.

• La aplicación de tecnologías de punta a la producción de: alimentos, vestuario, equipamiento de salud y educación, vivienda y transporte, salud pública y saneamiento básico.

• La declinación del imperio norteamericano vs el ascenso de China + países emergentes (BRICS), globalización de la economía con deterioro del medioambiente.

• La constitución del poder mundial (reconfiguración geopolítica con multipolaridad).

• El aumento de la población a 8500 Millones con necesidades de alimentos, agua potable, energía, empleo, ingresos, vivienda, desechos sólidos y vertidos líquidos.

• No reemplazo del imperio y continúa su influencia con tecnología.

Los escenarios

• Empieza la fase final de cinco siglos de dominación occidental del mundo. USA seguirá siendo una de las principales potencias planetarias, pero perderá su hegemonía económica en favor de China.

• En la economía mundial occidente perderá más de la mitad de su preponderancia económica, o sea, que en menos de 20 años del 56% de hoy va a pasar a un 25% en 2030. En Europa la crisis durará al menos un decenio, es decir hasta 2023. La emergencia de China como segunda economía mundial pasará a convertirse en la primera economía.

• Los BRICS (Brasil, Rusia, la India, China y Sudáfrica) se instalan en segunda línea compitiendo directamente con los antiguos imperios dominantes del grupo JAFRU (Japón, Alemania, Francia, Reino Unido). Países que son potencias intermedias, con demografías en alza y fuertes tasas de crecimiento económico, se convertirán también en polos hegemónicos regionales y con tendencia a transformarse en un grupo de influencia mundial, el CINETV (Colombia, Indonesia, Nigeria, Etiopía, Turquía, Vietnam).

• En el nuevo sistema internacional, algunas de las mayores colectividades del mundo ya no serán países sino individuos en comunidades congregadas y vinculadas entre sí por Internet y las redes sociales.

• Las estructuras de poder se difuminarán gracias al acceso universal a la red y el uso de nuevas herramientas digitales.

• La generalización del acceso a la red y la universalización del uso de las nuevas tecnologías permitirán a la ciudadanía alcanzar altas cuotas de libertad y desafiar a sus representantes políticos.

• Las herramientas electrónicas proporcionarán a los gobiernos “una capacidad sin precedentes para vigilar a sus ciudadanos”.

Las previsiones

El informe “Global Trends2030. Alternative Worlds” resumido por los autores tiene esta traducción libre:

“Un mayor énfasis en el papel de Estados Unidos en el sistema internacional. Trabajos anteriores asumieron la centralidad estadounidense, dejando a los lectores “vulnerables” preguntarse acerca de la “dinámica crítica” de todo el papel de Estados Unidos.

Una de las cuestiones que son clave para GT 2030 fue “cómo otras potencias responderían a una disminución o una decisiva reafirmación del poder de Estados Unidos.” Los autores del estudio pensaron que ambos resultados deben abordarse porque son posibles y necesarios.

Es necesaria una comprensión más clara de las unidades centrales en el sistema internacional. Trabajos anteriores detallan el ascenso gradual de los actores no estatales, pero no aclararon cómo vimos el papel de los estados frente a los actores no estatales. Los revisores sugirieron que nos adentráramos más en la dinámica de la gobernabilidad y explorar las complicadas relaciones entre un conjunto diverso de actores.

Se trabaja en una mejor comprensión del tiempo y la velocidad pasados y las Tendencias Mundiales, se “previó correctamente la dirección de los vectores de China hasta Rusia hacia abajo.

Pero el poder de China se ha incrementado consistentemente más rápido de lo esperado… Una lectura completa de los cuatro informes deja una fuerte impresión de que [nosotros] tendemos hacia la subestimación de las tasas de cambio…”

es necesaria una mayor discusión de las crisis y discontinuidades. Los revisores consideraron que el uso de la palabra “tendencias” en los títulos sugiere más continuidad que cambio. GT 2025, sin embargo, “con su atención en términos enérgicos a la probabilidad de choques y discontinuidades significativas, coquetea con una revisión radical de este punto de vista.” Los autores recomiendan el desarrollo de un marco para la comprensión de las relaciones entre las tendencias, las discontinuidades y las crisis.

Una mayor atención a la ideología. Los autores del estudio admitieron que “la ideología es un concepto difuso y frustrante… difícil de definir… e igualmente difíciles de medir. “Estuvieron de acuerdo en que los grandes” ismos “como el fascismo y el comunismo no podrían estar en el horizonte. Sin embargo, “los cambios político-psicosocial más pequeños que a menudo no van bajo el paraguas de la ideología, pero impulsan el comportamiento” deben ser un foco de análisis.

Se requiere más comprensión de las consecuencias de segundo y tercer orden. Tratar de identificar los desequilibrios que se avecinan puede ser uno de los enfoques. Otra sugerencia fue más ejercicios de juegos de guerra o de simulación para entender posibles dinámicas entre los actores internacionales en los puntos de inflexión crucial.”

