-

Día: 9 julio, 2015

Evo Morales obsequia a Francisco un Cristo sobre la hoz y el martillo

Posted on

El presidente de Bolivia, Evo Morales, obsequió al papa Francisco un peculiar crucifijo tallado en madera sobre la hoz y el martillo, símbolo del comunismo, durante una reunión que ambos sostuvieron este miércoles por la noche en la Casa de Gobierno y que fue transmitida por TV.

La talla contenía la imagen de un Cristo crucificado en el mango del martillo, según mostraron imágenes de la televisión estatal.

Morales se define como socialista y representa una corriente regional conocida como “Socialismo del siglo XXI”, que también profesan los gobiernos de Venezuela y Ecuador.

Junto a ese obsequio, el mandatario boliviano entregó también al pontífice un ejemplar del “Libro del Mar”, editado por el gobierno de Bolivia, que contiene un resumen histórico de la centenaria demanda del país andino contra Chile, que se dilucida en la Corte Internacional de La Haya.

Ya Morales había hecho alusión al tema marítimo en su discurso de bienvenida al papa en el aeropuerto de la ciudad de El Alto, ocasión en la que asimismo le obsequió una ‘chuspa’, una pequeña bolsa de tejido andino.

En el encuentro en la Casa de Gobierno, Morales también entregó al papa Francisco el Cóndor de los Andes, la condecoración máxima del país.

En retribución, el Obispo de Roma obsequió a Morales una reproducción del mosaico “Salus Populi Romani”, una imagen de la virgen con el niño en brazos, que desde 1611 ocupa la magnífica capilla Paulina de la Basílica papal de Santa María la Mayor.

Ecuador ante otra cruzada injerencista del imperio

Posted on

Tomado de Cambio 7/7/2015

Joaquín Santander

Ecuador vive días tensos desde el pasado 8 de junio, cuando grupos opositores al presidente Rafael Correa iniciaron protestas e intentos de desestabilización, con el objetivo expreso de revertir el orden constitucional en el país.

Desde entonces, el jefe de Estado ha reiterado los llamados al diálogo, sin encontrar respuestas en los organizadores de las movilizaciones, las cuales, en los últimos días, amenazaron con llegar al Palacio de Carondelet, sede del Ejecutivo, aunque agentes del orden malograron sus intenciones.

Correa, con la ecuanimidad que lo caracterizó desde su llegada al poder, conminó a los cabecillas de la intentona desestabilizadora a derrotarlo en las urnas dentro de dos años, sin que sus palabras encontraran eco en las turbas enardecidas, que intentan hacerse con el control de las calles.

El mandatario alertó sobre planes golpistas y denunció una gran marcha hacia la capital, desde diferentes ciudades del país, promovida por alcaldes opositores, los cuales no han reparado en gastos con tal de dejar en evidencia al jefe de Estado.

Mientras el Presidente advirtió que el país está listo para defender la Revolución Ciudadana, pero aclaró que no apelará a la violencia, sino a la paz y a la democracia, en tanto recalcó que los opositores saben que en las urnas no podrán derrotar el empuje del proceso revolucionario.

Correa recordó incluso que, aunque retiró temporalmente los proyectos de Ley de Herencia y Plusvalía, los supuestos detonantes de las protestas, porque afectarían al dos por ciento del sector más rico de la población, la oposición quiere romper el ambiente democrático en Ecuador.

La situación en Quito encontró eco en diferentes lugares de la región y el mundo y muchas voces se levantaron para respaldar a Correa y en defensa de la Revolución Ciudadana, con la advertencia de que las recientes manifestaciones y amenazas de paralizar la nación para desequilibrarla son prácticas recurrentes en los estados progresistas de la región.

Situaciones similares se produjeron en Brasil, Venezuela y Argentina en fechas recientes, sin que lograran conseguir sus objetivos, en medio de un despliegue mediático enorme, con la intención de crear una sensación de caos e ingobernabilidad, promovido por intereses externos y grupos de poder.

Ecuador, en medio de la visita del papa Francisco, vive rumores de golpe de Estado, a pesar de la exhortación a la tranquilidad transmitida por el Sumo Pontífice, quien hizo votos por el retorno a la tranquilidad en el país.

La marcha de Su Santidad, sin embargo, puede volver a avivar los intentos de desestabilización, el regreso a las calles de quienes se oponen al gobierno constitucional de Rafael Correa, para intentar provocar su derrocamiento y el retroceso de una sociedad que avanzó a pasos agigantados en los últimos años y que logró conquistas sociales trascendentales.

Ecuador se convirtió en la basura en el ojo para el imperio y las oligarquías de la región y desde ellos nacen los intentos por ponerle fin a un proceso que prioriza a las mayorías, tal como intentan o intentaron hacer en otras naciones de la región. Solo falta ver si lo lograrán.

¿Por qué la NED esconde quienes reciben sus fondos en Ecuador?

Posted on

Por Luis Miguel Rosales
Por todos es conocido que una de las principales instituciones subversivas norteamericanas, muy vinculada a procesos identificados como “golpes suaves”, es la National Endowment for Democracy (NED).
Años atrás, cuando esta institución publicaba sus informes anuales, en el caso de Ecuador aparecían reflejados cuáles organizaciones no gubernamentales, fundaciones y centros ecuatorianos recibían fondos de ella y cuáles eran sus objetivos. Por ejemplo, en el año 2008 se reflejaban instituciones como la Asociación de Mujeres Municipalistas del Ecuador (AMUME), el Instituto Ecuatoriano de Economía Política (IEEP), FUNDAMEDIOS, el Consejo de Coordinación Política Afro del Ecuador, el Centro Ecuatoriano de Derecho Ambiental (CEDA), el Centro Sobre Derechos y Sociedad (CIDES), la Fundación Acción para el Desarrollo Comunitario (ACDECOM) y la Fundación Q’ellkaj, por solo mencionar algunas, de las que allí funcionaban.
Pero antes las denuncias, como el artículo del académico ecuatoriano Mario Ramos, titulado “Algunos elementos sobre la estrategia de la oposición desestabilizadora” y las denuncias públicas de importantes funcionarios políticos ecuatorianos, como el propio presidente Rafael Correa, al parecer la NED ha cambiado su estrategia en el caso de Ecuador, evitando informar cuáles son las instituciones y ONG´s ecuatorianas que reciben su dinero para desarrollar proyectos, en su gran mayoría tendientes a restarle apoyo al gobierno nacional, identificar y preparar supuestos líderes que pueden ser utilizados en campañas contra el gobierno o denunciar supuestas violaciones de los derechos humanos en Ecuador, utilizando para ello a los principales medios de la oligarquía nacional.
En el informe del trabajo de la NED del 2012 se comenzó a eliminar los nombres de sus receptores de dinero en ese país, mencionando solamente de manera muy sutil cuáles son los objetivos de ese financiamiento, con denominaciones como responsabilidad ciudadana, libertad de información, respeto a los derechos humanos, fortalecimiento de ONG y procesos políticos. En ese año llegaron a invertir en Ecuador, públicamente, 882 936 dólares. La cifra puede parecer irrisoria, pero a ella deben sumarse las partidas destinadas por otras instituciones y/o agencias subversivas norteamericanas como el Instituto Republicano Internacional (IRI, por sus siglas en inglés), Instituto Nacional Demócrata (NDI) y la Agencia de EE.UU. para el Desarrollo Internacional (USAID); así como el dinero que la oligarquía nativa también destina a desestabilizar el gobierno de Correa.
Más reciente en el tiempo, en el informe correspondiente al año 2014 se mantuvo la misma tónica. Ese fue un año donde el dinero de la NED creció hasta la cifra de 1 073 045 dólares y si desmontamos la terminología utilizada en esa publicación, encontramos que ese dinero se destinó a fomentar programas de participación ciudadana que puedan ser dirigidos a presionar al gobierno, entrenamientos para cuestionar al gobierno en relación al uso de los recursos, promover campañas de denuncias de supuestos casos de corrupción en el gobierno, promover representantes de gobiernos locales o regionales destacados como figuras opositoras, promover líderes opositores, en especial dentro de la juventud y los indígenas.
Lo mejor del informe creo que está relacionado con el dinero destinado a la supuesta libertad de información, que en el caso de Ecuador está más relacionado con la desinformación y la promoción de campañas a través de los mas media oligárquicos denunciando al gobierno como violador de la libertad de prensa y de expresión, tratando de satanizarlo y apoyar acciones desestabilizadoras en su contra. ¿Recuerdan lo sucedido el 30 de septiembre de 2010? Para este supuesto programa de apoyo de la libertad de información el dinero destinado fue de $89 232, a lo cual hay que agregarle $36 000 para la promoción del “periodismo investigativo”. Pero no imaginemos que ese dinero se utilizó para investigar denuncias de corrupción que involucren a figuras de la oposición como Jaime Nebot o las relaciones sospechosas con la embajada norteamericana de la líder “indígena” Lourdes Tibán, cuyo hermano estuvo involucrado en el fallido Golpe de Estado del 2010. No, para nada, ese dinero se invirtió contra el gobierno de Rafael Correa.
Los ecuatorianos debían cuestionarse por qué la NED ahora protege a sus beneficiarios en Ecuador. ¿Por qué tanto en interés en evitar que se conozcan las instituciones o figuras que en Ecuador reciben dinero de una de las principales instituciones subversivas yanquis? Creo que hay muchas cosas sospechosas aquí y muchos pudieran sorprenderse cuando salga a la luz pública la verdad. Pero sí estoy seguro que hay algo claro, detrás de todas las protestas contra el gobierno de Correa está la mano de la NED.
Para concluir solo alertar al pueblo ecuatoriano, a esa inmensa mayoría que apoya a la Revolución Ciudadana, que todo indica que está en marcha en su país un “golpe suave” para derrocar al gobierno de Correa. Se están cumpliendo al pie de la letra las etapa predeterminadas y cínicamente divulgadas por Gene Sharp para la desestabilización.
No dejarnos que ganen esta guerra sucia que le hacen al pueblo ecuatoriano es tarea de todos.