El informe obviamente responde a los intereses de Estados Unidos y su temor ante la pérdida de hegemonía por la explosión de los no Estados y no países sustentados en las expansivas comunidades virtuales relacionadas por internet y las redes sociales, en mérito a que 1000 millones de individuos están vinculados a través de Facebook y 800 millones mediante Twitter. Por lo mismo es importante tomar en cuenta estos datos para tener nuestra propia mirada a cerca de los que puede ocurrir el 2030, en relación a la expansión de estas comunidades virtuales en el mundo y su impacto en nuestro país.

El informe señala que la libertad de acceso a la red y la universalización del uso de nuevas tecnologías generan tensiones entre la sociedad civil y los gobiernos sin antecedentes, similares a los años pasados, como ocurrió en diferentes lugares del mundo por ejemplo Egipto, los indignados, etc. Al mismo tiempo que estas herramientas electrónicas proporcionan a los gobiernos una “capacidad sin precedentes para vigilar a sus ciudadanos.

Indica que los magnates del internet como Google y Facebook tienen inmensas bases de datos y manejan en tiempo real más información que muchos gobiernos. La CIA recomienda enfrentar esta amenaza de las grandes corporaciones de internet con el Spetial Collection Service, un servicio de inteligencia ultra secreto, administrado conjuntamente por a NSA National Security y el SCE Sevice Cryptologic Elementos de las fuerzas armadas, especializado en la captación clandestina de informaciones electromagnéticas, porque el peligro es que un grupo de empresas privadas puede condicionar el comportamiento a gran escala de la población mundial incluso de las entidades gubernamentales.

 

La declinación de USA no se debe a causas externas sino a su crisis interna: la quiebra económica que arrastra desde 2007 empezó con los sub prime. Para la CIA la geopolítica imperial debe interesarse por nuevos fenómenos que no poseen carácter militar, es decir, por peligros que no son militares: cambio climático, conflictos económicos, crimen organizado, guerras electrónicas, agotamiento de recursos naturales, por ejemplo el agua dulce que disminuye aceleradamente. La CIA calcula que en 2030 el 60% de la población mundial tendrá problemas de abastecimiento de agua (conflictos hídricos). Al mismo tiempo considera que el petróleo quizás no se agotará con la tecnología de la fracturación hidráulica que reduce los costos de producción y permite la autosuficiencia a USA, ahora de gas y el 2030 de petróleo,(no menciona el fuerte impacto ambiental y el elevado consumo de agua y la que se contamina) o sea, esta ventaja abarata la producción manufacturera y por eso el informe recomienda la relocalización de industrias que se encuentran en el exterior (China, México, los países del sudeste asiático). No importa que problema causa esto a los productores de petróleo en el mundo, ni al medio ambiente, lo importante es que aumenta la competitividad global de USA.

 

En 2030 el 60% de las personas vivirá en las ciudades. Con la reducción de la pobreza, las clases medias pasaran de 1.000 a 3.000 millones de personas se triplicarán y serán dominantes. Esto tendrá múltiples efectos, entre ellos el cambio general en los hábitos alimentarios y culinarios, en particular el aumento del consumo de carne a escala planetaria, lo cual agravará la crisis medioambiental, porque se multiplicará la cría de ganado, de cerdos y de aves, esto supone un alto consumo de agua, de pastos, de fertilizantes y de energía para producir piensos.

 

El informe de la CIA anuncia que el 2030 los habitantes del planeta seremos 8.400 millones y que el aumento demográfico disminuirá debido a la inversión de la pirámide demográfica. Esto significa el envejecimiento general de la población mundial, con la reducción de la natalidad en todos los continentes menos en África. Tomar conciencia de las rápidas evoluciones en curso y reflexionar sobre la necesidad de intervenir cada uno de nosotros para fijar el rumbo futuro es la tarea indispensable para construir un futuro más equitativo y beneficioso para todos.

 


 

* Docente Universitario investigador en economía, política, desarrollo y medio ambiente. / jovarveg@yahoo.com

 

1 CEPAL, enero de 2014. Este documento fue preparado por Sergio Bitar, Director del programa Tendencias Globales y el Futuro de América Latina del Inter-American Dialogue, Presidente de la Fundación por la Democracia.

 

2 Global Trends 2030. Alternative Worlds elaborado por National Intelligence Council (NIC), diciembre de 2012. la oficina de análisis y de anticipación geopolítica y económica de la Central Intelligence Agency (CIA).

 

3 Ver Ignacio Ramonet Le Monde Diplomatic, 2013. El informe estratégico del NIC es revisado por todas las agencias de inteligencia de EE.UU. Es útil porque resulta de una puesta en común de estudios elaborados por expertos independientes de varias universidades y de otros países (Europa, China, la India, África, América Latina, mundo árabe-musulmán, etc.) sirve de consulta a todas las cancillerías de los países.

Tomado de: http://www.la-epoca.com.bo/index.php?opt=front&mod=detalle&id=4720