EE.UU. pagó 2 mil millones de dólares para subvertir el orden democrático en Ecuador

Posted on

Por: Resumen Latinoamericano

“Siempre hemos sido una revolución de paz, aquí estamos pacíficos pero firmes”, declaró la parlamentaria María Augusta Calle.  La asambleísta ecuatoriana, María Augusta Calle, sostiene que Estados Unidos habría invertido la exorbitante cifra con el fin de “Fortalecer la democracia en Venezuela, Ecuador y Cuba”, propuesta que debía dar resultado en 180 días.

Calle, declaró que en Ecuador se está intentando aplicar la misma estrategia golpista que se intentó en Venezuela, para derrocar definitivamente la Revolución Ciudadana del Presidente Rafael Correa. Señaló también que lo que sucede es un caos planificado estratégicamente. Asegura que hace dos meses el parlamento de Estado Unidos aprobó una presupuesto de dos mil millones de dólares para desestabilizar Ecuador.

“Creo que están trabajando muy rápidamente para ver si al menos aquí en Ecuador logran romper el orden democrático”, precisó Calle.


Ecuador: Presentan pruebas por hechos violentos de la oposición

La parlamentaria de Alianza País agregó que desde hace tres semanas se vivía en paz y ahora “la oposición llamaba a romper el orden constitucional, agredir a la policía y tomar el Palacio para destituir al presidente Correa”. “Esta es una revolución que se ha caracterizado por hacer transformaciones profundas y en paz y no queremos que la confrontación se vuelva parte de la cotidianidad de nuestro país”, manifiesta Calle.

La asambleísta afirma que con el pretexto de la Ley de Herencia se busca generar conflictos, a lo que agregó “Esta ley no podría representar temor a ninguna persona, pero se manipuló y se mintió, generando temor en la población”, por ese motivo el presidente ecuatoriano decidió retirar el ley para garantizar el completo conocimiento del proyecto por parte del pueblo y llamar a una discusión nacional. “Cuando la gente comenzó a darse cuenta de que había sido manipulada y engañada, bajó la oposición a la ley y la derecha comenzó a sacar otras cosas, para tratar de mantener el ambiente”, dijo la asambleísta.

Calle comentó que aunque el gobierno ecuatoriano ha propuesto la mesa para el diálogo con todos los sectores “hay espacios que no lo van a hacer, porque el plan es derrocar al presidente” y no cambiarán la técnica, lamentó la diputada. Siempre hemos sido una revolución de paz, aquí estamos pacíficos pero firmes, y no vamos a permitir que un pequeño sector de la clase medio alta quiera rompernos de este país que nos ha costado mucho reconstruirlo durante estos ocho años de gobierno, esta revolución la sostendrá la mayoría del pueblo.

Discurso del presidente Correa a la llegada del papa Francisco a Ecuador

Posted on

Discurso pronunciado por el presidente Rafael Correa en la pista del aeropuerto Mariscal Sucre el 5 de julio de 2015, a la llegada a Quito del papa Francisco.
“Bienvenido, papa Francisco, a nuestra América, a su América, a este tesoro de la Patria Grande, llamado Ecuador, que lo recibe con los corazones de todos los ecuatorianos desbordantes de alegría y esperanza. Bienvenido al país megadiverso más compacto del mundo. Por su ubicación geográfica, Ecuador es el ecocentro del planeta. Bienvenido a Quito, primer Patrimonio Cultural del Planeta y Capital de Sudamérica. Somos orgullosos de un mestizaje luminoso, somos geografía multicolor y tierra germinadora de pensamientos y acciones revolucionarias de quienes como usted, nos exasperamos por la injusticia y la exclusión.
Ecuador ama la vida. Nuestra Constitución obliga a reconocer y garantizar la vida, incluido el cuidado y protección desde la concepción. Establece reconocer y proteger a la familia como núcleo fundamental de la sociedad y nos compromete profundamente a cuidar nuestra casa común, al ser la primera Constitución en la historia de la humanidad en otorgar derechos a la naturaleza. El 20% de nuestro territorio está protegido en 44 reservas y parques naturales. La gama multicolor de nuestra flora y fauna se complementa y enriquece más con la diversidad de nuestras culturas humanas. Tenemos además de una mayoría mestiza, 14 nacionalidades indígenas con sus correspondientes lenguas ancestrales, incluyendo a dos pueblos no contactados, que han preferido el aislamiento voluntario en el corazón de la selva virgen. Nuestra Constitución define al Ecuador como un Estado unitario, pero plurinacional y multicultural. Los argentinos muy orgullosos dicen ‘El papa es argentino’; mi querida amiga Dilma Rousseff, presidenta de Brasil, dice ‘Bueno, el Papa será argentino, pero Dios es brasileño’. Por supuesto que el Papa es argentino, probablemente Dios es brasileño, pero de seguro el paraíso es ecuatoriano’. Bienvenido, Su Santidad.
Querido Santo Padre, el gran pecado social de nuestra América es la injusticia. ¿Cómo podemos llamarnos el continente más cristiano del mundo, siendo a su vez el más desigual? Cuando uno de los signos más recurrentes en el Evangelio es compartir el pan. Por eso los obispos latinoamericanos, reunidos en Puebla hace 40 años, nos decían ‘Vemos a la luz de la fe como un escándalo y una contradicción con el ser cristiano, la creciente brecha entre ricos y pobres’. Nos llamamos un continente de paz, pero la insultante opulencia de unos pocos al lado de la más intolerable pobreza son también balas cotidianas en contra de la dignidad humana.
Usted, como un gigante moral para creyentes y no creyentes, nos dijo a los jefes de Estado reunidos en la Cumbre de las Américas en Panamá –cito- ‘la inequidad, la injusticia, la injusta distribución de las riquezas y de los recursos es fuente de conflictos entre los pueblos, porque supone que el progreso de unos se construye sobre el necesario sacrificio de otros, y que para poder vivir dignamente hay que luchar contra los demás. El bienestar así logrado es injusto en su raíz y atenta contra la dignidad de las personas’. Y agregó que mientras no se logre una justa distribución de la riqueza no se resolverán los males de nuestra sociedad. Nos insistió que la pobreza no se eliminará con limosnas, sino con justicia, al sostener que la teoría del goteo o del derrame se ha revelado falaz. No es suficiente esperar que los pobres recojan las migajas que han tirado los ricos.
Por ello, con claridad, usted sostiene que tiene que exigirse la distribución de la riqueza. Estas injusticias claman al cielo. La fundamental cuestión moral en América Latina es precisamente la cuestión social, más aún si por primera vez en la historia, la pobreza y la miseria en nuestro continente, no son consecuencia de la falta de recursos, sino de sistemas políticos, sociales y económicos perversos.
En ese maravilloso regalo que usted ha dado a la humanidad, su encíclica ‘Laudato si’, nos dice que la política no debe someterse a la economía y que necesitamos imperiosamente que la política y la economía en diálogo se coloquen decididamente al servicio de la vida, especialmente de la vida humana. Nos recuerda a todos los fieles que la tradición cristiana nunca reconoció como absoluto o intocable el derecho a la propiedad privada y subrayó la función social de cualquier forma de propiedad privada. Cita en su encíclica las palabras de San Juan Pablo II, quien nos visitó hace 30 años, cuando dice ‘Dios ha dado la tierra a todo el género humano, para que ella sustente a todos sus habitantes, sin excluir a nadie ni privilegiar a ninguno’ y que –añade- la Iglesia defiende sí el derecho a la propiedad privada, pero enseña con no menor claridad que toda propiedad privada grava siempre una hipoteca social para que los bienes sirvan a la destinación general que Dios les ha dado.
Usted ha denunciado con fuerza la tragedia de la migración, la cual bien conoce nuestro país. No entiendo, Santo Padre, cómo los países ricos, muchos de ellos mayoritariamente cristianos, podrán justificar éticamente a la futuras generaciones la búsquedas cada vez mayor de mayor movilidad para mercancías y capitales, al mismo tiempo, que penaliza, e incluso criminaliza la principal de las movilidades, la movilidad humana. La solución, como tantas veces lo ha sugerido usted, no es más fronteras; es solidaridad, es humanidad, y crear las condiciones de prosperidad y paz que desincentiven a las personas a migrar. Vivimos, Santo Padre, una globalización inhumana y cruel, totalmente en función del capital y no de los seres humanos, ya que no busca no busca ciudadanos globales, sino tan solo consumidores globales. No busca crear una sociedad planetaria, sino tan solo crear mercados planetarios. Y que, sin adecuados mecanismo de control y gobernanta, puede destrozar países, como también lo menciona en su encíclica.
Santo Padre, el orden global no solo es injusto, sino inmoral. Todo está en función del más poderoso y los dobles estándares cunden por doquier. Los bienes ambientales producidos por países pobres deben ser gratuitos; los bienes públicos, producidos por los países hegemónicos como el conocimiento, la ciencia y la tecnología, deben privatizarse y ser pagados. Usted en su encíclica cuestiona el estilo de vida de los países ricos por insostenible y antihumano. Y acertadamente nos habla de la deuda ecológica que estos países tienen con los países pobres. La mejor forma de enfrentar este injusto orden mundial es con la unidad de nuestros pueblos. La construcción de la Patria Grande es impostergable, tal vez los europeos tendrán que explicar a sus hijos porqué se unieron, pero nosotros tendremos que explicarles a los nuestros porqué nos demoramos tanto. Santo Padre, en lo personal, jamás acabaré de darle gracias a Dios y a la vida por todos los privilegios que me ha dado. Entre ellos poder conocerlo y recibirlo en mi patria. El Evangelio dice ‘donde está tu tesoro, está tu corazón’. Tenga la seguridad que mi tesoro no es el poder, sino el servicio. Tener un país sin miseria, pero también sin lujuriosos derroches, un país que supere la cultura de la indiferencia, donde se acaben los descartables de la sociedad. En la cual trabajemos para los hijos de todos y así, juntos, alcancemos el Buen Vivir, el Sumak Kawsay de nuestros pueblos ancestrales.
La doctrina social de la Iglesia nos dice que el bien común es la razón de ser de la autoridad política. Es ese bien común el que hemos tratado de construir en Ecuador desde hace ocho años, considerando –cito- ‘al prójimo como otro yo’, cuidando primero de su vida y de los medios para vivirla dignamente, como nos dice la Constitución Pastoral. La Conferencia Episcopal Latinoamericana, reunida en Medellín, nos decía hace casi medio siglo ‘el Episcopado Latinoamericano no puede quedar indiferente ante las tremendas injusticias sociales existentes en América Latina, que mantienen a la mayoría de nuestros pueblos en una dolorosa pobreza cercana en muchos casos a la inhumana miseria. Un zurdo clamor brota de millones de hombres pidiendo a sus pastores una liberación que no les llega de ninguna parte’.
Gracias a Dios la Iglesia latinoamericana nos ha dado extraordinarios pastores, como Monseñor Óscar Arnulfo Romero, mártir de nuestra América recientemente beatificado por usted; nuestro Leonidas Proaño, el obispo de los indios, quien luchó por la verdad, por la vida, por la libertad, por la justicia, los valores del reino de Dios –como él los llamaba-. Nos dio un Hélder Câmara, ‘cuando doy de comer a los pobres me llaman Santo; cuando pregunto por qué hay pobres, me llaman comunista. Ahora esa iglesia nos la da usted, Francisco, el primer papa latinoamericano’, con su mensaje profético que si alguien quisiera callar, lo gritarán hasta las piedras.
Bienvenido a su casa, Santo Padre”.